Biblioteca de Tribuna de Periodistas

Poli Armentano, un crimen imperfecto

Cóppola, menemismo y drogas, una mezcla explosiva

    En la madrugada del 20 de abril de 1994, Poli Armentano, el rey de la noche, caminaba con paso firme hacia su domicilio. Nada se escuchaba en el silencio cerrado que lo envolvía, hasta que una voz conocida pronunció su nombre... El estruendo del disparo y el impacto de una bala en la cabeza de Poli hicieron que este se desplomase en medio de la calle. 
    Una hora más tarde, débil y aferrado al hilo de vida que lo sostenía, logró llegar hasta su edificio. Pero el camino sin regreso ya había comenzado. Dos días después fallecía en el hospital Fernández. 
    Las investigaciones judiciales realizadas alrededor del caso Armentano presentan llamativas irregularidades: ausencia de declaraciones claves, testimonios débiles y poco creíbles, evidencias dejadas de lado, acusaciones falsas e incremento considerable del capital del entonces Juez a cargo, Francisco Trovato, entre otras cosas. 
    Todo ha parecido sumarse al objetivo de no desentrañar la verdad, de seguir ocultando qué ocurrió esa noche, qué personajes rondaban al empresario de las discotecas más exitosas y quiénes y por qué querían su muerte. 
    Lo cierto es que la "causa Armentano" presenta una explosiva mezcla de drogas, política y poder que no podrá ser descubierta fácilmente, ya que involucra a personas muy importantes de diferentes ámbitos y tal vez sea esta la razón por la cual, en el silencio de la complicidad, muchos boguen para que nada se descubra, para que todo siga igual. 
    Bienvenidos a un viaje sin retorno, a un paseo en el que se descorre el velo de la impunidad...

Seguinos también en