09/02/2013 | Cartelera

El lado luminoso de la vida

LA LOCURA HAY QUE BUSCARLA EN SU ENTORNO, ÉL SOLO ES UN MENSAJERO

El lado luminoso de la vida

Ficha técnica:      

Título para Latinoamérica: El lado luminoso de la vida.

Título original: Silver Lining Playbook.

Dirección y Guión:David O.Russell.

Basado en "The Silver Lining Playbook" de Matthew Quick.

Género: Comedia, Drama- Apta para mayores de 13 años.

Reparto: Bradley Cooper (Pat), Jennifer Lawrence (Tiffany),Robert De Niro, Jacki Weave, Chris Tucker, Anupam Kher, John Ortiz, Shea Whigham y Julia Stiles - Distribuidora:Alfa Films.

Producción: Bruce Cohen, Donna Gigliotti, Jonathan Gordon.

Productora: Mirage Enterprises / The Weinstein Company.

Música: Danny Elfman- Fotografía: Masanobu Takayanagi.

Montaje: Jay Cassidy, Crispin Struthers- País: -EE.UU.- Año: 2012. Duración:120min. – Estreno Argentina: 31-01-2013.

 Una deliciosa comedia romántica bien escrita, sólida en los textos y magnífica en actuaciones. Comedia “como las de antes”, donde todos los detalles se exponen desde los créditos iniciales.

Tras la excusa de las enfermedades mentales se esconde la grave necesidad de expresión y comprensión de los seres humanos. La indolencia queda diezmada por el sentimiento más noble: el amor. Las enfermedades mentales todavía estigmatizan a los que las padecen. También su entorno queda encuadrado en la dinámica de exclusión.

 Si bien hoy resulta casi cotidiano hablar de trastornos obsesivos compulsivos (TOC), bipolaridad (maníacos-depresivos), etc., el ocultamiento por quienes lo padecen (sobremanera la familia, su entorno), es la primera elección. Silver Lining Playbook (2012), trabaja sobre el drama psicológico con rigor, pero en clave humorística. Un buen remedio para una enfermedad que deprime y euforiza. La moderna farmacología hace muy llevadero este tipo de patologías.

 La historia sienta sus reales en una problemática bien definida: Pat (Bradley Cooper), inmerso en una profunda depresión, está convaleciente después de pasar por un mal transe personal que lo recluyó en una clínica psiquiátrica. Retorna con su madre, Dolores, el tratamiento doméstico. Pat desea demostrar a todos que está de vuelta y pergeña un plan para reconquistar a su amada esposa. Sin saber que en su travesía, se cruzará por azar con una chica muy singular, Tiffany (Jennifer Lawrence). Y una nueva vida se abre ante sus ojos. Momento de inflexión en el relato, la presentación de Tiffany.

 Ella no las tiene todas consigo. Con problemas de conducta manifiestos, apuntalará al angustiado Pat. Ambos vivirán atormentados por amor. Es que el amor como fuerza vital, primero confunde, luego libera y exonera de temores. Tiene su lógica y sus tiempos. Los tiempos que involucra el director en una inteligente puesta de juego. El cineasta David O.Russell, elige los momentos de tensión, de agobio y los articula con disparadores de comicidad para descomprimir el relato. Es una crítica social de los preconceptos sobre las enfermedades mentales. Hay un mensaje expreso y subliminal en su discurso cinematográfico.

La trama se divide en verdaderos compartimientos estancos. A saber: alta del psiquiátrico, entrada a la casas de sus padres, encuentro con Tiffany, crítica social de la bipolaridad, tratamiento de Pat, desenlace de la comedia. Todos tienen sus tiempos y su lógica. Un verdadero logro del director.

Los allegados de la pareja poseen roles significativos. Están articulados a la suerte de los protagónicos. El rol del padre (Robert De Niro), el de mayor dramaturgia y exposición en el guión. Posee peso específico. Es un apostador compulsivo de eventos deportivos. Fanático del equipo americano de fútbol, Eagles de Philadelfia. Es por demás supersticioso.

Utiliza verdaderos rituales para lograr imponerse en este juego, cueste lo que cueste. Su conducta es un fuerte guiño a la enfermedad de su hijo: rituales obsesivos compulsivos, jugador compulsivo, depresión-angustia, euforia. Así en combo, como la descripción de la bipolaridad. ¿Coincidencias? No. Es la familia y su entorno, un sistema disfuncional.

 El elenco del film logra generar una corriente empática positiva. “El rol del actor”, es bien entendido y le ponen el cuerpo. Empatía y solidaridad que trasciende al espectador. Y el final es evidente: una comedia atrapante, tensa y con una gran dosis del mejor humor.

El director de cámaras trabaja con suficiencia la multiplicidad de planos según circunstancia: planos detalles (protagónicos, para generar drama y sensibilidad); apertura de planos -planos democráticos- para la confrontación interfamiliar (brillantes en la transmisión de la problemática y los mejores momentos histriónicos). La fotografía nos coloca ante la desesperación de la enfermedad y lo insondable. Lo que escapa a la conciencia y fluye.

 En conclusión: al conceptualizar la obra lo que trasciende es el mundo de lo real (normal) y el submundo de la enfermedad. Ambos se entrecruzan. Las fronteras están abiertas. El relato se cancela con la certeza que el universo bordeline está entre nosotros y nos interpela. No es el infierno tan temido. Al menos para los protagónicos del film.

 

 Gustavo Contarelli

 

Puntaje del film: 4 Tribunas

Puntaje actor protagónico: Bradley Cooper (Pat) 5 Tribunas ¡imponente!

 

Referencias:

5 Tribunas: excelente/imperdible

4 Tribunas: muy buena

3 Tribunas: correcta - buena

2 Tribunas: regular

1 Tribuna: mala/pésima

 

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

tristan
09 de Febrero de 2013

La pelicula es correcta, pero la que la rompe es la minita, es un caramelo

JOSEFINA
09 de Febrero de 2013

LA VI, COINCIDO ES UNA EXCELENTE PELI

Ezequiel
10 de Febrero de 2013

En una entrevista que le hacen a Robert De Niro sobre esta pelicula, el tipo en un punto se quiebra y no puede continuar hablando. Supongo que vale la pena hecharle un vistaso a esta pelicula.

http://www.foxnews.com/entertainment/2013/02/05/robert-de-niro-cries-during-katie-couric-interview-about-ilver-linings-playbook/

 

Seguinos también en