Acerca del kirchnerismo, el macrismo... y el periodismo

13
3507
CUANDO TODOS SE VUELVEN IDIOTAS
CUANDO TODOS SE VUELVEN IDIOTAS

Se acabó el periodismo honesto, murió por completo; ahora todo tiene un sesgo y se encuentra bajo sospecha.

 

Si se habla mal de Mauricio Macri, es porque uno es kirchnerista. En sentido contrario, si se critica al kirchnerismo uno es macrista, o massista, o lo que sea. Ya no vale lo que se dice y publica, sino aquello que supuestamente oculta.

Todo tiene una doble intención, es un intento de lavar la cabeza a otros de manera oculta y subrepticia, como si fuéramos parte de una secta que busca captar a otros.

En lo personal lo vivo a diario en estos días, en los que intento mostrar los desaguisados del gobierno de Macri. No importa lo documentadas que estén mis notas periodísticas, soy un kirchnerista encubierto.

Un razonamiento simplista y estúpido, ciertamente. Ya lo viví otras veces, por eso no me sorprende.

Cuando llegó la Alianza al poder, en el año 99, me acusaron de hacerle el juego al menemismo por señalar hechos oscuros que involucraban a Fernando De la Rúa. No importó que hubiera escrito tres libros referido a la corrupción de Carlos Menem y sus vínculos con el narcotráfico. No… Había que seguir pegándole al menemismo aún cuando no estuviera en el poder.

Me pasó años más tarde, en 2001, cuando Eduardo Duhalde se convirtió en presidente “de facto”. Revelar su costado más oscuro, vinculado con la mafia y los narcóticos no era importante, había que seguir hablando de la explosión de 2001, ad infinitum.

En 2003, ocurrió lo mismo: llegaron los Kirchner al poder y empezaron mis notas contra el incipiente gobierno. Revelé antes que nadie que Julio de Vido era el “cajero” del kirchnerismo, que Ricardo Echegaray había recalado en la Aduana para hacer jugosos negociados, que Ricardo Jaime era el valijero de Néstor y que Aníbal Fernández era narco. Me costó muy caro.

No solo recibí docenas de cartas documento y querellas penales por parte de esos y otros funcionarios, sino que además “mis” lectores me acusaron de no darle la chance al nuevo gobierno de reconstruir el país. Ni Clarín se animaba a tanto. De hecho, hasta 2008 fue el house organ del entonces oficialismo.

A esta altura, me pregunto: ¿Qué hubiera ocurrido si de entrada todos los periodistas hubiéramos puesto la lupa sobre los funcionarios que recalaban en la Casa Rosada? ¿Hubiera hecho tamaño desfalco De Vido? ¿Hubiera infestado de drogas el país Aníbal? ¿Hubiera ocurrido el triple crimen de Gral. Rodríguez? ¿Habría sucedido la tragedia de Once de 2012?

Es historia contrafáctica, lo sé, pero tengo derecho a plantearme esas y otras preguntas. Sobre todo porque fui el periodista más perseguido por el kirchnerismo y el que más denuncias hizo contra ese gobierno.

Ahora, con Macri en el poder, ocurre lo mismo: la prensa sigue enfocada en lo que hicieron Néstor y Cristina y calla respecto de lo que sucede con los funcionarios del actual oficialismo. ¿Acaso nadie aprendió la lección?

No hay que dejar de analizar e investigar los estragos que hicieron los Kirchner, para nada, pero urge posar la mirada en quien ahora maneja la cosa pública. Son las personas elegidas por nosotros para manejar lo que es nuestro y amerita que sean controlados de cerca.

¿Por qué enojarse con el periodista que lo hace? ¿Por qué enfadarse con aquel que descubre los desaguisados de los referentes del actual oficialismo?

Una digresión: no todo ha sido crítica, fui el primero en advertir que a Gómez Centurión le habían hecho una “cama” en la Aduana. Y el tiempo me dio la razón.

Como sea, el periodista es una suerte de “fiscal” de lo que hacen los funcionarios públicos. Es quien representa los ojos de toda la sociedad. ¿Qué sería de la ciudadanía sin periodistas? ¿Cómo sabrían lo que ocurre a diario?

Es hora de terminar con la idiotez de descalificar a quien opina diferente, de poner etiquetas peyorativas. Es tiempo dejar hacer a los que saben lo que mejor saben hacer: periodismo.

