03/01/2013 | Analisis

Daniel: entre Scioli y Pérez Pícaro

TOMANDO UN CURSO ACELERADO DE AJEDREZ

Daniel: entre Scioli y Pérez Pícaro

Si Cristina Kirchner quiere conseguir la reforma constitucional, para buscar ser re reelecta, necesita imperiosamente hacer una muy buena elección legislativa en la Provincia de Buenos Aires.

El proyecto de encabezar las listas con Sor Alicia sigue, hasta el momento, sin poder remontar módicos 18 puntos (precio de amigo).

Si continúa carreteando y no levanta, fundirá turbina en el intento.

Hacen falta Scioli y/o Massa, a la cabeza. Y el apellido Kirchner relegado a un simbólico segundo o tercer lugar en la servilleta de bancas. Después puede aparecer cualquiera, usted ya sabe, desde Boneco de Lolo hasta Copani.


Sergio la toca, la pisa y la amassa

 

El Dúo de DOS, Daniel o Sergio, (mote de Asís, siempre certero), sigue cerca del MontoPj apenas desde el formalismo institucional, pero cada vez más cerca del DiestroPj, desde la lógica del salto al bote.

Massa no tiene demasiados problemas a la vista. Es Marangoni.

Sacude de entrada, recupera el aire, sale tocando y, cuando hace falta, mete el foul táctico y dice que fue a la pelota, evitando la amarilla.

Y si el partido pinta hasta se te hace enganche y pisa el área. Juega.

Puede quedarse en Tigre hasta 2015, para recién ahí, con 43 años de edad, intentar la gobernación de la Provincia. Puede repetir la testimonial de 2009 ya que la ciudadanía, como a Scioli, no parece haberle pasado ninguna factura por aquella avivada constitucionalmente periférica, y dicen que no hay dos sin tres. Puede incluso apostar a la continuidad del dueto y ser el 2 de Scioli en 2015.

Es decir, tiene un racimo de caminos por tomar. Cualquiera de ellos lo deja dentro del once titular.


Daniel Osvaldo Pérez Pícaro

 

El que no la tiene tan sencilla es Scioli.

Porque no le sirve una Cristina arrasadora en la provincia, y cerca de conseguir una reforma. Pero tampoco puede ir a menos, porque una abrupta caída de la dama, puede arrastrarlo.

Deberá pensar muy bien Scioli su eventual testimonial de 2013. Para no repetir aquél error del quincho en Posadas y Callao. Que estaba hermoso con su techo de paja uniendo dos edificios, pero se prendió fuego y murió gente.

Las decisiones que tome deberán ser más propias de la competencia, que de su padre. Le conviene ser menos Scioli y más Héctor Pérez Pícaro.

El "rompimiento" de Daniel con el MontoPj ya se asemeja a la candidatura del Lole o al fin del mundo. Todos lo esperan pero nunca acontece.

Pero uno se pregunta, para qué romper si así le va fantástico?

Y aquí se torna necesario citar nuevamente al Profesor Asís, que dicta la cátedra histórico-literaria Peronismo IV desde su blog. Scioli es el Lázaro Costa del peronismo. Acompaña presidentes casi con ternura hasta la puerta del cementerio, pero se queda siempre afuera.

Perfectamente puede acompañar a la señora, con gentileza, y hasta sostenerle la escalera del Tango cuando emprenda su vuelo al exilio cercano del Calafate.

El otro problema de Daniel no está en romper, sino en lo que le sentarán en las bancas.

Cristina debe llenar las listas de cámporos, único reaseguro de fidelidad postrera.

Acompañados por los varios nuevos jueces, nombrados desde la discreción del fin de año, en defensa propia.

Por cuestiones generacionales, si no instala a sus querubines diestramente, esta década de revolución nacional y popular habrá sido en vano. Y su lugar en el mundo pasará a ser, posiblemente, Comodoro Py.

Son los que aparecerán en las listas, prolijamente ocultos tras Boneco y Copani. Los desconocidos de siempre. Unos que votan y otros que juzgan. O embarran, según sea necesario.

Pero esa instalación de los talibanes de Burgerking, a Scioli, le complicará tanto la gobernación hasta 2015 cuanto una futura presidencia, porque muchos se quedarán ahí hasta el ´17. (La desgracia).

Una jugada maestra sería encabezar las listas y asumir. Para realizar el armado político final desde una poco exigente banca, y tirarle la provincia a Mariotto, en un turbulento fin de ciclo que le quedará mejor al arrebatado subteniente de Lomas. Para sellar adecuadamente su breve paso por la historia, con otro fracaso.

La puja se dilucidará dentro de pocos meses, al momento de sentarse a delinear las listas.

Y ese será el momento de observar, atentamente, si el hombre tiene el temple requerido, o si también será, acaso, un candidato presidencial de mentiritas.

 

Fabián Ferrante

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo


03 de Enero de 2013


A la viuda negra,le exploto todo,los aumento.y la bipolaridad
La fragata en Mar del Plata,si no encalla en el puerto.Es que la reina habre la boca sin saber lo que pasa.el puerto es un tema.
Muero de risa con pensar que encima,del cacerolazo que va a tener,tengan que regresar al puerto de Bs As

Milón de Crotona
03 de Enero de 2013


En este intríngulis simbólico en que se trae a Pérez Pícaro al tapete, sospecho que el "trébol de la buena suerte" por ahora lo sigue teniendo Cristina.

Cabría aclarar --para los nóveles y profanos-- que cuando Scioli se asimila a Marangoni, el atributo se refiere a Claudio y no a Gustavo. No sea cosa que el presidente del BAPRO termine imáginándose otro de los samurai de Asis.

JAIMITO
03 de Enero de 2013

¿CUÁL DE LOS DOS ES MÁS KAKA?

tancredo
03 de Enero de 2013

Scioli o Massa, versión 3 del post menemismo

 

Seguinos también en