Reactivar y bajar la inflación al mismo tiempo

7
1716
¿SE PUEDE?
¿SE PUEDE?

El presidente Mauricio Macri encaró un sorpresivo reordenamiento de la órbita económica con el fin de alinear la tropa detrás del objetivo de reanimar la economía en este 2017 electoral, pero la duda es si será sustentable con la estrategia de lucha contra la inflación.

 

Año de elecciones legislativas, el jefe de Estado quiere que cuando se acerque la hora de votar en octubre de lo único que se hable sea del crecimiento económico.

Para eso, necesita, entre otras cosas, que la inflación no supere el 5 por ciento en el primer cuatrimestre del año, un objetivo difícil si se pretende a su vez aceitar el consumo, mientras los gremios presionan por paritarias que permitan recuperar el salario real.

En ese quita y afloje el gobierno ya mostró los dientes, cuando el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, tiró abajo la paritaria de los bancarios, por considerarla lesiva para la estrategia de darle pelea a la inflación.

En su afán por ordenar el gabinete, y aconsejado por el ministro coordinador, Marcos Peña, Macri despidió primero a Alfonso Prat Gay, quien mostraba demasiada ambición política, y aceptó sacrificar a Carlos Melconian en el Banco Nación, uno de los pocos que todavía criticaba el ritmo lento en los recortes de gasto público.

De paso, premió a Luis Caputo con un ascenso a ministro de Finanzas, y le pidió garantizar el financiamiento para lo que resta del año.

Caputo respondió con creces: volvió a exhibir el ´timing´ que lo hizo famoso en la city y se anticipó a la incertidumbre generada por el desembarco de Donald Trump en la Casa Blanca, para conseguir unos 15.000 millones de dólares que cubren casi el 80% de las necesidades financieras de la Argentina este año.

El ahora ministro emitió deuda en el momento justo y encima dejó con las ganas a más de un inversor, lo que preanuncia una suba en los bonos de la Argentina.

Pero mantener a raya la inflación y reactivar la economía puede ser una disyuntiva de peso para el gobierno en este año electoral, donde necesita mantener una representación parlamentaria razonable.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, destacó la desaceleración de precios y derrochó confianza. Considera que se podrá cumplir la meta de un costo de vida del 17% anual cuando se acerquen las elecciones, uno de los objetivos que le pidió Macri.

El otro, el de mostrar una economía a todo motor, aparece más complicado y desafiante, porque no todos los sectores tienen la capacidad de remontar al mismo ritmo.

El sector agropecuario, por ejemplo, viene creciendo, ya que aprovechó el empuje de la baja de las retenciones, y ya representa casi la mitad de las exportaciones.

La actividad de la construcción, muy atada a la obra pública, empieza a mostrar signos de recuperación, que también se nota en los permisos para construir en la esfera privada.

El caso de la industria está en otro plano: las automotrices siguen sin dar señales de vida y eso convenció al ministro de Producción, Francisco Cabrera, de la necesidad de sentarse a dialogar con el gremio SMATA y las terminales.

Busca alternativas para reanimar a ese sector fuertemente golpeado por la demora en Brasil en recuperarse, pero también por la caída en la demanda interna, ante la disparada de precios en el mercado automotriz.

Cabrera está convencido de que varios sectores fabriles tienen problemas de competitividad en buena medida porque las cadenas de valor no logran organizarse y los recursos humanos está desaprovechados.

"El objetivo es generar empleo de calidad, lograr más integración nacional, atraer inversiones e impulsar el crecimiento sostenido de la industria", dijo Cabrera.

El objetivo no será fácil: Ricardo Pignanelli, el jefe del SMATA, le aclaró que no tenían objeciones al diálogo, pero el convenio colectivo no se toca.

Salió al cruce así de las versiones que señalan que el gobierno está pensando en una especie de "Vaca Muerta automotriz", en alusión a la flexibilización del convenio colectivo aceptada por los petroleros en Neuquén.

Así como históricamente ha sido una misión imposible para la clase media llegar a la casa propia, comprar un auto se vuelve una utopía para los argentinos, ante la disparada de precios.

Hacia estos problemas apunta el flamante presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, con la línea de créditos a 20 años para la construcción con terreno propio.

El poder territorial del Nación y su poder de fuego a partir de su enorme caudal de depósitos, puede empezar a hacer la diferencia.

Pero en el gobierno dicen que con eso no alcanza, y por eso el presidente del Central salió a pedirle a los bancos no dormirse en los laureles y salir a captar depósitos con estrategias más agresivas.

"No puede ser que la banca chilena sea tres veces más grande que la argentina", disparó el jefe del BCRA en una reunión con banqueros en la que los animó a apostar al crédito a la producción y a los préstamos para la vivienda.

 
 

7 comentarios Dejá tu comentario

  1. el final de macri está cerca. por cualquier motivo, el homosexual presidente dejará sus fiunciones antes de mayo. todo cambiemos desaparecerá, michetti será la primera que irá presa con condena perpetua y luego le siguen todos. macri desaparecerá y estará escondido en la cueva de alguno de sus novios. abri: todo se irá al carajo y habrá saqueos y hambruna. todo se va a la mierda y comienza el próximo martes, será: el super MARTES.

  2. Se olvidaron de cuando un auto valia mas que una casa? Dejense de joder y ponganse todos a luburar y no pedir cada vez mas aumentos. Vean a Alemania despues de perder 2 guerras lo que es hoy. Eso se logra solo con trabajo

  3. Pablo, leer tus comentarios es igual a estar viendo las profesías incumplidas de los grupos religiosos que anuncian el fin del mundo. Desde antes que asumiera Macri estás dando una y otra vez fechas que se van corriendo. Patético. Peor, al ser peroncho, te entiendo perfectamente ya que siempre fueron golpistas y desestabilizadores. Son una lacra para el país.

  4. La Maria esta que no se si es Maria o es un tipo puesto por alguno que intenta generar polemicas, para que le contesten en fin,no se lo que es,si se que es alguien que debió haber vivido toda su vida disfrutando de todos los beneficios de todos aquellos a los que denigra viajo por todo el mundo, casita en country, auto ultimo modelo pero como buena mercenaria/mercenario encontró un discurso por el que le dan guita mantiene el empleo, o le dan protección, en fin lo que es claro que no entiende un pepino de la teoría económica, y tiene un discurso igual para todo tan facilista que es fácil darse cuenta de lo que mencione anteriormente.siguiendo el razonamiento de esta mercenaria dice que no habrá reactivacion por aumentos de tarifas que se trasladan a precios y quitan el poder adquisitivo, ahora bien supongamos por un minuto que eso no pasa no hay tarifasos no hay traslado a los precios, no hay perdida del poder adquisitivo entonces según ella la gente estaría mejor porque consumiría mas (tipico razonamiento del peronismo nefasto) pero si ese consumo se produjera entonces (como pasa en la actualidad) no tendríamos energía porque la matriz energética no da para dicho consumo entonces tendríamos que importar energía en el mejor de los casos y eso tare o temprano termina en un aumento de precios al mismo consumo que esta mercenaria pretende inflar, o mejor dicho este es el dilema en que nos metió el peronismo hace ya mas de 70 años, en cuanto a los despidos siempre pasa lo mismo son del sector privado nunca del sector publico ya que esta herencia también peronista hace que el empleo publico sea parte de un instrumento político, así que de que despidos habla? habria que preguntarle a esta mercenari/mercenario si a ella la despidieron de la intendencia, ministerio, secretaria etc..etc donde trabaja o sigue con su privilegios que no es mas que hablar por izquierda y comer por derecha.La economia se mueve por tres factores, Exportación, Consumo, Inversión el peronismo nos enseño que lo único que cuenta es el consumo y es así que por tener un consumo inflado nos olvidamos de invertir y cuando viene una lluvia fuerte nos quejamos de que se nos inunda el pueblo, y es así que con el consumo inflado tenemos una industria de cuarta que solo fabrica bienes de cuarta siempre y cuando le subsidien la producción y en eso habría que preguntarse cuanto trabajo generan porque desde hace mucho tiempo el sector privado no genera empleo.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus