Lo que nadie cuenta a la hora de hablar sobre el aborto

9
1872
MAS ALLÁ DE UNA OPINIÓN
MAS ALLÁ DE UNA OPINIÓN

En este corriente día va a comenzar el debate por la despenalización del aborto, una discusión histórica en la Argentina, ya que es un proyecto que se ha presentado con antelación 7 veces y nunca llegó tan lejos, sin embargo, esto no quiere decir que arroje un resultado desemejante.

 

Iniciando hoy en la Cámara de Diputados de la Nación, el debate transitará por varias etapas, la primera consistirá en una retahíla de audiencias en las cuales participarán más de mil representantes de organizaciones Civiles y religiosas, además de especialistas, artistas y periodistas.

Dichas audiencias datarán cada martes y cada jueves entre las 9 y las 18 horas en la Sala C del anexo de Diputados, y se explayará hasta fines del mes de mayo próximo, aunque la discusión en el recinto podría darse recién a partir de mediados de junio.

Cada argumento, ya sea a favor o en contra,  sobre la despenalización quedará esbozado en los plenarios de las comisiones de Legislación General, presidida por Daniel Liovetzky (PRO); de Salud, a cargo de Carmen Polledo (PRO); de Familia, Alejandra Martínez (UCR-Jujuy); y Penal, encabezada por Gabriela Burgos (UCR-Jujuy).

Entre las treinta personas que fueron invitadas hoy a presentar su punto de vista, se encontrarán: el padre José “Pepe” María Di Paola (en contra), la actriz Carla Peterson (a favor), el otrora juez de la Corte Rodolfo Barra (en contra), el periodista Luis Novaresio (a favor) y los constitucionalistas Andrés Gil Domínguez (a favor) y María Angélica Gelli (en contra).

En el marco de esta primera audiencia, los referentes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocaron a concentrarse este martes frente al parlamento a partir de las 9:30, para realizar un nuevo “pañuelazo” bajo la consigna “Ni una muerta ni una presa más por el aborto clandestino”.

Sin embargo, lo que nadie cuenta, es la complejidad frente a un tema tan enrevesado como el que se está discutiendo en estos momentos, ya que, lo más fácil de este asunto es cambiar las leyes, eso lo dice todo.

Leyes a modificar o eliminar

El tema de la despenalización del aborto, es que es un tema que se politizó ampliamente en los últimos meses, además de tocar ciertos sectores, entre ellos: la medicina, la filosofía, e incluso la religión.

No hace falta aclarar cuál es la opinión de la iglesia respecto de esta práctica, el Papa Francisco lo dejó en claro al mencionar: “Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente”. No obstante, el segundo artículo de la Constitución Nacional cita: “El Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano”.

Además de que el artículo 19 del Código Civil elucida: “la existencia de la persona humana comienza con la concepción”. Lo que hoy se quiere modificar diciendo que empezaría desde la semana 14, es decir, tres meses despues.

A su vez el artículo 85 del Código Procesal Penal consigna la punibilidad de este ejercicio, variando las penas en la consensualidad (si la mujer encinta está de acuerdo o no), y en el resultado (si la embarazada sobrevive o muere).

Motivos favorables

A menudo se puede escuchar a alguien que se encuentra a favor de la despenalización del aborto con argumentos tales como: “¿Y si el embarazo es producto de una violación?” y/o “¿si la mujer presenta riesgo de vida?”.

Casos como los últimos mencionados ya están previstos en el artículo 86 del Código Penal, eso sí, siempre y cuando sea con un medico diplomado, de esta manera se evitaría cualquier tipo de inconveniente.

Responsabilidad internacional

La parte más complicada de todo este asunto, la cual necesita una vasta ingeniería legal que lo más probable es que aún no se haya planteado, refiere a los convenios a los que está suscripto la Argentina en un plano internacional.

Existen ciertos convenios que prevén la protección de los prenatales y los neonatales, claramente el más conocido es el de los “Derechos del Niño”.

Como si eso no fuera de mayor dificultad, existen otros tratados que ponen “un palo en la rueda” a la hora de hablar sobre la despenalización del aborto, a saber: Declaración Nacional de los Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Civiles y el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Probabilidades

Sin sentenciar ningún veredicto, lo más probable es que se falle en contra de la despenalización, ya que, cualquiera de las encuestas que se revise da cuenta de la sociedad se encuentra en un “50-50” sobre la base de su opinión, las protestas dan cuenta de ello, no solo se han formado marchas a favor, sino que también se han desarrollado en oposición a esta práctica.

Una de las tantas encuestas, realizada por Opina Argentina, muestra que el 44% de la gente se encuentra a favor, mientras el 41% en contra. Sin embargo, si tomamos en cuenta solo a las mujeres encuestadas el 43% fomenta el aborto legal mientras que el 44% se opone.

Incluso dentro del Gobierno se formó una grieta, en la cual cada quien toma partido dependiendo su opinión, así lo mencionó el diputado nacional Luis Petri en una entrevista que le brindó a Tribuna de Periodistas: “hay libertad de conciencia para habilitar el debate y decidir, no hay disciplina partidaria en esta materia. El presidente nos pidió que lo debatiéramos con seriedad, responsabilidad y respeto, sabiendo que dentro de Cambiemos hay muchas posiciones a favor pero también muchas en contra”. Y agregó: “Hoy no podría aventurar cual va a ser el resultado de la votación, aún restan muchos legisladores por definir su posición e imagino que en el transcurso del debate lo harán”.

