27/06/2012 | Carta de Lectores

La importancia del trueque en la economía

SOLO PARA LABURANTES HONESTOS E INTELIGENTES, EL RESTO ABSTENERSE

La importancia del trueque en la economía

“Una Nación no puede ser ignorante y libre al mismo tiempo”. Thomas Jefferson.

Qué es TEI: probablemente ante esta pregunta muchos, seguramente van hacer el mismo comentario de un lector/a en el artículo publicado en Tribuna. Lo que me molesta de esta nota es que no se trata de nada más que de una propaganda subliminal de su tarjeta que no logra imponerla en el mercado.

Qué tontería simplista, efectuada por algún lector/a, distraido/a, por no decir inculto/a, mal informado/a, que no conoce nada sobre economía social, ni ha leído lo que el Mundo ha utilizado en épocas de crisis, similares a las por venir.

Trataré con humildad y pidiendo disculpas de antemano, de hacerle cambiar su opinión.

Para comprender qué es y qué significa TEI, es necesario primero entender la función y el significado del dinero.

El término dinero en el Diccionario Castellano, significa: conjunto de monedas y billetes que se usan como medio legal de pago en una comunidad de personas.

Según Wikipendia: dinero (del latín denarius o denario, moneda romana) es todo medio de intercambio común y generalmente aceptado por una sociedad que es usado para el pago de bienes (mercancías), servicios, y de cualquier tipo de obligaciones (deudas). Actualmente, el tipo de dinero que manejamos en el día a día es dinero fiduciario.

En la sociedad neoliberal capitalista, dinero tiene otros varios significados o usos, como ser, guita, mosca, unto, riqueza, fortuna, posición, poder, pasta, holgura, coima, ostentación, opulencia, excesos, hartura, elemento coercitivo, etc, etc.

Sus antónimos, es decir aquellos que carecen de esa vital herramienta, son estrechez, ruina, apuro, dependencia, miserias, pobreza, escasez, necesidad, carencia, indigencia, privación, desdicha, marginalidad, ahogo, desconsuelo, desgracia, infortunio y muchos más, sobre todo la pérdida de autoestima, que puede llevar a la delincuencia, algo que en Nuestro Rico y Generoso País tenemos a diario, por supuesto no la única razón del delito.

Sabemos que el Gobierno y los verdaderos poderes económicos hacen del dinero su factor de dominio, en el siglo XVII Meyer Amschel Rothschild expresaba: "Permítanme emitir y controlar la moneda de una Nación, y no me preocuparé por quién haga las leyes”.

Sin embargo, cómo será el poder fáctico del dinero, que con el transcurso del tiempo, ninguna Nación tomó la iniciativa liberadora de salir del corsé impuesto por los banqueros, en forma permanente, fue utilizada y luego cuando las autoridades, ven que se les están escapando de su dominio, inmediatamente buscaron la manera de hacer desistir de este sistema de liberación.

Asistimos a crisis mundiales provenientes del mal uso del dinero y las soluciones aplicadas son siempre las mismas socorrer a los bancos y desproteger a la gente, robada por estos.

En nuestro país, se somete política y económicamente a gobernadores, intendentes, organizaciones sociales y sobre todo personas al quitarles lo que para el cuerpo humano es la sangre, es decir el dinero. Por otro lado se imprime sin control.

Me pregunto y les pregunto: pudiendo la gente unirse y cambiar, ¿cuáles son las razones de su indiferencia o incredulidad?

Es bien cierto que el esclavo, cuando el esclavizador le hace algunas pequeñas concesiones, así como el torturado lo hace con su torturador, sigue aguantando su esclavitud o su tortura, ya que ante la gran cantidad de años que viene soportando todo tipo de tropelías, vejámenes y afrentas, lo considera como habitual e inconcientemente, lo acepta como algo natural e instaurado como ley “divina”.

Entonces permite que por su herramienta natural, en este caso la moneda, le despojen de una parte de su trabajo, en concepto de intereses, plusvalías, pérdidas por devaluaciones, cambio de valores que lo empobrecen, confiscación de ahorros, y cuantas otras formas de saqueo, le imaginen los impresores de ese instrumento ordinario, ordinario, no por tosco y grosero, sino por innato en el hombre que es el dinero obtenido por su trabajo.

Cuando a la persona se le quita parte de lo que a logrado con su esfuerzo, inteligencia, capacidad, tesón, perseverancia, sacrificio, entereza, responsabilidad ante la sociedad, etc, sintetizado todo esto en la palabra Trabajo, se le está negando el derecho a la vida y su supervivencia, comprando a veces su sumisión y fidelidad, con subsidios y otros emolumentos.

Ahora bien, ¿qué pasaría si las personas adoptaran, no solo lo que estoy explícitamente y (no subliminalmente), promocionando, sino cualquier otro medio de intercambio, que tuviera las mismas condiciones manifiestas, de no estar sujeto a los cambios antes mencionados, ni tampoco, tributaran intereses, que no se pudieran, por el motivo de no generar precisamente intereses, acumular y que únicamente podrán obtenerse mediante la producción y el trabajo, no creen que podría ser una liberación?

Por lo menos sabemos que la mayor dominación se produce con el dinero, sin querer eliminarlo de cuajo, pienso que algo de libertad y autonomía financiera, se lograría en aquellos que, como dice el subtítulo, sean laburantes, honestos e inteligentes.

Como lo especifiqué al principio, los vagos, vividores, usureros, ladrones, políticos corruptos y todo otro tipo de rufianes, no les gustaría adoptar un sistema de esta naturaleza, quizás, al resto sí.

A quienes deseen conocer como obtener una forma distinta de lograr un acceso directo a los bienes y servicios, sin pasar antes por el dispenser distribuidor de turno, le ruego dirigirse a info@tarjetatei.com.ar, o consultar la página www.tarjetatei.com.ar

También pueden disponer de amplia información, visitando http://redglobaldetrueque.blogspot.com.ar/

 

Walter A. Gazza
info@tarjetatei.com.ar

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

TULIO
27 de Junio de 2012

ES MUY BUENA IDEA, PERO BASTANTE ÚTOPICA, ME HACE ACORDAR AL LIBRO DE St. TOMÁS MORO (UTOPÍAS).
LA REALIDAD ES LA QUE MENCIONA Meyer Amschel Rothschild, QUE NO ES OTRA QUE LA FAMOSA FRACE "BILLETERA MATA A GALÁN". AH NO ME TÍLDE DE CERDO CAPITALISTA, ESTOY MUY LEJO DE ESO.

Oscar
27 de Junio de 2012

Excelente idea. Y la base filosófica es muy profunda.

Para los interesados, buscar los trabajos de un economista argentino, Silvio Gesell (Keines lo nombra entre sus inspiradores) y su esquema de dinero que se deprecia y 'economía natural' u orden económico natural.

Con el próximo colapso argentino, y luego mundial, estos temas son de capacitación urgente para todos.

Aníbal Rubén Ravera
27 de Junio de 2012

Muy buen artículo. Creo que da para reflexionar mucho. Mis felicitaciones a Walter Gazza por su visión lúcida acerca de la realidad argentina. Rubén Ravera

Homo Indomitus
27 de Junio de 2012

En una sociedad comprometida la moneda, su manejo y emisión estaría en manos del congreso y no de entidades privadae que trabajan a la par del ejecutivo pero no responden a el.

La inflación es un robo legalizado.

Estela S. Juan
27 de Junio de 2012

Excelente opción TEI, sobre todo por su apoyo a una moneda que está depreciada, en intervalos programados y en la que los usuarios irán descontando porciones a lo que se suele llamar dinero de interés negativo.

 

Seguinos también en