05 / 01 / 2010
Actualidad

Murió Sandro y nació el mito

A LOS 64 AÑOS SE FUE EL GITANO

Murió Sandro y nació el mito

A 45 días de haber recibido el doble trasplante, Roberto Sánchez falleció en el Hospital Italiano de Mendoza por un "shock séptico", según informó Claudio Burgos, jefe del equipo que lo operó. Su estado se agravó en las últimas 24 horas, lo que obligó a que sea intervenido dos veces de urgencia. Cientos de fans lloran su muerte en la que fue su residencia de Banfield

Roberto Sánchez, más conocido por su seudónimo artístico Sandro de América o simplemente Sandro, nació en. Buenos Aires el 19 de agosto de 1945 y ha sido un destacado cantautor argentino de balada romántica, música rock & pop latina famoso en todo el continente. A su vez, incursionó como actor protagonista en múltiples oportunidades.

Sandro ha sido uno de los fundadores del rock en español. Publicó 52 álbumes originales y vendió 8 millones de copias, aunque hay fuentes que elevan hasta 22 millones. Algunos de sus éxitos son "Dame fuego", "Rosa, Rosa", "Quiero llenarme de ti", "Penumbras", "Porque yo te amo", "Así", "Ese es mi amigo el puma", "Tengo", "Trigal", "Una muchacha y una guitarra". Su tema "Rosa, Rosa" vendió en su país natal casi 2 millones de discos, siendo su obra más famosa. Su tema "Tengo" ha sido considerado el Nº 15 entre los 100 mejores temas de la historia del rock argentino, por la cadena MTV y la revista Rolling Stone. Realizó 16 películas. Fue el primer latino en cantar en el Madison Square Garden. En 2005 recibió el Grammy Latino a la Trayectoria. Nació, se crió y vivió siempre en los suburbios industriales del sur de la Ciudad de Buenos Aires. Su abuelo paterno pertenecía al pueblo Rom y Sandro recogió esa herencia asumiendo el sobrenombre de Gitano.

Sandro nació el 19 de agosto de 1945 en la Maternidad Sardá, un hospital público ubicado en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo sus padres vivían en Valentín Alsina (Lanús), un suburbio obrero en el cordón sur del Gran Buenos Aires, donde vivió su infancia y adolescencia. Con el tiempo compraría una mansión ubicada en Banfield, ciudad residencial ubicada al sur del Gran Buenos Aires, donde vive hasta el presente.

Era hijo único de Vicente Sánchez e Irma Nydia Ocampo, ambos provenientes de familias de antigua presencia en el país. Su abuelo paterno era húngaro, de apellido Popadópulos, quien al migrar hacia España lo cambió al de Rivadullas; a raíz de ello, muchos años después le pondrían el apodo de Gitano. Al momento de nacer sus padres quisieron ponerle el nombre Sandro, pero no lo permitieron los funcionarios del Registro Civil donde debían registrarlo.

Hizo sus estudios primarios en la Escuela Nº 3 República de Brasil, en la calle Valentín Alsina 3018, de Valentín Alsina. Su pasión por la música nació desde niño. Como muchos otros adolescentes y preadolescentes argentinos, fue irresistiblemente atraído por Elvis Presley desde sus inicios en 1955-1957 a quien comenzó a imitar en el último año de la escuela primaria. Muchos años después vería el show de su ídolo desde la primera fila del Boston Garden.

Su primera «actuación», que lo marcaría por el resto de su vida, fue el día de la independencia argentina, el 9 de julio de 1957, en el acto de su escuela, cuando su maestra de 6º grado lo invitó a realizar su conocida imitación de Elvis, llevándose los aplausos y la ovación del público asistente. Fue entonces que se despertó su vocación por la actuación musical.

A los 13 años abandonó sus recién iniciados estudios secundarios y comenzó a trabajar para ayudar a sus padres, de repartidor de una carnicería, changarín de una droguería y tornero. En sus tiempos libres se dedicó a la música. Sus primeros aprendizajes se los debe a un amigo que tocaba la guitarra, Enrique Irigoytía. Ambos formaron un dúo de voces y guitarras.

Comenzaron a participar en concursos de canto en los suburbios del sur del Gran Buenos Aires, en los que Roberto hacía un cover del bolero del trío Los Panchos Quién será la que me quiera a mí de Johnny Albino. Inmediatamente lograron un gran reconocimiento y comenzaron a formar varios conjuntos. Del variado repertorio, Roberto se encargaba de cantar los boleros, tangos y algo de rock and roll, mientras que Irigoytía cantaba las canciónes litoraleñas y también rock. Algunos de los nombres de esas primeras bandas fueron El Trío Azul (Roberto Sánchez, Enrique Irigoytía y Agustín Mónaco) y el dúo Los Caribes (Roberto Sánchez y Enrique Irigoytía).

El propio Sandro reflexionaba años después sobre su inicio en la música:

“Yo me nutrí con el rock. Gracias al rock dejé las calles, las navajas y las cadenas, y agarré una guitarra. Dejé la campera de cuero y las pandillas. El rock me salvó. Me salvó de que fuera quizás un delincuente”.

A comienzos de los años sesenta, Roberto Sánchez adoptó el nombre artístico de Sandro, el nombre que le habían querido poner sus padres y las autoridades no permitieron. Su primera actuación con ese nombre fue en un local llamado Recreo Andrés.

Hoy, a los 64 años de edad, Sandro falleció, y nació un nuevo mito.

Ana Grillo

Fuente Wikipedia

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Diego Gentilezza
05 de Enero de 2010

Un groso de verdad, tanto en talento como en humildad.
Un ser humano como pocos.

Norma
06 de Enero de 2010

Ya escuché a jóvenes quejarse de que hoy no se heble de otra cosa... Pero cuando murió, por nombrar uno, el cuartetero Rodrigo -de trayectoria incomparable con la de Sandro- los tuvimos que aguantar.
Sandro fue un ser humano íntegro cuyo único pecado fue fumar y que lo pagó aquí en vida y en la Tierra . Por lo demás un verdadero ejemplo para todos y principalmente para figuras que cuando logran apenas algo de fama ya caen en la mediocridad. Hacen público hasta detalles íntimos que deberían avergonzarlos.
Deseo que la dolorosa experiencia de este fumador sirva de ejemplo amonestador para quienes siguen envenenándose.

Nicolás López
06 de Enero de 2010

Yo soy muy joven como para haberme informado bien de él; pero cuando uno observa en la televisión, en la radio, inclusive en la familia misma, los buenos gestos que Sandro provocaba en la gente, se termina por concluir en que era un muy buen tipo, un tipo querible, y que transmitia todas las cosas buenas que sus fanaticos representan.

Que descanse en paz, y sí, ahora nace un mito.

Ojala todos te escucharamos, asi nadie vuelve a agarrar un cigarro; lástima que lo que entra por un oido sale por el otro en estos tiempos.


Saludos tribuna

Exos
06 de Enero de 2010

Un capo Sandro, la verdad que es una lástima, el chabón si te tenía que recibir en la casa de Banfield lo hacía, nunca lo vi haciéndose el estrella.

Maria
07 de Enero de 2010

Me pregunto ¿Del porqué ese sufrimiento hasta la muerte?¿Porqué se espero muchos años por el trasplante, en 1998 se declaro su enfermedad?Sí, fué humilde, buena persona con mucha fé. amor.La verdad que tener mucho dinero,no poder solucionar la salud este es un ejemplo que no somos nada en esta vida.

susana
02 de Febrero de 2010

sandro es unico!!!!.se tenia que morir para que yo lo redescubriera? lo extraño, se fue el ideal de hombre, seductor,caballero,misterioso,honrado,simpatico, al no haber convivido con el diria PERFECTO!pero me duele, que a menos de un mes de su partida, no se habla mas de el.¡que poco que dura el dolor¡ esperame,nos encontramos alla

Nombre :
Email :
URL :
Comentario:
Seguinos también en
Estudio ASK
Descargue gratis los siguientes libros
Gentileza Tribuna de Periodistas