¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Cuando los líderes se sienten inmunes frente al coronavirus y se vuelven irresponsables

6
902
(Y exponen a los demás al contagio)
(Y exponen a los demás al contagio)

Los cierres de fronteras por el coronavirus están haciendo más estragos en Europa que el Brexit, pero todo tiene un límite. Hasta los eslóganes políticos en un año electoral. La puja entre Donald Trump y una compañía alemana de biotecnología para apropiarse de las vacunas y los agentes antivirales contra el COVID-19, de modo de utilizarlos primero en Estados Unidos, revela mezquindad en tiempos de incertidumbre y solidaridad. Reacciones encontradas frente a la dimensión desconocida. La de los líderes. En la controversia se vio envuelta la canciller Angela Merkel. La empresa, CureVac, refirmó su compromiso con Alemania.

 

Merkel vaticinó que entre el 60 y el 70 por ciento de la población alemana podría contagiarse. Paquetes de ayuda provenientes de China inundaron Europa, empezando por Italia. Tarde, el primer ministro Giuseppe Conte admitió errores, así como su par británico, Boris Johnson. No hubo coordinación frente a la magnitud de la pandemia. “Cuantas más personas se contaminen ahora, un mayor porcentaje del país desarrollará inmunidad para una potencial segunda oleada de la epidemia en el otoño o invierno próximos”, llegó a decir el aprendiz inglés de Trump. En su idioma.

El renovado America First de Trump, en plan de ser reelegido, escaló cobró ahora otro peldaño. El del egoísmo después de haber desdeñado la gravedad de la pandemia hasta que comenzó a subir la curva de infectados y fallecidos en su país y decidió prestarle atención con el cierre del espacio aéreo con Europa. La ligereza de Trump y de otros presidentes, como el de BrasilJair Bolsonaro, y el de MéxicoAndrés Manuel López Obrador, estrechando las manos de decenas de personas en actos públicos, refleja una imprudencia. La de sentirse inmunes frente a una enfermedad que no sólo pueden contraer, sino también contagiar.

En el caso de Bolsonaro, su secretario de Comunicación, Fabio Wajgarten, y otros dos miembros de su gobierno dieron positivo después de haber estado con Trump en Estados Unidos. Bolsonaro pudo haber acatado el consejo médico de mantenerse aislado para descartar el período de incubación después de haber superado el primer test y no exponer a las 8.000 personas que acudieron a un acto contra el Congreso y la Corte Suprema en Brasilia. Les dio la mano a todos los que tenía cerca, como López Obrador en el Estado de Guerrero mientras en la ciudad de México miles asistían al festival de música Vive Latino. Como si nada.

En Francia hubo elecciones municipales y, también como si nada, los chalecos amarillos coparon el centro de París a pesar de los llamados a la cordura del presidente Emmanuel Macron. La imprudencia no es sólo de los líderes. Las concentraciones por el Día Internacional de la Mujer debieron cancelarse en España y en otras latitudes. No por falta de trascendencia, sino por una realidad. La del coronavirus. Lo contrajeron la esposa del presidente Pedro Sánchez, Begoña Gómez; la del vicepresidente Pablo IglesiasIrene Montero, ministra de Igualdad, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias.

Pudo ser ese día o después, como ocurrió con la presidenta de la Comunidad de MadridIsabel Díaz Ayuso, en aceras políticas enfrentadas con Sánchez; con el líder del partido ultraderechista VoxSantiago Abascal, después de un acto público tras el cual le dio positivo al secretario general de su partido, Javier Ortega Smith, o con el único presidente regional que se opuso a cerrar filas con el gobierno español en la “unidad de acción” por la declaración del estado de alarma. El de CataluñaQuim Torra. El ejemplo en España no provino de los líderes, sino de los médicos, los enfermeros y todos los que asistieron a sol y sombra a quienes tuvieron síntomas.

Trump actuó por la libre en uno de los pocos caos mundiales que no ha creado. El virus de Wuhan, según su secretario de Estado, Mike Pompeo, de modo de achacárselo a China. Coincidente con la guerra del petróleo entre el príncipe heredero de Arabia SauditaMohamed bin Salmán, y el presidente de RusiaVladimir Putin. Crisis simultáneas, The New Yorker dixit, con el primer ministro de CanadáJustin Trudeau, en cuarentena por su esposa, Sophie Grégoire, al igual que el círculo íntimo del líder supremo de IránAli Khamenei. Los microbios, a diferencia de los líderes, no discriminan entre nacionalidades, clases sociales o ideologías. Ni respetan intereses.

 
 

6 comentarios Dejá tu comentario

  1. Y .....aca NO cuentan la verdad tengo gente en Cordoba que me dicen que alli hay mas de 65 infectados y muertos debe haber ... Como el Indek kichnerista prefieren acotar los numeros aca acotan los infectados como los niños desnutridos le cambiaban el diagnostico cuando morian para no contar los muertos por hambre...!! Esto es ......PE-RO-NIS-MO.!! Ayer Irresponsablemente la Vice se fue a Cuba (?) Como Bolsonaro en Brasil La Clase Dominante se Creen inmunes y buscan ser impunes....Tuvo que pasar esto para que el medioambiente descanse del maltrato de inquilinos desaprensivos y sin valor que daban por sentado que tenian todo hoy un ser vivo e infinitamente pequeño nos demuestra y confronta con nuestra finitud donde no existen ni titulos ni doctorados ni siquiera roles Dominantes puede matarnos a Presidentes o barrenderos....

  2. Dentro de toda esta desgracia..qué suerte que no nos gobierna Macri. El inútil degradó al Ministerio de Salud a Secretaría, la salud pública le importaba NADA...para él la Patria no es el otro "la Patria son mis amigos". En las circunstancias actuales hubieran salido corriendo como ratas (con perdón a las ratas..) y nos dejaban en indefensión total.

  3. Tal vez tenemos algo de suerte y el Coronavirus se sube a los sobres. Nos libramos rápidamente de todos los mercenarios, panqueques y kukarachas de call center que pululan por aquí también

  4. Patricia Placidi: No se sabe si con Macri la cosa hubiese sido diferente, es cierto, pero eso es una POSIBILIDAD. Diferente es el caso de Cristina Fernández que en estos momentos está en Cuba y eso es una CERTEZA Se supone que si en Octubre pasado se propuso como SERVIDORA PUBLICA a ocupar el rol de vicepresidente, hoy mas que nunca debería estar cerca de su pueblo, mas cuando su hija se muestra con mejoría, además en cualquier país debe primar el MANDATO DE LA MISION QUE ACEPTO ANTES QUE SUS CUESTIONES PERSONALES. De no poder con esa misión, por priorizar su vinculo personal, tiene toda la libertad para dar un paso al costado. Además como dijo el presidente Alberto Fernandez, Estos días NO SON DE VACACIONES sino de permanencia en los domicilios. Evidentemente le importa un bledo la EJEMPLARIDAD que debería dar ante la nación.

  5. Si nos gobernara Macri, hubiera hecho lo mismo que Bolsonaro, toda la derecha se comporta de la misma forma. Aquí Macri desfinanció el Malbrán, se encontraron vacunas vencidas en la Aduana mientra hay muertos por sarampión, Hayn remedios vencidos en otros depositos, están arrumbados los camiones sanitarios que había preparado Cristina Kichner, se abandonaron hospitales construidos por el gobierno de Cristina Kichner que sólo faltaba equiparlos. Espero tengan en cuenta todas estas cosas a la hora de votar.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

“La muerte de mi mamá fue por asesinato”, dice la hija de Natacha Jaitt a un año de su muerte

Natacha Jaitt era mi amiga. Podría calificarla de mil maneras, pero la más fiel a lo que siento es esa. Era mi amiga. Tenía aciertos y errores, desde ya, como todos los tenemos. Pero su valentía y honestidad estaba fuera de discusión. Se animó como nadie...