Los audios que podrían resolver el caso Maldonado

28
6911
LA GENDARMERÍA, CADA VEZ MÁS COMPLICADA
LA GENDARMERÍA, CADA VEZ MÁS COMPLICADA

Dijeron de todo. Acusaron a la víctima por su propia suerte, sostuvieron que se había escondido, que fingió su propia muerte, que aceptó ser parte de una trama pergeñada por el kirchnerismo para complicar al gobierno de Macri de cara a octubre. Todo se ha dicho, pero poco se ha avanzado en lo concreto.

 

Mientras las especulaciones se pusieron a la orden del día, Santiago Maldonado siguió —y sigue— sin aparecer. Mientras oficialistas y opositores avanzan en absurdas zancadillas discursivas, el joven que el 1º de agosto pasado fue visto por última vez sigue desaparecido.

Está claro que a Macri no le interesa su suerte, solo lo incomoda la coyuntura. Al kirchnerismo tampoco le importa, solo usa su evaporación para intentar sumar votos en las últimas semanas que quedan antes de los comicios legislativos.

Entretanto, se han dicho mentiras de todo tenor y sustancia, alejando cualquier chance de llegar a la verdad de manera concluyente. Siquiera el juez Guido Otranto, ahora recusado, supo actuar como merecían las circunstancias.

Si hubiera que arriesgar alguna hipótesis, la más firme es aquella que apunta a la Gendarmería Nacional. No solo porque todo apunta hacia esa fuerza, sino también por el cúmulo de mentiras que dijeron los propios uniformados.

En los próximos días se revelará un dato explosivo: uno de los celulares de Maldonado se activó luego de su evaporación en un lugar plagado de Gendarmes.

Que no habían llegado al río, que no tenían armas, que no se habían enfrentado con nadie, etc. Todas y cada una de esas afirmaciones fueron cayendo como fichas de dominó al paso de las semanas.

De hecho, hay un dato sintomático: los propios gendarmes vaciaron sus chats e incluso eliminaron el programa Whatsapp de sus teléfonos celulares. Si no tenían nada que esconder, ¿por qué lo hicieron?

Está claro que sí tienen cosas que ocultar, y muchas. Por caso, apareció esta semana un audio que podría ser revelador: "Ahí está hablando todavía. Aparentemente dijo que el que tenía a Maldonado en la camioneta era la sargento Sartirana".

Se trata de uno de los audios que envió un gendarme a otro, en referencia a Sergio Sartirana, sargento de esa fuerza. La fecha en la cual fue enviado es clave: 16 de agosto, el mismo día que Patricia Bullrich exponía en el Senado de la Nación y aseguraba que no arrojaría a ningún gendarme "por la ventana".

Otro tópico importante a mencionar es que Sartirana integraba la patrulla con Emmanuel Echazú, el efectivo que luego terminó apedreado y a quien se presume como posible asesino de Maldonado.

A su vez, era chofer de una de las camionetas Ford Ranger blanca que aparece en un video que se conoció esta semana, y que lleva consigo un extraño bulto envuelto en bolsas de consorcio (¿Maldonado?).

No es todo: de acuerdo al peritaje que se lleva adelante sobre los teléfonos celulares de los gendarmes, el 4 de agosto Sartirana recibió un sugestivo audio de Whatsapp : "Dice que saquen los vehículos de ahí, que escondan". ¿Quién se lo dijo? ¿Por qué se lo dijo? Nadie lo sabe.

Como sea, frente a todo lo antedicho, es insostenible la postura de Bullrich respecto de la actuación de la Gendarmería. Amerita que la propia ministra y sus principales subalternos den cuenta de tantos desaciertos en continuado.

No hay manera de entender tanta irresponsabilidad, de todos los ámbitos. ¿Por qué la justicia demoró tanto tiempo en peritar los teléfonos de los uniformados? Es una de las tantas dudas en estas horas.

Es que, como bien dice una frase del saber popular, "tiempo que pasa, verdad que huye".

COMPARTIR
Artículo Previo Lagomarsino: “Tarde o temprano la verdad se impone”
Artículo Siguiente Mentiras (e hipocresía) de CFK al hablar sobre corrupción
Armin Vans
También en
 
 

28 comentarios Dejá tu comentario

  1. Para ponerlo en pocas palabras. ¿No será Maldonado el nuevo Margarita Verón? Muchos quisieran que si. El método Trimarco/Vera ya es bien conocido y es vocación y opción de futuro militante y riqueza para muchos que buscan juntar mucha guita sin hacerse nunca gato. Si es que algo entendieron las mayorías de jóvenes en estos últimos años es que estudiar y trabajar es indigno y lo digno es la mafia y la militancia que permiten entrar desde arriba a las estructuras de poder.

  2. No se que hay de cierto en todo lo que dicen los testigos, que dan la sensación de mentirosos y falsos. Además, me parece que todo es una farsa, un caso armado, y están obligando a perder tiempo y dinero en algo inexistente. Maldonado estará escondido o lo habrán asesinado como asesinaron a Julio López, y a Julio Emmed, después que les sirvieron de falsos testigos. Me hace recordar a todas las mentiras en el caso de las coimas en el Senado y, que después de un juicio larguísimo y carísimo, se llegó a la conclusión que eran mentiras y todos los acusados fueron sobreseídos. Una cadena de mentiras, iniciada por Cafiero, el inventor, seguido de las mentiras de Pontaquatro. Luego Álvarez, que acusó de las coimas, porque los senadores pretendían sacarles atribuciones administrativas. Luego Duhalde que armó el complot institucional, y por último los radicales que le sacaron su apoyo y Alfonsín la exigió la renuncia. Con correligionarios así, De la Rúa, no necesitaba opositores .Y todo, porque había bajado a la mitad los fondos reservados, suprimió los sobres especiales que recibían funcionarios, legisladores y periodistas y estaba por suprimir la jubilaciones de privilegio, cpmp la que recibía Cafiero, 20.000 dólare. Con razón Cafiero, inventó lo del anónimo. Todos estos miserables se revuelcan en el estiércol de satanás !!!

  3. Lo sigo mucho a Christian y es un periodista muy creíble, pero creo que en esta se equivoca y feo. No hay un solo indicio que Maldonado haya estado en el operativo, solo testimonios de testigos "plantados" y con un libreto estudiado pero falso, como queda demostrado con ese mapuche imbécil que solo emitió un discurso político ("fuerzas de inseguridad", "fuerzas represivas" se cansó de decir) y que misteriosamente "perdió los binoculares" con los cuales vió a Maldonado ser golpeado y arreado hasta una camioneta (está demostrado que desde donde estuvo, jamas pudo ver a Maldonado porque había vegetación frondosa y además, había niebla). Ese audio no es prueba de absolutamente nada y los que solemos hacer bromas entre compañeros de trabajo, nos damos cuenta que está hecho irónica y sarcásticamente para mofarse y tomarle el pelo a alguien (le dicen "la sargenta" a un hombre... creo que no hay nada más que agregar). Por otro lado, tal vez hubo comentarios de Whatsapp acerca de Maldonado entre efectivas de la fuerza, pero no admitiendo su desaparición, sino puteando a los mapuches y al propio Maldonado ("estos indios hdep porque no se mueren todos" "ese hippie roñoso justo viene a desaparecer aca" "si está muerto bien muerto está", solo para poner ejemplos posibles).... Imagínense ustedes mismos que dirían si alguien les quiere tirar un muerto en su casa, ¿qué mensajes se mandarían entre los integrantes de su nucleo familiar o laboral...? Cuando se empezó a mencionar la posibilidad de auditar celulares, obvio que habrán querido borrar todo atisbo de mensajes insidiosos contra Maldonado o mapuches, para que no los deje pegados esta justicia de mierda que tenemos. ¿Ya nadie habla del celular de Maldonado que se activó en Chile...? ¿Ya nadie habla de la pareja que supuestamente llevó a Maldonado en la ruta? ¿Nadie investiga al propio Maldonado, qué hacía, de qué vivía....? Segun dicen se quería ir a España... ¿haciendo dedo...? ¿Con qué guita se iba a ir, como hubiese hecho...? ¿Nadie dice que la familia no habló con él en la fecha de su cumpleaños, sino que se intercambiaron mensajes de texto, cosa que cualquier otro ser humano podría haber tipeado dichos mensajes, no solo Maldonado...? Este caso está lleno de ribetes oscuros, y están poniendo a terroristas que toman territorios que no les pertenecen, que incendian camiones y estancias, que golpean y asesinan personas, como héroes de una farsa absurda. Y a Maldonado, como un mártir... No me extraña: son los mismos que endiosan a los Montoneros y a los asesinos del ERP.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

Santiago Maldonado y la imbecilidad

Casi todo se ha dicho ya sobre Santiago Maldonado. Se lo ha comparado con Julio López, se lo confundió —adrede o no— con personas similares a nivel físico e incluso se lo ha acusado de su propia desaparición. Una imbecilidad tras otra. Lo relevante pasa...