01/10/2010 | Actualidad


Testigos en peligro: los Kirchner y una mirada tuerta

A ESTE SÍ, A ESTE NO

Testigos en peligro: los Kirchner y una mirada tuerta

La condición humana es inescrutable. Las sociedades que conforman los seres humanos contienen misterios inexplicables. Un ciudadano moderno chatea con un desconocido a miles de kilómetros de distancia al tiempo que ignora al vecino del departamento de enfrente. Nuestro país es el que con más intensidad y profundidad ha juzgado a los asesinos que instigaron y perpetraron el terrorismo de estado: actualmente cerca de un millar de imputados están presos con sentencia o bien preventivamente a la espera del juicio. Crímenes cometidos hace más de tres décadas. En los años de noche y niebla. En aquellos donde ser joven o usar barba era una presunción de constituir un peligro para la sociedad. Ese período nefasto de los Falcón verdes, militares encapuchados, geografía surcada por campos de concentración, desmantelamiento del modelo económico de sustitución de importaciones, desaparecidos, aviones arrojando personas vivas al río o al mar, quema de libros, el estado como terrorista, el miedo amordazando a una sociedad.

En ese escenario Jorge Julio López fue secuestrado el 21 de octubre de 1976 por el grupo de tareas de Miguel Echecolatz, mano derecha de Ramón Camps. Este modesto albañil pasó por distintos campos y sufrió torturas compartiendo cautiverio en la unidad 9 de La Plata con Juan e Isidoro Graiver. También relató su cautiverio con Francisco López Muntaner, unos de los jóvenes asesinados en “La noche de los Lápices”. Su minucioso y conmovedor relato sobre las torturas y fusilamiento de Patricia Dell’ Orto y su compañero Ambrosio de Marco, con quienes habían militado en una Unidad Básica de Los Hornos; y la imputación directa de esos fusilamientos a Echecolatz, llevó a éste a ser condenado a pasar el resto de su miserable vida en la cárcel de Marcos Paz. Los gritos de Patricia reclamando no ser fusilada para poder criar a su hija, fue un compromiso con la vida que asumió integralmente López: sobrevivir para “dar testimonio”. Fue liberado el 25 de junio de 1979, exactamente un año después que Argentina ganara el Campeonato Mundial de Fútbol.

Es difícil pensar que un 18 de septiembres del 2006, en democracia, luego de dar su valiente testimonio y cuando salía de su casa para escuchar la sentencia al despreciable ex comisario, algunos lo secuestraron y nada se sabe de él a cuatro años de su desaparición.

Como siempre, las irregularidades atraviesan la presunta investigación. La inacción de la policía bonaerense, la plantación de pruebas y la destrucción de las posibles pistas, la provocación de la aparición de las llaves en el jardín de la casa de López, las pericias contrapuestas, la gendarmería afirmando que hacía poco tiempo que las llaves estaban en ese lugar, la bonaerense que hacía tres meses. Luego el apartamiento de la policía de la provincia de Buenos Aires y que el juez Corazza le diera el expediente a la secretaría especializada en delitos de lesa humanidad que apuntó a los afectados por las declaraciones de López. La abogada de la familia, Guadalupe Godoy le comentó a Tiempo Argentino: “Lo que vimos en los pocos meses que la secretaría especial de Juan Martín Nogueira investigó en ese sentido, con los allanamientos en Marcos Paz, es el entramado de coordinación entre los penitenciarios, la policía, la marina y los imputados en los juicios”

El gobierno que ha manifestado una elogiable voluntad política de juzgar y castigar los horrores perpetrados hace más de tres décadas, no ha tenido la misma firmeza para descubrir lo que pasó con esta víctima y testigo valeroso. Es la contradicción mencionada al principio: Un ciudadano moderno chatea con un desconocido a miles de kilómetros de distancia al tiempo que ignora al vecino del departamento de enfrente. Se ha puesto decisión política hacia atrás y parsimonia hacia esta desaparición actual sumida en el misterio, cuando se dispone de herramientas para encontrar la verdad, más allá de fuerzas de seguridad penetradas por la corrupción, la ineficiencia, la impericia y la complicidad.

La presidenta no lo tiene presente a Jorge Julio López en sus discursos vigorosos de defensa de los derechos humanos. Una omisión misteriosa. La oposición, en su mayoría alejada de esta bandera, no lo ha tomado ni siquiera para erosionar al gobierno. El periodismo en forma casi generalizada lo ha vuelto a desaparecer, incluso nosotros en El Tren (1), en donde no le hemos dedicado el espacio y la persistencia que el secuestro ameritaba. No se levantó “no nos olvidemos de López.” ¿A qué se debió? ¿Hay desaparecidos de primera y desaparecidos de segunda? Jorge era albañil. ¿Será por eso que nosotros, como sociedad levantamos una pared de indiferencia?

Y tal vez lo de Jorge (familiarmente Tito), la impunidad de su desaparición, facilitó el sospechoso asesinato de otro testigo: Silvia Suppo.

La desaparición de Jorge Julio López es un baldón ilevantable de estos 27 años de democracia. Los testigos desaparecidos o muertos no han amedrantado a otros testigos. Esa es la otra cara alentadora de un mismo drama. Más allá de las profundas ausencias y deficiencias del Estado. De esa tragedia argentina que mezcla el horror más profundo con la gesta de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. El profundo misterio de lo inescrutable de la condición humana. Echecolatz y López. El esbirro y la víctima. El asesino y el testigo que con coraje da testimonio por los que no están. Hasta que como testigo en peligro, él vuelve a desaparecer. El gobierno debe encontrar una explicación. En democracia nadie se puede evaporar sin que una real investigación encuentre pistas para dilucidar el misterio. A cuatro años de distancia, el esclarecimiento de lo ocurrido se vuelve improbable. Pero como siempre sostuvieron las madres: “La única batalla que se pierde es la que se abandona”.

 

Hugo Presman

(1)Programa radial EL TREN, conducido por Gerardo Yomal y Hugo Presman que desde hace 7 años se transmite de lunes a jueves por AM 770 Radio Cooperativa.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Luis GAsulla
01 de Octubre de 2010

No creo en las generalizaciones. En "Ahora es Nuestra la Ciudad", programa emitido por la misma emisora, hemos entrevistado y ha sido reproducido en Perfil y en distintos medios digitales, al hombre que vio con vida a Jorge Julio Lopez a 11 días de su secuestro. Dialogamos con el director de esta publicacion sobre el tema y, no conforme con ello, entrevistamos a un funcionario clave: Edgardo Binstock quien eludió las preguntas incisivas y miró para otro lado. También entrevistamos a la diputada que pidió investigar en el Congreso, Nora Ginzburg como a Justicia Ya!
Lo de Jorge Julio López es un caso repleto de mentiras, engaños y un discurso unificado que no conduce hacia pistas falsas.

Siguen las firmas
01 de Octubre de 2010

Y miguel Bru?

Aurelio
01 de Octubre de 2010

Huguito, no te hagas el chancho rengo como si no supieras que lo de López fue todo urdido por el zurdaje progreladri.
Te digo lo mismo que a Fernandito, aunque parezca que no tiene nada que ver, ya hace veinte años que cayó el muro de Berlín, tomás nota porque te vas a quedar en el pasado.

Noemi
01 de Octubre de 2010

muy tendencioso artículo...en el próximo puede pedir la beatificación de todos los terroristas setentosos...

Jose G
02 de Octubre de 2010

Bueno,este sitio ya dio a conocer la verdadera trama de Julio Lopez.
Lo de Silvia Suppo es rarisimo, me gustaria conocer la opinion de los periodistas de este sitio.
Tambien me parece extraño que el Gobierno no halla hecho ninguna declaracion al respecto.

juan tucson
02 de Octubre de 2010

Presman: POBRISIMO LO TUYO, COMO SIEMPRE.
La visión TUERTA de la historia la tenés vos, NEGANDO el TERRORISMO ANTIDEMOCRATICO de las bandas armadas que ASESINARON BESTIALMENTE a cientos de policías, militares y civiles; que SECUESTRARON por dinero a empresarios, que inventaron las CARCELES “DEL PUEBLO” donde TORTURARON Y ASESINARON a ciudadanos argentinos con total DESPRECIO DE LAS INSTITUCIONES DEMOCRATICAS.
Porqué no explicás porque NO SE PRESENTARON A ELECCIONES, EN VEZ DE TOMAR LAS ARMAS Y MATAR?

…Ya en la realidad actual, tu visión también TUERTA, mejor dicho METIROSA, te lleva a intentar analizar el CASO LOPEZ con una ingenuidad sospechosa.
Porqué? Estás publicando esta nota en TRIBUNA. Se supone que leés lo que escriben los PERIODISTAS de este diario digital. Se supone que leíste los excelentes artículos de INVESTIGACION (te suena la palabra?) sobre la desaparición de Lopez (o ninguneás a periodistas como Sanz, Forté, Dócimo, etc, etc?).
O deberías leerlo, ya que todas tus argumentaciones melosas se derriten ante la REALIDAD del caso que señalan tus compañeros de Tribuna…

Párrafo aparte para la frasecita “la gesta de Madres de Plaza de Mayo”, una intentona casi patética, más, luego de la antidemocrática y maleducada prepoteada de la Bonafini a la Corte Suprema de Justicia.
Recordemos que esta mujer ya mostró los dientes cuando se alegró de los miles de muertos del atentado a las Torres Gemelas. Y también cuando dio su apoyo a la ETA, en su asesina y antidemocrática presencia en España (que le valió perder el millonario subsidio que los gallegos ingenuamente le pasaban por años).
Esta VIVA además claudicó sus pocos valores cuando le dio la espalda a verdaderos referentes de derechos humanos de Santa Cruz, que CONOCIAN la historia de KIRCHNER y su participación durante el Proceso. Pingüino que luego, durante sus 3 MANDATOS democ´raticos JAMAS ATENDIO A MADRES U OTRO ORGANISMO DE DDHH. Esta CARADURA DE LA BONAFINI se hace la TONTA porque está COBRANDO UN SUBSIDIO MILLONARIO DEL GOBIERNO KIRCHNERISTA.

Presman: A VER SI ALGUNA VEZ ESCRIBIS DE LA REALIDAD DE LA ARGENTINA, NO DE TU HISTORIETA DE JOVENES IDEALISTAS QUE NO RESISTE NINGUN ANALISIS SERIO. Te sugiero un tema: LAS VICTIMAS DE LOS ERPIANOS Y MONTONEROS, SU DISCRIMINACION Y LA REALIDAD DE LAS FAMILIAS CEGADAS POR LA VIOLENCIA TERRORISTA ANTE LA FALTA DE RESPUESTAS DEL ESTADO TUERTO que mencionás.

Saludos, Juan.

ELECTOR DEL 50
02 de Octubre de 2010

Es cierto lo que señala Juan Tucson. A mí no me lo contaron. Lo viví. Desde mucho antes del Proceso Militar, y durante todo el gobierno peronista los terroristas asolaron a los argentinos que trabajaban, confiaban en el sistema democ´ratico y soportaron los bombazos, el terror y la inseguridad generada por estos delincuentes comunes.
Alguna vez habrá un periodista o un historiador serio que escriba la verdadera historia y no esta payasada idealista que tratan de vederle a los jovenes?
Elector del 50

FALTAN HUEVOS...
02 de Octubre de 2010

...hay uno que lo señala claramente con data seria, Elector del 50: TATA YOFRE en sus libros.
Es importante leer la verdad de la Camara Federal que en epoca democrática encerró a todos los TERRORISTAS que luego el animal de Campora liberó para que siguieran matando.
De eso no sabe nada Presman? CARADURA

 

Seguinos también en