¡Recién Publicado!
cerrar [X]

El emotivo recuerdo de una madre a 3 años del doble crimen de Montañita

2
1138
En memoria de Gladys Steffani
En memoria de Gladys Steffani

"Te juro por la memoria de mi hija, voy a luchar para tener las cabezas de quienes mandaron a estos hijos de puta a cometer el crimen". Las palabras me las dijo Gladys Steffani el 12 de febrero de 2017, en el marco de una nota periodística que escribía para diario Mendoza Post, donde despunto como Secretario General de Redacción.

 

Faltaban apenas días para que se cumpliera el primer aniversario de la muerte de su hijaMaría José Coni, quien había sido secuestrada y asesinada junto a su amiga Marina Menegazzo.

Ambas habían viajado a efectos de disfrutar unas merecidas vacaciones en las playas de Montañita, Ecuador. Pero al momento de emprender la vuelta a Argentina, el 22 de febrero de 2016, tuvieron el peor de los finales.

Por ese hecho, la justicia condenó a Segundo Mina Ponce, Aurelio Rodríguez y José Pérez Castro por considerarlos responsables del hecho. Sin embargo, para Gladys siempre hubo cabos sueltos que no terminaban de cerrar. Personas que estaban por arriba de los autores materiales, que persistían en permanecer impunes.

"Sospecho que hay algo más grande, gente de la política mentida. Narcotráfico. El tema tráfico de drogas era cuenta corriente y el Estado lo sabe. En cuanto a tráfico de personas van de la mano y vos los sabés", me dijo en esos días.

Pasaron los meses y charlamos por teléfono mucho más de lo que nos mensajeamos. Nada trascendente, solo la inevitable catarsis de una madre, gravitando entre el dolor insoportable de perder a una hija y el deseo irremediable de hacer justicia.

El 23 de septiembre de 2017, Gladys me escribió desde Ecuador: "Ayer no podía escribirte, en el único lugar que tengo buena señal es en el hotel", se excusó.

Acto seguido, se mostró gratificada por la sentencia: "Fue una semana difícil pero llegamos a la condena".

No obstante, persistió en su desconfianza respecto de las responsabilidades del caso. Me dijo que estaba "a la espera que se abra la tercera investigación (...) Si no lo hace la fiscalía la voy a pedir, ya que faltan no menos de 2 personas más".

Su lucha fue incansable, me consta. Jamás bajó los brazos, ni un solo segundo. Aún cuando muchas veces le ganaba la nostalgia.

Como aquel 22 de febrero de 2018, hace un año, cuando le pregunté cómo estaba y me dijo: "No muy bien, ¿para qué voy a mentirte? Las fechas del mes me juegan en contra. Pero con fuerzas para seguir en busca del esclarecimiento". ¿Qué decir ante semejante comentario? Me ganó el silencio.

Como sea, la última vez que hablé con Gladys fue a principios de mayo de 2018, cuando le ofrecí hacer una buena investigación que culminara en un libro con todos los detalles del caso.

"No te imaginas lo que tenés para escribir con este caso. Y la justicia Ecuatoriana. De terror", me dijo al respecto.

Antes, le había agradecido por un audio privado que me había enviado, conteniendo sentidas palabras respecto de su hija. Mi agradecimiento fue respondido por ella con un: "A vos Christian, por estar". Fue una caricia al alma.

Pocos días más tarde, el sábado 12 de mayo, Gladys falleció. Repentinamente, dejando un sabor amargo a quienes intentamos acompañarla en su pelea.

Tenía 65 años y le ganó un persistente cáncer de pulmón. Con ella, lamentablemente, se fue la única chance de que se descubra la verdad. Lo único que queda es la esperanza de que haya logrado, de una vez y por todas, descansar en paz. 


Gladys Steffani, in memoriam

 

2 comentarios Dejá tu comentario

  1. Complicado el tema, y de miserables consecuencias, por falta de mas seguridades en el ambito de los jovenes que vienen a vacacionar por estos lugares. El entonces presidente Correa puso a su disposicion mucha ayuda, cuando ya era demasiado tarde y el asesinato fue cometido. Quieren hacer turismo sin encontrar un camino seguro para los jovenes que vienen a esos lugares. Claro, que los jovenes se supone sepan deber cuidarse y ser responsables de sus actos tambien. Ellas eran dos chicas modernas y querian conocer America latina, viajar y conocer lugares. Claro que llevaron ( segun esta en las redes) una vida algo alocada acostandose todas las noches a las 4 de la mañana y pasadas de copas, muchas de las veces. Que eran jovenes y querian divertirse. Dice,tambien en las redes que ellas andaban cortas de dinero, y ya no podian ni pagarse la pension donde estaban- Los mugrosos que las violaron transgredieron muchos derechos, y les quitaron la vida. Deberian permanecer presos de por vida.SE APROVECHARON DE ELLAS, por su falta de dinero- Dicese por algun lado que la madre solo les pudo mandar un giro de tan solo 37 dolares, era lo que tenia, y ellas por lo tanto trabajaban vendiendo ensaladas de frutas, en la playa. Juntaban como para poder regresar. Unos bandidos criminales se aprovecharon de su ingenuidad dandoles alojamiento y de ahi en mas, se desato la barbarie. No queda espacio en este mundo para que paguen por el crimen que hicieron. Y queda, en parte algo de responsabilidad de dejar a viajar a los hijos con poca plata o sin ella, a veces estas son las terribles consecuencias.

  2. La juventud deberia dejar de visitar estos lugares que son de poca seguridad, de poco atractivo, mas que el de la naturaleza. Poco atractivo cuando uno se ve rodeado de gente que aparentemente es cortes y educada pero que en el fondo odian a todo extranjero que viene a divertirse mientras ellos,los lugareños, los que dan servicios varios deben trabajar mientras los demas se divierten. Cuantas mujers mas, solas han venido por estos lugares? Pues tengan cuidado, porque no todo es tan amable, pacifico y cortes como lo parece.- Hay bandas de mafiosos por todos lados, y lo peor es que siguen sueltos.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros