¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Los sindicatos deben defender los convenios colectivos

8
924
Simple y claro
Simple y claro

Es muy importante para toda la clase trabajadora, la existencia de los sindicatos en nuestro país: “El sindicato tiene como objetivo principal el bienestar de sus miembros, es decir, asegurar condiciones dignas de seguridad e higiene laboral y generar mediante la unidad, la suficiente capacidad de negociación como para establecer una dinámica de diálogo social entre el empleador y los trabajadores…”.

 

Es por ello, que las organizaciones gremiales de la República Argentina, también deben defender (con absoluta independencia política), los Convenios Colectivos de Trabajo.

En estos últimos años, a nivel nacional y en algunas provincias argentinas, se ha instalado una política de flexibilización laboral, que va en desmedro de las condiciones dignas de trabajo, como así también busca la destrucción de derechos y conquistas adquiridas por la clase trabajadora (junto a su dirigencia), a los largo de la historia.

Se han escuchado, innumerables casos en los que supuestamente, se habrían planteado que a cambio de paritarias, ciertas actividades deberían resignar derechos y conquistas previstas en sus propios Convenios Colectivos de Trabajo, que desde ya es absolutamente descabellado.

Mientras que las Paritarias son obligatorias (a los fines de mantener el poder adquisitivo de los activos, frente a la inflación que se vive desde hace tiempo en nuestra Nación), los Convenios Colectivos de Trabajo solo pueden modificarse si existe acuerdo de las partes (empleadora y /sindicato/s). Asimismo, las modificaciones que pudieran hacerse sobre los Convenios Colectivos, conforme el Principio de Progresividad Laboral, deben ir hacia adelante (avanzar), pero nunca ir hacia atrás (es decir incorporar nuevos derechos y conquistas, pero nunca suprimir o eliminar los adquiridos).

Es por ello, que ningún sindicato debe permitir ni por acción, ni por omisión, que se flexibilicen las condiciones laborales de quienes representan.

Los sindicatos, no están para agradarles o ser complacientes con la parte empleadora o con gobiernos de turno.

Los sindicatos, existen gracias a sus afiliados.

Las conducciones de los sindicatos, sólo se deben a sus afiliados.

Y son las bases, quienes deben exigir a sus dirigentes estar a la altura de las circunstancias.

Todo sindicato siempre debe abrir las puertas al diálogo, pero sin que ese diálogo, signifique entregar puntos de Convenios Colectivos.

Incluso, con la aprobación en asamblea por parte de las bases, los Convenios Colectivos de Trabajo, podrían modificarse pero para mejorarse, incluso actualizarse; pero sin perder un solo derecho y sin perder una sola conquista.

Tampoco se debe caer en la trampa de reglamentar artículos de los Convenios Colectivos de Trabajo, pues en muchos casos se estaría frente a una flexibilización encubierta en determinados artículos de dichos Convenios Colectivos de Trabajo.

Es por ello, que los Convenios Colectivos de Trabajo en Argentina, tienen derechos y obligaciones para todas las partes, que deben respetarse y cumplirse para todos por igual.

Es una obligación de todas las organizaciones sindicales, ser contundentes y sobre todo claros en su actuar.

Los Convenios Colectivos de Trabajo, deben ser defendidos siempre.

No hay tiempo de excusas.

No hay tiempo para titubear.

No hay tiempo para permitir que la reforma laboral, entre en la propia actividad.

Estamos en tiempos, en los cuales la dirigencia actual, demostrará si está o no a la altura de las circunstancias, y sobre todo, si defienden los intereses de las bases, o si por el contrario, defienden otros intereses.


Carlos Emanuel Cafure
Abogado Laboralista
Autor del Libro Violencia Laboral (Ediciones D y D)
Autor de Proyectos de Leyes y Ordenanzas sobre temáticas laborales
Columnista de Opinión de medios de prensa
subastascafure@yahoo.com

 
 

8 comentarios Dejá tu comentario

  1. Estimado Gabriel: 10 gatos locos me refería a los abogados (lacras) cultores de la industria del juicio. Las inversiones no llegan o no hay porque el consumo está por el piso. Al pequeño empresario lo equiparo con un trabajador. Ambos la están pasando muy mal. Los grandes sobreviven gracias a la timba financiera.

  2. juan39 la grandeza de un país no se mide por el consumo interno, sino por las EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS, POR LAS PATENTES QUE AÑO A AÑO REGISTRAN (La Argentina solamente 1 o 2 mientras que los paises serios andan en un mínimo de 25 por años). Pero de eso no se habla y menos los sindicatos.

  3. La nota del abogado del Kremlin exime de mayores comentarios. Andá a contarle ese cuentito a todos los que no consiguen trabajo, o trabajan en negro, para que vos y tu clase mantengan y aumenten sus privilegios, insistan en poner palos en la rueda, en trabajar lo mínimo posible y en seguir haciéndose millonarios estafando a los afiliados con el curro de las obras sociales sindicales.

  4. Los convenios colectivos de trabajo fueron redactados en su mayoría el 1975, y la ley de asociaciones profesionales todavia es mas vieja ya que data de 1958, con lo cual ambos textos y su aplicación son actualmente TOTALMENTE OBSOLETOS, fueron creados para otro tiempo y espacio, otras políticas y otro orbe, este ultimo inmerso en la guerra fría, y en especial su contenido esta adecuado (viciado),por la impronta peronista , que digamos de paso que en sus inicios era totalmente anticomunista o mejor antisocialista, adjudicándose una tercera vía, totalmente inexistente pero muy útil a su cometidos. De hecho la democracia sindical no exista, brilla por su ausencia y la quieren disfrazar de elecciones libres, cuando en la mayoria de los casos hay lista únicas (camioneros, plásticos, comercio, etc, etc, etc), por otra parte llegan en mas de un caso que mes consta a un contubernio con las patronales que es hilarante, donde por ejemplo en el convenio colectivo de los obreros figura la alícuota que deben pagar las empresas a la ¿cámara de la industria?, ni hablar de ciertos articulados o formatos que se parecen mas a un reglamente empresario que a una defensa de los trabajadores. Ahora, porque nadie, ni los abogados laboralista y menos los sindicatos gestionan y presionan para la jornada laboral de 40 hs, semanales o35...no esto es contraproducente...digo y pregunto ¿para los intereses de quien?

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme