¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Néstor Kirchner, la película

10
2527
LA PROPAGANDA POLÍTICA: ADVERSARIO CONCEPTUAL DEL ARTE CINEMATOGRÁFICO
LA PROPAGANDA POLÍTICA: ADVERSARIO CONCEPTUAL DEL ARTE CINEMATOGRÁFICO

Ficha técnica:

 

Título para Latinoamérica: Néstor Kirchner, la película.

Título original: Néstor Kirchner, la película.

Dirección y Guión: Paula de Luque. Colaboración de Carlos Polimeni. Asesoramiento de Ricardo Forster.

Género: Documental, Biográfica- Apta para todo público.

Productor: Paula de Luque– Distribuidora: Distribution Company.

Música: Gustavo Santaolalla.

Fotografía: Marcelo Iaccarino. Edición: César Custodio - País: Argentina- Año: 2012 - Duración:110min. – Estreno Argentina: 22-11-2012.

 Nada tan esquivo para un cineasta como el traspié en la búsqueda del género literario para su narración. El documental por excelencia construye y se legitima en un relato descriptivo /explicativo, y no en la dramaturgia de epopeyas mesiánicas. La lógica del pueblo elegido (peronismo k) vs. los profanos (resto del arco político), es ajeno al género histórico-biográfico. Néstor Kirchner, la película (2012), no es biográfica, sino dogmática.

Advertencia: primero hay que aclarar que una crítica cinematográfica se funda en el hecho literario y en los distintos dispositivos del lenguaje y de la técnica fílmica y no en la proclama a favor o en contra de tal o cual personaje histórico. La visión histórica de un ex mandatario, pertenece a las ciencias sociales. La alcahuetería y la genuflexión, es arena de otro costal.

 La sinopsis que circuló como publicidad del film, nos habla de “una película que excede el relato documental y construye a partir de una narrativa poética, íntima y sensible; la epopeya política del hombre que condujo la transformación social más importante del país en el último medio siglo. Cobijada en la música de Gustavo Santaolalla, rodeada por la inmensidad de los cielos patagónicos y por el aliento cercano de las barriadas populares, la figura de Néstor Kirchner surge como un catalizador de época, y como el centro de una aventura humana y política que todavía está desarrollándose”. (SIC)

 Del párrafo precedente, la única verdad es la realidad: la banda musical de Santaolalla; suma a la fotografía de Marcelo Iaccarino (pintando la majestuosa geografía nacional), un escenario de contemplación. Propiciatorio a todo tipo de alegorías, y épicas surrealistas.

 Los dispositivos del lenguaje cinematográfico son esencialmente de dispersión, no de condensación. Estos últimos pertenecen al teatro. En el primero, el espectador es manipulado con mayor facilidad por la lente del director. Nos muestra a discreción su discurso, y no como lo construye. En el segundo, el público realiza su propio recorrido de los hechos y los conceptualiza.

 La cineasta Paula de Luque, no sólo equivocó el género (la forma del lenguaje y la narración), sino lo más disparatado: manipuló la realidad de los hechos, escondiendo fechas, mezclando “voz overs” para exaltar un relato ficcionado, haciéndolo pasar como realismo cinematográfico. Por ej.: falta de placas que indiquen las fechas, lugares o identidades de los entrevistados no sólo le exigen al espectador, no hay relato concreto y definido que una de principio a fin todos los sucesos. Todo se reduce a un simbolismo dogmático que preocupa. Trata al espectador como niño, al que se puede vender cualquier juguete. Luque extravió el concepto de “Documental para Todos”, vinculándolo a unos pocos: al kirchnerismo acrítico.

Hay una voz que atraviesa la estructura del relato: “Vengo a proponerles un sueño”…“quisiera que me recuerden…” —titulación catafórica— simboliza una renovación permanente. Al tiempo que las elipsis del texto, deconstruyen el sentido de lo narrado. No hay inclusión poética en el guión; sino exclusión y dispersión conceptual a la hora de sintetizar imágenes.

 Sólo épica narrativa (subjetiva) de los buenos contra los malos. Del divide y reina, por sobre las ideas de un mentado programa nacional y popular, que nunca sabemos de qué se trata. No hay formulación de métodos, conocimientos y legitimación del mismo: sólo relato ficcionado. Otro ejemplo de esta inconsistencia narrativa. Las escenas licuadas de contenidos —como "el pago al FMI", "el ALCA", "el retiro de los cuadros", "la 125" y "la Ley de Medios"—, son fantasmas carentes de relevancia en la trama. Tópicos que en ningún momento se los desarrolla o explica.

La película está hecha para despertar admiración y no curiosidad. La curiosidad lleva al sujeto a querer aprender más de un personaje, en cambio el ruido, la nostalgia épica que se repite hasta el hartazgo, obnubilan e hipnotizan. La edición del film, es un mero collage o mosaico donde “todo vale”. Ese “todo” sirve para la cooptación o propaganda política de las masas.

 El género propagandístico o panfletario, es muy caro en el metraje de la señora Luque. Es más, en una entrevista periodística, resaltó exultante: “asumí el documental de Kirchner también por militancia. Yo soy kirchnerista pero sé que debo hacer una película más amplia”. Posturas apologéticas, autocelebratorias, reducen una obra literaria o fílmica a la genuflexión. Los políticos pasan, las películas quedan: la propaganda política, como el adversario conceptual del arte.

 

Gustavo Contarelli

Puntaje del film: 2 Tribunas
Puntaje actor protagónico: Género Documental

Referencias:
5 Tribunas: excelente/imperdible
4 Tribunas: muy buena
3 Tribunas: correcta – buena
2 Tribunas: regular
1 Tribuna: mala/pésima

COMPARTIR
Artículo Previo Un amor de película
Artículo Siguiente Siete psicópatas
Armin Vans
 
 

10 comentarios Dejá tu comentario

  1. ESTARÀ MUERTO???? SI ESTÀ MUERTO...QUIÈN LO MATÒ?????ELLA SABE MUY BIEN..QUIÈN FUE....DESPUÈS SE SABRÀ TODO LO ACONTECIDO CON LO QUE PASÒ... GRACIAS A DIOS NO SE LO VÈ MÀS....QUEDÒ LA MALDITA ...LA MAYORÌA DEL PUEBLO PIDE...¡¡¡¡¡RENUNCIA DE CFK!!!!...¡¡¡QUE ENTREGUE EL PATRIMONIO!!!!..LO DEBEMOS EXIGIR A TODOS LOS K.....ES DINERO SAQUEADO A LOS ARGENTINOS.....¡¡¡YA ESTÀ MUERTO EL KIRCHNERISMO!!!!

  2. Imagino que es más de lo mismo que hemos visto en forma continua en nuestros televisores. No se de dónde sacan que copiando todo lo que se repite por TV, la película haya costado seis millones. De lo que sea, es mucha plata para mostrar la vida de una lacra ladrona, soberbia y vil que lo único que hizo fue enriquecerse, jugar a ser Dios y perder. Esta larva bien muerta está. Espero que su progenie pague con cárcel todo lo que sus padres hicieron.

  3. $6.000.000 para hacer un DOCUMENTAL??? Hasta en esto nos roban!!! Son 7 en total los que trabajaron en hacer esta mierda. Saben cuanta gente trabaja en una pelicula buena? Entre 40 y 50 personas!!! Aca "gastaron?" 6 millones en hacer algo que no necesita mucho equipamento, materiales, permisos y licencias se gastan 6 millones. ESO NO LO CREO NI LO CREERIA JAMAS. Porque al editor le podes dar como maximo $20.000 para trabajar 4 meses, y el resto?? Todo para la chorra de Paula de luque. VIEJA LADRONA DONDE ESTA LA PARTE QUE SOBRO???? A SI SEGURO EN TU CASA NUEVA.... O es una herencia de tu tatara tatara abuelo?

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Néstor Kirchner, la película: “Es complicado disfrazarlo de lo que no fue”

Para contar una historia a medias, sin que se vacíe el patio de butacas, hace falta una habilidad formidable. También oficio. El desafío es mayor cuando el protagonista de esa historia, sesgada, es alguien que no existe desde hace poco tiempo. Si el protagonista, por sus...