CFK pone toda la carne al asador para voltear a Macri

22
18602
ES EL KIRCHNERISMO, ESTÚPIDO
ES EL KIRCHNERISMO, ESTÚPIDO

Hoy, casi todos los medios y/o periodistas —salvo los alineados al kirchnerismo, obviamente—  hablan de las intenciones claramente golpistas de la oposición en general y del peronismo en particular, encabezado este, por el kirchnerismo que, no podemos negar, son la esencia más pura de la herencia legada por el General.

 

En este mismo espacio, con fecha 15 de mayo de 2016, cuando algunos ya lo intuíamos y lo presentíamos, pero nadie, todavía, hablaba del plan de desestabilización kirchnerista, publicamos un artículo titulado "El que gana gobierna, el que pierde conspira".

En dicho artículo, entre otras cosas señalábamos lo siguiente: ¿Cuál es la verdadera razón por la que la oposición desea implementar esta incomprensible ley? Lo vamos a decir de manera simple, fácil y sencilla. La cuestión de fondo es perjudicar al gobierno, ¿para qué? Para desestabilizar, ¿Para qué? Para voltear al gobierno, ¿por qué? Porque muchos, muchísimos ex funcionarios kirchneristas —y muchos de los actuales— saben que, tarde o temprano terminarán presos, y saben que la única manera de zafar es volteando al gobierno de Macri.

Lamentablemente, no nos equivocamos, y hoy, lo que afirmábamos el 15 de mayo de 2016 es un secreto a voces. Cristina Fernández, está poniendo "toda la carne en el asador" para tratar, por los medios que sean posibles, de perjudicar al gobierno de Cambiemos.

Algunos ejemplos simples: durante 2016 bajó el desempleo, no se abrieron las importaciones y bajó el índice de pobreza. Sin embargo, absolutamente todos los dirigentes, representantes, militantes o legisladores de la oposición, sean del nivel que sea, en cuanto tienen una cámaro o un micrófono a su alcance, dicen todo lo contrario. Pero no solo dirigentes políticos tergiversan la realidad, también cuentan con la ayuda y complicidad de algunos medios, como ser C5N, Página 12 y algunos más.

Como sabemos, lo de la mentira repetitiva, no obedece a otra cosa que el consabido "Miente, miente, que algo quedará" de Joseph Goebbels.

Todo esto, no es nuevo, y responde a la vieja escuela Gramsciana, introducida en el kirchnerismo por el filósofo Ernesto Laclau . Antonio Gramsci sostenía, por ejemplo que: “La conquista del poder cultural es previa a la del poder político y esto se logra mediante la acción concertada de los intelectuales llamados “orgánicos” infiltrados en todos los medios de comunicación, expresión y universitarios”.

Pero hay más. Decía Lenin que: "Cuanto peor, mejor. Cuanta más angustia se inflija al populacho más indefenso quedará y más rogará por soluciones mágicas e inmediatas, por Gobiernos duros, propaganda y gestos de falsa épica. Llegado un punto, de hecho, ni siquiera pedirá solución alguna, se resignará a todo lo malo que le ha caído en suerte y creerá lo que quiera creer". El socialismo siempre se vale de la pobreza, la necesita para conseguir su fin último de amarrar a la dirección del partido en la cúpula del Estado. Esta lección teórica, que tantas veces se ha puesto en práctica, es la que sufrimos durante años y todavía hoy, gracias al kirchnerismo estmos padeciendo los argentinos.

En el año 1905, en Rusia, Trotsky ayudó a dirigir una insurrección de trabajadores rusos contra el Zar.   La insurrección fue reprimida pero ofreció excelentes lecciones para la exitosa revolución de Rusia de 1917. Como resultado de ésta surgió la teoría de Trotsky de la revolución permanente. Esta teoría afirma que aun las demandas más básicas de los trabajadores y campesinos, sobre todo los más oprimidos, ya no se pueden obtener sin el derrocamiento del capitalismo. Las necesidades de la humanidad sólo pueden ser satisfechas por el socialismo. Además, la lucha para lograr esta transformación debe darse a nivel mundial; no existen las soluciones nacionales para los problemas globales.

Todo esto es, lisa y llanamente, lo que está haciendo la oposición. En esto se reduce toda la actividad política del peronismo.

Gramsci, Goebbels, Stalin, Trotsky... todos ejemplos utilizados y capitalizados para generar caos. Toda la carne al asador.

¿O acaso debemos ser tan ilusos y seguir creyendo que el reclamo docente, la marcha y el paro propuesto por la CGT, y los cientos de piketes y cortes de calles no están ideados para desgastar al gobierno?

Néstor Kirchner era un hombre cuya personalidad no le permitía tolerar convivir en paz con sus semejantes y, por ende, cada mañana iniciaba la jornada eligiendo con quién confrontar, a quién descalificar y contra qué sector desparramar su represión verbal. Apropiarse de la "autoría intelectual" de la supuesta defensa de los Derechos Humanos, es un claro ejemplo de ello.

Pero también, fue un individuo pragmático, y manejó algunas situaciones como mejor pudo, tomando decisiones sobre la marcha en función de su conveniencia.

Básicamente, fue un hábil manipulador de situaciones coyunturales, sin otro fin que el de perdurar en el centro de la escena la mayor cantidad de tiempo posible junto a un pequeño grupo de obsecuentes incondicionales y, de esa forma, retener poder e influencia.

Como dijimos, esta particular manera de hacer política no es, claro está, creación del ex presidente, y muchísimo menos de su sucesora, sino que les fue inculcada por Ernesto Laclau, uno de los más firmes defensores del populismo como manera de articular la relación entre gobernantes y gobernados.

Laclau plantea esto de manera casi textual en su Hegemonía y estrategia socialista, y en base a esto, para Néstor Kirchner antes, y Cristina ahora, los conflictos se resuelven únicamente con la derrota de una de las partes, y esa derrota no admite acuerdos ni alternativas. Dicho de otra manera: nada de consensuar, nada de dialogar. Desde su perspectiva, el consenso es un recurso liberal y retardatario. Todo debe ser propuesto y desarrollarse en los términos "ellos o nosotros". Todo incluye una épica; todo es agonal, cuasi bélico y, por consiguiente, debe ser encarado como batalla que forma parte de una guerra permanente.

Por eso, Cristina pone toda la carne al asador. Sabe perfectamente bien que se acerca la batalla final, y hay solo dos resultados posibles: Voltear a Macri y retomar el poder, sobre todo de la justicia, o cárcel para todos, y todas, como dicen ellos.

COMPARTIR
Artículo Previo Lo que está en crisis es la sociedad, no el gobierno
Artículo Siguiente Macri y Cristina, el hambre y las ganas de comer
Armin Vans
También en
 
 

22 comentarios Dejá tu comentario

  1. Tendría mucho para criticar al gobierno actual pero no lo haré, porque es servirle en bandeja argumentos a los golpistas. Priorizo la institucionalidad, porque sin solidez y respeto a las instituciones no hay futuro posible en ningun país. No tengo dudas que los K quieren voltear al gobierno de Cambiemos, demostraron ser anti democráticos desde el momento en que la ex presidenta se negó a entregar la banda presidencial y se fue sin saludar al gobierno entrante ¿hace eso un demócrata? NO. Podrán argumentar que si tenía que ser en el Congreso o en la Rosada, era un dato irrelevante y si vamos al caso...nada le costaba a la doña demostrar que era GENTE complaciendo un pedido del presidente entrante. En otros países vecinos lo hemos visto: Piñera entregando a Bachelet ante el aplauso de todos los chilenos, Cardoso entregando a Lula y dándose un abrazo en la explanada del palacio Planalto...¿por qué no podemos tener gobiernos alternantes y respetuosos unos de otros? ¿por qué los argentinos de bien que queremos salir adelante trabajando en paz, tenemos que ser rehenes de las "demostraciones de fuerza" entre dirigentes políticos? Ningún país crece con inestabilidad institucional. Apostaban a voltearlo en Marzo de 2016, no ocurrió, luego fueron por Agosto y Diciembre de 2016 pero tampoco ocurrió. Hubo escaramuzas para intentar saqueos en Diciembre que fueron oportunamente frenadas por la gendarmería y buenos datos de inteligencia que recibió la gobernadora Vidal.Incluso el Papa Francisco (que no tiene buena relación con Macri) dijo a los dirigentes piqueteros y ex funcionarios K; que respetaran la institucionalidad y se terminara el hacerse zancadillas para buscar la caída de un gobierno que les es adverso. Francisco tiene su corazoncito peronista pero ha dejado bien claro que no quiere más levantamientos contra el orden constitucional, nunca más otro 20 de Diciembre les dijo a los visitantes que creyeron encontrar un aliado para saciar sus ansias destituyentes...y desde entonces no lo han vuelto a visitar. Ahora se montaron de la paritaria docente para desestabilizar, siguen apostando al fracaso ¿creeran los K y aliados que todo es automático? ¿que si Macri se va mañana se instalan ellos de prepo en el poder? ¿creeran que la comunidad internacional dará reconocimiento y legitimidad a un gobierno surgido de conspiraciones, complots y violencia organizada? Macri será presidente hasta el 10 de Diciembre de 2019 aunque se tenga que quedar sentado en la Rosada recibiendo visitas extranjeras y embajadores, discutiendo cuestiones salariales o políticas económicas con sus ministros, o haciendo reuniones de Mercosur con sus pares de otros países. Si queremos ser un país serio la democracia tiene que ser la prioridad, y del mismo modo que se respetaron los 8 años de gobierno de CFK se deben respetar los 4 años de Mauricio Macri, sea cual fuere el resultado de las parlamentarias. El kirchnerismo perdió dos elecciones parlamentarias y nadie de la entonces oposición dijo que había que voltear al gobierno ¿Alguien conoce un país exitoso y floreciente que haya salido adelante con violencia en las calles, piquetes, matones, obstrucción legislativa y partido único?

  2. Pablito...se nota que estás asustado por las elecciones que se vienen. No podés escribir de otra cosa. ¿Para cuándo la nota "demostrando" que las elecciones legislativas no deberían llevarse a cabo? Este gobierno ganó por el simple hecho de que más de la mitad del país no quería seguir con el Kirchnerismo, y NO POR MÉRITOS PROPIOS. Hoy en día tienen bastante claro todos, aunque lo nieguen en muchos medios, que el porcentaje de gente que votaría a Macri bajó bastante y que ganar en las legislativas ya está acercándose a un imposible, incluso al punto de asustar a unos cuantos (como a vos, por ejemplo). Es el gobierno mismo el que se puso las piedras en el camino. ¿O te creés que la baja en la credibilidad es por lo que hace la oposición? Son ellos mismos...solitos.

  3. Le juro Dócimo que leí solamente el primer párrafo del artículo y no seguí adelante, porque si empieza diciendo que los K son "la esencia más pura de la herencia legada por el General", me da miedo de que me de un ataque de risa. Mueva el intestino y evacúe el payaso que se clavó en el desayuno.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Macri y Cristina, el hambre y las ganas de comer

A esta altura de las circunstancias es en vano hablar de las claras intenciones golpistas del peronismo. Nunca, jamás un partido político hizo tanto, y de manera tan abierta y descarada, para voltear a un Presidente.  Tanto las operaciones menemistas, a través de, a la...