09/09/2017 | Actualidad


La “gente baja” y las clases sociales

CUÁNTO SOPORTA DE IGUALDAD LA SOCIEDAD

La “gente baja” y las clases sociales

Juan Cruz Varela, hermano de Florencio, fue un escritor y político argentino, instigador —junto a Salvador María del Carril— del fusilamiento de Manuel Dorrego, perpetrado por Juan Lavalle. En 1828, después de la caída del gobierno popular de Dorrego, desde Montevideo escribió los siguientes versos: “La gente baja ya no domina y a la cocina se volverá”. Fantástica y desgraciada oda antipopular, que refleja el pensamiento de muchos, de ayer y de hoy. Lo que estaba y está por supuesto también en juego en la actualidad, es la disputa por quién ejerce el poder: uno u otro sector social.

¿A quiénes se refería Juan Cruz Varela con la expresión “gente baja”? Obvio que hacía referencia a los sectores más postergados de la sociedad. La “gente baja” no debía, no podía (según la clase social que representaba o a la que adhería Varela) abandonar la cocina y aspirar a otro tipo de reconocimientos y derechos. Fundamentalmente derechos. De eso se trata, en definitiva: derechos y bienestar sólo para algunos o derechos y bienestar para todos.

En ese sentido, Varela tuvo un atildado discípulo: Javier González Fraga, un empresario y político de la Unión Cívica Radical, actual presidente del Banco Nación del gobierno conservador de Mauricio Macri. En mayo de 2016, González Fraga cuestionó los estímulos al consumo general que había impulsado el gobierno anterior de Cristina Fernández de Kirchner con una expresión célebre, que le encantaría a Varela y que abominaría Hipólito Yrigoyen: “Le hicieron creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior”.

En síntesis, para el radical González Fraga: celulares, plasmas y viajes al exterior estaría bien para algunos sectores sociales, pero no para todos los habitantes. El duro interrogante que perdura es ¿cuánto admite y soporta de igualdad o cuánto prefiere de desigualdad la sociedad en la que vivimos?

“Gente baja” hoy día sería la población denominada o caracterizada como sectores populares o, en las expresiones más clasistas, discriminatorias y hasta racistas, los “negros”. Los “negros” de hoy son la “gente baja” del Varela de ayer. La “alta sociedad” construye, confronta, desvaloriza y reprime a la “baja sociedad”, es decir a los “negros”, a la “gente baja” de Varela.

Cuando los “negros” acceden a mejores condiciones de vida, a más derechos, a través de proyectos políticos de carácter nacional—popular o populistas se desata la ira de los Varela de ayer y de los Varela de hoy, que temen ver debilitada su posición social o bien limitados o cercenados sus privilegios. El odio que se despierta en las clases altas, en sus representantes y aún en muchos ingenuos (ilustrados o no) es de una contundencia tal que, con frecuencia, traspasa los límites del propio funcionamiento democrático y adopta modalidades autoritarias y hasta la instauración de dictaduras frontales, según los distintos momentos históricos y las particularidades de los diferentes países.

Como una obviedad, como una “verdad de Perogrullo”, hay que recordar que las clases sociales existen. Y que portan intereses diversos y hasta antagónicos. ¿Qué clases sociales estaban —además de los intereses centrales de los Imperios— detrás (y adelante) de las dictaduras de Batista en Cuba, de Somoza en Nicaragua, de Pinochet en Chile, de Duvalier en Haití, de Stroessner en Paraguay, de Trujillo en Dominicana, de Ríos Montt en Guatemala, de Banzer en Bolivia, de Castelo Branco en Brasil, de Bordaberry en Uruguay, de Videla en Argentina, de Fujimori en Perú, entre tantos otros casos?

La lucha por el poder es, obviamente, consustancial del accionar de los políticos, y no sólo de los políticos sino de los seres humanos en general. De lo que se trata es de identificar básicamente la posesión y el ejercicio del poder para qué, para contener y representar qué intereses y de qué sectores sociales.

La política es una vocación y también una suerte de profesión que requiere identificar principalmente los grandes objetivos y proyectos que subyacen en los actores intervinientes. Cabrá, entonces, reconocer en primera instancia el carácter de clase de los diversos proyectos. Habrá que saber diferenciar y posicionarse, por ejemplo, entre el comportamiento presuntamente serio, impoluto y hasta “democrático” de la barbarie de las clases sociales privilegiadas y el accionar turbulento, sinuoso y hasta con importantes defecciones del campo popular y sojuzgado. Hay quienes representan o bien defienden (aún a veces sin pertenecer) a los sectores privilegiados de la sociedad, y hay quienes se inclinan hacia la defensa de las clases y sectores más desfavorecidos.

¿Los proyectos nacionales—populares de las últimas décadas en América Latina (Brasil, Argentina, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay) fueron totalmente virtuosos como para que no le cupieran críticas? Desde luego que no; contuvieron contradicciones, límites, errores. Como todo proyecto requirieron y requieren, sin duda, críticas. Pero fueron y son lo significativamente virtuosos, en favor de los sectores populares, como para que aquellos que aspiren a una sociedad más igualitaria no deban dudar en posicionarse en su firme defensa.

Los errores e inconsistencias del campo popular (notorios muchas veces) deben impulsarnos por supuesto a su corrección, pero manteniendo la necesaria lucidez para evitar colaborar y fortalecer (directa o indirectamente) a las clases sociales adversas al interés de las mayorías.

Tomemos otro ejemplo, del campo de los medios de comunicación, como es el caso del diario “La Nación” en Argentina, de orientación similar a otros importantes periódicos conservadores de América Latina. “La Nación” representa notoriamente a las clases sociales más acomodadas, adversarias sistemáticas y consecuentes de los intereses de los sectores populares, y aparece como una expresión comunicacional “seria, rigurosa, independiente, fundamentada, de nivel, sin errores de redacción y de ortografía”, pero simultáneamente intenta disimular su oprobioso posicionamiento clasista y claramente antidemocrático, aunque sus pulcras formas hagan creer —a los suyos y hasta a muchos ingenuos bienpensantes “republicanos” y “progresistas”— que los guía el interés general del conjunto de la población.

Una pregunta contra fáctica, pero de muy probable fácil respuesta: en este 2017, Juan Cruz Varela, aquel “demócrata” instigador del fusilamiento de Manuel Dorrego, ¿qué proyecto apoyaría? ¿el actual del macrismo o el anterior del kirchnerismo? Y el diario “La Nación”, fundado por el general Bartolomé Mitre en 1870, que se autodenomina como “una tribuna de doctrina” ¿qué proyecto apoya en 2017?

Yo aspiro modestamente —con seguridad al igual que Juan Cruz Varela, pero en sentido opuesto— a que mi corazón y mi cerebro permanezcan impregnados de indignación y rebeldía, ante el accionar de las clases sociales contrarias a los intereses y necesidades de los sectores populares, de los sectores vulnerados en sus derechos, de los sectores humildes, de los “negros”. 

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Pablo
09 de Septiembre de 2017

Que nota mediocre!

Como si el peronismo-kirchnerismo hubiera apoyado a los "pobres" jajajajajajaja

MEDIOCRE Y FALSA

El peronismo ama tanto a los pobres que los multiplica. LLenó la provincia de BsAs de villas, amontonó gente para tenerlos en la miseria y darles dádivas a cambio de votos.

Juegan con la ignorancia, porque uno que piensa sabe que una zapatilla o una tablet no le cambia la vida, como sí lo hacen cloacas, agua corriente, seguridad, transporte decente, etc.

ESTA NOTA ES PARA UN PANFLETO ZURDITO DE PASILLO RANCIO Y HUMEDO DE UNIVERSIDAD DE CIENCIAS SOCIALES, NO PARA UN PERIODICO COMO TRIBUNA.

No es otra opinión, ni una visión diferente, es una sarte de deliros y sandeces que hace imposible debatir.

ES UNA RISA!!!!!!! jajajajaj

Claro! el peronismo trajo justicia social jajajajajaj





Maralerod
09 de Septiembre de 2017

Como les gusta a los pensadores de izquierda justificar sus fracasos ideológicos.
Y agarrarse de una frase cruda como la de Gonzales Fraga para ponerse en lugar de víctimas.
Entienda usted, don Norberto, que si un país es pobre, y entiéndase "pobre" como uno que tiene más del 30% de la población debajo de la línea de pobreza, un 50% de la población que trabaja en negro, un creciente analfabetismo, una estructura de servicios, redes viales, rutas y puertos lamentables, y una corrupción entre las más altas del planeta, fomentar el consumismo indiscriminado es de una bajeza y crueldad cercano a lo delictivo.
La fiesta populista SIEMPRE tiene un final anunciado, dependiendo del viento de cola y cuantas "joyas de la abuela" se está dispuesto a malgastar para mantenerla.
Quizas a usted le parezca progresista, como pude presenciar personalmente, ver en villas miserias casillas donde se amontonaban indigentes, pero con LCD, aires acondicionados, cable y luz gratis, con jóvenes que no estudiaban pero tenían cada uno su teléfono celular.
Esos son los "empoderados" del populismo cristinista, dos generaciones que suponen que el Estado debe mantenerlos sin estudiar, sin trabajar, sin esforzarse por mejorar su situación personal, "gratificando" económicamente hasta sus embarazos.
En tiempos de huracán Irma, que arrasa la belleza caribeña en cuestión de días, aún hay personas que justifican el desastre del huracán kirchnerista, que demolió nuestro país durante 12 años, y que costará décadas volver a encaminar a nuestra nación hacia un país normal y próspero.

Carlitos
09 de Septiembre de 2017

El comentario de GF ha sido infeliz, pero el correcto sería más o menos así: "le hicieron creer a un país que era más rico que lo que en realidad es, y que gastar más de lo que produce no tiene consecuencias".
El resto de lo que escribe este señor ya lo dice Pablo arriba.

Daniel
09 de Septiembre de 2017

La división de la sociedad en "clases" es hoy mas que nunca (y cada vez mas) una estupidez.

Vivimos en un mundo donde cada vez con mas frecuencia, gente común, con buenas ideas, logra cambios sociales, culturales, tecnológicos, etc. que ningún político puede avizorar.

El peor daño que se le puede hacer a una persona es hacerle creer que "pertenece a una clase" y que por lo tanto, tiene tales o cuales privilegios.

Por el contrario, si se le alienta a creer en sus propias capacidades, portalezas y virtudes, es cada vez mas probable que logre superarse por su propio esfuerzo.

No se necesita ningun "...ismo" (entiéndase como una ideología política cualquiera) para ello.
Solo se necesita educación, educación y más EDUCACIÓN.

Los "...ismos" en éste país (póngale el lector el prefijo que quiera), fueron y son la principal causa de miseria social.
Ellos (los ...ismos) se encargan de encasillar a las personas, de hacerles dudar de sus propias capacidades, y de hacerles creer que solo se salvaran por la bondadosa acción de "otros", generalmente un estado paternalista, y termina siendo presa de corruptos.

Por el contrario:
Edúquese firmemente a un niño cualquiera en valores, en ética, en fundamentos linguisticos y cientificos formales, evítese por todos los medios su habitual tendencia a creer en soluciones mágicas, y fórmeselo reafirmando los valores del esfuerzo y el trabajo, y se tendrá un adulto con altísima posibilidad de ser exitoso y que logre autosuficiencia para forjar la mejora de la sociedad donde vive y trabaja.

Todo lo demás, solo servirá para prolongar su miseria y mantener su dependencia a la clase política de turno.

manuel
09 de Septiembre de 2017

que nota mas imbecil , es como el " si evita viviera seria montonera" , pura pavadas , los kk y el peronismo solo les intereso robar , pura bobadas esta nota , ponen a militontos a escribir aca para hacerse los pluralistas??? ese es el punto ahora??

Fede
09 de Septiembre de 2017

Siempre hubo dos clases: la clase trabajadora y la clase parasitaria, que vive de la trabajadora. Nada más.

Gabriel
09 de Septiembre de 2017

Otro pelotaris que nos quiere hacer creer que los liberales son unos desalmados, que el peronismo no es el máximo responsable de haber batido el récord del siglo pasado en cuanto a atraso comparativo, que por último, en este siglo continuó e maravillas con su tarea de "amor por los pobres".
Ningún país cayó como Argentina, ni siquiera los que padecieron largas guerras o desastres naturales. De ser la 7ª economía pasamos a ser la 55ª.
Le recuerdo al autor que peor economía significa que TODO ES PEOR QUE ANTES. Mas pobreza, peor educación, peor salud, inflación, atraso en infraestructura, etc etc etc.

Ya que hablamos de "GENTE BAJA", le aconsejaría que se mire al espejo.


09 de Septiembre de 2017

Desde los 90 HASTA HOY, hubo GENERACIONES DE ARGENTINOS, QUE NO TUVIERON ACCESO A UNA INSTRUCCION PUBLICA DE CALIDAD.El pensamiento progresista "DICE" que para que haya MOVILIDAD SOCIAL,la INSTRUCCION PUBLICA ES FUNDAMENTAL COMO INSTRUMENTO DE LIBERACION. Esto va en contra de la PRAXIS DOCENTE,mas preocupada en todos estos años en la defensa sindical de su EMPLEO (sueldo y reclamos gremiales). No se dice que NO RECLAMEN sino que NO ABANDONEN A LOS EDUCANDOS. La SITUACION PLANTEADA SISTEMATICAMENTE POR LOS SINDICATOS,CASI TODOS LOS AÑOS, ha provocado que una gran cantidad de chicos y jovenes tengan que "refugiarse" en escuelas confesionales y privadas y para que hablar de aquellos alumnos que ANTES,podían provenir de clases medias altas o altas, pero igualmente compartían escuelas públicas. HOY han sido movidos a ir a escuelas de elite. Lo expuesto, cualquiera podría tomarlo como una "opinión subjetiva", sin embargo la REALIDAD expone que es una FUNDAMENTACION, sino no habría tanta deserción ni tanto egresado de escuela pública (excepto honrosas excepciones)con formación deficiente. En cada INICIO DE AÑO ESCOLAR, los empresarios negreros, deben alegrarse de ver como los docentes OTRA VEZ, condenan a una nueva generación a ser mediocres. Eso termina siendo funcional a sus intereses ya que tienen la posibilidad de contar con mano de obra barata y en negro, por falta de estudios suficientes, para sus empresas de servicios.¡GRACIAS SECTOR DOCENTE DE ESCUELAS PUBLICAS!, deben decir esos inescrupulosos vividores de la miseria.ESA CLASE DE DOCENTES ESTA IMPULSANDO A QUE LOS EGRESADOS DE ESCUELAS DE ELITE SEAN LOS QUE SE HAGAN DE CASI TODAS LAS OPORTUNIDADES QUE ESTAN DISPONIBLES. ¿Como explica que el PROGRESISMO sea el generador de MEDIOCRIDAD? Es valorable el caso de familias humildes que hacen sacrifios enormes para que sus hijos vayan a escuelas PRIVADAS para que sus hijos TENGAN UNA INSTRUCCION QUE LE SIRVA COMO HERRAMIENTA PARA SUS VIDAS?


10 de Septiembre de 2017

Desapareció la menor de 16 años Briana Reganzani, el día Jueves 7 de Agosto a las 14:00 hrs. vestía uniforme escolar verde. Fué vista por última vez cuando salía de su escuela Ntra. Sra. de Lourdes, rumbo a su casa entre las calles Pedernera y Rivera de Villa Madero, La Matanza.

Por favor, si alguien sabe algo, necesitamos ayuda para encontrarla.

Claudia
10 de Septiembre de 2017

Por la edad del autor de esta nota, creo en los 72 años más o menos por el año en que nació debe ser un profesor universitario jubilado.
Creo que en esta nota mezcló todo, como el referirse a gente baja que para mí, por mi profesión, solamente nos referimos a gente dentro de ciertos parámetros antropométricos.
Si el autor de la nota escribió notas en página 12 o en La Vanguardia, no puede referirse del modo que lo hizo de periodistas de La Nación, porque lo destaca con resentimiento y en ese periodico hay todo tipo de periodistas.
Si fué Vice Decano de una Facultad entre los años 98 y 2002 y si esta, no lo sé como asesor de la UBA debe ser altamente responsable para que lo respeten ,porque escribir notas como ! No elijan a un Macri Ecuatoriano o Lo inútil de Macri o Marx y el Desarrollo capitalista en Argentina o si dice en otras notas" Populista sí: a mucha Honra", que puedo esperar al leer esta nota.
Para mí me muestra una parte de resentimiento y de enojoy cuando vamos dejando una actividad debemos mostrar algo totalmente diferente, sobre todo por respeto a todos los que hemos formado en una Universidad.
Yo a todas estas personas así, las considero dinosaurios.

miguelito
10 de Septiembre de 2017

Hace un par de meses hice una defensa pública en este medio relacionada con el Sr. Alayón.

Para quienes no lo conozcan, el profesor Norberto Alayón es un académico muy reconocido en estudios de políticas sociales. Ha sido entre otros, vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA).

De todos modos, como siempre suele suceder en lo académico, bien podemos tener palabras de aprecio hacia alguien, aunque no coincidamos 100% en sus postulados.

En lo particular, sabemos que La Nación ha sido coherente desde siempre en la defensa de sus intereses, que son los propios de las familias tradicionales y de la clase alta argentina, los sectores vinculados con las fuerzas armadas, con los sectores conservadores de la Iglesia y con lo relacionado con el sector primario (agropecuario), lo cual es diferente al caso Clarín que siempre ha defendido sus propios intereses más que intereses de clase social.

Y si bien coincido que Gonzalez Fraga es un viejo gagá (a lo que se le suma que no anda bien de salud), entonces tiene el tupé de decir cualquier cosa. La cantidad de stents que le pusieron recientemente son una muestra de que este señor está asustado en lo que respecta a su estado de salud.

Lo que no coincido con el Prof. Alayón en esta oportunidad es en lo que respecta a la situación política reciente de los estados sudamericanos que él plantea. Muy especialmente en lo relativo a Venezuela. Si la gente (especialmente la clase media) entra en situación de movilización, se debe a que el sistema político ya no le es representativo. O en todo caso, va en contra de sus intereses.

No fue casual que en casi todos los casos ganaron propuestas de centroderecha. Y contrariamente a lo que desde el progresismo se dice, no fue gracias a los medios de comunicación. Decir "los medios" es como decir "nadie". Yo suelo relativizar la importancia de los grupos multimedios a partir de un solo argumento: CFK ganó en 2011 con el 54% de los votos, con Clarín y La Nación en contra.

Con respecto al cambio de signo político en Sudamérica ¿van a culpar al FMI, a la CIA, al gobierno norteamericano por eso?

Aprovechando que mañana es 11 de Septiembre, si usted viaja a Chile y no habla tanto con sectores "progres", notará que la situación con Allende no era tan buena ni tan paradisíaca como se suele opinar, más allá de las operaciones de USA para su derrocamiento (que creo ni hacía falta siquiera porque perdía las siguientes elecciones). El problema es que vino Pinochet y al lado de eso, hasta Allende pareció bueno.

Acuerdo con usted, aunque no lo diga, que Chavez en Venezuela fue la respuesta de los sectores populares ante la imposibilidad de participación mediante una dirigencia completamente corrupta de clase media-alta y alta. El problema es que Chávez genero un Maduro...y vaya a saber cómo termina la cuestión.

Como verá, todas estas cuestiones no se resuelven desde lo emocional, se resuelven desde el estudio, desde la investigación rigurosa...y por sobre todo, desde la lectura. No se lo digo a usted, profesor Alayón, lo digo por más de un forista que habla desde la irracionalidad pura en lugar de leer y pensar.

Un abrazo grande.
Miguelito C

ZetaWest
10 de Septiembre de 2017

Estimadas/os:
El Sr.Varela o el Sr.Fraga que el periodista menciona en la nota, cuando dijeron (o escribieron) lo que el menciona, en ese instante , tuvieron un ataque de honestidad intelectual.
No es "politicamente correcto" decir la verdad.
Los que gobiernan para "los ricos" nunca van a admitir la transferencia de ingresos hacia la clases mas altas, y los que gobiernan para "los pobres" van a hacer notar esa transferencia hacia los pobres.
Coincido con el forista que afirma que hay que terminar con los "...ismos" , y la unica forma de terminar con las bostas ideologicas (liberalismo,comunismo,fascismo) , es con logica y matematica. Al cuantificar , se le caen todos los falsos argumentos a todos los gobiernos, no importando de que signo politico sean, y ahi se ve la realidad entre lo que declaman y lo que hacen.
Lamentablemente, en nuestro pais (y tambien en latinoamerica) nunca escarmentamos, y es increible como la gilada sigue a los grandes medios goebelianos (Clarin, La Nacion, Perfil, y Radio-TV en gral) y con el pretexto de "no volver al pasado" (el populista) estamos volviendo al pasado de las dictaduras en latinoamerica, que diezmaron las economias y dejaron el caldo de cultivo para los gobiernos populistas, y de esa forma no salimos nunca de ese loop (ciclo) perverso.

Saludos cordiales.

Pablo
10 de Septiembre de 2017

de nuevo ... soy el mismo de arriba y tengo esta info:

elisa quiere que la pato se quede, pues así asegura el narcotrafico en la región.
por eso aduce que a la pato ...
perdón, me están chupando los de seprín ... jue jue jue jue

ayyyyyy que miedo les tengoooooo...... juajuajuajuajuajuajua

Cristian Javier
10 de Septiembre de 2017

El problema no es que la gente de clase baja acceda a más y mejores bienes.
El problema es que lo hagan sin el esfuerzo que eso amerita.

Claudia
11 de Septiembre de 2017

Como pueden defender tanto a un profesor que dice en sus notas que porqué se debe exigir a los que reciben subsidios, una prestación. Evidentemente este profesor con su sueldo no llega a tributar como otros que pagamos muchísimo para mantener a gente que lo necesita. Lo mínimo que pueden hacer es algo.
Cuando vos con tu sueldo no tributas no entendes nada. Muy lindo es hacerte el populista y que te mantengan otros, total la plata no es tuya. Lo único que saben hacer es poner rotulitos de acá para allá.

Daniel
11 de Septiembre de 2017

Vuelvo a opinar sobre éste tema, ya que me llamó la atención la "pregunta" con que se titula la nota:
"¿CUÁNTO SOPORTA DE IGUALDAD LA SOCIEDAD?"

Y esa pregunta es en sí una falacia argumental.
la "igualdad" es un valor. Por lo tanto, es un contrasentido decir que se "soporta" un valor.
pero tembién es cierto que la igualdad (como todo valor) no es un valor absoluto.
Por lo tanto, no se trata de que una sociedad es mejor o peor por que tenga mas o menos igualdad. Afirmar eso es absolutamente tendencioso y falaz.

Como contrapartida a la "igualdad" existe otro valor igual de importante: la "Libertad".

¿Podría titualarse una nota con la pregunta "¿CUÁNTO SOPORTA DE LIBERTAD LA SOCIEDAD?"
Sería igual de contradictorio.

El problema es que estamos poniendo un valor por sobre los demas, y eso es necesariamente un error fundamental.

Ningun valor social está sobre otros... nunca la igualdad debe estar por sobre la libertad, ni viceversa.
Pese a ser comtradictorios, esos valores deben ser complementarios. Siempre.

Por lo tanto, ambos deben coexistir en un justo equilibrio, junto con todos los valores como la honestidad, la solidaridad, etc. etc.

De eso se trata una sociedad moderna:
- Una sociedad donde no todos son iguales, ni necesitan serlo.
- Una sociedad donde todos son libres, hasta que afectan la libertad de otros.
- Una sociedad donde se amalgaman con sabiduría las capacidades y potenciales de cada indivíduo para lograr lo mejor de él, en beneficio de toda la sociedad.

La única forma de lograr una sociedad así es (repito) con educación, educación y más educación.

CONTRAFACHOS
12 de Septiembre de 2017

HOLA NORBERTO. EXCELENTE ANALISIS. POR FIN EN TRIBUNA DE PERIODISTAS UN INDIVIDUO QUE LEE.
QUE PENA QUE LOS BRUTOS QUE TE ESCRIBEN NO TE COMPRENDEN. NO SE SI SABES QUE TRIBUNA FUE COPTADO POR EL FACHISMO.
ALGUNA VEZ SANZ RETORNARA Y VOLVERA A SER UN MEDIO DE BUE PERIODISMO.

Dark Avenger
12 de Septiembre de 2017

La nota muestra de una manera, en cierto modo parcial, los claroscuros que tienen los movimientos populares (rechazo la concepción política populista) como también las consecuencias que conllevan los movimientos políticos neoconservadores de los actuales momentos. Antes que nada felicito a los foristas porque sin necesidad de coincidir han aportado valiosas reflexiones. Son los casos de Maralerod, Crlitos, Miguelito, Zetawest y Daniel, al menos para mí, aclaro.

Primer desglose. es cierto que los movimientos populares han cometido errores y aberraciones inaceptables. No obstante la mejor manera de combatir dichos factores son la democratización continua de dichos movimientos, la educación de las bases y la participación activa de éstas en las decisiones socio-políticas entre otras medidas. Volver a las bases es fundamental. Las recientes experiencias gubernamentales de movimientos asumidos como populistas en Iberoamérica muestran como esa concepción política ha reemplazado el concepto de movimiento popular y contaminado a los partidos progresistas que han caído infantilmente en las jugarretas de camarillas delictivas que han usado hipócrita e impunemente el legado de luchas justas que han traicionado con la corrupción y la criminal avaricia.
Segundo desglose, el liberalismo ha sido un movimiento excepcional que ha legado valores e hitos históricos importantes para la humanidad como el concepto de libertad individual, la abolición de la esclavitud, la separación de poderes civiles, la lucha contra el absolutismo, la libertad de expresión, la liberación de EEUU e Iberoamérica de sus respectivos poderes coloniales. Pero los militantes liberales auténticos fueron dejando paso al poder de los empresarios avaros y las corporaciones que contradicen los valores universales que el liberalismo ha aportado a la humanidad. Hoy más que nunca dichos valores deben ser motivo de reflexión y enarbolamiento por parte de los militantes e intelectuales liberales en estos momentos.
Tercer desglose, es necesario que la izquierda por el bien de la causa que representa, la de los trabajadores (al menos eso quiero creer), haga un profundo análisis de su trayectoria histórica reconociendo sus errores. Uno de ellos -gravísimo a mi entender- es haber sido pioneros en execrables prácticas represivas como la detención y desaparición forzada de personas por motivos políticos. El caso histórico de Andrés Nin, dirigente marxista trostkista español durante la guerra civil española sigue sin resolverse hasta ahora. Los testimonios de sus correligionarios más documentos revelados de la ex URSS muestra que fue detenido en Barcelona por agentes soviéticos, asesinado y desaparecido su cadáver por orden del inenarrable Stalin, desde Moscú. Hechos como ese no sólo deben ser repudiados sino asumir el compromiso de que nunca más vuelvan a suceder por parte de militantes y dirigentes de izquierda.
Cuarto desglose, la realidad de sometimiento de Latinoamérica y países en vías de desarrollo no admite postergaciones en cuanto tomar medidas que posibiliten su definitivo despegue y desarrollo. ¿Por qué motivo o razón estos países tienen que conformarse con cobrar impuestos del orden del 3 al 5 % por extracción de recursos naturales cuando en países como EEUU la cifra es del 25 %, Canadá del 35 % y Australia del 45 % y eso les sirve para darles bienestar y desarrollo a sus respectivos pueblos? ¿Gobiernos socialistas? Nada de eso, han tenido gobiernos liberales, conservadores o socialdemócratas. Lo que pasa es que sus dirigentes aman a sus pueblos y les dan lo mejor. Es hora que los gobernantes y dirigentes políticos liberales, socialdemócratas, democratacristianos, conservadores-nacionalistas quienes son los que mayoritariamente han gobernado en estas latitudes concuerden y promuevan políticas serias que contemplen el tomar medidas comunes en cuanto a fijar aranceles mínimos de impuestos a recaudar por explotación de recursos naturales renovables y no renovables (pesca, industria forestal, minería) para contar fondos adecuados con vistas a lograr las metas de desarrollo económico y socio-cultural. Paa eso la acción conjunta en foros oficiales como la UNASUR es de vital importancia.

Daniel
13 de Septiembre de 2017

Estimado Dark Avenger:
Hago mías todas sus palabras. Excelente análisis.
Especialmente de acuerdo con los comentarios respecto de las retenciones a los recursos naturales estratégicos.

En un futuro muy cercano, el Litio será el "petróleo" de nuestros días, y Argentina es (junto a Chile y Bolivia) dueña de la mayor reserva mundial de ese mineral. Es fundamental que hagamos un uso racional (teconógica, política y económicamente) de ese recurso.

Jose
13 de Septiembre de 2017

Excelente nota. Felicitaciones. A pesar que a retrógrados les moleste, grupúsuclo de eminentes gorilas y resentidos sociales, en la mayor parte de los paises del mundo hay derechos que estos sectores facciosos quieren denostar, retrogradando la sociedad al siglo XIX
Muy bien Tribuna incorporando un color que no sea TAN AMARILLO...
JLT

ZetaWest
13 de Septiembre de 2017

Dark Avenger y demas foristas:
Ante todo, bienvenido un debate sin fanatismos.
Desde los tiempos de los filosofos griegos, las distintas ramas de pensamiento han dado guias y doctrinas para que los hombres supuestamente vivamos mejor.
Cuando se dieron los grandes cambios historicos (sobre todo a partir de la revolucion francesa) supuestamente hemos avanzado , puesto que las formas tiranicas de gobierno , fueron suplantadas por formas mas participativas.
Ante nuevas injusticias, han surgido nuevas corrientes (x ejemplo el socialismo ante el capitalismo). El problema (creo yo) es que todas las revoluciones sufren su propia entropia, y una vez pasado el tiempo, todos los dirigentes se montan sobre las supuestas bondades de la ideologia de la revolucion triunfante , pero para sus propios intereses, y dejan vacia de contenido la doctrina con la accedieron al poder, y una pesada carga de desilucion al votante.
Por eso, predico en contra de las "bostas ideologicas" (liberal, comunista, fascista, etc) por cuanto es usado como instrumento de engaño.
No me cansare de "predicar" que solo la logica y la matematica son los instrumentos para desenmascarar a los dirigentes.
Y una reflexion final : Estoy harto de escuchar la demagogia de la "libertad" , "liberacion" y todos los "li..." conexos; porque desde que al hombre se lo somete a leyes, se le cerceno la libertad.

Saludos cordiales.

Dark Avenger
14 de Septiembre de 2017

Estimado Daniel, gracias pro sus palabras corteses. Una reflexión. No creo que el describir a la igualdad como un peso sea una falacia argumental ya que creo que las falacias se refieren más que nada a un pensamiento mal expresado en forma incoherente independientemente de cuan positivos fuesen los valores o pensamientos que se intenten expresar. Si la igualdad es un peso difícil de soportar para una sociedad entonces debemos preguntarnos que pasa en esa sociedad que no acepta la igualdad como valor.
Zetawest, excelente su primera parte de análisis la que aplaudo y suscribo. Pero en cuanto al concepto de que las leyes cercenan la libertad creo que se equivoca. Me baso en la Declaración de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, un ser humano es libre en cuanto no afecte la libertad del otro o de los demás. Si yo amo a la jovencita de la esquina de mi cuadra o a la vecina casada y madre de familia o a una diva como Carmen Sevilla es asunto mío. Nadie me puede quitar mi sentimiento. Lo que no tengo derecho a hacer es raptar o a la jovencita, o a la vecina o a doña Carmen Sevilla para obligar a cualquiera de ellas que me ame y se me entregue en cuerpo y alma. En esa clase de casos estoy violando el derecho de cualquiera de ellas a decidir a quien amar y su libertad de elegir con quien compartir sus vidas.

Daniel
15 de Septiembre de 2017

Dark Avenger:
Entiendo el punto. Pero... ¿es justo decir que nuestra sociedad no acepta la igualdad como valor?

Sí es justo si hablamos de una igualdad absoluta. Nuestra sociedad no lo tolera, y (a mi juicio) NO DEBERÍA tolerarlo. La igualdad absoluta solo es posible con una absoluta falta de libertad.

Si hablamos de una igualdad relativa, por ejemplo, una igualdad de oportunidades en educación, salud o justicia, estoy seguro que toda nuestra sociedad aspira a ello como un valor muy importante por el que luchar.

Por lo tanto, desde ese punto de vista, donde no se pondera a dicho valor, sino que se habla de "igualdad" a secas, es que planteo el argumento como falaz.

Un placer compartir opiniones con Ud.

 

Seguinos también en