¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Sin margen para el populismo

4
1326
En 2020 no habrá chances para escapar a un nuevo acuerdo con el FMI
En 2020 no habrá chances para escapar a un nuevo acuerdo con el FMI

Ya sea por vía de mercado, o por una discusión directa con el Fondo Monetario Internacional (FMi), el próximo gobierno, no importa si es Mauricio Macri o un opositor, tendrá que enfrentar a partir del segundo año de gestión de vencimientos de deudo de más de u$s20.000 millones al año.

 

Aún con un programa de ajuste fiscal como el que está llevando a cabo la Argentina que tiene como meta un superávit de un punto del PBI para el 2020, es inevitable algún tipo de ingeniería financiera que le permita al país afrontar los vencimientos.

Federico Furiase, director de EcoGo afirma que “hay que renegociar con el Fondo porque no queda espacio para financiar populismo a partir de 2020”. “Es una realidad que le va a tocar a cualquier cuadro político que asuma ese año”, sostuvo en declaraciones a FM Milenium.

“No hay margen para subir impuestos, hay que achicar el déficit fiscal, no queda plata en las reservas del BCRA (son 20.000 millones), no hay superávit comercial y está ahora la herencia de la deuda. A diferencia de lo que pasó entre 2002 y 2003, tenemos un contexto internacional más complicado con la FED subiendo la tasa de interés, con el precio de la soja que no te sobra nada. Al no tener espacio para financiar populismo, tenés que recurrir al mercado o hacer una devaluación que te complique más la economía”, advirtió el economista.

Bajo las actuales condiciones económicas, no hay mayor margen para prometer mayor crecimiento del “consumo”, que es lo que se encuentra en la base del discurso de la oposición. La única chance es que el tipo de cambio se mantenga por debajo de la inflación, de modo que los salarios le ganen algunos puntos a los precios. Habría una leve recuperación.

“No queda espacio para cortar los lineamientos con el Fondo o con lo que te pide el mercado, y seguir aumentando el déficit fiscal, y no cumplir con un programa monetario, porque eso implicaría una baja del pulgar el mercado y del FMI y habría que bancarse una devaluación. Argentina tiene una importante deuda en dólares del sector público y eso sería un problema muy importante”, añadió el economista.

De modo parece imposible que el próximo gobierno tenga margen para salirse del esquema de cuentas públicas más sanas.

El nivel de actividad económica de 2018 muestra un comportamiento negativo desde el segundo trimestre y no se espera un cambio en esa tendencia en el corto plazo, según lo indicó la consultora Economía y Regiones (E&R), al pronosticar que el primer trimestre de 2019 seguirá por el mismo camino y también será “complicado con un nivel de actividad que seguirá resintiéndose”.

“Nuestro escenario base estima y proyecta una variación de PBI en torno a -3,0% (2018) y -1,5% (2019). En este sentido, hay que considerar que si el PBI cerrara este año en -3,0%, dicha performance dejaría un arrastre estadístico de -3,1%, lo cual implica una mochila estadística muy difícil de contrarrestar y sobrellevar el año próximo”, añadieron.

También el economista Aldo Pignanelli, del equipo de Sergio Massa, no ve una recuperación inmediata. Prevé una baja de 1,9% del PBI en 2019, con una inflación de 35%. De algún modo, Pignanelli admite que en 2002 el equipo de economistas que integró con Remes Lenicov y Roberto Lavagna practicó un ajuste fenomenal. El PBI ese año cayó 14%. Pero Pignanelli, que estaba al frente del Banco Central dio que “a los siete meses ya estabamos saliendo” de la recesión, de modo que el esfuerzo que se le pidió a la sociedad tenía un sentido. Ahora, a su entender, el gobierno no tiene un plan. Pignanelli reconoce que “el gobierno tiene 30% de intención de voto, de modo que el problema es el 70% restante”.

 

4 comentarios Dejá tu comentario

  1. NO SE ASUSTEN NI ENTREN EN PÁNICO, NO ES MAS QUE UNA SITUACION RECONTRA ARCHICONOCIDA POR LOS QUE TIENE ALGUNOS AÑOS, ESTE PAIS SIEMPRE FUE ES Y SERÁ IGUAL, ES COMO ISIDORO CAÑONES, SACA CREDITO, LO CORREN PARA COBRARLE Y SE GASTO TODA LA PLATA EN JODA, BOLICHES Y MINAS.

  2. YA NO HABRA MAS CICLOS DE BIENESTAR, NI CORTITOS, TODO SERA CRISIS Y CRISIS Y MAS CRISIS, ES LO QUE SUPIMOS CONSEGUIR NOSOTROS LOS ARGENTINOS, YA HEMOS VOTADO TODO TIPO DE CANDIDATOS, QUE CASUALMENTE SON ARGENTINOS NO EXTRATERRESTRES, SOLO NOS FALTA PROBAR UN REGIMEN QUE NUNCA TUVIMOS, UN COMUNISMO EXTREMO, COMO EL DE LA EX UNION SOVIETICA, PERO TENGO MIS DUDAS DE QUE TENGA EXITO, NOSOTROS, LO HARIAMOS FRACASAR, SOMOS EXPERTOS EN ESO...CRISIS Y SOLO CRISIS.

  3. Dada la actual situaciòn de Argentina, no hay posibilidad alguna de mejora en nivel economico de Argentina como de tampoco de la calidad de vida de sus nacionales. Es duro admitirlo, pero tanto fracaso consecutivo, sumado el endeudamiento externo ha llevado a Argentina a un embudo del que salir serà posible pero con REALISMO DURO. Los Argentinos quieren tener una moneda FUERTE y a su vez ser CONSUMISTAS, cuando para tener una MONEDA FUERTE, primero tiene que ser APRECIADA y no despreciada por los tenedores. Si se quiere terminar con la cultura del "resguardo" del ahorro en DOLARES, se debe incentivar el ahorro en pesos, para ello debe incentivarse al AHORRO EN PESOS con tasas levemente POSITIVAS, es decir POR ENCIMA DE LA INFLACION. ¿Porque creen que en Brasil a nadie se le ocurre ahorrar en DOLARES, salvo los involucrados al mercado de importaciones? ¡ASI SE DEFIENDE UNA MONEDA DESDE LA CULTURA DEL AHORRO Y LA SEGURIDAD DE QUE NO PERDERA VALOR ADQUISITIVO! Pero es sabido que la consecuencia de este CAMBIO CULTURAL, implicarìa modificar la cultura del consumismo bobo, que se impulsó, con el fin de "generar trabajo", aunque no se advierte que a su vez genera INFLACION. Por lo tanto, las PYMES y sectores productivos deberìan ORIENTARSE a producir para MERCADOS EXTERNOS, con valor agregado de CALIDAD para ser COMPETITIVOS. No va mas la ECONOMICA DE CABOTAJE, que es como tener un quiosco y comernos la existencia, vendiendo muy poco. Obviamente que asì quebraremos en algún momento. Esperemos que despuès de esta, sea la ULTIMA VEZ QUE VIVIMOS DE "PRESTADO".

  4. La herencia mas pesada es sin dudas la que va a dejar este gobierno que supera en gravedad y extensión de daños a la que dejo el kirchnerismo, en resumen: mas pobreza, menos crecimiento, una tremenda recesión, poder adquisitivo por el suelo, una clase media empobrecida que en algunos estratos pasara a reforzar la pobreza estructural existente, mayores condicionamientos externos, endeudamiento en dolares de todo un pueblo en beneficio de facciones minúsculas, una política exterior vergonzosa, mayor perdida de autonomía en materia económica, caída del consumo, caída del PBI, muy probable caída del IDH (de hecho esto ya esta ocurriendo según la ultima medición), y como producto de todo esto mayor marginalidad e inseguridad, en fin, un desastre.. después a no llorar si surge el tan temido y vituperado populismo nuevamente...

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

El plan de Macri para “volver a crecer” en 2019

Acostumbrados por la historia a realizar malabarismos ante crisis recurrentes, los argentinos tratan de apelar a su ingenio para afrontar el que tal vez sea el momento económico y social más difícil desde el 2001/2002. Mientras trata de paliar la crisis con las pocas...