08/10/2016 | Cartelera


El peor día de mi vida

UNA MALA JORNADA PUEDE SER EL MEJOR DÍA DE TU VIDA

El peor día de mi vida

Ficha Técnica:

Título para Latinoamérica: El Peor Día de Mi Vida.

Título original: El Peor Día de Mi Vida.

Dirección: Daniel Alvaredo – Guión: Osvaldo Canis.

Género: Comedia Apta para mayores de 13 años.

Reparto: Javier Lombardo, Daniel Alvaredo, Irene Almus, Mónica Scapparon, Constanza Maral, Ximena Fassi.

Productora: MR FILMS, José L. Crescia, Mónica Roza, Carlos Piwowarski.

Fotografía: Osvaldo Díaz – País: Argentina Año producción: 2016 Distribución: Aura Films – Música: Pablo Sala – Duración: 73 min. 

Sala: Espacio INCAA – Cine Gaumont. Av. Rivadavia 1635 – Tel. 4382-4406

Precio entrada general: $ 30 Estreno: 22/09/2016.

El actor y realizador Daniel Alvaredo (Paternoster, 2013), apuesta a El Peor Día de Mi Vida (2016), el oficio de la comedia intimista, minimalismo en progreso centrado en un protagónico, donde hay un menú abierto: humor ácido, grotesco, poesía, y abandono. A partir del realismo mágico, un día que era para el olvido, una jornada pésima, se convierte en el mejor día en la vida de Julio Cabrera. Es la metáfora de un loser – y el potencial winner – que nos aguarda a la vuelta de la esquina o en una escollera de río…

El metraje revela la historia de Julio Cabrera (Javier Lombardo), un actor desempleado, “mediopelo”, que vive aferrado a la idea de que pronto su suerte va a cambiar. Hace malabares para obtener un pequeño papel en una publicidad El problema es que el éxito se ha olvidado de él, porque veinte largos años pasaron desde su participación en una famosa telenovela. Casado hace 25 años, su pareja está en crisis. La economía, la inmovilidad y la desesperanza, peligra su felicidad. Sin embargo, todo empeora el día de su cumpleaños: discute con su esposa (Mónica Scapparon), su mundo se desmorona; debe hacer frente a una situación angustiante (portar las cenizas de su hermano mellizo muerto hace 4 años); un día donde todo le sale mal, casi abatido sin salida. Hasta el cruce fortuito con una mentalista y todo parece cambiar…

Si preguntamos cuales son las credenciales de esta historia: costumbrismo pero bien entendido, no contumaz, no autorreferencial y asfixiante. Es el amor a lo pequeño / lo cotidiano, que a todos nos puede afectar; hay historia universal que lo sustenta. El director es un mensajero de emociones. Son los afectos que llega al sensorio, al corazón y nos transforman. Una historia digna de contar, ver y disfrutar. No le sobra mucho, pero alcanza. Con innumerables citas o guiños a películas y stars de la actuación: Marlon Brando (1924 -2004). Su efigie está sembrada en el montaje, ora pósters, ora remera del protagónico. Considerado uno de los mayores mitos de la historia del cine.

El guión es un canto a la nostalgia, y como sabemos la nostalgia tracciona emociones y recuerdos. Siempre la nostalgia está de moda. Una imagen cristalizada atraviesa el guión como recurso anafórico del lenguaje: la caja de bizcochos “Panali” (que rememora su infancia), lo acompaña a todos lados, usada como urna funeraria, donde descansan las cenizas de su hermano extinto. La idea de El Peor Día de Mi Vida, tiene precedentes / se asocia a La Peor Noche De Mi Vida (Walk Of Shame, 2014), donde una reportera entre en colapso en el centro de Los Ángeles: sin teléfono, coche, identificación, ni dinero, su mundo se desmorona…La “desesperación” es un tópico universal, con los clisés de cada época que la legitiman.

Y seguimos con la nostalgia, la participación de la actriz Constanza Maral (como la mentalista Blanca), hace tiempo no se veía a la pelirroja actriz. Ahora “abriendo los caminos” y “destruyendo los maleficios” de Julio (Lombardo). Hay un instante mágico en la trama: el protagonista desmoralizado, sentado en una plaza habla con un anciano desconocido. Es un insight, momento de realismo mágico. ”Hasta de los muertos nos olvidamos”, sentencia el desconocido. Pero hete aquí que el muerto, hermano de Julio, parece no olvidarse de su gemelo y lo ayuda…

Ximena Fassi aporta frescura a la historia, la solución perfecta. ¡Es el mejor día en la vida de Julio Cabrera! Su cameo, la condensación perfecta en la vida del actor desahuciado. Al fin y al cabo, hay una película de estética Buddy Movie —“Película de amigos”—, mezcla la amistad entre varones, como principal motivo de la trama. Aunque uno de ellos se encuentra en la modalidad cenizas dentro de una caja de bizcochos. El humor negro, ácido, desenfrenado, grotesco, que descomprime parlamentos cargados de dramatismo. El humor es una fuerza que doblega a su paso las locuras, los sinsabores y pone las cosas en su lugar.

Javier Lombardo demuestra que se puede luchar y trabajar pese a los escollos de una enfermedad que padece hace años (Mal de Parkinson). Coloca al hombro una película; brilla su fisic du rol y deleita al espectador. Reímos, lloramos y nos enfurece. El mismo Lombardo concluyó en una entrevista a la Agencia Télam: Una enfermedad siempre es un despertador y eso te tiene que llevar a cambiar algo”. Es un despertador que suena en los oídos de cineastas: una muestra que con pocos recursos, se produce cine con dignidad creativa. Una historia emotiva de fluida y comprometida prosa. No es poco. 

 

Javier Lombardo: luce sus reales en una deliciosa comedia minimalista. Incluye un instante de realismo mágico (foto). Una muestra que con poco, se puede producir un cine digno.

  
Gustavo Contarelli

  

Puntaje de la película: 3 Tribunas

Puntaje actor protagónico: Javier Lombardo 5 Tribunas / Excelente

Referencias:

5 Tribunas: excelente /imperdible

4 Tribunas: muy buena

3 Tribunas: correcta / buena

2 Tribunas: regular

1 Tribunas: mala /pésima

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

 

Seguinos también en