¡Recién Publicado!
cerrar [X]

El ARA San Juan apareció en el mejor lugar

6
681

Al fin los encontramos. Estaban en donde era más probable que estuvieran, cerca de la explosión que terminó con sus vidas.

 

Pudimos por fin, descartar las descabelladas teorías que surgieron por desesperación o por conveniencia. No hubo torpedeos, ni colisiones, ni capturas. Sólo una tragedia que tal vez, sólo tal vez, podría haberse evitado.

La sociedad argentina encabezada por su dirigencia, se hace hoy las preguntas que debió hacerse hace muchos años. El actual interés por conocer los detalles técnicos de un submarino contrasta con la indiferencia absoluta de hace apenas un año.

Esta sociedad que hasta hace poco desconocía que hubiera submarinos argentinos rutinariamente de patrulla, hoy puede hablar del snorkel, del plano profundo, del periscopio y del límite operativo de inmersión. Enhorabuena, aunque este interés llegue a partir de un desastre. Tal vez las cosas hubieran sido diferentes si los argentinos y sus gobernantes hubiesen desarrollado ese interés por auténtico y simple patriotismo.

Los familiares de los tripulantes fallecidos han lidiado con su dolor de diferente manera, según sus recursos emocionales y su propia historia personal. Algunos sólo han podido encontrar consuelo en la irritación y el resentimiento. Han canalizado estos sentimientos de manera difusa, hacia la Armada en general o a veces, hacia los camaradas de sus seres queridos perdidos.

Tal vez sería necesario que esos sufrientes familiares analizaran estos sentimientos, preguntándose si ese ser querido que han perdido los aprobaría.

No es posible juzgar a quienes sufren un dolor tan lacerante. Sería indigno hacerlo. Pero ciertamente ha habido durante el último año, innumerables camaradas de los 44 tripulantes tratando de encontrarlos, en medio de tempestades tanto del mar como del alma. Sin abandonarlos jamás, ni aún ante la evidencia de lo inevitable. No los salvaron porque nadie hubiera podido hacerlo.

Algunos familiares y allegados exigen que el buque sea reflotado, y probablemente ese clamor, estridente pero no unánime, seguirá haciéndose escuchar durante largo tiempo.

La magnitud de las objeciones técnicas a esta demanda es abrumadora. Se trataría de una operación que, de ser posible, demandaría recursos de dimensiones imprevisibles. Ni siquiera se ha intentado el reflotamiento del pesquero “Repunte” hundido en 53 metros de profundidad, con parte de su tripulación a bordo.

La discusión debería agotarse entonces por sentido común, pero habiendo sentimientos tan potentes en juego no pareciera ser esta la opción.

Cabría entones preguntarse qué hubieran querido para sí mismos los tripulantes del ARA San Juan.

Obviamente nadie puede responder con certeza a esta pregunta.

Pero ellos, los 44, están en el mejor lugar que un marino muerto en cumplimiento del deber podría escoger. Ellos eligieron su profesión. Ellos optaron por una de las ramas más exigentes. difíciles y riesgosas del servicio naval. Para ellos, ser submarinista era un honor y un privilegio y seguramente lucieron con orgullo el distintivo que los señalaba como tales.

Sin duda, lucharon por salvar a su buque hasta el último segundo.

¿No lo elegirían acaso como el mejor lugar para su reposo final?


Osvaldo Emilio Martinetti
Capitán de navío retirado, veterano de la Guerra de Malvinas

 
 

6 comentarios Dejá tu comentario

  1. Se recomienda no opinar de temas ajenos a la comprensión del común de la gente. Quien escribió la carta es Capitán de Navío -RE- y sabe de lo que escribe. Comparar a un submarino con una máquina de escribir habla de la capacidad intelectual de quien se expresa. Atentamente.

  2. Sensata y prudente nota. Como vivimos en tiempos de "panelistas", parece que cualquier tema está sujeto a todo tipo de enfoques, olvidando EL CONTEXTO. Se trata de UNA ARMA TACTICA DE GUERRA. no es un medio de transporte pùblico. Es un insulto para los PROFESIONALES que se formaron para vivir en condiciones, no fàciles para cualquiera, que se los ubique como si fuera un "trabajo cualquiera". ¡ERAN MILITARES PREPARADOS PARA CUMPLIR CON MISIONES EN UN AMBITO DE RIESGO CONSTANTE!. Quizàs algunos allegados nunca evaluaron la magnitud de la tarea que desempeñaban los submarinistas y solo lo vieron como una "fuente de ingreso econòmico mas" para sostener a una familia. Es cierto que los familiares no estàn obligados a conocer y SENTIR lo que es la PRESTACION DE SERVICIOS EN UN SUBMARINO, pero al menos deberían, encontrar la paz en un momento y pensar que ELLOS SI SABIAN Y TENIAN EN CLARO PORQUE HABIAN ELEGIDO ESE DESTINO EN LA ARMADA. Nadie los empujò forzadamente a elegir formar parte de esa èlite de la Armada. Es hora de recuperar la calma y PENSAR EN ELLOS RESPETANDO Y HONRANDO SUS DESEOS DE SERVIR A LA PATRIA EN ESE TIPO DE NAVIOS. Las COORDENADAS DE UBICACION deberìan aparecer como el SITIAL para honrar sus vidas. Vivimos tiempos, en lo que todo fluye demasiado de a prisa y lo que hoy aparece como lo mas trascendente, mañana una nimiedad, pero de alto impacto comunicacional, la reemplaza. ESAS COORDENADAS TIENEN 44 DUEÑOS, OJALA LAS VEAMOS EN MUCHOS RECORDATORIOS.

  3. Por suerte el hallazgo no sólo traerá algo de paz y sosiego a familiares y amistades de los 44 submarinistas, sino que terminará con las especulaciones políticas de baja estofa esgrimidas por el arco político kirchnerista. María, una vez más, demostrando con un ejemplo absurdo e infantil que su intelecto se asemeja al de un alumno regular de tercer grado de primaria. Le recuerdo, fanática cristinista, que nadie hizo tanto por la destrucción, humillación y desabastecimiento de las FFAA como los 12 años que gobernaron su jefa y su difunto esposo, Q:E:E:I:D.

  4. La operación de apertura del casco es habitual en las llamadas MLU. El diseño del casco está vigente, lo que es una pena que no se haya aprovechado la MLU para reemplazar la tecnología de las baterías (quizás y solo quizás se hubiera podido evitar el naufragio) y de los sistemas de combate. Pero el diseño es válido, y, aún hoy, en el tope de las capacidades a nivel mundial para un submarino convencional.

  5. Lo que nadie aclara es que hacia a 50 millas más allá delo límite continental; tampoco que fue la Royal Navy la que dió las coordenadas para su ubicación al buque explorador y en el cual las cámaras eran dirigidas por un director de cine ingles, el cual a traves de un Twit en SKY NEWS dijo que fue encontrado gracias a la Royal Navy..a confesión de partes......ya intuimos que pasó. Otro punto a tener en cuenta es que siendo un accidente como se pregona, no se entiende el Secreto de Sumario.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros