18/10/2005 | Pseudociencias

Tony Kamo ¿un pobre farsante?

UN MENTALISTA DESCHAVADO

Tony Kamo ¿un pobre farsante?

TONY KAMO

    Un pretendido mentalista (sí, sí, esos como Uri Geller) español con cara de "niño pijo", ha hecho numerosas presentaciones en varios países del mundo. América Latina parece ser su principal objetivo, ¿será que Tony sabe que la mayor parte de la gente en Latinoamérica cree en esos espectáculos insulsos? Cualquiera que haya visto una de sus apariciones en la TV sabrá que todos sus espectáculos son siempre los mismos. Hipnotizar en un dos por tres a individuos "escogidos al azar" de entre el público, hacer comer cebolla a algunos famosillos haciéndoles creer "bajo la supuesta hipnosis" que comen manzana, aliviar alguna lesión leve o malestar físico no grave, hacer supuestas regresiones, etc.

    "¿Qué le da Tony a la gente para que se dejen manipular de esa manera?" Escuchó un amigo que asistió a una de sus presentaciones entre los asistentes del público. Tony respondería a esto que les da "polvof pada dormirrrr", pero es muy probable que en realidad lo que les dé sea una buena cantidad de dinero. A mediados de los 90, un cantante Chileno, Zalo Reyes (a quien Tony hipnotizó para comer cebolla), confesó ante las cámaras de un programa en ese país que dirigía un tal Gonzalo Beltrán que Tony era un farsante. Pero poco después (un año de hecho), Tony reapareció ante el público chileno ganando cada vez más audiencia, como si lo anterior nunca hubiera pasado. De esa misma forma el aclamado hipnotista español se ha presentado una y otra vez en México, si bien aquí su fama ha decrecido un tanto, sus presentaciones en el teatro "Blanquita" no dejan de tener audiencia y seguir generando excelentes ingresos económicos para él.

    Pero ese hecho dentro de la televisión chilena no es el único, hubo otro donde mucha gente mostró indignación al aparecer Tony en un programa de la Universidad Católica de Chile llamado "Por fin es lunes" a cargo de una señora Margot Kahl. ¡Pero que importa! El hipnotista español puede regresar cuantas veces quiera y cobrar a quienes quieran verlo.

    Recuerdo una de sus últimas presentaciones en México. Alguno de sus paleros se cuela entre el público, luego son seleccionados "al azar" por Tony o el mismo presentador. Entonces el hipnotista comienza a pasarles la mano como un predicador y los paleros comienzan su actuación cayendo en un supuesto trance. Entonces Tony le pide al presentador que les ordene hacer cualquier cosa, que ellos obedecerán. Y el Show comienza, a una se le pide actuar como bebé, a otro le dicen que no despertará hasta que se le indique, a otro que actúe como animal, y al parecer el estado hipnótico les durará todo el programa o quizá hasta el día que sigue: "Fiempre que ezcuchef un aplaufo bailaraf como un zimio" …

    Y es ahí donde vemos que el efecto hipnótico no dura tanto o no tiene el efecto que Tony esperaba, entre aplausos del público al salir o entrar en un corte comercial, al presentador se le ocurre comprobar si el sujeto está bailando como chango loco entre tanto aplauso, las cámaras lo enfocan y el "tío" resulta ser uno que se pierde aplaudiendo entre los que aplauden tan normal como siempre. De igual forma hay otro que se tenía que quedar dormido, cuando le recuerdan que está hipnotizado y que debería estar dormido, actúa como si estuviera despertando … como si el efecto se estuviera desvaneciendo, entonces Tony sopla haciendo un ademán: "Fiush!" y el sujeto en cuestión se vuelve a dormir con una música de fondo de canción de cuna.

    Y lo mejor espera a quienes están detrás de las pantallas en sus hogares, pues Tony tiene poderes psíquicos que viajan junto con las señales de TV. Después de sus acostumbrados ademanes, el poderoso hipnotista comienza la cuenta regresiva en voz baja, advierte que algunos no entrarán en trance debido a que no están "predispuestos" al "experimento", pero también garantiza que aquellos que logren ser hipnotizados, podrán soñar de lo lindo, descansar como nunca y quizá hasta aliviar su estrés.

    Termina el proceso cuando Tony dice "Fzerooo …", al siguiente corte ya hay varias llamadas que testifican que el experimento dio resultado. Al finalizar el programa habrá personas que se quedaron dormidas, temen sus familiares que no vayan a despertar, pero entonces el presentador les informa (Tony ya se ha marchado) que despertarán sanos y salvos a la mañana siguiente.

 

Indomitus Homo Nomine
tumbaburros.lazona.com.mx

Recuadro 1:
HIPNOSIS DE DISCOTECA

    La hipnosis de discoteca, el Show visual que puede suponer montar un espectáculo utilizando la colaboración de unos cuantos voluntarios (muchas veces pagados), está fuera de toda discusión, Eso sí que vende. Por ellos muchas TV han dado cancha a los "idiotizadores".
    Esos voluntarios,sin embargo  no siempre están aleccionados económicamente. Y claro, de tanto ir el cántaro a la fuente acaba rompiéndose. Algo parecido le sucedió a Narciso Díez, un vizcaino de 39 años que un día decidió acudir con unos familiares a uno de estos espectáculos que realizaba el conocido hipnotizador Tony Kamo, en una discoteca de Bilbao.
    Narciso no creía que la hipnosis pudiera funcionar, en realidad se ofreció voluntario porque quería reírse un rato. Sin embargo algo no fue bien. El Show no marchaba como Kamo deseaba. Narciso no obedecía sus órdenes porque se había quedado completamente paralizado, incapaz de articular palabra o realizar movimiento alguno. Al final, viendo que Narciso no se movía, Kamo exclamó: ¡vete de una vez imbécil, que me estás fastidiando la actuación", pero el hombre continuaba sin moverse.
    Ante esto, Kamo ordenó a su ayudante que sacase al voluntario del escenario, siendo Narciso trasladado a una especie de garaje mientras el hipnotizador continuaba indiferente su actuación.
    Una ATS (asistente técnico-sanitaria) que asistía al Show se encaminó al garaje por si podía ayudar, pero al no conseguir despertar al hombre decidió llamar a una ambulancia. Al llegar el médico y los socorristas observaron que Narciso tenía 120 pulsaciones por minuto, y aconsejó el traslado urgente al hospital tras saber que la ATS le había administrado un ansiolítico.
    En ese momento Toni Kamo, que ya había concluido el Show, hizo su aparición, oponiéndose a que Narciso fuese trasladado al hospital -suponemos que por temor a dañar su imagen- y concluyó: yo le he dormido, yo le despertaré. La familia le concedió 15 minutos, y a duras penas Kamo consiguió que, muy lentamente, Narciso fuese recuperándose. Insistiendo una y otra vez en que la ambulancia se marchase.
    Narciso tardó varias semanas en recuperarse totalmente. Kamó alegó que la culpa del incidente era de él, afirmando que estaba borracho al hipnotizarle -cosa que Narciso niega-. Pero aunque estuviese en lo cierto, ¿no debería prever Kamo ese detalle al actuar en una discoteca donde se consume alcohol? ¿Porque no advirtió al voluntario del peligro que corría? El caso quedó en nada. Narciso no presentó denuncia, a pesar de quejarse del mal trato humano de Kamo, y es que la hipnosis, una excelente herramienta terapeútica, puede convertirse en un arma mortal en manos de showmen sin escrúpulos.

Clara Tahoces
www.fraudesparanormales.com

Recuadro 2:
ESCANDALOSA REVELACIÓN

    Seis años tuvieron que pasar para que Titi García-Huidobro se animara a revelar uno de los secretos más sabrosos de la llamada “magia” de la televisión: fingió estar bajo los efectos de la hipnosis para evitar que el segmento del mentalista Tony Kamo literalmente “guateara” en uno de los capítulos del extinto “Viva el mundial” de Canal 13.
    “Cuando me llamaron para ir al programa, lo primero que me preguntaron fue si quería ser hipnotizada por Kamo y al tiro dije que sí para ver si era verdad y cachar qué se sentía”, revela la locutora de Radio Pudahuel. “Pero después de que me pidió que me hiciera pasar por hipnotizada, porque no le había resultado su técnica, casi me muero”, añade todavía con desilusión la pareja de Pato Torres.
    Según García Huidobro, quien en 98 hizo el “loco” cantando temas de Luis Miguel, cayó varias veces sobre los brazos del entonces galán de la selección José Luis “Coto” Sierra e hizo creer que alfileres le pinchaban el trasero, se atrevió a contar la farsa del español después de ver a Claudia Schmidt en “Morandé con compañía”.
    “Me quedé para adentro cuando la vi y me encantaría saber si es verdad que la hipnotizaron o estaba actuando”, se pregunta la chica que en “Viva el mundial” convenció con su performance a los animadores Álvaro Salas, Cecilia Bolocco y Kike Morandé.

Publicado el 8/10/2004 en diario El mercurio

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

gilberth samael
10 de Mayo de 2011

me gustarias que me ayudaras a despejar bunas dudas


13 de Abril de 2012

tony no ej ningun farsante loj farsante son ujtedej..........:-p

 

Seguinos también en