13/01/2017 | Politica


El eterno retorno de la patria contratista

LA INNECESARIA ESTACIÓN CENTRAL BUENOS AIRES

El eterno retorno de la patria contratista

Con bombos y platillos y, con la presencia de la cabeza de los tres jefes mayores a nivel presupuesto, nos referimos a Mauricio Macri, el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora María Eugenia Vidal, se anunció la construcción de una supuesta mega obra en la zona de Puerto Madero.

El anuncio, carente de toda originalidad, implica de hecho la anulación de la anterior “idea” de realizar una gran “Estación Central” de trasportes, debajo de la avenida 9 de Julio, que es, a todas luces, técnicamente imposible.

¿En qué consiste la obra de la “novedosa” Estación Central Buenos Aires? No se saben con certeza en realidad los detalles menores, pero a grandes rasgos, consiste en el refrito de uno de los proyectos megalómanos “noventistas” que no se pueden concretar desde los años noventa (menemismo) dado que no somos ni un Emirato Árabe ni contamos con niveles de desarrollo e inversión o un PBI de la magnitud de china u otra potencia similar que justifique tamaño gasto. 

De hecho están usando infografía que ya se usó hace diez años, pero no tenemos información detallada si se trataría del proyecto estudio Torcello en sí mismo, o copiado, o una cosa menor, “trucha”, a medio camino.

El anuncio no tiene nada de original. Es el refrito del proyecto referido que se promueve desde fines de la convertibilidad, realizado por el Holding Torcello, cosa de la que escribimos hace ya nueve años en la nota “De Guatemala en Guatepeor” y en el cual criticábamos el megaproyecto de dicho holding, consistente en unir las autopistas Illia con La Plata y los trenes General Mitre y General San Martín con el General Roca secando Puerto Madero, y utilizando la zanja de los actuales diques.

En aquel proyecto de Torcello (originalmente más completo) se diseñaban varios sectores de estacionamiento en distintos niveles con capacidad de hasta 60.000 lugares. A la vez, se extendían los ramales del subte B, el D y el E hasta la nueva “Gran Estación Buenos Aires” en donde se enlazarían con la nueva megaobra.

Pero todo esto no era una “idea loca” de un improvisado sino uno de los tantos proyectos que los gobiernos de los noventa y de después también ya proyectaban. Por ejemplo, esta idea fue promovía por acuerdo firmado con fecha 7 de febrero de 2006, hace diez años.

El único problema es que salía la friolera de 70.000 millones de dólares de aquel momento, hoy muchísimo más, probablemente el doble y a realizarse en, al menos, 10 años. 

Otras obras también estudiadas en los noventa fueron la “Aeroisla”, un dislate en el cual se pretendieron gastar 7.000 millones de dólares, y que su utilidad fue desacreditada por el Centro de Ingenieros, quien en su momento informó que debería, de ser necesario, construirse una aeropeninsula frente al aeroparque, hacer un puente, y gastar cien veces menos… pero claro… siempre el negocio de la “Patria Contratista” es facturar…


Conclusiones 

Los disparates argentinos versus las obras necesarias para la gente. ¿Son viables los proyectos megalómanos como el “Estación Central Buenos Aires”, la torre de oficinas autosuficiente 300 metros en el río frente a Puerto madero o la “Aeroisla” (que incluía una cruz gigante en la entrada del puerto) o el ”Tren Bala” que quería Néstor? 

Aun aquellas personas megalómanas que se extasían con obras faraónicas deben saber que nuestro país está muy lejos de necesitar incluir entre sus gastos estas obras de dudosa necesidad, que solo logrará vaciar de presupuesto a los barrios, que se olvidan del interior del país porque pisotean el federalismo, que solo buscan golpes de efecto electoral por una parte y que siempre son propuestas por los mismo grupos concentrados de la llamada “patria contratista” que hoy vuelve a la carga esto proyectos populistas con los cuales quieren poner toda su maquinaria de negocios para chuparle plata al estado.

Muchas obras que se ven de esa envergadura son emprendimientos privados. Si los privados y el famoso “mercado” no las hace… ¿por qué deberíamos pagarlas todos los argentinos?

Que las grandes obras de infraestructura deben tener correlación con el universo de personas que benefician, entendiendo por personas, también, a los que no somos millonarios, ni vivimos en Puerto Madero, Pilar o en un “Country”. No necesitamos la Estación Central Buenos Aires.

Es más, ni siquiera es el único proyecto existiendo otro, el del estudio de arquitectura Álvarez que uniría las autopistas por la zona exterior y sin gastar el dineral que se oblaría con el impulsado por el poder de manera tan pretenciosa… Debemos decir que no a los proyectos del despilfarro populista de Macri y sus amigos.

Sí necesitamos que se termine el alargue de la línea E, que ya lleva 5 años de atraso, y que cumple con el mismo fin de unir las cabeceras de los subtes. 

Por otra parte, es viable la unión de los ramales Mitre-San Martín-Roca que se puede hacer a nivel en forma parcial, por el mismo corredor del tren que el ex Jefe de Gobierno Jorge Télerman hizo correr en Puerto Madero, y una parte menor atrincherada para unir con el tren Roca. Siempre y cuando se estime un plan ferroviario, que no se conoce, con lo cual no se entiende para qué hacer un corredor que una los ferrocarriles que hoy no corren. Necesitamos que se termine el plan de subtes.

Necesitamos que se hagan autopistas y se electrifiquen los ramales San Martín y Belgrano, siempre prometidos y nunca terminados. Que se hagan las obras de infraestructura y trasporte prometidas tanto en Córdoba Capital como en Rosario, eternamente postergadas.

Se necesitan al menos 4 puentes nuevos sobre el Riachuelo… ¿Alguien escuchó al gobierno hablar de esto? 

Se necesita con urgencia suplantar, aunque sea parcialmente, los 10.000.000 de camiones anuales que trasportan cereal principalmente a Rosario y Bahía Blanca por trasporte ferroviario, porque perdemos miles de millones de pesos en arreglar rutas que el campo y los cerealeros no costean.

Sí es necesario unir la autopista Illia con la autopista La Plata, lo cual se puede hacer sobre nivel como el resto de las autopistas, y empezar a desmontar el puerto de Buenos Aires, pero lo que seguramente no es necesario es que los grandes pulpos de la construcción amigos del gobierno le facturen al estado miles y miles de millones de dólares en los próximos años. ¿O sí? 

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Pablo
13 de Enero de 2017

Pastiche de nota, llena de inexactitudes y una clara mala intención.

Lamentable nivel para tribuna.

Invito al redactor a pasear por el conurbano bonaerense, el verdadero, el profundo de Solano, Varela, La Matanza, Quilmes, Budge, etc. que recorro a diario. A ver las "obras" que dejaron 30 años ininterrumpidos de peronismo y compararlo con la Capital Federal y su avance en los últimos 15.

LA REALIDAD MATA AL RELATO.

maria
13 de Enero de 2017

MUY BUENA NOTA. Ahora viene la patria contratista recargada, ya que uno de sus miembros es el presidente. Siempre vemos que los gobernantes hacen obras que no son tan urgentes y dejan otras que necesita más el pueblo, como puede ser hospitales, mejorar los ferrocarriles de carga para que no haya tantos camiones en la ruta, etc., pero por lo que se vé lo único que interesa es la cometa que deja cada obra. Y como muestra está la cometa recibida por Arribas, siempre buscando la ruta del dinero K les aparece la ruta del dinero M.

Mario Maroni
13 de Enero de 2017

Excepto por el primer comentario, hecho por el triste empleado macrista Pablo Dócimo, debe decirse que la nota de Terenzio es extraordinaria. Felicitaciones Tribuna; más notas como ésta, con contenido y conocimiento, y menos propaganda gubernamental de escribas rentados.

con este el gobierno de la ciudad dialoga......................
13 de Enero de 2017

Los antecedentes penales de "El Chipi", el líder de los manteros de Once
Tuvo una causa por drogas y estuvo detenido
12 de enero de 2017


Su verdadero nombre es Rodrigo Lucas Julián Valdez y tiene 36 años. Pero saltó a la popularidad como "El Chipi". En apenas 24 horas, se convirtió en una suerte de líder de los manteros de Once. Y lideró las negociaciones con el Gobierno de la Ciudad.

El foco de los medios le jugó una mala pasada. Según pudo saber Infobae en fuentes policiales, "El Chipi" tiene antecedentes penales por drogas. En 2004, fue sobreseído por tenencia y tráfico de drogas. Y en noviembre del año siguiente fue detenido en la localidad de Haedo, aunque luego fue liberado por la Cámara Federal de San Martín.

Un informe periodístico del canal América 24 sobre la venta ilegal en Once ya había revelado el pasado oscuro del mantero. En ese video se lo puede ver amenazando a los periodistas con un cuchillo. "Custodiaba el área de la recova. Nos topamos con él mientras hacíamos una investigación sobre objetos que tenían que ver con la delincuencia y se vendían ahí", dijo el periodista Leonardo Godoy, a cargo de aquel informe.

Ahora se busca determinar si detrás de "El Chipi" hay otras personas que manejaban la venta de droga en la zona de Once, donde funcionaba una mafia enquistada.

El líder de los manteros no es el único con antecedentes penales. Fuentes oficiales que supervisan el censo dijeron que el porcentaje detectado es muy alto. En la primera jornada, cuando se censaron 280 personas, casi el 10% tenía algún antecedente penal.

Aunque la crisis de Once ya estaría superada, en el Gobierno de la Ciudad están atentos a las consecuencias inmediatas del operativo. Saben que los manteros se pueden distribuir en otras zonas de la Ciudad. Por eso ya se desplegaron refuerzos policiales en la avenida Avellaneda y en San Telmo, entre otros puntos.

Andrés D.
13 de Enero de 2017

Nota plagada de inexactitudes y con clara intencionalidad politica.

Gabriel Martin
13 de Enero de 2017

La verdad, este tipo de noticias me dan mucha bronca. El país no se termina en la General Paz ni el Riachuelo. Otra lamentable estupidez de estos gobiernos centralistas como los hemos padecido en Argentina desde siempre. En lugar de hacer este tipo de obras, que solamente benefician a la gente que vive en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, deberían estar pensando en asfaltar como corresponde las rutas de Argentina. Un ejemplo concreto es la Ruta Nacional 3, que debería ser una autopista con dos carriles por mano entre Viedma y Río Gallegos. Puedo escribir 200 obras más importantes que esta porquería de gran terminal, solo en Buenos Aires. Argentina patética. Argentina de pensar en chiquito para el conurbano boneaerense y la ciudad capital. La misma historia de siempre.


14 de Enero de 2017

No estoy de acuerdo. Macri no inaugura cosas que van a quedar a medio hacer ni tiene casos aberrantes de sobreprecios. Yo hace 10 años pago los impuestos con mucho orgullo en CABA, a pesar de que faltan algunas cosas o que no se pudieron cumplir algunas promesas de campaña, como el kilometraje de la extension de subtes (con la economia K fue imposible hacer obras: cepos, trabas, estanflacion, devaluaciones, el espanto de los inversores).

Gerardo Saint Martín
14 de Enero de 2017

Que nota pedorra... que tendrá que ver todo lo descrito con lo anunciado y que tendrá que ver lo que aún no se hace con lo que se anuncia... las cosas se hacen de a una... ya lo sabe la gallina que come grano por grano.
Que tendrá que ver una obra de 70.000 palos verdes con una de 600 donde más del 70 % lo financian las empresas cementeras.
Este diario está muy raro; repleto de izquierdosos de barrio norte

Pablo
14 de Enero de 2017

jajaja los comentarios de los choris y la nota misma no resisten el más mínimo análisis.
La obra del bajo no tiene NADA que ver con "estacion central" y es una obra importantisima para el transito y la logistica (los camiones que transportan las mercaderias que importamos y EXPORTAMOS). Hay que explicarles todo a los zurdos retrógrados.

Las obras en caba fueron geniales, los paso a nivel de la zona urquiza, villa luro, los reservorios para las lluvias (la mayor parte de la gente ignora eso, y fue una obra excelente, INFORMENSE ANTES DE PASAR VERGUENZA)..

Y A TODOS, SI NO LES GUSTA CABA, VENGAN A VIVIR AL CONURBANO DE VERDAD.... 30 años de peronismo ininterrumpido.. debe ser como Suiza!.

Guillermo
14 de Enero de 2017

Otra vez José Tereso mostrando la hilacha... Seguramente el proyecto de la isla de Marchi no le pareció algo tan loco, ¿no'cierto...? ¿Y el tren bala a Rosario? Claro, tal vez pensó realmente que la yegua bipolar era una arquitecta egipcia en la antigüedad, cuando jamás mostró su título de abogada tiempo presente. El país necesita infraestructura de la buena, que resuelvan los problemas (al menos en parte) que tiene la gente al transitar por nuestro devastado territorio. No me importa la magnitud de las obras, si las mismas son llevadas a cabo por personal idóneo y no haya una megacorrupción rampante en ellas. Podemos discutir si es necesario algo así cuando hay gente que no tiene agua potable, gas natural y que la electricidad le llega en cuentagotas, si les llega. Pero que algo como se describe sería muy beneficioso para todos los usuarios de transporte público de nuesta ciudad (alrededor de 4 millones por día), no me cabe la menor duda. A veces, Josecito, hay que sacarse la venda ideológica para analizar los actos de gobierno de una adminsitración que a las claras no te simpatiza, ya que podrías mear olímpicamente fuera del tarro. Y si hay algo de lo que no se vuelve jamás, es del ridículo (que ya lo has hecho bastante, por otro lado)

 

Seguinos también en