24 / 04 / 2008
Investigacion

Quién es Jorge Brito

EL BANQUERO DE KIRCHNER

Quién es Jorge Brito

    Referentes del radicalismo salteño aseguran que el verdadero poder que se esconde detrás de la figura de Brito está manejado por el inhasible Enrique “Coti” Nosiglia. Esta especulación tiene sentido si nos atenemos a lo informado en febrero de 2002 por la revista Noticias:

    "El Banco Macro nació a fines de los años 70 como una mesa de dinero cordobesa llamada Macro Cía. Financiera S.A. (...) El rodrigazo permitió despegar con una significativa diferencia a los propietarios de la entonces financiera Macro y de la consultora Econométrica: José María Dagnino Pastore, Mario Brodersohn, Alieto Guadagni y Alfredo Concepción (...) Recién en 1987 el Banco Central lo autoriza a operar como banco comercial bajo el nombre de Banco Macro S.A.. Los primeros buenos negocios los realizó durante el apogeo de la coordinadora del radicalismo en los 80’.  Por ejemplo, cuando dos días antes del anuncio del Plan Primavera hecho por el gobierno de Raúl Alfonsín el Macro había comprado unos 3 millones de dólares justo antes del disparo de la divisa.  El fiscal Ricardo Molinas investigó el caso, pero nunca pudo probar que la entidad hubiese recibido información privilegiada de sus 'contactos en el gobierno'.  Cabe recordar que en aquellos días se conocía al Banco Macro como El Banco de la Coordinadora."

    Luego de informar sobre la díficil situación financiera que atravesaba la entidad en 1994 la revista afirma:

     El camino que lo llevó a ser un importante banco del norte del país es, al menos, sospechoso. La caída de depósitos lo había desahuciado, pero con la compra de los bancos provinciales de Misiones, Salta y Jujuy se recuperó rápidamente.

    También Horacio Verbitsky en su columna de Página 12, relacionó el crecimiento del Macro con la compra de los Bancos de las Provincias que no casualmente son fronterizas con las zonas más calientes del narcotráfico. A los nombres ya citados se pueden agregar los de Menem, Yoma, Colombo, Moneta, De Santibañez, Puerta, Romero, etc. que tienen o han tenido relación con la entidad bancaria. Esto confirma que, en estos estratos, no hay ni política ni ideología diferente, sólo prima la transversalidad  de la mafia y la corrupción.


El Banco Provincial como botín

   
Conviene recordar que  la institución fue víctima de operaciones inescrupulosas, en particular, durante el Gobierno de Roberto Romero (l983-l987). Así, terminada esa gestión y habiendo accedido al Gobierno Hernán Cornejo, El Banco Central dispuso el cierre del Banco Provincial de Salta en enero de 1988. El Licenciado en economía Roberto Guzmán lo explica en su libro Saqueo Asegurado:

    "Esta medida había sido dispuesta por el BCRA ante el estado de insolvencia de la entidad que había llegado a su límite por la utilización descontrolada del endeudamiento generado por el sistema de bonos y su onerosa carga de intereses y costos operativos, como también por el manejo irresponsable de la cartera de crédito en provecho de sectores privilegiados (...) Al nuevo gobierno no le quedó mas remedio que suspender la convertibilidad inmediata del bono (creado por Cantarero). En su reemplazo, creó un régimen de tenencia forzosa con canjes diferidos, sujetos a prioridades y cupos, de acuerdo a quienes fueran los tenedores y en función de las disponibilidades financieras. Las características de arbitrariedad y discrecionalidad del mecanismo, así como el despropósito de manejar las cuentas de depósitos en bonos como si fuera un sistema bancario, no tardaron en generar una secuela incontrolable de especulación y un nuevo auge del endeudamiento y de generalización de la corrupción."

    Lo cierto es que el Banco Provincial fue manejado por la familia Romero a su antojo y, sólamente un jefe departamental, Alberto Cruz, se atrevió a investigar las múltiples irregularidades. En uno de los informes indicaba:

    "El incremento grosero en las calificaciones de crédito a las sociedades Juan Carlos y Roberto E. Romero, así como las del Ministro de Economía de esa época Emilio Marcelo Cantarero, que sin considerar que el Banco es un ente autárquico de su dependencia, obtiene varios préstamos..."

    También sostiene que al ser designado Roberto (Tito) Eduardo Romero como Director Ejecutivo, otorgó autorizaciones de cheques en descubierto a firmas que se encontraban  en Gestión y Mora...

    "Luego trataban de emprolijar estas cuentas otorgándoles créditos en línea ordinaria. A mi entender estos otorgamientos de créditos por parte de un Director son violatorios al Estatuto del Banco..., los daños ocasionados son de responsabilidad personal de Directores actuantes, Presidentes, Funcionarios que acataron órdenes improcedentes; pero es dable reconocer la impotencia de éstos últimos en un sistema donde el Director (hijo del Gobernador), el Gobernador, con Cámaras complacientes por mayoritarias, los jueces y el Tribunal de Cuentas designado por él, muy pocos podían atreverse a no obedecer. Es oportuno mencionar que el Director del Banco Jorge Nelson Montoya, pasó después a integrar el Tribunal de Cuentas y se lo puede encontrar hoy en el Balance de Cuentas de Pérdidas."

    Montoya tuvo un crecimiento patrimonial difícil de explicar. Sin embargo, no olvidemos que fue uno de los liquidadores del residual del ex Banco Provincial de Salta, una vez que las acciones de éste fueron vendidas a Jorge Brito.
    Las irregularidades comprometían seriamente al propio partido de Romero “... en los sobregiros de la Cuenta Corriente del Consejo Provincial del Partido Justicialista se han soslayado las más elementales normas de control interno...
    Con fecha 13 de julio de 1987 se aceptaban las renuncias de Nogueira, Alderete, Ovando, Vilas y Gonza, en tanto asumían Mariano Solá como presidente y como directores Ricardo Rovira, Julio de la Cuesta, Erico Schneider, Gustavo Klix Cornejo y Juan Carlos Ocampo. Sorprendentemente en Acta Nº 1460 del 20-7-87 se incluye lo siguiente:

    "Acta Declaración Nuevo Directorio: El Directorio del Banco Provincial de Salta, deja constancia que está exento de toda responsabilidad administrativa y/o patrimonial y/o penal por el accionar de administraciones precedentes y/o por el cumplimiento de decisiones anteriores adoptadas, las que serán determinadas y avaladas por las auditorías que practique en la Institución el BCRA en su carácter de ente fiscalizador de las entidades financieras."

    Es de hacer notar que el nuevo presidente había participado, en su carácter de gerente general, en la mayoría de las reuniones de los directorios anteriores y no constaban opiniones desfavorables, ni denuncias que pudieran causar responsabilidades administrativas, patrimoniales y/o penales por el accionar de administraciones precedentes, etc. Por lo tanto, la naturaleza y contenido de la declaración era por demás sugestiva, inusual y hasta sospechosa.
    Roberto Guzmán incluye en su libro lo que titula Testimonios del Banco Central:  

Es sumamente ilustrativo para comprender cómo se vació al Banco Provincial de Salta la referencia a las falencias señaladas en los memorandums del Banco Central de la República Argentina, entre los que se pueden mencionar:
Memorandum
Nº 2, sobre incremento de descubierto de la cuenta corriente del Consejo Provincial Justicialista. El 16-09-87 la presidencia del Banco autorizó, según se nos informa a las 22 horas un cheque Nº 8726/9 del Consejo Provincial Justicialista por A 150.000 que incrementó el descubierto a la suma de A 319.540,57, sin acuerdo. Firmado: Mario A. Yampolsky (veedor)

Memorandum Nº 6, sobre Créditos al Gobierno Provincial. La Ley Orgánica del Banco Provincial de Salta Nº 3122, en su Art. 50 Inc. 2, dispone que el Banco podrá conceder préstamos directos al Gobierno de la Provincia de Salta, hasta un 25% del capital y reserva. Teniendo en cuenta que el mencionado límite en la actualidad se encuentra totalmente desfasado, se indica deberán arbitrar las medidas conducentes a fin de encuadrar a la brevedad el crédito del Gobierno. (29-09-87). Firmado: Mario A. Yampolsky.

Memorandum Nº 10: El 15-10-87 el saldo deudor de la cuenta corriente 8762/9 Consejo Provincial del Partido Justicialista se incrementó en A 130.000 al ser debitado un cheque por Delpra S.R.L. (Agencia de publicidad preferida por el Gobierno). Con este movimiento la cuenta arroja un saldo ( A 478.310,47). El cheque de referencia no ha sido autorizado por funcionarios de línea y la operación es ignorada por Gerentes y Directores de la Entidad, con lo que cabe suponer que se han soslayado las más elementales normas de control interno. Por otra parte nuestro Memorandum Nº 2 indica que todo valor que supere los 25.000 (australes) sobre cuentas que no cuenten con fondos suficientes ni acuerdo, debe ser consultado a esta Veeduría. Salta, 20-10-87. Firmado: Mario A. Yampolsky.

Memorandum Nº 16: Respecto a las refinanciaciones solicitadas por los clientes Horizontes S.A., La Población de Ortega S.A. y la Suc. Abel Michel Torino S.A. (todas del grupo Romero), esta veeduría considera: 1) Se debería dejar sin efecto las resoluciones de directorio Ns. 870-316 y 87-372, por ser incumplidas por parte de los deudores. 2) Actualizar las deudas al día de la refinanciación tomando como saldos básicos lo determinado por el Departamento de Préstamos especiales el 11-06-87 y ratificado por informe de la Gerencia General del 01-10-87. 3) Previo a la refinanciación de la deuda deberá obtenerse como mínimo un pago a cuenta del 10% del total de cada una de ellas. 4) Independientemente de la subsistencia del gravamen hipotecario ya constituído a favor del Banco por La Población de Ortega S.A., deberán constituir garantías reales sobre bienes pertenecientes a Horizontes S.A. 5) Corresponde desestimar la constitución de cualquier otro tipo de garantías debido a que el nivel de deuda al que se ha arribado resulta de significación y por otra parte los distintos intentos de refinanciación de los deudores, refuerzo de garantía y/o esperas aprobadas oportunamente no fueron en la práctica cumplimentadas. Salta, 11-11-87. Firmado: Mario A. Yampolsky.

Memorandum Nº 23: Sobre la cartera morosa, se recomienda la necesidad de encarar inmediatas medidas ya sea en el orden judicial o extrajudicial, entre otros: Marcilese, Pedro; Uldry, Edmundo; Nort Diesel S.A.; Atahualpa S.A.; Sollazo S.A.; Caminos S.A.. Por los deudores Issa S.A.; La Población de Ortega S.A.; Horizontes S.A. y Sucesiones Michel Torino S.A., de no haberse concretado las garantías en trámite de instrumentación por la refinanciación otorgada deberá proceder a declarar incumplidas las condiciones estipuladas en los respectivos acuerdos e iniciar de inmediato acciones judiciales tendientes al recupero de las acreencias. Salta, 07-03-88. Firmado: Mario A. Yampolsky.

Memorandum Nº 42: Es importante destacar que respecto a los deudores Horizontes S.A., La Población de Ortega S.A. y Sucesión Abel Michel Torino S.A., ante la falta de concreción de las refinanciaciones, se indicaba la constitución de previsiones.

Atento a que ha transcurrido el plazo de diez días hábiles para la recepción de la respuesta por parte de este Banco Central, se le indica que deberán informar dentro de las 48 horas las medidas adoptadas. Salta 06-05-88. Firmado: Mario A. Yampolsky.

Memorandum Nº 72: La falta de contestación en tiempo y forma a los requerimientos efectuados (Memorandos Ns. 23, 32 y 42) evidencian serias falencias en el desenvolvimiento de esa entidad. Tal es el caso de las firmas La Población de Ortega S.A., Horizontes S.A. y Suc. Abel Michel Torino S.A., que durante el último año han sido objeto de refinanciaciones incumplidas, tratativas no formalizadas sobre su inclusión en el régimen de capitalización de la deuda externa y actualmente con solicitud de acogimiento al nuevo plan de refinanciaciones, Ley Nº 6528/88. Salta, 29-12-88. Firmado Oscar Monsech - Veedor.

     El informe del funcionario puntualizaba que a pesar de las observaciones de la Veeduría y sus recomendaciones, el Banco tomaba decisiones como las siguientes:

·   Acta Nº 1500 del l0 de Marzo de 1989: se pasa a pérdida un reducido grupo de clientes con el fundamento de que se trataba de deudores incobrables. Sin embargo, eran clientes con hipotecas sobre sus valiosas propiedades rurales y otros bienes registrables, que el banco les levanta con el argumento de que se trataba de deudores incobrables, lo que entiendo es más que sospechoso.

·   Acta Nº 1503 del 27 de abril de 1989: Con la presidencia de Arturo Aguilar y su directorio, incluída la presencia del gerente general Mariano Solá, se le acuerda a Horizontes S.A. -englobándose inclusive obligaciones de un tercero, Armando Troyano- el pago cancelatorio de sus deudas, mediante la dación en pago de los inmuebles de Zuviría esquina España, efectuándose condonaciones de importancia y aceptándose tasaciones. Esto no se concreta y motiva luego, el 24 de enero de 1990, un nuevo acuerdo.

·   Acta Nº 1506 del 18 de julio de 1989: Se concede regulación de deuda a la firma Modesto y Manzur Chibán S.A., entre cuyos propietarios estaba el director del Banco Marcelo Chibán.

·   Acta Nº 1517 del 17 de octubre de 1989: Se concede acuerdo de regulación de deudas a la firma vinculada al presidente Marcelo Chibán, Super Cavanna S.R.L., bajo la presidencia del Director, dejándose expresa constancia que el presidente se abstuvo de intervenir.

·   Acta Nº 1522 del 24 de diciembre de 1989: Se pasa a pérdidas gran cantidad de cuentas, entre las cuales figuraban créditos otorgados deficientemente y por funcionarios sin facultades, sin instruir las actuaciones sumariales, ni pasarse luego las acciones al Honorable Tribunal de Cuentas. En esta reunión participa, además del directorio, el gerente general Mariano Solá.

·   Acta Nº 1524 del 24 de enero de 1990: Se concreta el arreglo de deudas de Horizontes S.A. y firmas vinculadas a ellas (grupo perteneciente a la flia. Romero), con la aceptación de entrega del inmueble de Zuviría y España, con opinión favorable del gerente general, con condonación de intereses punitorios y nueva tasación del inmueble; al resultar un remanente, se aplica a cuenta de la deuda del cliente Pedro Julio Marcilese (luego encarcelado por ser el autor intelectual del crimen del Dr. Miguel De Escalada), quién disfruta durante la gestión de Roberto Romero de generosos otorgamientos de créditos.

·   Acta Nº 1536 del 10 de agosto de 1990: Se acuerda arreglo de deuda a la firma Pedro Julio Marcilese, con dación en pago de las fincas El Cocal (Rivadavia Banda Sur y Carreta Quebrada en el mismo Departamento, ambos inmuebles de propiedad de Imbaste S.A.).

·   Acta Nº 1538: Se aprueba nueva planilla de deuda por la cuenta de Pedro Julio Marcilese y se establece un nuevo valor para los inmuebles recibidos en dación.

·   Acta Nº 1544: Con la declaración de que no participa al abordarse el tema el presidente Marcelo Chibán, se trata la presentación conjunta de Super Cavanna S.R.L. y Transporte Macaione Hnos., por lo que esta última empresa asume la deuda de la primera, con garantía de uno de los miembros de la sociedad con una fuerte quita de los intereses punitorios (100%). Esta deuda está actualmente impaga (22 de julio de 1993) y se encuentra bajo sumario.

·   Acta Nº 1549 del 28 de diciembre de 1990: Se le otrga crédito a Macaione Hnos., para cancelar saldo deudor en cuentas corrientes.

·   Acta Nº 1549 del 28 de diciembre de 1990: Se ordena pasar a pérdida gran cantidad de acreencias por incobrables, sin ordenar sumarios ni detectar los responsables por mal otorgamiento de crédito; en este paquete figuran el ex Director Darío Fonseca, el Comando Electoral Justicialista, Daniel Jesús Isa, A. Casabella Espelta, entre otros.


Indiferencia de la Justicia

    Con estos antecedentes el interventor del Banco, Tadeo García, presentó ocho denuncias penales en las que se ponía en conocimiento de la autoridad judicial un cúmulo de graves irregularidades: 

1.   Descubiertos incobrables: Se otorgaron créditos a diversos clientes mediante autorización para girar en descubierto en sus respectivas cuentas corrientes. Tales créditos resultaron incobrables y fueron pasados a Gestión y Mora y, finalmente, a Pérdidas y Ganancias. Las autorizaciones habrían sido firmadas por el entonces director ejecutivo Roberto Eduardo Romero, designado el 26 de febrero de 1985.

A modo de ejemplo y requiriendo una exhaustiva auditoría para individualizar los casos en que se actuó de la manera reseñada, se consigna la situación de la firma Líder S.R.L., titular de la cuenta Nº 9066/5 que, de la forma descripta, recibió autorización del director Roberto E. Romero para girar en descubierto. Luego, en fecha 11/10/85, según Acta Nº 1387, el Directorio le otorgó otro crédito, esta vez a sola firma y por mayor monto, para regularizar la facilidad ya concedida, obligación que tampoco fue cumplida. La Comisión de Asuntos Legales del Directorio debió formular el debido pedido de quiebra de la firma; el que se concedió según Resolución Nº 10.762 del 2 de octubre de 1986, figurando a la fecha de la denuncia en el Balance del Banco como una pérdida. Asimismo, también habría recibido préstamos mediante este tipo de operación la firma Distribuidora Rivadavia S.R.L. cuyo cheque Nº 2.237.909 fue autorizado en descubierto por el director Romero                                      

2.   Refinanciaciones poco claras: Al refinanciarse la deuda de la firma Horizontes  SACIFI, vinculada a los directores Roberto E. Romero y Roberto Adán Galli, se habrían transgredido prescripciones fundamentales del Estatuto del Banco Provincial de Salta (Ley Nº 3132). En efecto, dicha operación fue aprobada en reunión de Directorio del 17  de octubre de 1985, sugún Acta Nº1388, sin observar el quórum mínimo requerido por el Estatuto en su artículo 28 para ese tipo de resoluciones, por cuanto al retirarse el director vinculado, la reunión quedó sin dicho quorum. En la citada refinanciación, la empresa fue beneficiada con una quita, sin que previamente se hubieran hecho efectivas las garantías y fianzas que respaldaban el crédito originario, contrariando de este modo la expresa prohibición del artículo 51, inciso 9  de la citada ley estatutaria.

3.   Créditos con privilegios: En el año 1984, según Acta de Directorio Nº 1347 del 12/12/84, se concedió un crédito al entonces Ministro de Economía de la Provincia de Salta, Emilio Marcelo Cantarero y señora- Cuenta 641/8 a 360 días de plazo, violando el artículo 51, inciso 3 del Estatuto que prohibe que los créditos excedan los 180 días de plazo, sin estar comprendido en las excepciones del artículo 47, ni tratarse tampoco de un arreglo de deuda anterior. A sólo cuatro meses de su otorgamiento, el mencionado crédito fue refinanciado con condonación del 30% del monto adeudado, según Acta Nº 1367 del 10 de mayo de 1985. Posteriormente, el 15 de mayo de 1985, se acordó el acogimiento de la firma al plan de regularización, extendiéndole el plazo de amortización a cuatro años, en dieciseis cuotas trimestrales. Aparte de ello, con fechas 11 de julio de 1985 y 11 de octubre de 1985, por Actas Nº 1374 y 1387, los nombrados accedieron a nuevos créditos.

4.     Más privilegios: También en 1984, se concedió un crédito a los clientes Juan Carlos Romero y Roberto Eduardo Romero-Cuenta Nº 6972/0 por pesos argentinos nueve millones, según Acta de Directorio Nº 1347 de fecha 12 de diciembre de 1984, violando nuevamente el artículo 51, inciso 6 del Estatuto del Banco, que establece la prohibición de que se otorguen créditos a personas o firmas que no hayan satisfecho cumplidamente sus obligaciones anteriores, constando en la misma resolución que los beneficiarios mantenían obligaciones anteriores vencidas. Con posterioridad la Cuenta 6972/0 quedó a nombre de Juan Carlos Romero solamente, pero manteniendo el carácter de firma vinculada según las definiciones del Banco Central, otorgándosele por Acta Nº 1373 del 5 de julio de 1985 una regularización de deuda con condonación y garantía prendaria. Más tarde, por Acta Nº 1389 del 14 de octubre de 1985, se autorizó el reemplazo de la garantía prendaria por una hipoteca en cuarto grado sobre la propiedad rural perteneciente a la Población de Ortega S.A. del Departamento Metán, cuya tasación no cubría ni siquiera la hipoteca en primer grado. Ello implicaría por los menos una violación al artículo 23 del Estatuto, que establece las condiciones en que debe operar el Banco con clientes vinculados a sus directores.

5.   Créditos sin garantías sólidas: Se cuestiona el otorgamiento de créditos y posteriores renovaciones a favor de las empresas Horizontes SACIFI, La Población de Ortega S.A., Roberto Eduardo Romero-Cuenta Nº 2124/1-, Rafael Sarmiento y/o Silvia Romero de Sarmiento-Cuenta Nº 9185/9- y H. Romero de Juri -Cuenta Nº 9507/3- todas ellas vinculadas al entonces director, Roberto Eduardo Romero, en condiciones más favorables que las que se acuerdan al resto de la clientela. Este acto de probable arbitrariedad violentaría lo establecido por el artículo 23 del Estatuto del Banco, lo que fuera reiteradamente observado por la Veeduría del Banco Central de la República Argentina. El perjuicio económico ocasionado al ente bancario se acentuó por la imposibilidad de disponer de los montos prestados correspondientes a las deudas de Horizontes S.A. y Rafael Sarmiento y/o Silvia Romero de Sarmiento, ya que para cobrar tales acreencias se vió obligado a tomar de Roberto Romero y señora y de Celim Balut y señora, un bien ubicado en Zuviría esquina España (Acta Nº 1524), que por su valor de recepción no pudo, a la fecha de la denuncia ser enajenado, como lo prescribe el artículo 51, punto I del Estatuto. Con la operatoria descripta se violó asimismo la prohibición del artículo 51, inciso 9del Estatuto, por cuanto al momento de la cancelación con un bien de terceros se acordaron quitas a los deudores, sin que previamente se efectivizaran las garantías y fianzas establecidas en los créditos originales.

6.   Ventajas para el partido oficialista: El crédito y la condonación de intereses otorgados al Partido Justicialista -Distrito Salta-, cuenta Nº 8726/9, violaban asimismo el artículo 44 de la Carta Orgánica, por tratarse de un ente jurídico cuya actividad no estaba contemplada entre las apoyables, y con el agravante de que el beneficiario fue un partido político al que estaba vinculado el Directorio por la militancia de sus miembros en el mismo.
Este crédito por la morosidad en su pago, generó intereses punitorios durante los meses de abril, mayo y junio de 1985, los que posteriormente, por Acta de Directorio Nº 1374 del 11 de julio de 1085, se resolvió condonar y reintegrar al beneficiario, en violación al artículo 23 del Estatuto, que exige igualdad de trato para con las personas vinculadas al Directorio respecto del que se brinda al resto de la clientela.
La situación descripta está agravada por el incumplimiento a lo prescripto por el artículo 24 del Estatuto, que obliga a los directores vinculados a no participar en la consideración del tema de que se trata. Dicha Acta de Directorio fue suscripta por el presidente Adán Galli, y por los directores Roberto Eduardo Romero, Jorge Nelson Montoya, Luis Gerardo Marocco y Raúl Gustavo Racioppi.

    Este capítulo del libro de Roberto Guzmán, incluye dos puntos más: “Pérdidas muy especiales” y “Trato preferencial”, que abundan sobre las irregularidades registradas en el ex Banco Provincial de Salta, para finalmente dar cuenta bajo el subtítulo “Jueces dependientes del Poder”, la imposibilidad que existe en esta Provincia para aplicar la Ley a los Romero y a la pandilla que los secunda. Era de tal magnitud la impunidad, que dos individuos que operaban para “Tito” Romero, vendían en una confitería de “La City” (centro financiero de la capital salteña), carpetas listas para solicitar créditos preacordados que nunca serían devueltos.
    Así las cosas, el terreno había quedado preparado para la privatización de la entidad bancaria. Es allí donde aparece la figura de Jorge Horacio Brito.
    La prensa local y nacional dan cuenta de una cantidad de datos que explican el crecimiento inusitado del entonces Banco Macro, hoy Macro-Bansud, y los manejos arbitrarios que, en cualquier país organizado, resultarían absurdos y corruptos.
    El Grupo Brito y sus ocultos sponsors compran casi en la misma fecha los paquetes accionarios del Banco Provincial de Misiones y del Banco Provincial del Salta. En esta segunda operación invierten la rídicula suma de $ 60.000 y otros cuarenta mil en títulos devaluados de la deuda provincial. Sorprendió a algunos cuando el periodista salteño Miguel Brizuela detectó que el fiador liso y llano de la operación fue el Banco República de Moneta.
    Otra institución bancaria operaba en la Provincia, el ex Banco del Noroeste Coop. Ltdo. que, en sus comienzos, se había transformado en un verdadero motor de la producción salteña. Esto merecería un capítulo aparte para ejemplificar cómo se puede vaciar una empresa que contaba con el apoyo del empresariado y del pueblo salteño. También ese banco fue absorvido mediante migajas por el Macro, apoderándose, de este modo, del esfuerzo y el trabajo de muchos años de miles de coprovincianos.
    Juan Carlos Romero aportó lo suyo como si fuera un socio más, lo capitalizó con $ 4.000.000 del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. Le concedió la administración de todos los fondos provinciales: coparticipación federal y regalías hidrocarburíferas, como también el cobro de los servicios de las empresas privatizadas y las tasas municipales. Convertía, así, a más de sesenta mil trabajadores del Estado en clientes cautivos, al menos de los cajeros automáticos.


La tabla de lavar

    En febrero de 2002 la revista Noticias publicaba lo siguiente:
    "Durante el Gobierno de Menem, el Banco Macro fue uno de los conductos por los cuales fluyeron fondos oficiales hacia las empresas del ex cuñado presidencial Emir Yoma. Por ejemplo durante la crisis del “tequila” en 1995 el Macro recibió redescuentos por 29 millones de pesos y otros 20 millones de una línea de crédito de Comercio Exterior, que casi en su totalidad fue otorgada a la curtiembre de Emir Yoma, que para entonces ya debía más de cien millones a los bancos oficiales. De los acreedores de Yoma el único que tuvo la “suerte” de cobrar su deuda es Banco Macro." 

Esta vinculación entre el Banco Macro y las empresas del Grupo Yoma remite a la estrecha relación entre el presidente de la entidad bancaria, Jorge Brito, y el ex cuñado y dueño de una curtiembre riojana, Emir Yoma. La misma comienza cuando un Director del Banco Central llamado Saúl Martínez le abre las puertas a Brito al entorno presidencial. Del análisis de las agendas de la Secretaria de Emir Yoma y Lourdes Di Natale, se observa el fluído contacto que ambos mantenían. De estas mismas agendas se desprenden los preparativos para un viaje de ambos en agosto de 1996, y las citas con altos funcionarios. También es representativo de esta relación el hecho que en las oficinas de Emir se guardara un curriculum personal de Jorge Brito. Esa amistad le habría facilitado la obtención de los bancos provinciales.
    Además de ser el único acreedor de los Yoma que cobra sus deudas, el Macro recibió el último cuatrimestre de 1995 y el primer semestre de l996 diversas transferencias de fondos provenientes del MTB Bank a favor de Yoma S.A. por cuenta de Elthan Trading en concepto de aporte de capital, que corresponden a parte de los 36 millones que Emir no puede explicar por qué recibió y que se sospecha serían coimas por distintos negocios como la venta ilegal de armas, el contrabando de oro, etc. Cabe destacar que, como el mismo Banco Macro lo reconoció, Emir Yoma realizaba operaciones con el City de Nueva York a través de una cuenta del Banco.
    Es importante resaltar que en un expediente elaborado por un equipo del Banco Central sobre el Banco República, se detalla cómo el Macro y el Banco de Moneta se prestaban asistencia recíproca por 8.5 millones de dólares, con lo que habrían intentado evadir las regulaciones que prohíben préstamos elevados a empresas vinculadas. Otro dato a destacar es el hecho de que Laith Pharaon reconoció en la declaración testimonial que es cliente del Banco Macro.


Embestidas y alguna marcha atrás

   
Elisa Carrió, el mendocino Ricardo Gutiérrez, Graciela Ocaña y Mario Caffiero fueron algunos de los referentes que cargaron sobre Brito y su corte. Desde la Comisión de Lavado, según la revista Veintitrés del 22 de mayo de 2003, se acusó al Macro de girar al exterior millones de dólares “de origen oscuro” a través de los bancos República, Federal Bank y American Exchange-de Raúl Moneta-. El dinero era girado desde el Banco Macro y Macro Valores, cuyo titular era Chrystian Colombo, entonces Jefe de Gabinete de Fernando De La Rúa.  La Comisión dice que gran parte de esos movimientos fue triangulada a través de la off-shore Mega Securities, vinculada al Macro.
    Pero la embestida, que entonces parecía letal para el grupo Brito, procedió del propio Presidente Néstor Kirchner, a poco de asumir su gestión.:  

Se torna insoslayable señalar que resulta de una ingenuidad política y de un reduccionismo inaceptable no advertir que el eventual retiro de la fórmula por parte del ex Presidente, del proceso de ballottage, es absolutamente funcional a los intereses del grupo y sectores del poder económico que se beneficiaron con privilegios durante la década pasada. (Hotel Intercontinental, martes 13 de mayo). 

    El día Jueves 15 de mayo, el Presidente Néstor Kirchner -mirando a la cámara- en el programa “Almorzando con Mirtha Legrand”, de América 2 afirmaba: 

-Los banqueros en la Argentina -no todos, hay banqueros muy buenos, no quiero generalizar-...Yo lo que digo, ellos saben, están mirando a la cámara, que yo conozco al grupito que ha operado en las provincias, que se ha movido, que ha hecho operaciones que no corresponden.

-¿Quiénes son?

-Bueno, yo lo estoy diciendo por acá porque ellos saben quiénes son, ¿ no es cierto?. Yo los conozco eh... Operaban cuando estábamos por firmar los pactos fiscales de las provincias, como algunos de ellos manejaban bancos que fueron privatizados para tomar determinaciones políticas. Yo le voy a hablar con claridad a la Argentina. Si ellos se ponen a trabajar y a ayudar a la Argentina, bárbaro; ahora si vuelven a tratar que la especulación financiera esté por arriba del trabajo de los argentinos, Mirtha, se lo voy a venir a decir acá...

-Hay un grupito de banqueros que ha operado en las privatizaciones de bancos provinciales, en los pactos fiscales y en los problemas finales del doctor De La Rúa.

-¿ Se refiere a Jorge Brito, presidente de ADEBA y del Banco Macro?

- No lo voy a desmentir.

     Después de semejantes acusaciones muy pocos pensaban que podría componerse esa relación, pero el bueno de Brito ofreció un préstamo de 400 millones de dólares, y parece que muy pocos resisten ese bombazo y Kirchner no está entre ellos, además se parece bastante a la cifra justa para lavar cualquier prontuario, por lo menos en la Argentina.


Truchiman

   
Para no pecar de falta de objetividad, vamos a reproducir declaraciones de Brito en una F.M. salteña el día 16 de septiembre de 2003:  

El Macro Bansud en este momento tiene 144 sucursales, 2840 empleados, y hace cinco años atrás teníamos unas 70 sucursales que se han duplicado. El Banco Macro es el esfuerzo de un grupo de empresarios nacionales, que vienen reinvirtiendo las utilidades que pueda tener un banco, y esto es importante, porque muchos empresarios a los que les va mal un año, dicen que es un año desastroso, pero en el mundo no se miden años, sino ciclos, por eso podríamos haber tenido años malos como Banco, pero el haber invertido nos permitió pasar la crisis.

 Después pretende explicar la prescindencia de Júcaro en los negocios del Banco:  

El Macro cotiza en Bolsa, Romero puede alguna vez haber comprado alguna acción y que yo no lo sepa, pero hay muchos accionistas porque el Banco cotiza en Bolsa. Hay más de 5000 accionistas. Pero la tenencia mayoritaria, de más del 78% está sindicada en cuatro personas, y no está Romero entre esas cuatro y eso es público.

Luego de estas declaraciones le ofrecieron a Brito que dirija la sección chistes del diario El Tribuno.
    A mediados de 2005, la mayoría oficialista de la Cámara de Diputados, le otorgó al Macro Bansud una prórroga para seguir manejando todos los fondos provinciales por diez años más, un año antes de que venza el contrato original. Un detalle es que el principal partido de la oposición (Renovador de Salta), también votó positivamente a favor de los negocios de Brito...
    Lo que se dice una oposición civilizada.

Sergio Poma
In memoriam

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Nombre :
Email :
URL :
Comentario:
Seguinos también en
Estudio ASK
Descargue gratis los siguientes libros
Gentileza Tribuna de Periodistas