Conclusión

Si de probabilidades se habla, lo más seguro es que no se apruebe la interrupción del embarazo, ya que, como se menciona más arriba, se necesita una vasta ingeniería legal, un esfuerzo inaudible y un arduo trabajo a nivel nacional e internacional para que la otra mitad de la población que se encuentra en desacuerdo vuelva a hacer protestas para que se penalice nuevamente.

Incluso si el Gobierno decide que se debe despenalizar la práctica abortiva, y aunque se apruebe en ambas Cámaras, los tratados internacionales antes mencionados harán que sea casi imposible continuar con dicha resolución.

Tal como le mencionó el abogado penalista Maximiliano Legrand a este cronista “Primero hay que retirarse de los pactos internacionales, lo cual no se puede, es un pacto internacional que has firmado y retirarte del pacto implica responsabilidad internacional. Los acuerdos se deben cumplir, son de derecho supra legal, es decir, tienen un rango constitucional, e incluso hay que modificar la constitución. Pero aun así el Estado incurriría en responsabilidades porque se comprometió a cumplir con determinados derechos y determinadas cuestiones, entonces no es posible jurídicamente”.

 
 

9 comentarios Dejá tu comentario

  1. O visto de otra forma. La tasa 2016 de nacimientos es el 0.017% . Los 500.000 debe de ser los nacimientos no los abortos. Sino realmente seria un complot contra la tasa de crecimiento del pais. Como puse anteriormente me parece que la cuestion de fondo es otra. Que dista mucho de lo que se plantea en los medios.

  2. Muy pretencioso el título, amenaza con hablar de lo que nadie cuenta y cuenta lo mismo que hablan todos. Pero es mucho peor, porque incurre en todas las equivocaciones y falsedades en que caen todos. La primera de todas es afirmar que todo el riesgo de un aborto viene del hecho de que sea clandestino. Eso no es cierto, toda intervención tiene riesgo aunque la practique un profesional en un quirófano. Pero el caso del aborto tiene características que no se dicen y qe son contrarias a lo que supone el desinformado cronista. El aborto produce lesiones que convierten a la mujer en sujeto de riesgo para futuros embarazos. Eso también es un riesgo y una sobrecarga para el sistema de salud. Por lo demás, la mentira de siempre, hubo 43 víctimas por todo tipode a abortos incluídos los espontáneos, pero hablan de 50000 abortos por año, supongo que, como con los desaparecidos, necesitan mencionar varias decenas de miles para que la cosa justifique el tratamiento. Es evidente que esto no es más que una agenda política de grupos dogmáticos que no necesitan evaluar ni la necesidad ni la utilidad ni tampoco el alcance de lo que proponen.

  3. Piratin me ignora. Que tierno. Me vienen a perseguir y se hacen los interesantes. Son como quinceañeras en celo. No quieren ser MAS obvios de lo que ya son. Poco importa. Se le acaba el tiempo a la secta. Les di años de ventaja y solo hicieron papelones.

  4. Otra cosa que nadie cuenta es que el aborto no es ninguna solución para la procreación irresponsable. Obvio que las cifras son mentirosas, creen que van a transformar la sociedad con palabras y mintiendo los hechos. Hablan del aborto como un derecho cuando hace más de diez años que el Estado está subsidiando con la AUH el "derecho" a tener hijos sin familia. La realidad es que las pibas adolescentes se siguen embarazando para cobrar planes. Es como tener un hijo por año con el Estado y sin necesidad de divorciarse. Con eso dan por resuelta su vida laboral y económica antes de los veinte años y sin haber hecho nada productivo en toda su vida. No es más que la eterna vocación es de ser mantenidas por el resto de su vida hecha realidad como política pública. A los funcionarios los siguen "renunciando" por mostrar estos hechos elementales de la realidad, y mientras tanto debaten el aborto como si fuera la falta de aborto la causa de que las mujeres decidan dedicarse a la procreación rentada. Porque de maternidad crianza o educación, mejor ni hablemos. La pregunta elemental es ¿qué valor tiene eso para la sociedad? ¿Cuál es la justificación para destinar dinero de los impuestos? ¿Cuál es el "valor" de estas políticas públicas? Porque el resultado es todo negativo, están subsidiando una invasión de pobreza y descuido y también están subsidiando y promoviendo la destrucción de los principales fuentes de progreso humano y económico que son las familias. Porque es evidente que ya nadie se anima a decir en público que la familia es necesaria para los hijos. Porque en el discurso público generalizado la obligación de criar y cuidar a los hijos desapareció y fue reemplazada por el "derecho" a concebirlos o tenerlos como una posesión. Ese proceso destructivo comenzó hace décadas, imponiendo la grosería de decir en los medios que fulano o mengano "fue papá" refiriéndose al nacimiento de un hijo. Todo lo que viene después del nacimiento, eso de cuidar y criar a los hijos, ahora es problema de la sociedad; que se encargue el Estado. La respuesta "política" es de terror y es lo mismo que hicieron con el delito o con el tráfico de drogas. Primero hicieron todo lo necesario para que el problema crezca y después declaran que es una tendencia de la sociedad y que lo mejor es no hacer nada y dejar que suceda. Como estamos muy lejos de África o medio oriente, estamos haciendo todo lo posible para fabricar nuestra propia ola de refugiados.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

La despenalización del aborto y un debate muy tirado de los pelos

El miércoles próximo, en la Cámara baja, se debatirá la tan controvertida despenalización del aborto, tópico que aún la ciencia no ha sabido aseverar cual postura es la más acertada y por tanto, cualquier opinión respecto de esta...