27/03/2017 | Economia


Las obsesiones de Macri

LA ECONOMÍA QUE NOS PARIÓ

Las obsesiones de Macri

Reactivar el consumo lo más rápido posible se convirtió en un objetivo central para el gobierno, tras constatar que los anuncios de inversiones y la reducción del déficit no mueven el amperímetro a la hora de mejorar un humor social resentido por el fuerte salto inflacionario del 2016 y los despidos, que ahora se buscan revertir.

Tras casi 16 meses de gobierno, Mauricio Macri y su grupo de ex CEOs ubicados en puestos clave de la administración parecen haber advertido que se empezó al revés en algunas cuestiones económicas centrales, en parte por necesidad, pero también por cierta impericia.

Con los hechos consumados, el primer error de envergadura parece haber sido subestimar el impacto de transparentar la devaluación de hecho que el kirchnerismo nunca se había permitido admitir, con el fin de salir del engendro creado por Cristina Fernández en octubre de 2011, llamado "cepo cambiario".

El equipo económico buscó convencer a los agentes económicos de que no había necesidad de remarcar porque los costos y precios ya estaban calculados a un dólar de $16.

El cálculo fue errado y el mercado respondió, como suele ocurrir, con el bolsillo.

El festival de remarcaciones del 40 por ciento se convirtió en una fábrica de pobres, que llevó a que durante el primer año de gobierno 1.500.000 personas pasara a elevar a 14 millones los 12,5 millones en la pobreza que había dejado el kirchnerismo.

Esa actitud mezquina de los formadores de precios le dejó la sangre en el ojo a Macri, quien aún no les perdona a muchos de esos empresarios -algunos amigos de toda la vida- que tuvieran una actitud tan alejada de sus expectativas.

Pero al fin de cuentas, "Business are business", y desde las alimenticias hasta los supermercados no tuvieron reparos en hacer trabajar horas extra a las maquinitas remarcadoras.

Ahora, el presidente les está exigiendo a muchos de esos mismos empresarios mostrar patriotismo vía inversiones: algunos ya están respondiendo, pero el problema de fondo es que la inflación tiene impacto inmediato, mientras el destino de fondos para mejorar la productividad y adquirir tecnología puede mostrar resultados en el mediano plazo, incluso más allá de los cuatro años de gobierno.

Esa es la razón por la cual el kirchnerismo siempre pensó en el corto plazo, siempre preocupado por preservarse en el poder aún a costa de hipotecar el futuro del país dejándolo, por ejemplo, sin energía.

Otro error de alto calibre del macrismo fue creer que el arreglo con los holdouts guardaba alguna relevancia para la opinión pública.

Al contrario, los fondos buitre siempre fueron vistos por la gente como lo que son: un conjunto de fondos multimillonarios cuyo único objetivo es espoliar a los países y a sus ciudadanos, comprando a precio vil bonos para luego litigar ante tribunales sorprendentemente parciales, como el del juez neoyorquino Thomas Griesa.

El ahora ministro de Finanzas, Luis Caputo, obtuvo el mejor acuerdo posible ante ese grupo de financistas sin alma ni corazón, pero aún así el acuerdo por la deuda no pareció sumarle puntos a Macri ante la opinión pública.

Lo que sí tal vez posibilitó fue evitar que la bomba de tiempo que Cristina Fernández le dejó a Macri, el exorbitante déficit fiscal, terminara estallando. 

El país volvió a tener financiamiento internacional, y así pudo mantener buena parte de los planes sociales creados por el kirchnerismo para sostener su hegemonía.

Aún así, la lógica del subsidio permanente lleva a que toda ayuda social parezca poco en la Argentina, como lo demuestra el festival de protestas y piquetes que se viven a diario.

Por ahora, el gobierno está apelando a reanimar la economía lo más rápido posible, vía obra pública y, desde esta semana, con créditos hipotecarios masivos cuya demanda promete desbordar los centros de atención de los bancos Nación, Provincia y Ciudad.

En la Argentina hacen falta construir 1,5 millones de viviendas y poner en condiciones otros 2 millones para paliar un déficit habitacional que se fue por las nubes.

El otro problema a atender por el gobierno es la caída de ventas en los comercios, uno de los sectores que mayor empleo genera, y que acaba de acordar una paritaria razonable del 20%, más cláusula gatillo por inflación.

Caminar por el centro porteño muestra el fuerte impacto que la recesión tuvo en la actividad comercial, que ahora busca revertirse con medidas para alentar el consumo.

El Gobierno tardó más de un año en entender lo que el kirchnerismo comprendió casi antes de asumir.

Sin alentar el consumo, no hay proyecto político posible. quedan pocos meses para lograrlo antes de octubre. 

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

goyolin
28 de Marzo de 2017

..."El Gobierno tardó más de un año en entender lo que el kirchnerismo comprendió casi antes de asumir.... Sr José Calero, ud se olvida ( a prop´sito ?) que el pinguino practicó primero en su Santa Cruz natal. Luego de su 2° período como gobernador llegó a la Rosada, sabiendo y con quienes debia apoderase del ispa.
Asi dejaron al páis, sin futuro.... como bien lo dice Ud.

