¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Otro pelado muerde el polvo

1
DE LAVAGNAS, DE VIDOS Y ACUMULACIÓN DE PODER K
DE LAVAGNAS, DE VIDOS Y ACUMULACIÓN DE PODER K

    "Viva Argentina", finalizó diciendo Roberto Lavagna al cerrar su etapa como ministro de Economía. Mientras tanto, los pinguineros en la Rosada se probaban las pilchas del semicalvo caído con una vampírica sonrisa en los labios. Hacía unas escasas horas que Alberto Fernández, como quien no quiere la cosa, había anunciado el sorpresivo cambio cuando repasaba para el periodismo la composición nueva del gabinete nacional. Como efecto colateral del anuncio, la Bolsa cayó casi un 4% y el dólar pasó la barrera de los 3 "mangos". Al día siguiente, en la calle, abundaban las caras de preocupación como aquellas de un portero en un edificio a la vera del mítico bar Británico, quien comentaba a una vecina que lo peor estaba por venir. Media hora antes, Federico Pinedo, ante Mauro Viale, reconocía el profesionalismo de la anterior titular del Banco Nación, y sucesora de Lavagna, Felisa Miceli, pero puntualizó que ésta sería dúctil a los requerimientos de Néstor Kirchner. 

 

    Esto es, en criollo, que el presidente de la Nación sería un titular de Hacienda de facto, para decirlo despacito. De veras, hacía rato que Kirchner miraba la semicalva cabeza del tecnócrata duhaldista con cariño. Con cariño de cortarla de un tajo, seamos claros. No sólo porque no se bancaba su poca propensión a ser títere, sino además por meter la naríz en los asuntos poco claros de su adorado "cajero" Julio De Vido. Por eso, gozaba de la confianza de gran parte de los inversores externos, y de los organismos de crédito internacionales. Porque precisamente, no se dejaba manejar por el insaciable apetito dirigista del santacruceño más famoso. 


Ese infierno tan temido 

    En esta tarde de miércoles, siguen abundando los gestos de preocupación por lo que vendrá, luego del alejamiento digitado del bombero Lavagna. Al unísono, tanto en la Casa Blanca como en el FMI se encendió el alerta amarillo pues saben que el advenimiento de Miceli no es otra cosa que la confirmación a perpetuidad del "grito del tero". Mientras que en el sacudido frente interno, se cae de maduro que detrás del despido se yerguen las sonrisas de Hugo Moyano y de Luis D'Elía, unos factores de presión muy pesados que instigaban continuamente para desquitarse del ahora ex ministro semicalvo. También es dable inferir la maniobra de Alberto Fernández, deseoso de reivindicación luego del desaguisado cometido por la compra de Eduardo Lorenzo Borocotó.Aunque amaine un poco el calor ambiente, el horno no está para bollos y la aún estupefacta sociedad espera señales claras de un cambio que aún no deja de sorprender. Porque, necesariamente, no siempre escoba nueva barre mejor.  

    Mientras los industriales observan aún con sorpresa y resignación el recambio, Se hace evidente que De Vido va encaminado a fortalecerse. En medio de todo este recambio no hay que perder de vista, por un minuto siquiera, que el principio del fin de Lavagna tuvo que ver con su mala idea de denunciar la "cartelización" en la obra pública.

    Si bien la decisión de quitar de su cargo al jefe de la cartera económica estaba en los planes de Kirchner desde el 24 de octubre pasado (un día después de las elecciones), la idea era trabajar en una transición que permitiera no sobresaltar los mercados internos y externos. Pero Lavagna dijo la palabra maldita: "cartelización". Y eso le costó el cargo.

    -"Yo creo que, aunque uno tenga entredichos, el país no puede manejarse a los chicotazos", le dijo el aún ministro de Economía al primer mandatario el pasado lunes en una reunión reservada. La respuesta del Presidente no se hizo esperar: "Bueno, entónces presentáme la renuncia", dijo.

    Durante todo ese fin de semana, Kirchner se negó a atender el teléfono a Lavagna: la decisión de echarlo estaba en sus planes desde el viernes 25 de noviembre, luego de que su eterno y crónico problema gastrointestinal le indicara, a través de insoportables dolores, que no podría tolerar otro mal trago. "El embate contra el ministro de Planificación podía llegar a cortar uno de los chorros de dinero que más necesita el kirchnersimo hoy para su proyecto de reelección 2007. El tema es que tarde o temprano la cosa va a explotar. Los negociados de De Vido son muy evidentes y tarde o temprano eso se volverá contra el propio Kirchner", dijo a uno de estos periodistas un estrecho colaborador del primer mandatario argentino.
    
    
Denuncia perseguirás

    Mientras el periodismo todo se esmeró estos días en cubrir la noticia de la eyección de Lavagna, la denuncia de "cartelización" se perdió finalmente en los mares del olvido, a pesar de que la evidencia a ese respecto es más que abundante.

    Amén de los insistentes comentarios off the record de algunos empresarios de la construcción, Vialidad Nacional reconoció que anuló 10 licitaciones porque detectó sobreprecios en las ofertas.

    "En julio, al analizar las ofertas, Vialidad Nacional evalúa que los valores nominales de las mismas exceden el presupuesto oficial en porcentajes superiores entre el 23% y el 90% y decide anular 10 procesos licitatorios", dijo el organismo mediante un comunicado firmado por su administrador General, Nelson Periotti. 

    Los concursos sospechados se iban a realizar con una modalidad que generalmente financia el Banco Mundial y que ejecutan empresas constructoras. El organismo iba a desembolsar 200 millones de dólares.

    Por su parte, la jefa de ARI, Elisa Carrió, aprovechó para presentar un informe sobre la distribución de la obra pública en el país. "Sólo se ejecutan las obras públicas que tienen sobreprecios y están ligadas a empresas radicadas en Santa Cruz", aseguró enfáticamente.

    El informe detalla que Esuco SA, Equimac, Gotti Hnos. y Contreras Hnos., concentran el 63% de las obras viales adjudicadas desde el inicio de la gestión Kirchner. 

    A continuación algunos de los concursos sospechados:

  • Rutas 22, 229 y 249 (Bs. As.): 167 kilómetros.

  • Ruta nacional 3 (Santa Cruz): 277 kilómetros.

  • Rutas 177, 178 (Santa Fe y Bs. As.): 179 kilómetros.

  • Ruta nacional 226 (Bs. As.): 104 kilómetros.

  • Ruta nacional 226 (Bs. As.): 112 kilómetros.

  • Ruta nacional 234 (Neuquén): 140 kilómetros.

  • Ruta nacional 250 (Río Negro): 112 kilómetros.

  • Rutas 251, 22, 250 (Río Negro): 340 kilómetros.

  • Ruta nacional 3 (Chubut): 124 kilómetros.

  • Ruta 22, 237 (Neuquén): 195 kilómetros.


Impresentables


    Las denuncias contra De Vido por supuestos negociados y manejos irregulares de la obra pública no son nuevas. Aquellos que lo han "padecido" como funcionario en la gestión de Kirchner como gobernador de Santa Cruz, no dudan en señalarlo como uno de los "cajeros" más importantes del actual Presidente de la Nación.

    Funcionarios de segunda y tercera línea del actual Gobierno, no dudan en señalar al ministro de Planificación como el “hombre fuerte” del gabinete K. Al frente de una cartera con amplias facultades posee, entre otras, la atribución de intervenir en la fijación de las políticas de transporte, comunicaciones, energía y minería y es señalado como el principal artífice del polémico envío de los 532 millones de pesos a cuentas bancarias en el exterior.

    La cartera de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios que maneja Julito concentra todo lo inherente a saneamiento, obras públicas, vivienda, explotación y aprovechamiento sustentable de los recursos hídricos, actividad vial y organización de la inversión pública, una “gran caja”.

    Asimismo, los complejos Binacional Yacyretá y Salto Grande, que generan importantes dividendos al Estado, también quedaron bajo su dominio.

    Kirchner tiene tal confianza en De Vido que le ha delegado sectores que han dependido históricamente de Presidencia de la Nación, como las áreas de desarrollo urbano y energía atómica.

    Y es que, desde sus días como Gobernador en Santa Cruz, Kirchner ha tenido en De Vido a uno de sus mejores colaboradores a la hora de hacer tareas oscuras.

    Daniel Gatti, autor de la biografía del primer mandatario -El amo del feudo-, lo comenta así: “tal como ha ocurrido casi siempre durante la gestión de Kirchner en la provincia de Santa Cruz, el trabajo sucio es encomendado a Julio De Vido

   Y aunque De Vido se enoje una y mil veces, ha sido él en persona quien se encargó de recolectar y administrar parte de los fondos de la campaña a presidente de Kirchner.

    En ese marco, su nombre aparece relacionado a la firma pesquera Conarpesa, vinculada financieramente con el kirchnerismo y sospechada de haber instigado la muerte de un empresario pesquero competidor: Raúl "Cacho" Espinosa el 30 de enero del año 2003.

    Espinosa fue asesinado en la ciudad de Puerto Madryn y, por los datos recabados por la justicia y en ámbitos parlamentarios, el crimen está lejos de haber sido un episodio policial más. Y es que los acusados de instigar el homicidio (los prófugos Juan Alvarez Cornejo y su hijo Fernando) son los titulares de la sospechada empresa.

   Como consta en la causa judicial, tres meses antes de su muerte Espinosa mantuvo una reunión con Julio De Vido, a quien -según declaraciones de la esposa del difunto, Lorena Galbarrus- le habría planteado manejos cuestionables de Conarpesa y la hipótesis de que podrían atentar contra su vida. Pero De Vido mantiene un férreo silencio sobre la cuestión.


Todos los hombres del Presidente

    No es nada complicado demostrar que la mayor parte de la obra pública del país ha sido delegada a menos de media docena de empresas que se codean históricamente con Kirchner y su "cajero". Sólo es cuestión de seguir el historial de licitaciones de los últimos años.

    El caso más emblemático es el de la constructora Gotti, que no sólo aparece relacionada a escandalosas adjudicaciones del Estado, sino que ha sido investigada por negocios más oscuros. Así lo cuenta el periodista Gatti:

    "La razón social Gotti nació el 7 de octubre de 1970. El directorio inicial tuvo a cinco Gotti: Luis, Vittorio, Fausto, Juan Luis y Roberto.

    Como suplentes, otros tres Gotti: Leonardo, Ítalo y Margarita Felicitas.

    El 10 de marzo de 1971 cambió su nombre a Gotti Sociedad Anónima, Constructora, Comercial, Financiera, Industrial y Agropecuaria, según consta en la escritura Nº 159, Folio 228, del Registro Público de Comercio. Pero su domicilio legal quedó en la Ciudad de Buenos Aires, un dato no menor porque cuando un juez exigió los libros contables de la empresa, estos se perdieron durante el largo viaje hacia la Patagonia.

    Para entonces su apoderado legal ya era Hugo Muratore, un abogado que fue muy importante en el residual de Banco de Santa Cruz, al frente del cobro de créditos con diversa calificación de riesgo que no entraron en la privatización parcial a los Eskenazi del Banco San Juan (y de otra constructora, Petersen, Thiele y Cruz).

    Otro ex Gotti, Mario Vidal, fue gerente de Servicios Públicos Sociedad del Estado.

    Y hay otro personaje muy interesante: Raúl Belluschi, un ex gendarme que ocupó la sede de la Unión Obrera de la Construcción en Río Gallegos, y se quedó con el gremio. Todos confluían en Julio De Vido cuando era ministro de Gobierno santacruceño. De Vido, probablemente, tenga alguna precisión por qué, en medio de pedidos de quiebra y embargos, el 2 de enero de 2002, Gotti Hnos. SACCFIA cedió las certificaciones de obra y otras acreencias presentes y futuras a un presunto acreedor, Invernes S.A., a su vez propiedad de una ignota sociedad inversora uruguaya.

    Pero con Invernes ubicada entre la provincia de Santa Cruz y Gotti, igual se pagaron certificaciones de obra directamente al entonces apoderado de Gotti, Carlos Algorry.

    Quizá De Vido pueda saber algo más interesante: cómo es que Gotti, casi monopólica en la obra pública santacruceña durante años, siempre tiene problemas financieros y adeuda más dinero del que le ingresa. La pregunta es inevitable: ¿Vittorio Gotti es el Vittorio Gualtieri austral?

    Los Gotti y los hombres de Kirchner no la están pasando bien. Como una célula talibán ‘dormida’, un fiscal se despertó una mañana y le dio impulso a una causa que para un juez Santiago María Lozada tenía destino de archivo.

    Para el fiscal Gabriel Lucio Giordano, la causa ameritaba investigar un poco más, y se destapó una gran olla que involucra a los propios denunciantes, la empresa SPSE (Servicios Públicos Sociedad del Estado) y a los Gotti.

    Luis M. Barletta, presidente de SPSE durante la administración K en Santa Cruz, denunció la pérdida de 30.000 litros de gasoil en el trayecto entre la planta de almacenamiento en Río Gallegos y Río Turbio.

    Para el juez Losada, todo se reducía a una pinchadura en el tanque del camión o en mangueras que chupaban aire. No cabía tener otra sospecha, entre gente ‘honorable’, pero el despertar de la causa comenzó a contar otra historia. Las investigaciones propias le agregan algo más de condimento.

    Gendarmería Nacional investiga, desde hace tiempo, las posibles rutas del narcotráfico desde Punta Arenas, en Chile, en tránsito hacia los puertos pesqueros de Santa Cruz. Su objeto de pesquisa es el transporte terrestre. Desarticulado el tráfico que se realizaba utilizando los autotransportes de pasajeros, las investigaciones apuntan hacia los camiones que circulan por todas las rutas de la provincia. Y esto incluye a los vehículos de SPSE y de Gotti S.A.
   
Periódicamente se anuncian secuestros de camiones ‘mellizos’, robados en el norte de la Argentina, que invariablemente pertenecen a la firma de ‘la famiglia’. En estos días, el diario La Gaceta, de San Miguel de Tucumán, investiga una red de de vehículos ‘mellizos’ cuyos docu`mentos originales todos son de Santa Cruz.
    En este marco, le informaron a Lozada que detectaron que cargamentos de gasoil de SPSE, terminaron en tanques de terceros. Por tratarse de un combustible subsidiado por el Estado nacional para la generación de energía eléctrica, la Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos) puede deducir que se cometieron maniobras ilegales.
    Luego, SPSE denunció un caso específico, cuando un camión con 30.000 litros partió desde la playa de cisternas de la empresa y apenas dejó 2.800 litros en su destino de la usina de Río Turbio.
    La diferencia entre la carga inicial y la carga final terminó alimentando los camiones y las maquinas de la constructora Gotti S.A. (...) La impunidad acostumbró mal a los funcionarios, aparentemente, y por las dudas, como en una mala película policial de clase B, la documentación de todo el período investigado se quemó en un oportuno incendio en las oficinas de la agencia de seguridad privada que los ‘custodiaba’.
    Por fortuna para su propia seguridad, los empleados guardan la documentación y los remitos, con las firmas de los verdaderos responsables.
    En este contexto, el gobernador Acevedo libra una compleja, silenciosa y feroz interna con las tropas de Kirchner, comandadas por dos capitanejos, el vicegobernador Carlos Sancho y su mentor, el ex secretario privado y hoy empresario multimediático, Rudy Fernando Ulloa Igor"
.
    Elocuencia aparte.


Yo te banco (Nación)

    Volviendo al tema de la renuncia de Lavagna y las movidas del kirchnerismo, no puede pasarse por alto la designación de Felisa Miceli en el Ministerio de Economía. "Realmente fue algo inesperado. Si bien sabíamos que nos volaban, jamás imaginamos que se designaría a una persona como Miceli, quien no parece querer mantener algunas de las políticas (1) que comenzó Lavagna y nada tiene que ver con las políticas que se llevan a cabo", comentó a quienes escriben estas líneas un colaborador del eyectado ministro, cuyas iniciales son MC.
    "Es evidente que a esta mujer la ponen para manejar todo desde Casa de Gobierno. Va a ser un títere del Presidente. No te olvides que en su momento Kirchner dijo que él sería su propio ministro de Economía", agregó el funcionario.
    En el mismo sentido y con gran preocupación opinaron frente a uno de estos periodistas dos importantes ex funcionarios radicales, quienes exteriorizaron su preocupación por el hecho de que la economía termine de estallar en mil pedazos en menos de seis meses.
    Lo cierto es que, más allá de cualquier especulación, Felisa Miceli no parece ser la persona más indicada para conducir un área tan delicada como es la económica.
    Recordemos que fue durante su gestión en el Banco Nación que se robaron varias cajas de seguridad en medio de diversas especulaciones por la sospechosa y paupérrima investigación del tema por parte de la funcionaria.
    La radiografía más acabada e interesante de Miceli, lo ha trazado el "servicial" periodista Guillermo Cherasny, quien deja al descubierto algunos aspectos desconocidos de la flamante ministra de Economía:
    "A dos años de gestión del presidente Néstor Kirchner, cuando la mayoría de la ciudadanía se muestra esperanzada sobre un gobierno transparente, advertimos serias irregularidades en el Banco de la Nación Argentina con cuestiones que si trascienden serán difícil de justificar, pero aún si no tuvieran trascendencia, se puede advertir que en Argentina cambiamos de discurso, pero no las acciones. Implicancia de hombres que dicen ser 'Del presidente'. 
    Ricardo Daniel Velasco, conocido como 'Pacha', pasó de ser un carpintero de barrio a ocupar el lugar de hombre fuerte del Banco de la Nación Argentina, ostentando una cómoda situación económica, sin otro mérito que las posibilidades que le abrieron su noviazgo con la ascendente Felisa Miceli, actual presidente de ese mismo banco. 
    El raid de Velasco y su novia no tiene nada que envidiar a las otroras parejas famosas del menemismo, como los Fassi-Lavalle, y muestra una continuidad pasmosa en el manejo discrecional y corrupto de la banca pública, que fuera uno de los signos distintivos de la década del 90. Asimismo, es la cara oculta de una funcionaria que es mostrada como el paradigma de la nueva dirigencia kirchnerista.
    Velasco es un hombre ambicioso, que no desperdicia ninguna de las oportunidades que se le presentan. Ni bien Felisa Miceli llegó al Banco Nación, 'Pacha' Velasco comenzó a operar para hacerse del control del Banco. 
    Su primera movida al respecto fue lograr que Miceli nombrara como vicepresidente segundo del Banco Nación a Ricardo Lospinnato, un contador que pasara sin pena ni gloria por puestos de poca relevancia en el grupo Pérez Companc, pero que hace gala del mérito de ser amigo de juventud de Velasco y uno de sus hombres de mayor confianza. En el Nación Lospinnato es quien 'cierra' técnicamente los negocios que arma Ricardo Velasco.
    También hizo que Miceli le cediera a Lospinnato la presidencia de la estratégica Nación AFJP, la poderosa administradora de fondos de jubilaciones y pensiones perteneciente al Nación, y que simultáneamente nombrara a su gente en la administradora de Fondos Comunes de Inversión Carlos Pellegrini. 
    El manejo conjunto de la AFJP y de la administradora de fondos de inversión le permite a Velasco obtener jugosas comisiones, no registradas, e innumerables negocios financieros.
   
En el directorio de la FCI Carlos Pellegrini Velasco colocó a uno de sus hombres, Marcelo Lapuente; un abogado sin ninguna experiencia en cuestiones financieras pero que para los planes de “Pacha” Velasco tiene el mérito de haber sido uno de los operadores económicos del recordado gobierno de Carlos Grosso en la Ciudad de Buenos Aires. 
    Lapuente es hoy uno de los principales gestores de los negocios que Velasco administra en el Nación. A cambio de una generosa contribución se encarga de gestionar créditos y de obtener refinanciaciones ventajosas -con quitas jugosas- para quienes tienen grandes deudas con el Banco Nación o con los Bancos que administra éste (en su momento se trataba del Suquía, el Bisel y el Bersa).(...) 
    Al mismo tiempo que colocaba a su gente en lugares estratégicos, Velasco necesitaba justificar su presencia permanente en el Banco Nación. Para ello, ni bien su novia asumió como Presidente, hizo que lo nombrara como asesor del Directorio. Sin embargo, los Velasco-Miceli cuidaron el detalle y el nombramiento como asesor fue “ad honorem”, de manera tal que la Miceli no pudiera ser acusada de nepotismo. Más allá de ello, y para brindar un argumento político que justifique la inexplicable presencia de Velasco en el directorio del Nación, éste dice a quien quiera oírlo que él es un hombre que responde a la Casa de Gobierno (al Secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli) y que está puesto en el Nación para apoyar a Felisa Miceli y controlar de cerca a los hombres del Ministro Lavagna.
    Como era de esperar, el nombramiento de Velasco ocasionó un fuerte cortocircuito entre Felisa Miceli y los directores que responden a Roberto Lavagna. En la reunión de directorio en la que se aprobó su designación -reunión de la que se ausentó Miceli- uno de ellos, Juan Gulluscio, preguntó cuál era el fundamento para que alguien que no tiene otro antecedente profesional/laboral más que haberse desempeñado como carpintero, fuera designado asesor del Directorio del Banco más importante de la República Argentina. La pregunta de Gulluscio fue seguida de un silencio sepulcral que fue roto por Lospinnato, quien justificó el nombramiento de Velasco argumentando que se trataba de 'la pareja de la Señora Presidente' (SIC). Ante tamaño argumento Gulluscio pegó el portazo y renunció al directorio del Nación.
    Sin inmutarse y ya con el molesto Gulluscio fuera del Banco, Pacha Velasco se instaló en uno de los suntuosos despachos pertenecientes al Directorio, que permanecería vacío. Precisamente se instaló en el que está al lado del despacho de su novia y que tiene comunicación directa con éste. Haciendo ostentación del poder con que cuenta, se hizo poner dos secretarias, asignar uno de los automóviles correspondientes al directorio (si bien lo utiliza poco, y prefiere moverse con su propia 4x4), acompañado del correspondiente chofer y colocar en la puerta de su despacho un cartel en el que se lee 'Ricardo Daniel Velasco, asesor del Directorio'. En contraposición, ninguno de los asesores profesionales del directorio del Banco Nación cuenta con despacho propio.
    Para garantizarse la reserva de sus tejes y manejes, sin posibles ojos u oídos indiscretos, Velasco hizo que Felisa Miceli echara al jefe de seguridad del Banco y colocara en ese lugar estratégico a un hombre de su confianza, Brunet, proveniente de las filas de la Policía Federal. 
    (...) Desde su llegada al Nación Velasco ha realizado una serie de negocios de diversa envergadura, algunos de los cuales no tuvieron un final feliz porque se opuso el Ministerio de Economía o porque la voz de alto fue dada directamente desde Balcarce 50.
    Su más rutilante fracaso fue la renegociación de la famosa deuda que el grupo Yoma tiene con el Nación. Velasco acordó con el propio Emir Yoma refinanciarle la deuda, que en sus orígenes estaba en torno de los 80 millones de dólares, reduciéndola a 25 millones de dólares nominales pagaderos en 15 años mediante una ingeniería financiera francamente increíble. Durante el primer año sólo se pagaría el 2% del capital, otro tanto en el segundo, 3% en el tercero, para continuar escalando progresivamente y culminar recién en el año 15 liquidando el 10%. El interés que se aplicaría sería más inexplicable que los pagos de capital: 1,5% en los dos primeros años, 1,6% en el tercero, 1,7% en el cuarto, 2,3% en el quinto y así sucesivamente. El autor de tamaña ingeniería financiera fue el eterno aspirante a la vicepresidencia, Ricardo Lospinnato"
.
    Esta gente es la que ahora manejará la economía del país. Parece que la cosa va cerrando de a poco.


Concluyendo

    El movimiento de figuras que ha hecho el Presidente Kirchner en estas últimas horas, demuestra a las claras cuál es su concepción de la política y la administración pública. La desvergüenza con la que el mandatario "quita del medio" a aquellos que interfieren con sus apetencias personales, es tan elocuente que provoca real temor.
    Carlos Menem ha sido tanto o más corrupto que Kirchner, pero hay que admitir que, la mayoría de las veces en las que el periodismo ha dejado en evidencia a alguno de sus oscuros colaboradores, éste lo ha removido de su cargo. El santacruceño, en cambio, sostiene a sus hombres más allá de cualquier costo, aunque muchos de ellos tengan reales prontuarios, como es el caso de Julio De Vido, Ricardo Jaime o Ricardo Echegaray.
    "Todo, como carrusell, va girando en un solo sentido: la acumulación de poder K. El proyecto es la suma del poder, no hay visión ni de Patria ni de pueblo ni de Nación, todo es concéntrico", dijo José Terenzio, uno de los tantos suscriptos a Tribuna de Periodistas, en un reciente mail enviado a quienes escriben estas líneas.
    Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio...

Christian Sanz y Fernando Paolella

(1) Una de las movidas previsas por Miceli (según la fuente referida) sería la de permitir la flotación del dólar, ya sin intervención del Estado.

Fuentes

-Entrevista con dos funcionarios de Casa de Gobierno.
-Entrevista con dos ex funcionarios radicales.
-Documentos judiciales.
-Libro El amo del feudo, de Daniel Gatti.
-Diario La Nación
-Urgente24.info
-BrokersData.com

 

1 comentario Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme