¡Ojo con las personas tóxicas!

7
3204
CUANDO LA ACTITUD ES UN ANCLA DE PESIMISMO
CUANDO LA ACTITUD ES UN ANCLA DE PESIMISMO

Hablan por atrás, critican con inusual cizaña y exageran sus miradas “críticas”.

 

Levantan el dedo desde un púlpito que nadie legitima, se creen superiores a todos y todas.

No se animan a hablar en la cara, solo lo hacen por la espalda. No solo son mala leche, sino que además son cobardes.

No los quiere nadie, no tienen amigos... sus vidas son realmente desastrosas. Ni siquiera tienen una pareja estable, porque son imbancables.

Se ven a sí mismos como superiores a los demás, ni siquiera se reconocen defectos. Como no tienen razón, suelen hablar a los gritos, con un vozarrón que nadie tolera.

Son pesimistas por naturaleza, todo está mal para ellos. Y lo que ellos opinan es lo que vale, lo demás son “boludeces” que no vale la pena tener en cuenta.

Se llevan mal con su propia familia e incluso son poco —y nada— tolerados por sus propios hijos. Ciertamente son insoportables.

Ni siquiera la pegan en lo laboral, se boicotean a sí mismos por su idiotez intrínseca y la falta de compromiso con el lugar de trabajo. Por eso jamás progresan.

Lo peor que puede —y suele— ocurrirles es que los ignoren, algo bastante frecuente ya que nadie los toma en serio.

Son poco inteligentes, ni siquiera son vivos. Tan es así que no se dan cuenta de que, cuando les responden, en realidad les están tomando el pelo.

Son negativos, venenosos, engreídos... con una cuota de maldad que sorprendería al más villano. Es gente tóxica, perniciosa al extremo.

En realidad, lo que les molesta es el éxito ajeno. No pueden tolerarlo. Son pura envidia.

Lo más triste es que se creen que uno nunca se entera de lo que dicen por la espalda. Imbéciles por definición y cagones por elección.

La solución es quitárselos de encima. Es un gran alivio, un ancla que deja de traccionar hacia el fondo de las miserias de quienes critican.

Con esa gente no hay vuelta atrás, jamás la habrá. Solo un sádico podría perdonarlos.

En lo personal, les deseo lo mejor. Ya han fracasado demasiado. Es hora de que aprendan, pero ese es justamente el problema: jamás entienden nada.

Yo seguiré mirando al cielo, trabajando para ser mejor como persona cada día... y ellos, que sigan mirando para abajo, como siempre.

COMPARTIR
Artículo Previo ¡Basta De Falsas Denuncias!
Artículo Siguiente ¡Estoy harto de los “códigos”!
Armin Vans
También en
 
 

7 comentarios Dejá tu comentario

  1. Bravo Christian! por fin escribís una articulo sobre Fabian Ferrante! espero que deje de publicar acá.

  2. Si no puedes hacerle frente a una situacion estresante, tratala como lo haria un perro. Si no puedes comertelo, jugar con esto, ni puedes masticarlo siquiera, meate encima de ello y huele tu orina, como haria un perro y luego largate de lleno-

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus