El audio de la censura en Mendoza

5
3708
MARTA BABILLÓN, LA INTOLERANCIA A FLOR DE PIEL
MARTA BABILLÓN, LA INTOLERANCIA A FLOR DE PIEL

A mediados de junio de este año, decidí presentar mi libro “Trimarco SA” en Tucumán, terruño emblemático en lo que al caso de Marita Verón respecta.

 

Lo hice con cierto resquemor, ya que los abogados de Trimarco venían pisándome los talones y no dejaban de enviar cartas documento a los medios de comunicación de esa provincia que habían decidido entrevistarme.

Sin embargo, nada ocurrió. Estuve en las principales radios, canales y diarios tucumanos y luego pude presentar mi obra en un importante auditorio. Hubo quienes me cuestionaron —dos personas, ciertamente—, pero lo hicieron en el marco del respeto que todo debate debe contener.

A la hora de hacer lo propio en Mendoza, cuando quise introducir mi libro en esta provincia, me encontré con una inesperada censura por parte de una funcionaria del gobierno de Alfredo Cornejo, la titular de la Biblioteca San Martín, una mujer llamada Marta Babillón.

Ello a pesar de que cumplí con todos los requisitos que me pidieron y llené los formularios pertinentes. De hecho, la presentación fue informada en la página oficial del gobierno de Mendoza.

Las excusas de la mujer son penosas y fueron grabadas por mí. Es curioso, porque dice que ella tomó la decisión, pero lo mismo dice el secretario de Cultura, Diego Gareca. Ergo… ¿quién tomó la decisión finalmente? ¿O debo creer que me han mentido como a un niño, como suelen hacer?

A continuación, un resumen de la conversación con Babillón y, al final, el audio pertinente:

-Tome asiento por favor. Voy a ser muy sincera, la presentación del libro del viernes, he decidido que no lo vamos a presentar,

-¿Por qué no?

- Dejame decirte por qué, ya me están avisando que vamos a tener toda una manifestación de feministas acá en la puerta, que van a hacer pintar la biblioteca, yo vengo trabajando muchísimo para levantar esta biblioteca, estamos haciendo un montón de cosas para levantarla no quiero perjudicar en nada, en nada esto no quiero perjudicar a esta biblioteca con una manifestación de gente, soy muy sincera, entonces bueno, tomé la decisión de que no presente el libro acá el viernes.

-Pero no me podés decir esto a tres días, mirá, tengo las presentaciones, invertí mucha plata en publicidad, ¿Sabe qué es lo que me sorprende? Me sorprende la facilidad, es decir, ¿Alguien se queja y ya está? ¿Tan fácil es?

-No, es esto, lo que yo te estoy comentando, hace un año y medio que estamos tratando de levantar esta biblioteca con cursos, con talleres, con diferentes cosas, con actividades, haciéndolo los sábados, haciéndolo los domingos. Me están llamando de todos lados, te digo que desde ayer que estoy recibiendo distintas llamadas de la manifestación que voy a tener acá, que van a venir, que me van a pintar la biblioteca, que me van a hacer escándalo, y yo lo que menos quiero es que la biblioteca quede en esto.

-Pero insisto, digo ¿Entonces cuando mañana presenten un libro, yo llamo y digo que voy a hacer quilombo entonces no van a presentar ese libro? Y sucesivamente, es raro el argumento que me da, yo te entiendo pero no puede ser tan fácil que alguien desactive la presentación de un libro, es decir, ¿Quién me devuelve la plata que yo invertí? Yo cumplí todos los pasos para que me den la biblioteca, hace más de un mes que vengo con esto, y me decidí por hacer la publicidad porque ya tenía la aprobación, sino no lo hubiera hecho.

-Yo eso te entiendo realmente, pero yo… usted tiene que tomar esta determinación por eso, yo desde ayer que estoy recibiendo llamados de que van a venir acá, están hablando de saber si es cierto que se va a presentar el libro acá.

-Yo no puedo entenderlo, la verdad, y yo lo considero una censura te digo, y voy a publicarlo, porque me parece gravísima la situación, me parece grave que alguien pueda influir con un llamado telefónico para que no se presente un libro, no me pasó nunca, escribí diez libros en mi vida, nunca, jamás tuve un drama.

-Realmente no puedo exponer a la biblioteca a que el viernes tengamos toda una manifestación, no puedo exponer con todo el trabajo que yo estoy haciendo, o que estamos haciendo todos, porque estamos haciendo todo para levantar la biblioteca, tener a todo el mundo, ya se están organizando. Es una decisión que yo tuve que tomar, realmente.

Más allá de la suspicaz respuesta de la mujer, la pregunta que aún flota en el aire es… ¿hizo la pertinente denuncia contra los que hicieron la “feroz” amenaza?

Anoche, el propio Gareca admitió que no se hizo ninguna presentación, por lo cual es probable que todo se trate de una gran excusa/mentira.

Finalmente, como anticipé ayer, el evento no se suspende: el viernes a las 19:30 estaré en la vereda de la biblioteca hablando sobre mi libro e incluso voy a sortear un par de ejemplares. Para los que quieran ir, la cita es en San Martín 1843 de la Ciudad de Mendoza. Los espero. 

COMPARTIR
Artículo Previo Censura sobre mi libro de Trimarco en Mendoza
Artículo Siguiente Ahora investigan a Dienst Consulting en Salta
Armin Vans
También en
 

5 comentarios Dejá tu comentario

  1. ES RIESGOSO. Las feministas estan desatadas, y lo peor que te pueda pasar es que se te pongan enfrente tuyo en cueros....y eso si no intentan agredirte. Deberias tener algun tipo de custodia, o proteccion policial. Pensalo....

  2. Consideren la posibilidad de transmitir en vivo por Youtube u otra red social. Eso ahora se puede hacer hasta con un celular. Y de esta manera podríamos ver si es verdad lo de la "Feroz amenaza", y en caso de que lo sea podamos ver las caras de los/as amenazantes.

  3. Qué interesante... he invitado a debatir sobre el tema Trimarco a los 4 gatos locos que me cuestionan y los cuatro me dicen que no. O sea, piden censura pero desconcen el tema. Penoso.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

El caso Trimarco y la idiotez de las feministas

Desde que mi libro Trimarco SA salió a la calle, puntuales grupos de feministas radicalizadas iniciaron una campaña de boicot contra el mismo. Aclaro un punto de entrada porque es relevante: se trata de unos pocos grupúsculos extremos, otros han acompañado mi...