¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Más de 2 millones de personas sufren algún trastorno de tiroides (y la mitad lo desconoce)

2
645
En el día mundial…
En el día mundial…

La glándula tiroides es uno de los órganos endócrinos más grandes del organismo, se encuentra comandada por dos estructuras centrales, localizadas en el cerebro y conocidas como Hipotálamo e Hipófisis, que generan un eje de trabajo que tiene como función principal producir, almacenar y liberar cantidades suficientes de dos hormonas llamadas T4 y T3 (tiroxina y triyodotironina). Estas últimas son las encargadas de regular el metabolismo general del organismo y equilibrar el crecimiento y grado de funcionalidad de otros sistemas del cuerpo.

 

Es importante destacar que para la producción de éstas hormonas, la glándula necesita del yodo que ingresa con los alimentos y que las células tiroideas absorben desde la sangre y lo combinan con el aminoácido tirosina para producir estas dos hormonas tiroideas. Además dichas hormonas afectan la frecuencia cardíaca, el nivel de colesterol, el peso corporal, el nivel de energía, la fuerza muscular, las condiciones de la piel, la regularidad menstrual, la memoria y muchas otras funciones, responsabilizándose en gran parte de nuestra salud y bienestar.

Los trastornos de la tiroides se encuentran entre las condiciones médicas más prevalentes. Sus manifestaciones varían considerablemente de un área a otra y están determinadas principalmente por la disponibilidad de yodo en la dieta. Casi un tercio de la población mundial vive en áreas con deficiencia de yodo. La ingesta ideal recomendada por la OMS es de 150 microgramos de yodo por día, que aumenta a 250 microgramos en el embarazo y a 290 durante la lactancia. La OMS estima que 2 mil millones de personas, incluidos 285 millones de niños en edad escolar, todavía tienen deficiencia de yodo. Esto tiene efectos sustanciales en el crecimiento y desarrollo y es la causa más común de discapacidad mental prevenible en todo el mundo. En áreas donde la ingesta diaria de yodo es inferior a 50 microgramos el bocio suele ser endémico y cuando la ingesta diaria cae por debajo de 25 microgramos se observa hipotiroidismo congénito. La prevalencia de bocio en áreas con deficiencia grave de yodo puede llegar al 80%.

En la Argentina existen más de dos millones de personas que sufren alguno de los trastornos más habituales de esta glándula y se postula que la mitad de ellos lo desconoce. De aquí surge la importancia de conmemorar éste día con la finalidad de realizar difusión de:

-La gran cantidad de personas que se ven afectadas por éstas patologías sin saberlo.

-Hacer hincapié en los síntomas para educar a la población sobre la necesidad de consultar al especialista ante la aparición de alguno de ellos.

-Promover la comprensión de los avances en el tratamiento de las enfermedades tiroideas.

Entre el 4% y 7% de la población puede presentar nódulos tiroideos detectables clínicamente y ese porcentaje asciende a un 50% cuando se trata de nódulos "ocultos". Pueden manifestarse a través de un bulto en el cuello y generalmente son asintomáticos, pero en algunas oportunidades puede producir dificultades para tragar, respirar o incluso el paciente puede manifestar algunos cambios en la voz.

Las alteraciones de funcionamiento más conocidas son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, disfunciones que pueden ser acompañadas o no del aumento del tamaño de la glándula. El hipotiroidismo se trata de una disminución en la producción de hormonas tiroideas, el paciente hace un uso más lento de su energía, manifestándose con cansancio excesivo, decaimiento, sueño, fatiga, pérdida de memoria, aumento de peso o mayor dificultad para adelgazar a pesar de la dieta y el ejercicio, entre otras. El hipertiroidismo, al contrario del primer caso, se caracteriza por un exceso de la función de la glándula tiroidea y aceleración de todas las funciones consultando frecuentemente por ansiedad, irritabilidad, taquicardia, pérdida de peso con un apetito normal o incluso mayor, ojos saltones, nerviosismo, temblor de manos, caída de cabello, diarrea, sudoración mayor a la normal y calor.

Para ambas patologías, existe tratamiento eficaz que con diagnóstico, tratamiento y controles oportunos, los pacientes recuperarían su vida normal. Los síntomas físicos suelen ser muy feos y pueden reducir la autoestima del individuo. También es real que son similares a otros problemas médicos comunes, por lo que ocasionalmente la enfermedad puede pasar desapercibida (especialmente en el hipotiroidismo). Pongamos énfasis en éste día con el objetivo de informar a aquellos que puedan estar padeciendo éstos síntomas, con la finalidad de lograr una consulta precoz con el especialista y un tratamiento adecuado.

 

2 comentarios Dejá tu comentario

  1. Lo tragico, que uno/a va de medico en medico y los que dicen llamarse endocrinologos, resultan siendo medicos clinicos, de ginecologia, de dietas, de cardiologia pero no tienen la especialidad de la endocrinologia. Finalmente despues de un clinico fui donde una endocrinologa, que sentada desde su escritorio, no despego su culo de la silla, jamas se movio, no me toco ni con un palo, ni mucho menos me reviso el cogote, una simple revisacion fisica, a ver que tenia. Solo leyo los resultados de los analisis- Que tenia la medicacion perfecta y que el medico que me habia visto antes me dio la dosis exacta, que todo estaba muy bien, pero que claro " el no era endocinologo." Pues tanpoco me lo parecio la dicha doctora, que sin revisarme me dio charla sobre la salud de su hija, se dibujo unos garabatos en un papel que no tenian nada que ver con mi consulta, al final me receto algo para el prurito, dado que la levotiroxina seca mucho la piel y da escozor a cualquier ropa, roce, lo que sea. Y que debia de tomar esa hormona " de por vida" Los medicos no te ayudan y si lo hacen , solo lo saben de hacer a cuenta gotas. Como que uno viene a rogarles que suelten un poco de su tanta sabiduria que no les llega ayuda a los que sufren de las tiroides, de manera alguna. O hay mucha ignorancia a como tratar esta enfermedad o hay mucha desidia y mala leche en ayudar a la gente que sufre. Muchas interconsultas que uno se hace hoy y muchos de los medicos que no te saben revisar ni fisicamente ni emocionalmente. Solo te saben llegar a un diagnostico por medio de lo que digan los analisis, no por ellos mismos y su sintomatologia. Ya nadie te dice que digas 33, o te auscultan con la oreja en tu panza, o te chequean los pulmones, y cosas asi. La medicina de hoy es....deplorable

  2. Otra vez sobre el mismo tema. Segui tomando esa levotiroxina de x vida. Pero empece a notar molestias en la garganta, picazon en todo el cuerpo y rareza al tragar, de repente me mire la lengua y la tenia hinchada, y la campanita agrandada ( la glotis) cosa que me asusto. Deje de tomar la hormona por dos dias y sin pedir consulta alguna me mande a hacer un perfil completo de la tiroides en un laboratorio privado. Espere sin seguir tomando la hormona que debia ser tomada "de por vida."...y finalmente fui a ver los resultados del laboratorio. Cual fue mi sorpresa cuando la bioquimica salio personalmente a decirme que ella consideraba que los analisis me daban perfecto, que apenas un leve acento de tiroxina circulante en sangre, cosa normal ,completamente aceptable dada mi edad, que voy siendo mayor y hay desgaste en la maquinara, cosa natural. Pero que ella consideraba que la toma de esta hormona no era necesaria,, que me observara y la reiniciara en caso de sentirme mal. Hace mas de un mes que no tomo la hormona y me siento de lo mejor. La pregunta aca es:que pasa con la medicina? con los medicos? cuanto saben? quien los presiona para que se siga tomando una hormona tan importante de por vida cuando no hace falta tomarla? Es necesario lucrar de esta manera con los pacientes? joderles la vida de esta forma? Dos especialistas endocrinologos vieron mis analisis anteriores y ninguno objeto nada , contra quien me receto el farmaco en primer lugar. ME ACORDE DEL DICHO" ENTRE BOMBEROS NO NOS PISAMOS LA MANGUERA." Sucede que hay que empezar a observarse y pensar menos en que la palabra de un medico en los dias de hoy es la final. Hay que buscar otras opiniones, segundas y terceras tambien si uno no mejora o se siente mal. La pregunta que me cabe por hacer es; cuanta gente esta tomando esta hormona salvadora de " por vida" sin necesidad?

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros