20/03/2016 | Politica


El tiempo que le queda al romance entre Macri y la gente es el mismo que le llevará al PJ reorganizarse

El tiempo que le queda al romance entre Macri y la gente es el mismo que le llevará al PJ reorganizarse

Cuando Néstor Kirchner asume, en el año 2003, lo hace desde un gobierno debil. Bastante más débil que el que encabeza Mauricio Macri hace apenas 100 días.

Ocho años después, CFK era reelecta en la primera magistratura del país con el 54 % de los votos, uno de los números sagrados de la liturgia kirchnerista. Sin embargo, aquí sí hay que darle la razón: no fue magia. No. Claro que no lo fue. Su esposo supo edificar poder, y lo hizo tejiendo con los intendentes.

Los Kirchner construyeron su hegemonía desde el territorio, puenteando a los gobernadores y transformándose en bocas expendedoras de dinero, siendo los municipios sus destinatarios preferenciales. Los intendentes oficiaron como auténticos mariscales de campo, fueron ellos quienes facilitaron el despliegue de un régimen disciplinador. Luego se sumarían las cooperativas, y más tarde las universidades y las radios.

En todos los órdenes, el kirchnerismo manejó el país como si nunca hubiese salido de Santa Cruz. Y ese provincianismo no sólo ponía en evidencia que tanto a Néstor como a Cristina les quedaba muy grande el saco de estadista, sino que dejaba entrever un temple unitario como pocas veces vio la historia argentina. Como en tantas otras cosas, los Kirchner fueron federales de palabra. En efecto, es posible que el by pass a los gobernadores haya sido el puntapié inicial de la destilería pseudoprogresista que forjaron a base de consignas huecas. En buen romance: charlatanes profesionales que vinieron por todo, ¡y vaya si estos días hemos podido ver, con nuestros propios ojos, qué significa ir por todo! “Ir por todo”, quiere decir: llevárselo en efectivo.

Estrategia exactamente inversa es la que puso en marcha el presidente Macri que, en una suerte de neoinstitucionalismo, ha optado por recostarse en lo gobernadores.

Fuera de reconocer que es lo que cabe esperar de un gobierno que ha apoyado su discurso pre-electoral en el respeto a la ley y la vuelta a la normalidad, y más allá del alivio que causa ver a la clase política dialogar en términos de cordialidad y respeto, no pueden soslayarse atendibles interrogantes que confrontan la iniciativa presidencial al historial dirigencial nacional.

En primer lugar, cuadra preguntarse si el sistema político argentino está preparado para un replanteo institucionalista; y, en tal caso, no es ocioso extender las dudas sobre la predisposición de sus actores para jugar con reglas diversas a las que impone una concepción agonal de la política.

Asimismo, en un plano menos especulativo, no se avizora nada promisorio para el macrcismo si el peronismo se reacomoda y logra encolumnarse detrás de un líder. La conformación de una liga de gobernadores implicaría la creación de un frente de poder importante para el gobierno nacional, máxime si se repara en que sólo dos mandatarios provinciales son macristas puros.

Ciertamente, en términos poblacionales, no es poco que el PRO gobierne la provincia y la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, tampoco debería perderse de vista que (a excepción de aliados ocasionales como Gerardo Morales -en Jujuy- y Alfredo Cornejo -en Mendoza-) no resulta inocua una veintena de gobernadores que no le responda a Mauricio Macri.

Ante semejante panorama, es obvio que el oficialismo está forzado a arreglar -en el mejor de los sentidos- con los jefes de las jurisdicciones locales, pero es aquí donde se aloja una paradoja que puede volverse letal para el macrismo.

Con impacto directo en las elecciones de medio término de 2017, comienza a delinearse esta especie de trampa mortal que tiene al presidente negociando con ajenos y desatendiendo a los propios. Vale decir: que Mauricio Macri esté dedicado de lleno a pactar con los titulares de las autonomías provinciales y que esos acuerdos se reflejen en el Congreso, es tan saludable como peligroso, en tanto sus socios son los referentes de CAMBIEMOS en las provincias y no los gobernadores. Malo sería que se esfuerce en endulzar adversarios y, en el camino, descuide a sus aliados, a los que debe especial contención so pena de arriesgarse a que el entramado se le empiece a deshilachar.Metaforicamente hablando: grueso error sería ya el de plantar a la esposa, como para disculparse con ella diciendo que se demoró con la amante. El problema es enorme: sumar adherentes que le permitan gobernabilidad y, al mismo tiempo, mantener la fidelidad de los referentes con los que neceista ganar el año que viene las elecciones legislativas.

De modo que si no es por convicción deberá ser por conveniencia, desde que el desafío que tiene el gobierno por delante es ciclópeo y se desdobla en dos frentes que reclaman por igual su atención: por un lado, seducir a los extraños; y, por el otro, contener a los afines. Si el PRO fracasa, las tensiones con la UCR y con las huestes de Elisa Carrió no aguantarán mucho más el estado de latencia.

Finalmente, si de expectativas se trata, conviene tener presentes las que se generaron con el triunfo de CAMBIEMOS, principalmente en materia de lucha contra los delitos de corrupción cometidos desde el Estado. Cortita y al pie para concluir: si en el transcurso de este año nadie va preso por quedarse con dinero público, inevitablemente, la sintonía fina de Macri con la ciudadanía empezará a entrecortarse.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

HECTOR LOMAS
20 de Marzo de 2016

NO TE LO CREAS,MACRI SABE REVOLVER LA POLENTA,USA OLLA DE COBRE Y PALO DE REVOLVER DE LAUREL,DE AQUÍ UN AÑO ESTA LISTA LA POLENTA PARA CORTARLA AL HILITO,,BUEN PROVECHO.

carpo
20 de Marzo de 2016

A Macri lo viven subestimando. Dijeron que no quería ganar, que equivocó en la elección de sus candidatos varias veces, que la única manera de ganarle a Scioli era aliándose con el Frente Renovador, que en la cámara de diputados no iba a tener mayoría, que en el senado menos aún, que si no pactaba con el kirchnerismo no iba a poder gobernar, que no se podía salir del cepo.... blah blah blah... Sigan hablando, que se los va a llevar puestos a todos los que creen que la tienen atada, unos cuantos van a terminar con un grillete atado de por vida.

maria
20 de Marzo de 2016

Macri ha apoyado su discurso pre-electoral en el respeto a la ley? Buenos no ha respetado mucho a la ley por que reformado leyes por DNU, hasta quiso nombrar miembros en la Corte Suprema por DNU, malinterpretando a la Constitución, hubo constitucionalistas de su mismo palo que se lo hicieron notar. Lo más grave es el avasallamiento a la Ley de Medios Audiovisuales, reformada por DNU, dandole todo lo que pedía a Magnetto. No me vengan a decir que esto es legalidad, es mucho más corrupto que el gobierno anterior, es le vuelta al Menemismo. Ya veremos la plata que cuenta Caputo ( su Lazaro Baes) que ya le han adjudicado obras sin licitación.No creo que se controle la corrupción con una Laura Alonso, (que tiene una ONG financiada por los Buitres) y que se tuvo que modificar la ley que exigía para ese cargo ser abogado, también por un DNU. Los nuevo funcionario designados en la UIF, son los que fueron defensores de los lavadores de dinero, los defensores del HSBCI. En la Secretaría de Comercio está Brawn, duenos de una de las cadenas de supermercado. No creo que se puedan cuidar las gallinas poniendo al Zorro en el gallinero.El 70 % de la población son trabajadores, o jubilados, veremos cuanto aguantan, por que son quienes van a pagar el ajuste.Lamentablemente muchos de ellos lo votaron a Macri.

Darío
20 de Marzo de 2016

Lamentablemente, el discurso anticorrupción de Macri no ha sido ratificado en los hechos, y es de esperar que continúe con similar estilo de enarbolar draconianas consignas y enérgicas exigencias en los medios, y no actuar en absoluto. Se sabe que de los doce juzgados federales hay diez que son venales, y complacen tanto la voluntad política como la magnanimidad de los sobres (si alguien se acuerda de un diamante de un cuarto de millón de dólares, es pura coincidencia). Y se sabe que los mecenas y socios de Macri, Caputo y Calcaterra han tenido, y continúan teniendo relación de negocios e intereses con De Vido, lo que explica que el nombre del mismo no haya todavía circulado en tribunales, aún cuando es público y notorio que distrajo cuantiosos fondos, y actuó como cajero pruincipal de los K. La historia de Macri y su padre, otrora su patrón, está plagada de actos de corrupción y delito, por lo que aquí se reafirma el dicho de que entre bueyes no hay cornadas...

pablo
20 de Marzo de 2016

Peronismo = cáncer

Abuela Flaqui
20 de Marzo de 2016

¿ Pero como quieren que Macri los ponga presos ????Es a la justicia a quien debemos exigirle que actue !!!!...ya tienen sobrados motivos y pruebas gracias nuestros periodistas que trabajan e investigan...

SALGAMOS A EXIGIR JUSTICIA !!!! Abuela Flaqui

DIEGO ERNESTO
20 de Marzo de 2016

SON DIEZ AÑOS MAS DE #MACRISTINISMO .

DIEGO GOMEZ
DNI 18169393

Antoine de Saint Exùpéry
20 de Marzo de 2016

Desde 1983 hemos estado gobernados por peronistas y radicales, aunque más tiempo por peronistas y llegamos al estado en el que hoy, o mejor dicho, 100 días atrás se encontraba el país, FUN-DI-DO, creo que es hora que otra gente, con otras intenciones, con otras formas de manejar la situación tenga su oportunidad. Radicales y peronistas que gobernaron al país desde el ´83 fueron abogados, Macri es Ingeniero, los abogados (salvo honrosas excepciones) son conocidos por "embarrar la cancha" para sacar provecho de la situación, los Ingenieros somos formados en la Facultad para resolver las cosas de la manera más práctica, de ahí la palabra INGENIERO, que se las ingenia.
Creo que en estos 100 primeros días, el Gobierno de Macri ha dado acabada muestra de sus buenas intenciones, ya hubo superavit primario (que quien sepa lo aclare), ya crecieron las reservas en Banco central, ya se destaparon varias ollas y el olor es muy nauseabundo.
Se trata de frenar un camión de 50 toneladas que venía a 140 km/h, evidentemente no se lo podrá frenar en 40 metros.

César Vilela
20 de Marzo de 2016

El CRISTINISMO (mas que el Nestorcismo), recuerda al "Mito de la Caverna" de Platón.Al igual que los personajes prisioneros en la cavidad, solo veían las IMAGENES DEL RELATO y fantaseaban respecto a su TRASCENDENCIA. A medida de que el tiempo pasa y salen a la luz, se van dando cuenta de la falacia interpretativa. Es cierto que LOS DIRIGENTES DEL PJ ¡SIEMPRE SUPIERON DE ESA FALACIA! (también los oportunistas del PC Y FREPASO que se "apropiaron" del cerebro de Cristina y le hicieron creer que era la Rosa de Luxemburgo Latinoamericana, pasando de querer ser como ALEMANIA en 2007 a un pais Bolivariano. Es por ello que el FPV se desgaja y los "pícaros" se vuelven a alinear como lo hicieron antes con Menem a la cabeza, con Nestor y Cristina y proximamente vaya a saber con quien. Eso si, ¡no extrañaría que Pichetto OTRA VEZ sea jefe de bancada! Experiencia no le falta, lo fuè de Carlos, de Cristina ¿porque no seguir?

Enemol
20 de Marzo de 2016

El camino al infierno esta pavimentado de buenas intenciones. Tanto el entorno K como el de Macri están para afanar. Los "Jueces" para proteger al "funcionario" y brindar impunidad. No se hagan ilusiones que la joda sigue, al menos hasta que terminemos como Libia, Irak, Siria o la pobre ex-Yugoeslavia, fragmentados a gusto de las mafias.

DIEGO ERNESTO
20 de Marzo de 2016

SON DIEZ AÑOS MAS DE #MACRISTINISMO .

DIEGO GOMEZ
DNI 18169393

Manuel
20 de Marzo de 2016

Con la diferencia que el PJ tiene el peso de los delincuentes K, que cometieron Delitos Contra la Nación, Estafas y otras Defraudaciones, Abuso de Autoridad, Tráfico de Influencias, Asociación Ilícita, entre otras...
Macri queda hecho un santo!
El PJ y el kirchnerismo son fuerzas disferentes.

ZetaWest
20 de Marzo de 2016

Señoras/es:
Todo depende quien termine encabezando el peronismo. Si resultan elegidos los infiltrados Liberales de Massa o Urtubey o algún testaferro de ellos, todo el peronismo se va a poner en fila para succionarle...(los calcetines) a Macri.

Si al peronismo lo encabeza alguno de los neokirchneristas, como Scioli (no veo factible que un Kirchnerista puro asuma), en ese caso, Macri va a tener que "pelar" más la billetera para "adornar" a gobernadores e intendentes.

Estimados...Bienvenidos a la realidad.
Recuerden: "La política es el arte de la guerra por otros medios".

Saludos cordiales.

Arnoldo Churzenegger
21 de Marzo de 2016

La reorganización del peronismo ya no tiene mucho que ver con el kirchnerismo... Lo preocupante aquí es que tarde o temprano el peronismo termina siendo un problema.
¿Los kirchneristas?...¿cuántos son? Esa gente ya no es un problema y por suerte la tenemos a María entre nosotros para recordar aquello tan nefasto de lo que pudismos zafar.

rosalia
25 de Marzo de 2016

No creo que lleguen a organizarse para ganar la próxima elección, tendrían que darse cuenta de muchas cosas. El peronismo es un partido siempre organizado con un lider al frente, un ser supremo aplaudido con fervor, y es difícil que comprenda que ese esquema ya no sirve. Este gobierno hizo abrir los ojos al pueblo , el sistema del gran lider amado u odiado quedó atrás. Ahora la organización aceptable es un semi-lider y una gran cantidad de equipos brillantes, muchísima presencia en los medios, pero no tanto del semi-lider sino de los incontables equipos, dando explicaciones todo el tiempo. Si realmente el peronismo quiere tener otra oportunidad, urgentemente tiene que formar equipos brillantes desde ahora, tenerlos listos y muy preparados para competir con cambiemos, o con Massa e incluso con los radicales.

 

Seguinos también en