08 / 10 / 2008
Actualidad

DIAGNÓSTICOS EDUCATIVOS

ELOCUENTE INFORME DEL BANCO MUNDIAL

DIAGNÓSTICOS EDUCATIVOS

DIAGNOSTICOS EDUCATIVOS Por Laur

    Entre los diversos diagnósticos educativos, incluidos los autorreferenciales del ministro Juan Carlos Tedesco que no escatima datos, circuló por estas horas un informe del Banco Mundial, que más allá de algunos hechos conocidos, aportó una visión pormenorizada de la situación de la enseñanza en cada segmento del país.
    En general se acordó que Argentina ostenta grandes niveles de alfabetización e inscripción en todas las áreas educativas, pero son pocos los que lo completan el secundario, especialmente entre los estudiantes de hogares pobres, donde existe un grave problema de continuidad de los estudios e inserción laboral.
    El Banco Mundial presentó el informe "Los jóvenes de hoy: un recurso latente para el desarrollo", en el que se afirma que tres millones de jóvenes argentinos corren algún tipo de riesgo. Según la investigación, el 46 por ciento de la población de entre 15 y 24 años en Argentina corre riesgo de involucrarse en conductas riesgosas tales como la deserción escolar temprana; el desempleo, inactividad e informalidad en el lugar de trabajo; el consumo y abuso de drogas y accidentes de tránsito.
    También la actividad sexual riesgosa, paternidad temprana y VIH/SIDA; y la poca participación cívica y problemas de delincuencia y violencia. Además, la presencia de factores como la pobreza, la violencia en el hogar y el desempleo aumenta la probabilidad de que la juventud adquiera comportamientos riesgosos. El estudio, que fue lanzado en la jornada "Políticas de juventud en Argentina: debates y perspectivas", organizada junto al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, está basado en una encuesta producida por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y el Banco Mundial. Los jóvenes y los niños son el grupo más numeroso de la población argentina y por ello el informe puso énfasis en que "hay que invertir en ellos para romper la espiral intergeneracional de pobreza y desigualdad y así consolidar un desarrollo inclusivo". En el capítulo educación, el organismo mundial y FLACSO señalaron que "apenas el 24 por ciento de los estudiantes de bajos ingresos argentinos completan la educación secundaria" y que el "8,2 por ciento de los menores de entre 6 y 17 años provenientes de los hogares más pobres no asiste a la escuela". Un tercio de la juventud que asiste a la escuela se encuentra por debajo del grado que le corresponde por su edad, es decir se encuadra en el lamentable índice de sobreedad y en lo que hace al empleo temprano "el 8,6 por ciento de los menores de entre 7 y 14 años trabaja y no estudia". "Los costos de la deserción escolar y los bajos logros educativos son enormes para los individuos y la sociedad argentina y la economía es menos eficiente como consecuencia de oportunidades perdidas de invertir en la juventud", indicó el trabajo. Sostuvo además que el capital humano se cultiva en los primeros años de vida; primero en el hogar, más tarde en la guardería, el jardín de infantes y la escuela primaria" y agregó que dado "que la ola mundial de cambios tecnológicos y económicos les exige más a los trabajadores, cada vez son más los niños que ingresan en la escuela secundaria". El abandono temprano de la escuela puede contribuir a que se generen muchas conductas riesgosas, entre otras "inserción temprana en el mercado laboral, alcohol, tabaco, consumo de drogas, sexo no seguro, delincuencia y participación en situaciones violentas".
    Por el contrario, la asistencia a la escuela contribuye a que los jóvenes eviten correr esos riesgos.
    Santiago del Estero, Misiones, Tucumán, Chaco, Formosa y Corrientes son las provincias que se encuentran en desventaja respecto del nivel educativo en comparación con el resto del país. En Santiago del Estero, el 16 por ciento de los niños de entre 6 y 17 años está fuera del sistema formal educativo y en Santa Fe solo el 8 por ciento. La situación empeora en el caso de los adolescentes de entre 15 y 17 años: En Santiago del Estero, el 45 por ciento no asiste a la escuela; en Tucumán, el 40,7 por ciento; en Misiones, el 39,1 por ciento; y en Chaco, el 32,8 por ciento.
    En síntesis, más allá de las leyes educativas aprobadas los desafíos en el país continúan siendo, la integración de los jóvenes pobres y marginales a todos los niveles de enseñanza y su inserción luego en el mercado laboral digno.

Laura Hojman

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Nombre :
Email :
URL :
Comentario:
Seguinos también en
Estudio ASK
Descargue gratis los siguientes libros
Gentileza Tribuna de Periodistas