26/01/2017 | Actualidad


Libro: cómo China saquea a Venezuela

(CON LA ANUENCIA DE ESTADOS UNIDOS)

Libro: cómo China saquea a Venezuela

El chavismo logró completar esta semana los dos tercios del mandato del presidente Nicolás Maduro y, de acuerdo a lo que establece la Constitución bolivariana, el Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) podrá ahora quedarse en el Palacio de Miraflores hasta inicios de 2019.

Aunque el Jefe de Estado sea destituido por un Referéndum Revocatorio, será su vicepresidente quién complete el período de gobierno de seis años iniciado en 2013.

En medio de la peor crisis de su historia, el país caribeño tiene suspendidos todos los comicios locales, regionales y nacionales gracias al accionar completamente parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE), un organismo copado íntegramente por los seguidores de El Comandante.

Para colmo de males, uno de los hombres fuertes de la “revolución”, Diosdado Cabello, ex titular de la Asamblea Nacional, señaló en las últimas horas que “existe un solo partido legalizado en el país, el PSUV”.

De acuerdo a este particular análisis, no tiene mayor sentido convocar a la ciudadanía para que se exprese en las urnas.

El sentido del presente trabajo es intentar demostrar que detrás del giro dramático que ha tomado el régimen de Caracas está la decisión de la República Popular China de cobrarse en petróleo la monumental deuda adquirida por los chavistas en los últimos dos lustros.

Los asiáticos necesitan en esta geografía sudamericana, como en otras naciones del Tercer Mundo, la complicidad de gobiernos altamente corruptos para ejercer a largo plazo un intercambio colonialista que extrae materias primas vitales y entrega a cambios productos con alto valor agregado fabricados en Shangai o Hong  Kong.

Mirá este libro, revelador, que se puede descargar gratis acá:

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Daniel Vaktoth
26 de Enero de 2017

El texto subido a Scribd exije pago para ser leído offline. Por favor no usen ese sitio

César Vilela
26 de Enero de 2017

¡Je,je!Tanto se preocupan por "EL imperialismo" y no han advertido que ya no es solo el del norte sino que hay TRES. Además de EUA, está China y Rusia en la mente expansionista de Putin. Y hasta podríamos agregar a una cuarte en ciernes, como Turquía en la persona de Erdogan, pero todavía no tiene influencia global. Argentina, tampoco está a salvo del "imperialismo" Chino, hasta base militar hay en Neuquén, y todavía están los yuanes convertibles que nos atan a CONSUMIR CHINO sino queremos devolverlos con alto costo financiero. Asimismo de a poco se van convirtiendo en actores indirectos de nuestra economía. Lo vemos en el sector petrolero y en el frigorifico ya que el grupo chino FORESUN se hizo de tres unidades productivas mas un feedlot que eran del grupo Brasilero Mafrig. Asimismo se compraron la mitad de NIDERA y NOBLE, orientados a soja y maiz. ¡Cuidado que en cualquier momento vamos a tener que consumir asado con soju!. ¡Ya lo decía Pepe Mujica! "¡Cuidado con los Chinos, el pez grande se come al pez chico!"

Pablo
28 de Enero de 2017

Acá, los narko kirchneristas instalaron el mismo sistema. Le vendemos soja, materia prima y nos venden tecnologia obsoleta con mucho valor agregado a precios carísimos. El "gran" modelo kirchnerista jajaja las "fabricas" eran 4 tipos poniendo tornillos y el carton "made in argentina".
Mientras los chinos se llevaban todas nuestras materias primas y encima nos meten bases en nuestro suelo. Que patriotas los K !!!.

 

Seguinos también en