COMPARTIR
Artículo Previo El día que Abad se fue “al pasto”
Artículo Siguiente Día de la Lealtad: la nómina de la vergüenza peronista
Armin Vans
También en
 
 

13 comentarios Dejá tu comentario

  1. UNA DE LAS COSAS QUE MAS ME GUSTARIA, ES VER A TODOS LOS QUE LE DICEN A LOS DEMAS QUE ES LO QUE TIENE QUE HACER, EN SU DESEMPEÑO, EN EL LUGAR DE TOMAR DECISIONES, ENTONCES COMO NO TENDRÍAN EXCUSAS NI A QUIEN ECHARLE LA RESPONSABILIDAD DE LO QUE HACEN, O SEA JUGANDO EN PRIMERA, QUE HARÍAN ELLOS DESDE ESE LUGAR, CON SEGURIDAD NO ESTARÍAN HABLANDO DE TEORÍAS Y ESTARIAN COMETIENDO ERRORES Y HORRORES EN SUS FUNCIONES ELLOS TAMBIEN.

  2. "Es hora de terminar con la idiotez de descalificar a quien opina diferente, de poner etiquetas peyorativas. Es tiempo dejar hacer a los que saben lo que mejor saben hacer: periodismo." El problema es que no se está haciendo, como la hora que vive el país lo exige, periodismo. Hay demasiados periodistas que se creen fiscales y juzgan y condenan funcionarios del actual gobierno sin que ni siquiera haya causas judiciales en marcha contra ellos. Este gobierno no controla los medios "hegemónicos, no tiene mayoría en las Cámaras del Congreso ni tiene cooptado el Poder Judicial, así es que si de algo no puede acusárselo es de manejar la situación como para eludir la acción de la justicia. Al contrario, con la sed de venganza que tienen los fiscales y jueces de Justicia Legítima, para seguir cumpliendo con el objetivo de la ex-Presidente de resistir con aguante, si los presuntos actos de corrupción que decís estar "descubriendo" tuvieran la entidad probatoria suficiente la mayoría de los funcionarios de este gobierno estaría imputado y citado a indagatoria, y hasta ahora eso no es así. Te molesta que nos molesten algunas de tus investigaciones sobre los "desaguisados" de algunos funcionarios de Cambiemos, y también te molesta que nos moleste que afirmes que "ya basta" con la corrupción del kirchnerato, que fue nada menos que una "asociación ilícita organizada con el objetivo de saquear al Estado", tal y como lo caracterizaron en un dictamen los fiscales federales Pollicita y Mahiques. El kirchnerato dejó un país quebrado, económica y socialmente, pero para vos ya estaría siendo hora de que nos dedicáramos más a vigilar a este gobierno, no sea cosa que haga lo mismo que el anterior. Ese es un error que como periodista que "sabe hacer su trabajo" no deberías permitirte ni deberíamos permitirte como ciudadanos que queremos que los periodistas sean periodistas y no fiscales: el prejuzgamiento. Además, cómo es esto de denunciar periodísticamente "porque si no lo digo yo la gente no tiene cómo enterarse"?... Los ciudadanos comprometidos con la democracia y la vigencia de las instituciones de la República tenemos muchas maneras de enterarnos de lo que sucede, al contrario de lo que ocurría durante el kirchnerato, cuando no sólo se eliminaron los pobres y las estadísticas sino que además se remuneró muy generosamente una pléyade de "periodistas militantes" para que la ciudadanía no se enterara de lo que en realidad sucedía. Llevá tus denuncias de corrupción actuales ante la justicia, elegí fiscales y jueces que respondan a Gils Carbó, si querés (digo, para "garantizarte" que Angelici no los pueda operar) pero no condenes funcionarios en tus notas. No subestimes nuestra inteligencia, Christian: yo no te descalifico porque pienses diferente, pero tampoco me gusta que nos consideres idiotas a todos los que no pensamos como vos.

  3. Hay q aplaudir a Ricardo Martin por el Impecable Comentario!!!.Para mi es mucho mejor q lo q escribe Cristian!! Felicitaciones Ricardo Martin!!!

  4. siguen posteando con mi nick quiero decirles que yo no he escrito nada en esta nota. para mi que ese que se diceser el hermano de la tucan es un forajido que viene de otros portales y es el que está robando todos los nicks. o si no es Ricardo Patano que nos tiene acostumbrado a sus bromas de mal gusto. desde ahora están autorizados a usar mi nick todos los que quieran incluso hasta El Pusilámine. todos pueden hacerlo, yo ya me borro. adiós

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus