¡Recién Publicado!
cerrar [X]

¿OTRA VEZ LA GUERRA?

0
1584
SEGÚN LOS RUSOS, EL ATAQUE A IRÁN ES INMINENTE
SEGÚN LOS RUSOS, EL ATAQUE A IRÁN ES INMINENTE

SEGÚN LOS RUSOS

    De acuerdo a una información aparecida en las últimas horas en la agencia noticiosa rusa RIA-Novosti, expertos militares rusos estiman que la planificación de una acción militar contra Irán por parte de Estados Unidos adquirió “carácter irreversible” el pasado 20 de febrero, cuando el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), el egipcio Mohamed El Baradei, reconoció en su informe a las Naciones Unidas que la agencia a su cargo “no puede dar fe del carácter civil del programa nuclear iraní”.
   
A su vez, según datos del periódico “Argumenti Nedely”, esa acción militar se llevaría a cabo en la primera semana de abril, inmediatamente antes de la Pascua de Resurrección, cuando el cuerpo social de Occidente esté pasando días feriados. Incluso, el ataque podría ser lanzado el viernes 6 de abril, día festivo para los musulmanes.
   
Los planes elaborados por los militares norteamericanos contemplan que la acción duraría 12 horas, desde las 04.00 de la madrugada hasta las 16.00 de la tarde. Datos éstos que merecen tenerse en cuenta, no sólo por provenir de analistas militares rusos sino por el hecho de que éstos –y obviamente sus servicios de inteligencia- se encuentran monitoreando la situación conflictiva entre Estados Unidos e Irán desde hace tiempo.
   
Para continuar con la información en poder de estos expertos, cabe agregar que el nombre en clave de la operación es “Bite” y que los golpes serían dirigidos a unos 20 objetivos, entre los que se encuentran centrifugadoras para enriquecimiento de uranio e importantes centros y laboratorios científicos. En cambio, no se vería afectado el grupo generador de la central nuclear de Bashehr, que está terminando de construir Rusia. Además, se neutralizaría el sistema de defensa antiaérea, serían hundidos varios barcos de guerra iraníes en el Golfo Pérsico y se pondrían fuera de servicio los principales centros de mando de las fuerzas armadas de Irán. Estos ataques buscan el objetivo de inhabilitar a Irán para que no pueda asestar golpes de represalia, que podrían incluir el hundimiento de petroleros en el estrecho de Ormuz para impedir el paso de centenares de otros buques-cisterna, como también un ataque misilístico contra Israel.
   
Según los analistas rusos, los ataques serían lanzados desde la isla Diego García, en el Océano Indico, donde hay estacionados bombarderos de largo alcance B-52 dotados también de misiles; se emplearían aviones embarcados en los portaaviones destacados en el Golfo Pérsico así como en la 6ª Flota de Estados Unidos, ubicada en el Mar Mediterráneo; y se lanzarían misiles crucero desde submarinos que se encuentran en el Océano Pacífico y en las costas de la península arábiga.
   
Como resultado de esa acción militar, el programa nuclear de Irán sufriría un duro revés, aunque también se considera probable una fuerte alza en el precio del petróleo, que podría llegar hasta unos 75 a 80 dólares por barril, y durante un período bastante largo. Y éso si algunos países exportadores de petróleo integrantes de la OPEP que muestran simpatía hacia Irán, como algunos países árabes y Venezuela, no llevan las cosas a mayores, respecto de ese producto.


Probables respuestas iraníes

   
En caso de un ataque masivo de Estados Unidos a Irán, este país responderá, como informó pocos días atrás la agencia Reuters citando al responsable del Consejo Iraní de Seguridad Nacional, Alí Larijani, quien afirmó: “A una acción militar vamos a responder naturalmente con otra acción militar”. Por su parte el ayatollah Alí Khamenei, máximo líder religioso de Irán, había lanzado una advertencia similar en febrero pasado, cuando sostuvo que “cualquier agresión contra Irán va a tropezar con las represalias en relación con los intereses de Estados Unidos a escala global”. Con lo cual ya avisó que la guerra entre ambos países bien puede llegar, además de la zona de conflicto, a otros terrenos en cualquier parte del mundo.
   
De hecho, Irán estuvo realizando a comienzos de marzo diversos ejercicios militares y otros destinados a ensayar acciones preventivas en caso de un ataque aéreo cerca de la ciudad de Isfahan, donde se encuentra uno de sus más importantes centros de tecnología nuclear.
   
Al mismo tiempo, Irán está vigilando a Israel para prevenir cualquier ataque de la aviación israelí contra sus plantas nucleares. En tal sentido, fuentes de inteligencia israelíes revelaron a la cadena estadounidense de televisión Fox que Irán desplegó en territorio de Siria, cerca de la frontera con Israel, un sistema electrónico de “alerta temprana”. Las mismas fuentes señalaron a Fox que los iraníes utilizan esas antenas, instaladas en los altos del Golán y bien visibles desde territorio israelí, para recoger información secreta sobre Israel.
   
Por su parte, el general ruso Vladimir Popovkin, jefe de las Tropas Espaciales de Rusia, tomó a su propia cancillería y a los diplomáticos en general por sorpresa, al admitir la posibilidad de que se instalen, en el territorio de algunas embajadas rusas, nuevos radares del sistema de control sobre el espacio extraterrestre. Según Popovkin, un radar de ese tipo no ocupa más de media habitación y no necesita de un programa de mantenimiento permanente.
   
Sin embargo las motivaciones reveladas por el general ruso serían en realidad otras, habida cuenta de la simpatía de Rusia hacia los iraníes. Un ex agente de la inteligencia rusa, Stanislav Lekarev, admitió que las embajadas de su país “están repletas de equipos secretos para espionaje y comunicaciones”. Por ello algunos observadores no descartan que Rusia haya desarrollado cierta tecnología “novedosa” para controlar el vuelo de misiles balísticos sin excesivos gastos de energía. Y ello estaría destinado, entre otras cosas, a colaborar con Irán, por ejemplo avisándole en el momento en que despega un misil lanzado desde un barco o un submarino hacia un blanco en ese país.
   
Lo cierto es que, de acuerdo a estas últimas informaciones, otra locura bélica del presidente de Estados Unidos, George Bush, estaría a punto de ser desatada. Por un lado el senador demócrata James Webb presentó hace poco al Senado un proyecto de ley que prohibe al presidente emprender cualquier acción militar contra Irán sin el visto bueno del Congreso. Concretamente Webb dijo, al presentar dicho proyecto de ley ante los legisladores, que “el documento busca el objetivo de impedir que la administración del país emprenda acciones militares contra Teherán esquivando al Congreso”, y que “el presidente no tiene el derecho de iniciar una operación militar unilateral contra Irán”.
   
Sin embargo, ya la gran mayoría sabe que Bush –quien se arroga el derecho de decidir por su cuenta en “caso de guerra”- se aferra a otra escalada bélica como a una particular tabla de salvación en la que actualmente muy pocos creen. Tanto para justificar su necesidad de que sus gobernados vuelvan a creer en él como el gran cruzado de la lucha contra el terrorismo mundial y el único que puede salvarlos de ese flagelo, como en las necesidades económicas que se abaten cada vez con mayor peligro sobre Estados Unidos, cuestión esta última que hemos reflejado en notas recientes, tituladas “La Gran Depresión, Capítulo II” y “El infierno tan temido”.
   
El caso es que los días y las horas pasan, y nos van acercando a lo que, de concretarse, sería otra  absurda escalada bélica del país del Norte.
   
Quizás habría que recordarle a su presidente lo que reza en la leyenda escrita en el viejo reloj de Oxford: “Las horas pasan. Daréis cuenta de ellas”.

 

Carlos Machado

 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros