¡Recién Publicado!
cerrar [X]

No había un “Plan Agosto” de Kicillof sino falta de divisas líquidas

8
2542
¿SE ACABARON LAS KAJAS?
¿SE ACABARON LAS KAJAS?

En el mes de abril y luego en mayo, el fragmentado equipo económico oficialista kirchnerista confirmaba la tendencia que se iba denotando desde octubre de 2011: el segundo mandato de Cristina Fernández (tercero familiar, hasta ahora), sería un período de fuga hacia delante, un “no plan”.

 

Ya se había adelantado en un artículo previo de Tribuna de Periodistas, donde se  previó que el único plan era fugar hacia un “buena cosecha gruesa” que podría llegar entre marzo y mayo del 2013.

Lejos, muy lejos quedaron los relatos de un “modelo de matriz industrial diversificada”. Industrial, no es. Diversificada, tampoco; salvo que la soja en sus cuatro o cinco versiones sea una “diversidad”. Plan, tampoco hay

A pesar del famoso rebote de la economía —disfrutado exclusivamente por la facción oficialista entre 2003 y 2007, y el denominado “viento de cola” que se deberá interpretar como las condiciones mundiales inéditas para los países periféricos, dólar baratísimo, países como China o India que salieron a comprar cereales, carnes, minerales, combustibles y lo que sea— el modelo K no logró en esos años de bonanza definir un plan o modelo de país. Estaba muy ensimismado en ver cómo se podía perpetuar en el poder (verdadero objetivo que lo desvela cada día) y que la familia presidencial pueda seguir asiendo en sus manos el mando absoluto, concentrado y total del poder.

Así, mientras vecinos como Perú, Colombia, Chile y Brasil lograron en estos años verdaderos estándares de progreso social, cultural, educativo, de integración e industrial, el país se sigue prendiendo velas para que la mandataria brasileña Dilma Russef no termine de cansarse de los constantes desplantes argentinos. Algo que también sufre el mandatario uruguayo de manera permanente, dado que la industria depende de la suerte del gigante suramericano, y no de una integración real y motivada por algún plan generado desde estas tierras.

Lo mismo ocurre con la soja, productora de los dos bienes de mayor exportación, tanto en su versión pellets de soja, como en aceite de soja (el tercera rubro de exportación es turismo y bajando). Esta matriz se parece mucho más a la Cuba de la época de Batista y de Fidel, con su eterno monocultivo de caña de azúcar, que a cualquier planificación de un país intermedio que guarda una diversidad de bienes productivos que hoy ya no cuenta el país, dado que, además, se ha perdido los mercados más exquisitos pecuarios, la cuota Hilton, y el resto de las exportaciones cárnicas. Y todavía no nos han explicado por qué.

Así las cosas, hace un año que, entre tiras y aflojes, puede verse cómo desde la Aduana, la Afip y las apretadas de comercio exterior e interior, el sesgo actual es la huída, hacia delante, o hacia ninguna parte.

El lunes 20 de agosto, en el programa televisivo de cable de Maximiliano Montenegro, como tremenda cachetada, se expusieron algunos datos de cómo venía la economía oficial. Un dato curioso es que incluyó solo datos de coyuntura, y que fue mencionado un verdadero desenmascaramiento del famoso “modelo”. Dijo que no solo el “modelo” se había encargado de ser el más pagador de deuda externa de la historia (deuda que se encomendó en canjear, no en cancelar, hipotecando las ilusiones de los jubilados y eliminando las posibilidades de los actuales trabajadores al destrozar a la Anses y el BCRA en cientos de miles de millones), sino que comparó el discurso de Cristina respecto de su supuesta lucha contra las corporaciones, demostrando con números que, en los años 90 se transfirieron utilidades al exterior por U$S17.000 millones a razón de 177 M por mes, mientras que en el actual proceso K, la suma ascendía a la sideral cifra de U$S37.000 M, a razón de U$S 342 M ¿Por qué hizo esto? Simple, un modo sencillísimo de exponer cómo el kirchnerismo funciona tal gerenciador interno, local del establishment, un “colectador” de deuda y a la vez, un autorizador de emisión de utilidades de las multis a sus casas matrices. esto? Esto ocurre porque el modelo funciona como una gran productora de inflación, la que genera no solo la pérdida de valor de compra de dinero, sino una esterilizadora brutal de expectativas empresariales de renta; en consecuencia, la inversión en estos modelos productivos lo único que logran es la nula inversión y la repatriación de la mayor cantidad de fondos posibles que, a la postre, no son fondos que alguna vez las multis trajeron, sino los ahorros y las rentas locales que son “remesadas” al exterio; o sea, el desahorro. Esto es muy viejo, pasa que la Argentina es un país de desmemorias, y pagamos el precio.

Estos logros del modelo han terminado no solo destruyendo la capacidad productiva local (la que es puesta en “stand by” o funcionando a mínimo por el empresariado) sino, que desinvierte al Estado que comienza a absorber toda “empanada” improductiva que le tiran del lado del sector privado por la cabeza. Claro, manteniéndose lo redituable.

Así, hoy ya no hay “dólar global barato”, ni mercados financieros internacionales “regalados”, ni retenciones agro-productivas, ni confiscaciones de reservas al BCRA, ni fondos de la Anses, ni confiscaciones de YPF-Repsol que aguante tanto disparate.

Se acabó la plata, se acabaron los trenes, se acabaron los subtes, se acabó el trasporte decente, la crisis energética no se recompondrá en menos de tres o cinco años, según el mismo Miguel Gallucio.

Otra mirada puede hacerse en el interior profundo de la Argentina. Los caminos rurales fueron abandonados hace años, rutas provinciales desfinanciadas, no hay puertos públicos decentes, trasporte de cargas cada vez más por camión y menos por tren. Salvo algunas obras viales troncales (atrasadas 30 años, como la ruta 9 o la 14) que avanzan 10 o 20 veces más lentas que en cualquier país vecino, solo basta ver a Brasil. Ni qué hablar de inversiones privadas. ¿Para que Ricardo Echegaray le diga al empresario si puede importar bienes y servicios, y después Guillermo Moreno le diga al mismo empresario a cuánto tiene que vender sus productos, si puede pagar dividendos, o tiene que “ahorrar forzoso”? ¿Para que le digan que “ahorre en pesos”, una moneda que se devaluará en 2013 al 40% anual?

 

El “no plan” agosto

 

Así las cosas, los procesos económicos, se “comieron” las ideas de café de Axel Kicillof y sus compañeros de facultad. Todas las charlas teoréticas de Olivos, esos cuasi plenarios estudiantiles, no fueron de necesaria aplicación.

El dólar oficial a $4,65 pesos se ha convertido en una verdadera ficción, inexistente, no solo en el mercado, sino en las bóvedas de los Bancos.

El desdoblamiento cambiario lo hizo el mercado, no Kicillof. No solo eso, siguiendo el estilo de “gobierno sin anuncios”, se promovió la expectativa devaluatoria de manera temeraria, al punto demencial de hacer trascender que el Gobierno abriría las tranqueras y confiscaría los silobolsas. El miedo es real, aunque impracticable y figurado, pero potencial. Si se confiscó YPF-Repsol, cómo no se van a cosechar unas bolsas tiradas en el medio del campo.

El público visualiza la denominada “política motochorro” que emprenden como el mensaje del “vamos por todo”. A tal punto es el nivel de improvisación, desconocimiento y brutalidad, que a alguien se le ocurrió advertir que si se obligaba a liquidar todo el cereal remanente de la cosecha 2012, la catarata de pesos podría volcarse al “blue” en pocos días, disparando su precio y hundiendo más las expectativas que, ya no hacen flote.

Ahora, como para no perder iniciativa, la pseudo experta estudiantina del joven Kicillof y cía., anuncia que piensan en treinta tipos de cambio, o sea, un dólar para exportar carne, (el que pueda) otro para cereal, otro para botones, otro para lanas, otro para alfileres, etc. En realidad, esto ya está pasando, ya que no existe un valor real del tipo de cambio, adrede. La mejor manera de anarquizar el mercado y forzar la localización de los pesos excedentes en plazos fijos.

Pero no todos se resignan. El “no plan” productivo ha dado a luz un “Born Again”: la Argentina especulativa. Sí, se ha vuelto a los años 80, al gerente financiero y a los manejos de aquellas épocas. Al dólar oficial lo sucede inmediatamente un dólar blue que ya trepa a los $6,39. La diferencia entre ambas cotizaciones, antes de los controles del cepo, se ubicaba en el 40%.

Nadie se resigna a los pesos devaluados, el cepo financiero es esquivado a través de varios mecanismos, avalados por la ley, para lograr hacerse de verdes billetes. La compra de títulos públicos y bonos en moneda local, como los Boden 2012, 2013 o 2015. Estos títulos le dan una salida al preocupado ahorrista que debe calculase a un valor promedio de $5,90.

El giro de grande montos debe recurrir a mecanismos más onerosos. El “contado con liquidación”, mediante el cual se ha realizado gran parte de la fuga de capitales. Los grandes capitales evaden con cuentas en el extranjero, se compra una acción o título que cotiza tanto en la plaza local como en el exterior y el precio de venta en dólares, esto es más cargado: $6,49, superando al blue.

También existe la especulación inmobiliaria, un mercado que no escapará a la larga de la caída general de precios y su correlato en dólares. Algunos inmuebles (menos apetecibles o tremendamente inflados en pesos para amortizar la deuda) se pueden comprar en la alicaída moneda local.

Por último, la salida al exterior para ingresar bienes fue anulada con la creación de un adefesio abortivo denominado “Adelanto a cuenta de ganancias o bienes personales”, mediante la cual se obliga, a partir del 1 de setiembre de 2012, a las empresas titulares de plásticos tarjetas de crédito a sobrecargar tributariamente el 15%, esto es para corregir el “pecado” o tentaciones de contrabando o ingreso de bienes del exterior.

Hoy, las reservas (generales, no en billete) contra la base monetaria, daría un dólar de $5,90 o 6, y deteriorándose. Es por eso la avidez por hacerse no solo de monedas, sino de bienes que puedan evitar el aniquilamiento inminente del valor del peso, en una economía que no se volverá a indexar, por ahora.

En concreto, se está interviniendo el mercado de cambio para evitar un nuevo default de pagos al exterior y evitar que una actualización del tipo de cambio, que está atrasado al menos un 40%, haga saltar por los aires la inflación, arrastrando sueldos, jubilaciones, rentas y, en definitiva, haga explotar la economía.

Así estamos.

 

José Terenzio

 
 

8 comentarios Dejá tu comentario

  1. Y quien crees que esta haciendo la diferencia ? La Korpo compra y vende y hace caja para la campana hace la cuenta y espanta!

  2. QUÈ TRISTE ESTÀ MI ARGENTINA!!!!! TEMA MUSICAL ...QUÈ VERDAD.... CON ESTAS RATAS QUE ESTÀN EN EL GOBIERNO..¡¡¡¡¡.LES FALTA POCO!!!!...LOS SACARÀN DE LOS PELOS....EN CÒRDOBA ESTÀ CERRADO EL CERRO URITORCO POR LA AFIP...¡¡ESTÀN TODOS LOCOS!!!! ÈSTOS NO DAN PARA MÀS...AHORA HAY QUE DECLARAR A LA AFIP LO QUE UNO COMPRA EN EL EXTERIOR....¡¡TARADOS!!!! YA NO SABEN CON QUÈ KAG AL PUEBLO....¡¡¡¡¡HAY QUE SACARLOS YAAA....!!!!! SON LA MUERTE!!!! ESTOY ESCUCHANDO LA RADIO DONDE LA GENTE COMPRA .¡¡¡¡¡¡.AHORA.!!!!!... ASADO...CON TARJETAS.....PORQUE NO SE PUEDE COMPRAR.....¡¡CUÀNDO SE DESPIERTAN LOS ARGENTINOS??????.....HAY QUE SACARLOS SÌ O SÌ...¡¡¡¡¡.QUEREMOS VIVIR!!!!

  3. DESPUES DE VER EL PROGRAMA DE LANATA,ESTO YA ES VENEZUELA. POR FAVOR PUEBLO NO DEJEMOS QUE AVANCE.¡¡¡¡ACTUEMOSSSSSSSSSS!!!!

  4. Cual es el valor plaza del depto de riqui en punta?como fue la forma de pago? Se declaro ante la aduana con intervencion de un banco el giro de las divisas ?, , por estar vigentes en la oportunidad de la compra, la ley de emergencia economica de dic de 2001, y las circulares del banco central que la reglamentan, (control de cambio y pago de derechos de exportacion), y el codigo de aduana ?.De no ser asi , el encuadre legal estaria agravado por el cargo?La mujer del Cesar no solo debe ser decente sino tambien.............!!!!!!!

  5. Estos tipejos ¿son, se hacen o lo parecen? Este mismo infeliz (ECHE-A-GARAY), ¿no es el que dispuso que sólo podés extraer moneda extranjera en el exterior si los fondos están en una cuenta en DÓLARES O EUROS EN ARGENTINA? Si se usa la tarjeta de débito para un pago en el exterior NO CORRESPONDE pagar NINGÚN recargo ya que se está cubriendo el pago con DÓLARES EN BLANCO depositados en un banco de Argentina. (Claro, también cabe preguntarse ¿quién es el suicida que les deje UN SÓLO DOLAR en el banco a estos delincuentes?). O sea, que por usar MI DINERO y MIS DÓLARES le tengo que pagar un impuesto del 15% en dólares. ¡A qué grado de indefención hemos llegado los habitantes (súbditos, no ciudadanos, porque si lo fuéramos estas lakras colgarían de los postes de alumbrado público), que NINGÚN periodista, contador, abogado, fiscal, juez, o político de la "opo" hizo este planteo! Ya es hora de abrir los ojos: ¡VAN POR TODO! sí y sólo sí si se lo permitimos. (No respetan ni las mismas reglas que imponen).

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

El “plan marzo” kirchnerista, ¿alcanzará para zafar de la crisis?

En el boletín de calificaciones kirchnerista hay algunas materias que salen aprobadas, pero una que se destaca por sobre todas: humor social. Hay que mantener a la gilada contenta —o perejilada, en la vieja jerga de “La M”—. Decimos materias del juego del poder, no...