¡Recién Publicado!
cerrar [X]

EL CLÁSICO DE LOS DOMINGOS

0
UN INTERESANTE ANÁLISIS DEL FUROR POR EL FUTBOL
UN INTERESANTE ANÁLISIS DEL FUROR POR EL FUTBOL

Cuando el deporte

Cuando el deporte, especialmente el fútbol, se coloca por encima de la realidad social, política y económica.

 

 

Cuestiones teóricas

 

   Aproximadamente, a partir de la década del ’60 aparece la llamada sociología del deporte como una subdisciplina de la sociología. Esta rama de la sociología ha experimentado en los últimos años un crecimiento, ciertamente interesante. Crecimiento que se ve plasmado en diversas publicaciones de corte internacional como ser: International Review for the Sociology of Sport; Sociology of Sport Journal; o Journal of Sport and Social Issues, entre otras.

    Los trabajos realizados utilizan conceptos sociológicos, teorías sociológicas, al igual que métodos afines. La idea es, valerse de la mayor cantidad de herramientas posibles como para poder comprender de manera más acabada al deporte como un fenómeno social.

    Dentro de lo que es la sociología del deporte, los temas más estudiados son: La evolución y el significado del deporte, su organización social y política, hábitos deportivos y actitudes de la población. Aunque también se ha comenzado a indagar sobre las emociones en el mundo deportivo. Es decir, se investiga acerca de los conflictos y la violencia, la sociología del cuerpo, la sociología del género, y todos aquellos temas que surgen como consecuencia de las nuevas formas que van adquiriendo el deporte y las actividades físico-deportivas en las sociedades avanzadas.



Un día de domingo


    De acuerdo a lo que dicen los números, el fútbol, suele ubicarse por encima no solo de películas sino también, de programas de actualidad.

    Más allá de la quejas de muchas mujeres y de la resistencia que las misma ponen a la rutina que suelen seguir los hombres en las fechas futbolísticas, los números, no bajan.

    Y puntualizamos en el fútbol porque el mismo se presenta como la gran pasión de multitudes. Un deporte que convoca a miles y miles de hinchas que sufren, vibran, se emocionan, emiten calificativos poco decorosos, gritan, lloran, ríen, se abrazan, se envenenan y alegran por el equipo que eligieron seguir. Ya sea por tradición familiar o por elección propia, lo cierto es que el fútbol, es el deporte más fomentado por las sociedades. Incluso, Estados Unidos, un país casi nada futbolero, de un tiempo a estar parte, ha empezado a estimular el desarrollo de este deporte.

    Desde los mundiales hasta las diversas copas y campeonatos que se desarrollan tanto en nuestro país (Argentina) como en el resto del mundo, el fútbol, se presente como fenómeno social indiscutido.

    Porque créase o no, países enteros suelen paralizarse en los mundiales cuando juega la selección del país en cuestión. Lo mismo ocurre cuando finalizan los campeonatos (ejemplo: torneo apertura- torneo clausura)

    Las definiciones se esperan con ansias y los festejos se prolongan sin importar el tiempo y el día.

    Hinchadas más fervorosas y fieles que otras; hinchadas más creativas a la hora de componer divinas canciones, con música y ritmo de alguna banda musical del momento; equipos que llevan más gente a la cancha; hinchas más fanáticos que otros; eternos rivales en el clásico de los clásicos.

    De esta manera es como se siente el fútbol. Así es como se presentan los domingos o los días de partido. Como dicen los hinchas: “vamos a calentar los motores, que se acerca la hora”

    El fútbol se vive como una fiesta porque es una fiesta. Una fiesta que jamás debiera verse opacada por la violencia generada por los infaltables grupos de inadaptados. Porque el deporte en general, debe convocar gente para estimular la distracción, para crear espacios de recreo sanos, también para fomentar el deporte mismo. En fin, el deporte debe ser lo que es, deporte. Y debe ser vivido como una fiesta para quienes lo practican y para sus seguidores.

    Entonces los domingos, son sinónimo de fútbol. Y le pese a quien le pese, este deporte, que para muchos negativos del mismo solo representa a once jugadores corriendo detrás de una pelota redonda, logra medir mucho más, que aquellos programa de corte “intelectual” donde se intenta analizar la realidad social, política y económica.

    Por lo tanto, las sociedades se aferran al fútbol para vivir, un día de domingo.

 


Macaya Márquez, Grondona y Majul


    Evidentemente, de los tres, la gente se queda con el primero. Mejor dicho, se queda con el programa “Fútbol de Primera” para mirar el resumen de todos los partidos correspondientes a la fecha. El mejor gol, el mejor jugador, comentarios, tabla de posiciones, etc.

    Este domingo que pasó y estando casi por culminar el campeonato, el cual, dicho sea de paso, se ha puesto más que interesante, el programa con relatos y comentarios de Enrique Macaya Márquez y Sebastián Vignolo, “Fútbol de Primera” que se emite por canal trece a partir de las 22 horas, tuvo según fuentes, un rating de 19.5. El rating más alto desde el mes de mayo.

    Del otro lado, “Hora Clave” y “La Cornisa”. El primero, conducido por el Doctor Mariano Grondona y emitido por la pantalla de Canal nueve y el segundo, conducido por el señor Luis Miguel Majul, emitido por la pantalla de AMERICA.

    Mientras que el programa de Grondona midió 6.9, el programa de Luis Miguel midió 4.7.

 


Hipótesis

 

    Algunas hipótesis interesantes de formular. para dar explicación a los resultados antes mencionados.

    Hipótesis Nº1:  Agobiada e indignada la gente de los problemas cotidianos; de la triste realidad social, política y económica; de la tragedia de Cromagnon y el juicio al señor Aníbal Ibarra; de los asaltos indiscriminados a los ancianos; y demás, eligen ver el pasatiempo entretenido del fútbol.

    Hipótesis Nº2: Los oyentes de la radio más potente y con mayor audiencia del país (Radio Diez), que escuchan al Doctor Mariano Grondona los domingos por la mañana, se hartaron de que el programa televisivo sea una burda reiteración del programa radial pero con imágenes. Entonces, ante la carencia de buenas películas, y obviando los canales de cable, ponen su atención en “Fútbol de Primera.”


    Hipótesis Nº3: Los televidentes no comprenden las reflexiones filosóficas del Doctor Grondona, al igual que su paseos por el griego y el latín. Se cansan de la eterna presencia de las cuestiones de religiosidad, y deciden ver: fútbol.


    Hipótesis Nº4: Ante
las banalidades y las discusiones sin sentido; las preguntas infundadas; el vacío de conocimiento; la segmentación del mismo; la carencia de un pensamiento crítico bien fundamentado; la presencia de un pensamiento, ciertamente autárquico; y el triste corte de amarillismo en un programa en teoría, de periodismo de actualidad social y política como se supone es La Cornisa, los televidentes eligen ver: Fútbol.


    Hipótesis Nº5:
Como consecuencia de las reiteradas y copiadas editoriales que realiza Luis Miguel; frente al vaciamiento de lugares en el panel, al vacío de programa que se ha gestado, y al aburrimiento que genera el entrevistador entrevistado, los televidentes optan por ver: Fútbol.


    Hipótesis Nº6:
Los programas periodísticos de los domingos son tan aburridos, banales y con un análisis tan precario, que no le aportan nada nuevo al televidente que pretende informarse.


    Hipótesis Nº7:
Uno de los fenómenos sociales más representativos de los últimos tiempos se ubica por encima de todo, abriendo un nuevo espacio de debate acerca del por que estamos como estamos y deja ver que a la hora de elegir que ver y que no ver los días domingos por la noche, la tendencia es, claramente futbolística.

 


Anotaciones de cierre


    La pasión de multitudes puede más.

    El fútbol siempre es fútbol e independientemente de que algún que otro partido haya sido un aburrimiento demencial de noventa minutos, otros partidos pueden haber sido divinidades.

    Porque a quien le gusta el fútbol también le gusta ver todos los partidos, ya que saber los resultados finales implica entre otras cosas, ver el posicionamiento del equipo querido en la tabla.

    En cambio, a la gente, no le da lo mismo mirar y escuchar programas de corte periodístico en donde se habla de la realidad del país de manera poco clara, aburrida, contradictoria y en donde las vanidades por el quien sabe más y se queda con la última palabra se anteponen a las explicaciones y a los análisis esperados por el televidente.

    En síntesis, estas situaciones dan lugar al desarrollo de la sociología en sus diferentes ramas para poder analizar la creación de lugares comunes. Para poder comprender los fenómenos sociales en apariencia simples de explicar, como lo es por ejemplo el fanatismo por el fútbol pero que en realidad, tienen un trasfondo mucho más serio y complejo.

    Porque frente al vacío de ideas y a la subestimación del emisor por el receptor, este último busca ver algo que lo aleje, aunque sea un poco, de la barbarie que azota a las sociedades modernas.

 

Laura Martín Etcharren

 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme