Desmanes en el Día de la Bandera

3
1124
El que avisa no traiciona
El que avisa no traiciona

Como ya es sabido, el presidente no participó del acto del Día de la Bandera que se llevó a cabo en el Monumento a la Bandera en la ciudad santafecina de Rosario.

 

Según lo mencionado por el titular del PRO de la provincia vecina, la decisión que tomó el jefe de Estado esta vinculada al hecho de que “había demasiados avisos de manifestaciones”.

Es dable rememorar que en años anteriores Mauricio Macri había sido aislado con un severo operativo de seguridad que impidió que los manifestantes se acerquen.

La ausencia del primer mandatario había sido confirmada en la noche del martes 19, horas más tarde de que Presidencia de la Nación difunda un comunicado de prensa donde se informaba que Macri se encontraría en el día de la fecha en el Monumento a la Bandera, poco antes de las 9 de la mañana.

 

Somos los que somos

Quien presidiera el PRO en Santa Fe, Federico Angelini, le aseveró al periódico La Capital que la decisión se resolvió de esta manera porque “había demasiados avisos de manifestaciones”. “A partir de las advertencias de que grupos de violentos podrían opacar la fiesta de los rosarinos, desde Presidencia se decidió esto”.

También agregó que “querían opacar la fiesta del 20 de junio y no lo podemos permitir. Queremos que sea una fiesta para todos los rosarinos”.

Estaba previsto que el presidente, junto al gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta de Rosario Mónica Fein, encabece el acto.

Lifschitz se mostró desencantado con la ausencia del presidente en el acto por las manifestaciones que habían sido pactadas en contra de las medidas del Gobierno, y de hecho lo manifestó públicamente: “No comparto que no venga. No había ningún peligro”, mencionó el mandatario provincial.

Vale aclarar que la Multisectorial contra el Tarifazo ya había dejado en claro su intención de movilizarse durante el festejo, sin embargo, el gobernador santafesino declaró que esta organización tiene medio centenar de integrantes, por tanto “la seguridad estaba asegurada, incluso por las fuerzas federales que habitualmente se encargan de la custodia presidencial”.

Desde el Gobierno de la provincia de Santa Fe intentaron convencer al mandatario nacional de que no existiría ningún peligro: “Les manifesté lo que era tener una ciudad vallada. Compartimos la idea de no alterar un acto cívico porque nosotros consideramos que hay que priorizarlo. Ojala que de aquí en adelante no haya más actos políticos sino institucionales. Quizá lleve un tiempo para que vuelva a ser una fiesta de la gente. No había ningún peligro”.

De igual forma se manifestó la intendenta Fein, quien peticionó “recuperar para todo el país el 20 de junio. Debe ser un día en que la bandera y Belgrano nos convoquen a todos. El acto con Macri iba a durar solo una hora. Siempre están los que aprovechan para colocar a Rosario en un lugar de estigmatización. Que el 25 de mayo tenga una importancia, porque se realiza en la Capital Federal,  no así el día de la Bandera es algo que no se entiende”.

Sin embargo, según el titular del Ministerio del Interior, Rogelio Frigerio, la ausencia del jefe de Estado “fue acordada con el gobernador” Lifschitz.

“La seguridad del presidente siempre está garantizada. Lo que acordamos ayer con el gobernador, y por eso me llama la atención el cambio de postura que tuvo en 24 horas, es que, como teníamos información de la presencia de grupos que iban al acto a hacer disturbios, teníamos que reforzar el vallado y eso iba a alejar a los vecinos de la posibilidad de estar cerca del acto y apreciar el Monumento a la Bandera, que estamos poniendo en valor después de años de desidia” mencionó el ministro en declaraciones a Todo Noticia.

 

El que avisa no traiciona 

En simultáneo al festejo del Día de la Bandera, y sin la presencia del presidente, quien prefirió no asistir para “preservar la paz y la seguridad de los rosarinos” se realizaron 4 manifestaciones en Rosario.

Por un lado la Multisectorial contra el Tarfazo” conformada por asociaciones PyMEs y de comerciantes, llevó hasta el acto su reclamo contra el incremento de las tarifas de servicios.

En ningún momento hicimos un acto de violencia y mucho menos atentamos contra la paz social” aseveró el abogado de la Multisectorial Juan Alcaraz.

Paralelamente, un grupo opositor al proyecto sobre la despenalización del aborto, arribó hacía el Monumento para hacer escuchar su reclamo. “Queríamos llegar hasta el presidente, que no vino, y a todas las autoridades para manifestarles nuestro rechazo a la Ley, porque estamos a favor de salvar las dos vidas”, mencionó una de las participantes en la marcha, mientras sostenía un cartel de fabricación casera con el eslogan “El aborto nunca es solución”.

Con banderas argentinas, un resumido grupo que defiende la ordenanza rosarina que prohíbe la tracción a sangre en carros de “cirujeo” también se hizo oír.

No a la tracción a sangre” podía leerse en los carteles de quienes allí se manifestaban y que ubicaron tras el vallado dispuesto para separar al público de las autoridades, lo cual, les permitió posarse frente a las cámaras, tanto fotográficas como de televisión.

Finalmente, en la plaza 25 de Mayo, ubicada a unos 200 metros del Monumento, el Movimiento Evita y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP),  realizaron un “desayuno patriótico”. Según explicaron sus organizadores, la consigna de la manifestación para celebrar el Día de la Bandera fue “No al FMI”.

Lo más destacable en lo que a desmanes respecta, fue la detención de un hombre que se subió al palco oficial de Rosario con un cuchillo. Este hecho ocurrió alrededor de las 11:30 de la mañana durante el desfile Cívico.

Los agentes de seguridad municipal detuvieron al civíl en medio del pánico que se propagaba entre quienes asistieron a la celebración.

Los locutores del festejo se arrojaron desde el palco al momento de ver subir al hombre armado, quien aseguraba ser “el hijo de Evita”. Finalmente fue reducido por personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y personal de Gendarmería que se encontraba custodiando el acto y quedó detenido.

Según se desprende de las primeras averiguaciones, el hombre se habría sumado al desfile, del cual se encontraban participando aproximadamente 5 mil personas de organizaciones civiles, y desde allí ganó el palco que ocupaban los conductores del acto oficial.

De acuerdo a lo mencionado por fuentes locales, no hubo heridos y el atacante intentó ocupar el micrófono mientras gritaba que era hijo de Eva Perón.

 

3 comentarios Dejá tu comentario

  1. Movimiento Evita? CTEP cuyo titular es Grabois? Así que andan por Rosario che... por suerte no les falta plata y tiempo para movilizarse...

  2. Los Funcionarios (Gobernador, Diputados y hasta la misma Intendenta Fein, todos accediendo a tomarse fotos) reconocieron la manera respetuosa con que nos manifestamos (con una hermosa bandera) pidiendo por el fin de la tracción a sangre!"!!

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus