31/08/2017 | Actualidad


“¡Que vuelvan los montos!”

EL ANGUSTIANTE DÉJÀ VU DE LOS AÑOS SETENTA

“¡Que vuelvan los montos!”

Martin Luther King dijo “I have a Dream”, “Tengo un sueño”. Aquellos eran sueños de paz, de fraternidad y de convivencia. Quienes vivimos los trágicos años setenta en la Argentina, esta última semana, más que un sueño, tuvimos un angustiante déjà vu.

El eco de aquellas consignas violentas resonó nuevamente en nuestros oídos y no precisamente como la más maravillosa música. Canciones envejecidas, de otros tiempos que, como los vinilos gastados de entonces, suenan con ese espantoso ruido de fondo de la púa sobre el surco, hoy convertido en grieta.

Los insistentes llamados de Hebe de Bonafini a reinstalar la violencia parecen haber encontrado un terreno fértil entre las filas del kirchnerismo. Hagamos un breve repaso por las más dulces frases que pronunció Hebe estos últimos tiempos.

El 25 de junio de 2008, a propósito de las protestas de los representantes del campo, dijo:

“La presidenta Cristina Fernández de Kirchner tiene mucha tolerancia. Había que desalojarlos a palos y a gases como merecían”. Dijo la señora que hoy se espanta si invitan amablemente a un integrante de Quebracho munido de un garrote a despejar una calle.

El 15 de diciembre del 2009, la hoy defensora de los “mapuches” de Jones Hualas, le dijo a un grupo de bolivianos que velaban en la plaza a un compatriota asesinado:

“¡Váyanse de nuestra plaza bolitas hijos de puta! ¡Váyanse bolivianos de mierda!”

El 24 de marzo de 2017, declaró frente a un micrófono:

“Basta de ser democráticos para ser buenitos. Yo me cago en los buenos, no soy buena.”

En ese mismo acto, los oradores por primera vez en democracia reivindicaron a los grupos armados de los ‘70:

“En esta Plaza, recordamos las luchas de la militancia en las organizaciones del Peronismo Revolucionario: Montoneros, FAP, Sacerdotes por el Tercer Mundo y FAL; la tradición guevarista del PRT, Ejército Revolucionario del Pueblo”.

Tanto insistieron que finalmente lo lograron. Manuel Quieto, el cantante, por así decirlo, de la Mancha de Rolando amenazó:

“Guerra civil, violencia, sangre, estallido, el hambre no se puede tapar, espero que estén preparados para enfrentar el cambio que votaron”.

Todo indicaría que la banda que supo liderar Boudou, decidió convertirse en una banda armada. Según parece, el propio Amado Boudou se haría cargo de las armas más letales en su manos: la guitarra y el micrófono. Ante la amenaza de que el ex vicepresidente pudiera volver a cantar sobre un escenario, muchos oligarcas se estarían entregando con las manos en alto y sin resistencia.

Pero no fue el único: la escritora y periodista Ingrid Proietto escribió:

“Las armas, sólo nos quedan las armas. Si para ellos está bien que un carnicero mate a un pibe porque le robó un celular, para mí está bien cagarlos a tiros porque me afanan los votos”.

Ingrid Proietto, empleada de Tecnópolis y del Sistema Federal de Medios, cobró durante años un sueldo por parte de Estado y parece estar dispuesta a empuñar un FAL par recuperar su sueldo como empleada pública. Esas son utopías concretas y no las frivolidades que escribía La Pasionaria, suponiendo que Ingrid sepa quién fue Dolores Ibárruri.

Lo que sí es seguro es que nadie sabe quién es ni qué escribió Ingrid Proietto. Su texto más famoso fue una carta que la escritora le dedicó a Cristina en 2016 para saludarla por su cumpleaños. Entre otras frases inolvidables, expresó:

“Durante el menemismo tenía empleada con cama. Por poco que les pagáramos y por más en negro que las tuviéramos, a las peruanas y paraguayas les “convenía” esclavizarse en casas de familia”.

Pero por fin, gracias a Cristina pudo dejar esa “vida burguesa de mucha comodidad y excesos” y empezó a repartir alfajores entre los chicos pobres cuando detenía el auto en los semáforos. Parece que ahora va a llevar armas en la guantera para repartir entre los niños de bajos recursos.

Pero acaso lo más notable de su carta a Cristina sea este párrafo:

“Y sí, siempre fui un poco pelotuda y los medios no perdonan eso, donde te encuentran una rendija de boludez, te hunden”.

En este punto, Alfredo, muy a mi pesar, debo darle la razón a Ingrid Proietto: por los visto presenta varias rendijas.

Lo cierto, es que a partir de estas palabras, se las habría escuchado a Florencia Peña, Andrea del Boca y Nancy Duplaá gritar desaforadas:

-¡Que vuelvan los montos! ¡Que vuelvan los montos!

-¿Los montoneros? -preguntaron sorprendidos quienes las escuchaban.

-No los montos. Los montos de guita que recibía mi productora en la viejas buenas épocas -dijo la protagonista de “Papá corazón” entre sollozos y mohines.

-Si, que vuelvan los montos, los montos de tarasca que recibía con mi productora Mar de Fueguitos -nombre de su empresa durante el kirchnerismo- o los cagamos a tiros con armas del elementito homónimo -gritaba la actriz mientras la llamaban…. a comerlaaaaa.

-Sí, que vuelvan los montos de potota que nos caían del cielo con mi productora El árbol -antes, claro, de que se cayera de la palmera con la inesperada derrota del líder revolucionario Daniel Scioli.

Otro puntal de la vuelta de la lucha armada sería Moria. Así como en los ‘70, Montoneros cometía robos y secuestros para recaudar fondos para Revolución, Moria se encargaría de aportar anillos de brillantes secuestrados en Paraguay.

Parafraseando a los viejos cánticos, nuestros nuevos revolucionarios de la farándula hoy cantan:

Ahora, ahora, resulta indispensable

abono para Netflix

y televisión por cable.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Pablo
31 de Agosto de 2017

Los "montos" de hoy tienen deptos en Puerto Madero, autos importados, iphones, empresas fantasmas, importaban contenedores, se afanaban la guita de las viviendas sociales y trafican droga. Esos son los montos hoy, haciendo la "revolucion" para irse a vivir a Miami.

Al igual que en los 70, todo era por $$$ y al igual que en los 70, hoy usan a los giles ignorantes que se comen el relato dinosáurico de la "izquierda" y la "revolucion".

Claudia
31 de Agosto de 2017

Andahazi que buenos tus libros.

NIPPUR
31 de Agosto de 2017

SIMPLEMENTE EXTRAORDINARIO!!!

Piratón
31 de Agosto de 2017

¡Ojo! Qué Cristina, solo es un mascarón de proa de algo mas grave. En su afán de recuperar PODER para encubrir su IMPUNIDAD, ha soltado al "GOLEM". Hoy vemos como en algunas urbes,crece el vandalismo, como los ENCAPUCHADOS Y ROSTROS CUBIERTOS SE MULTIPLICAN PARA GENERAR TROPELIAS EN "NOMBRE DE LOS DERECHOS POPULARES" Y PARADOJICAMENTE, TAMBIEN EN NOMBRE DE LOS ¡DDHH!Lo que antes era patrimonio de QUEBRACHO, hoy lo es de cualquiera.Simultaneamente vemos el AUTORITARISMO DE LOS DDHH lavandoles el cerebro a los pibes. "¡ABRIMOS EL DEBATE!" dicen.¡MENTIRA! Ya depositaron el "virus" de la violencia sectaria en párvulos, como si los de salita de 5 o los niños de 8 o 9 años estuvieran en capacidad de DEBATIR los traumas y frustraciones ideologicas que arrastran los docentes y gremialistas.Es fundamental que LOS PADRES TOMEN EL CONTROL DE LA SITUACION DE SUS HIJOS EN LAS ESCUELAS. LA ESCUELA NO EDUCA, INSTRUYE, ESE ES SU OBJETIVO. LA FAMILIA DEBE SER LA EDUCADORA, SIENDO ESA SU RESPONSABILIDAD.
Los padres NO pueden ser desautorizados por los docentes, transmitiendoles ideas extrañas a la familia de la que proviene el educando.Peor es pnerlos en situaciones PARADOJALES con el fin DOLOSO de desestructurarlos para formatearlos a su gusto.Se está hilando fino para moldear las ACTITUDES de los pibes.¡CUIDADO, que si no se pone LIMITES CUANTO ANTES, despuès será tarde! Es sabido que el "modelo de la confrontación y caos" necesita de la antisociales. Todo lo contrario para construir una SOCIEDAD CIVILIZADA Y REPUBLICANA, CON RESPONSABILIDAD SOCIAL.

Pablo
31 de Agosto de 2017

Excelente el comentario de Piratón.

En la escuela de mis sobrinos, los padres se unieron para iniciar acciones legales contra dos maestras y la vicedirectora.

Espero que el ejemplo cunda, están compartiendo por facebook la movida con todas los papeles legales.

Estos descerebrados quieren hacernos retroceder otros 70 años. Y son tan pero tan bajos e inhumanos que se meten con los chicos para adoctrinarlos. Inmundos.

Horacio
31 de Agosto de 2017

Lo que pasó en las escuelas es calcado del fascismo en Italia:figli della lupa,ballila y finalmente squadristi para las acciones punitivas.Les llenaban la cabeza con Mussolini.Otro tanto pasó en Alemania con las "hitlerjugend" que hasta denunciaban a los padres si eran opositores.Lo que está pasando hay que estudiarlo pero tambien evitarlo.No nos olvidemos que Perón vivió dos años en Italia bajo el fascismo...


31 de Agosto de 2017

Correcto Horacio y hasta hoy lo padecemos,se entraba a la escuela y no se cantaba la Marcha Aurora, sino el Huimno a Evita y luego en el aula, lectura obligatoria de la Razón de MI Vida (hay otro que se llama La Razón De Mi Huida y es muy bueno), para los de los primeros grados en los libros para aprender a leer, primero aprendían Perón y Evita Me Aman y desde la cuna aprendía a decír Perón antes que Papá y no es mentira. Lo dijo el Dictador Juan Domingo que había que comenzar desde el Jardín a moldear a los futuros militantes peronistas y esto está escrito, no es verso. Esto quedó en el inconciente y se repite hasta hoy con nuevos personajes, entre ellos El Nestornauta, así comenzaron. Ahora Maldonado es la excusa. Muy bueno lo tuyo Federico, cuando vayas a Intratables, si te dejan hablar, hace un resumen de esto.

Pehuén Curá
31 de Agosto de 2017

Me olvide de firmar lo que iba para Horacio y federico,

goyolin
01 de Septiembre de 2017

Felicitaciones a los padres que se oponene al adoctrinamiento escolar de sus hijos!!!
Hay que parar a los fachos disfrazados de progres.

catafalco
01 de Septiembre de 2017

Yo creo que si esta mujer o cualquiera llama a algún tipo de revolución o lo que sea, con un poco de suerte junta 10 tipos.

Lo de Cristina bueno...tengo conocidos que la quieren otra vez de presidenta y no se dan cuenta que es quien mas hizo para que gane Macri.

Hay lucha histeria con la ex, mucha gente que le gustaba porque "hablaba bien" o porque representaba la reivindicación de algo que ya había pasado y con un final muy poco feliz cuyo precio seguimos pagando.

Es increíble que después de tanto tiempo y tanto dolor se siga hablando de todo esto.

 

Seguinos también en