José Petrosino
28 de Marzo de 2017

ES IMPOSIBLE(y suicida) "alentar el consumo" en una economía que ya viene desequilibrada desde 2008 en que empezó a hacerlo, luego de haber llegado macroeconómicamente a tener todas sus variables en valores óptimos, como pocas veces había ocurrido antes en la historia argentina.
Esta el "LA TRAMPA" que tiene que sortear el Mauri, que es la misma "trampa" que los anteriores gobiernos peronistas les dejaron a los que los sucedieron desde 1955: una economía de sobre-distribución para las reales posibilidades de generar riqueza de la sociedad argentina, dentro del marco de distribución(injusto) de ésta establecido.
En estas condiciones, intentar "alentar el consumo" es intentar apagar con nafta el incendio, y va a repetir el fracaso de la Alianza de 2001, que provocó una crisis que nos puso al borde de la disolución como país(nos salvaron los chinos).
A pesar de que el 2002 está cerca pareciera que muchos argentinos se han olvidado de la híper- recesión, con híper desocupación que padecimos, y se creen que estamos en Suiza.

Carlos Galligani
28 de Marzo de 2017

Buen comentario Pepe. Si lo ves a Dócimo decile de parte mía que se dedique a vender maní a los gorilas amigos suyos, porque escribiendo se va a cagar de hambre.

maria
28 de Marzo de 2017

Con respecto a la devaluación queda claro que la hicieron para ganar con la operatoria de "Dolar Futuro", se reunen un domingo Quintana con el funcionario del mercado de futuro ROFEC y otro funcionario del gobierno y allí fijan el precio del dólar para obtener suculentas ganancias, casi todos los funcionarios del gobierno y Franco Macri.El arreglo con los Fondos Buitres también tienen que ver con los negocios de Macri, Poul Snger parece que le hizo un préstamo a Avianca y Laura Alonso tiene una fundación bancada por los Fondos Buitres.Sí Cristina le dejó a Macri un déficit fiscal que éste incrementó. Lo incrementó al sacar las retenciones al campo y a las mineras y al producir deliberadamente recesión se recauda menos IVA.Néstor Kirchner sabía lo que tenía que hacer, para la Provincia de Corrientes que hacía 3 meses que no tenía clases le mandó inmediatamante los fondos que hacían falta, pese a la difícil situación economica del 2003.Para José Petrosino, el ESTADO tienen que intervenir en la economía para terminar de formar una burguesía industrial, con más empresas que compitan entre sí y romper estos monopolios y oligopolios y esta mentalidad rentista que tienen la clase empresaria argentina. El ESTADO es el actor más importante de la economía por lo que hace o deja de hacer., y esto no es culpa de peronismo.


28 de Marzo de 2017

El mercado reaccionó con el bolsillo..... y lo está pagando con el cu..... se van a meter todo allí.
Se creen vivos, se juntan en los cafés antes de abrir los negocios y se dedican a hacerse los operadores de bolsa , pobres ignorantes.
Se están metiendo todo en el c... Chile, Paraguay y Uruguay se están haciendo una fiesta y acá están quedando las hilachas de los popes del comercio inteligente.

veteranaargentina
28 de Marzo de 2017

Con la máquina de hacer dinero irresponsablemente sin límite alguno, creo que muchos podríamos provocar el bum del consumo, pero después hacernos cargo resultará imposible sin generar caos económico.

RUBIOBARRIOS
29 de Marzo de 2017

MARIA :
Es tan bueno tu informe y su descripcion de las cosas que suceden que creo que te olvidaste mencionar que Santa Cruz esta en quiebre hay paro de Administrativos no hay clases y solo pide ayuda al gobierno nacional. eso es tambien por todo lo que dijiste? porque mia Zanini esta en Santa Cruz y cobra un buen sueldo Tambien antes de que pasara todo lo que vos decis creo que fue 13 años antes el gobierno se llevo la plata que habia cobrado por las regalias de YPF donde esta ese dinero? sabe? decilo porque realmente creo que tenemos un gobierno tal cual vos describis y nos falta un gobierno honesto transparente que piense en el pueblo como fue el de los K mira como habra sido de transparente que a Nestor lo velaron a cajon cerrado porque sera?

Goyolin
29 de Marzo de 2017

Eso sí, en verdad no sé si el cambio se va a concretar ...
Primero porque el gobierno actual tiene mas corruptos y sinvergüenzas que el anterior.
Segundo porque ya no podemos engañar mas con la herencia y la gilada se dió cuenta y se nos vino en contra.
y por Ultimo, mauri, vidal y optros mas están pasando por una terrible enfermedad. un cáncer terminal con poco tiempo para ambos y hay dos más que ya estarían crepando en breve.
lo de mauri es verdaderamente grave tiene poco tiempo.
la vidal puede estirar "algo" más ... solo algo...
en fin, ya andan escribiendo por ahí VIVA EL CANCER.

José Petrosino
29 de Marzo de 2017

Goyolin ¿tenés la bola de cristal?. Encima que tenemos pocos problemas los argentinos vos fantaseas con algunos más y muy graves.

 

Seguinos también en