¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Los guardianes de la historia argentina están en Luján: una ONG de amigos que ayuda al Museo Udaondo

2
"Trabajar por el Museo de Luján es un signo de argentinidad"
“Trabajar por el Museo de Luján es un signo de argentinidad”

El Complejo Museográfico Provincial “Enrique Udaondo”  – creado  en 1917–es por calidad y variedad de sus colecciones, uno de los más importantes de América. Pero lo que pocos saben, es que sus paredes acobijan a un grupo de entusiastas vecinos, encargados de velar por el patrimonio cultural de todos los argentinos. Entre el estado de deterioro que se encontraba y la desidia de los distintos gobiernos de turno, pusieron manos a la obra para la restauración del predio y los objetos valiosos en exhibición.

 

Formaron una ONG de amigos del museo, para convertirse en verdaderos emprendedores de la museología moderna. Dicha asociación, enarbola la bandera del que fuera su mentor y Director Honorario para su inauguración, el 12 de octubre de 1923: “Visitar el Museo de Luján es un deber nacional”. El autor de esta nota, cumple el mandato del filántropo Udaondo, cada vez que llega a esta hermosa ciudad, cuna del notable científico Florentino Ameghino (1854- 1911).


Sergio Frascaroli. Presidente de la Asociación Civil Museo Histórico “Enrique Udaondo”.

Tribuna de Periodistas tuvo acceso al detrás del museo, donde los objetos culturales son puestos en valor. Sergio Frascaroli, un reconocido vecino lujanense, es el presidente de la Asociación Civil Museo Histórico “Enrique Udaondo”. Sus ancestros son parte misma de esta trama: su bisabuelo fue amigo del ilustre Udaondo; su padre trabajó restaurando piezas incunables de este espacio de colección. En una visita guiada por las cuatro manzanas del Complejo Museográfico, nos conduce a la historia del lugar, que es parte fundante de la Historia Argentina. Así, se conjugan los relatos de época, la memoria, el arte y la ciencia de nuestra identidad nacional:

¿Cómo surge la idea de La Asociación Amigos del Museo de Luján? Voy con asiduidad a Luján, desde 2006, y el Complejo estaba prácticamente abandonado (salas cerradas, techos rotos, sin mantenimiento en general).

La idea de refundar la Asociación Civil del Museo Histórico “Enrique Udaondo”, fue merced al grado de deterioro que tenía el Complejo y la tristeza que nos daba ver el museo en dicha situación. No podíamos permitir que el edificio estuviese en esas condiciones, cerrado y con peligro de derrumbe en muchos sitios. Nos organizamos e hicimos los trámites legales, la personería jurídica para estar en forma legal dentro del Complejo.

La misma, fue refundada hace tres años atrás, debido a que no había asociaciones dentro del Complejo. Somos un grupo de amigos que decidimos trabajar por la ciudad y por el museo. Casi todos lo de la comisión, han trabajado o son hijos de personal que trabajó para el museo en forma ad honorem. En mi caso, soy la cuarta generación que trabajo en forma voluntaria para el Museo Udaondo, mi bisabuelo era amigo personal de Udaondo, mi abuelo  también. Mi abuelo trajo el avión Plus Ultra, mi bisabuelo ayudó a traer La Porteña, mi padre trabajó restaurando carruajes y autos antiguos, y como un legado familiar que tengo, me lleva a estar metido dentro del Complejo.

¿Al ser el Complejo Museográfico más grande de Latinoamérica, no deberían darle mayor importancia desde el Estado provincial (del que depende), el nacional e incluso municipal?

Siendo el Complejo Museográfico más grande de Latinoamérica, tendría que tener una relevancia mayor a nivel provincial, al no haber una política de Estado con respecto a los museos, van cambiando de directores, de gestión, y se va olvidando la cultura. La idea es que exista una política de Estado. Espero que este gobierno le dé un valor agregado. Vemos con buenos ojos el realce al museo que no lo tuvo tiempo atrás.

El Museo del Transporte por ejemplo  se construyó con autos del Museo Udaondo y autos particulares de los integrantes de la comisión. Muchos estamos en el rubro de los autos clásicos / antiguos, algunos son coleccionistas. El Complejo tiene autos muy importantes como: el Papamóvil y el colectivo (Línea 501) que usó Juan Pablo II, el Pierce Arrow Doble Phaeton del Gral. Uriburu, el Packard de Pio XII (entonces Cardenal Pacelli), el tractor que llegó al Polo Sur, los Rambler Ambassador presidenciales, un Ford T (1921) donado al presidente Arturo Frondizi. Vehículos con valor histórico manifiesto.


Complejo Museográfico Provincial “Enrique Udaondo”. Es por calidad y variedad de sus colecciones, uno de los más importantes de América.

Cuánto se recuperó del Museo?

Se empezó a recuperar el Área III, zona frente a Terminal de Ómnibus, se continuó por el área histórica, el Área I, donde está el Cabildo y la Casa del Virrey, el próximo año será el Museo del Transporte (Área II), por último, la manzana donde está el personal y las oficinas (Área IV), aquí solamente trabajos de pintura y refacciones de piso. Tenemos un plan de trabajo de cuatro años.

Las grandes inundaciones de 2014 /15, hizo que el edificio sufriera muchísimo y la dejadez de los funcionarios ayudaron a que el Complejo quedara en muchos lugares  en ruinas. Hasta había peligro de derrumbe de los techos. A partir de ahí, nos pusimos en comunicación y hace tres años estamos trabajando recuperando primero el Área III (la manzana frente a la Terminal de Ómnibus), lugar abandonado hace 25 años y que no se abría. Allí se trabajó para abrir un sector al público. La apertura del Museo del Automóvil, nos sirvió para poder tener una entrada de dinero. Se trabajó en mampostería, techos, pisos, instalaciones eléctricas, cámaras de seguridad, alarmas.

¿En qué está trabajando la Asociación Civil que Ud. preside? ¿Cuál es su máxima entelequia?

-Estamos trabajando en muchísimas cosas. Innumerables. La aspiración para este año, es tener terminado el salón Balcarce, un salón de grandes magnitudes, que se encuentra en la parte histórica, terminar las salas del Área 1, sala de Arte Colonial (gauchesco), el otro año la sala Malvinas (dentro del área histórica), acabamos de inaugurar “la fuente” (La fuente de la Cruz del antiguo convento Santa Catalina). Recuperamos 10 salas y nos faltan 8. Recibimos la donación del Subte de la línea A. Haremos una recreación  de una estación de subte réplica a la Estación Perú de época. Un subte de La Brugeoise (La histórica unidad lleva el número 87), llamado vulgarmente “las brujas” (fabricado en Brujas, Bélgica). Inaugurado en 1913, primero en Latinoamérica, el primero en el hemisferio sur y el tercero a nivel mundial.

Tenemos un sin fin de actividades: exposiciones, visitas guiadas, para recaudación y fondos para cumplir con los proyectos que tenemos. Mi aspiración personal, es el mismo anhelo del fundador Enrique Udaondo, de tener el mejor museo del país y de Latinoamérica. No estamos muy lejos de conseguirlo. Falta un poco de apoyo a nivel Gobierno. Tenemos todo el potencial para llegar a cumplir con esta meta. Mi anhelo es estar orgulloso de este museo, que es un orgullo para todos los argentinos.

¿Tiene “La Noche de los Museos” la ciudad de Luján?

– Tenemos “La Noche de los Museos” en el mes de noviembre. Una noche en la cual vienen miles de personas, que años anteriores no se podía realizar porque estaba cerrado el museo. Hemos recuperado el esplendor del Área 1, la gente disfruta muchísimo de ese evento, y a partir de fines de febrero de este año, comenzaremos con las visitas nocturnas guiadas, en la cuales cada persona va a recorrer un sector (con un guía de turismo), y en los patios del museo podrá comer y beber algo, disfrutar los patios. Al ser tan grande el Complejo Museográfico, serán cinco visitas guiadas distintas. Se llevarán a cabo los viernes a la noche: Museo Histórico, Cabildo, Museo de Transporte, Biblioteca, Casa de Josefa “Pepa” Galarza (casa colonial más antigua de Luján /año: 1762).

¿Cuál es el legado de Enrique Udaondo, mentor y mecenas del Museo?

-Enrique Udaondo (Historiador argentino / 1880- 1962) fue un pionero, un visionario que cambió la vida turística de la ciudad de Luján. En 1917, junto al intendente (Domingo) Beschtedt, impidió que se demoliera el Cabildo (de la “Villa de Luján”), y a partir de ahí, logró que el gobernador de la Provincia de Bs. As. (José) Cantilo,  le donara las tierras para construir un museo. Se puso al frente de esta obra, y gracias a él, compró todos los terrenos linderos al Cabildo y construyó el Complejo Museográfico más grande de Sudamérica.

Vendió cinco estancias que poseía y fue comprando colecciones a todos los coleccionistas del país. Udaondo decía: “visitar el Museo de Luján es un deber nacional”. Aquí se encuentra la Historia de todo el país. No hay lugar del Complejo donde no se cuenta una historia, un relato de la Historia de la  Argentina.

(Frascaroli, se entusiasma y pone énfasis al discurso)...Una frase célebre de Udaondo: “Trabajar por el Museo de Luján es un signo de argentinidad”. Es proteger los tesoros de nuestro país, nuestra historia. Los ciudadanos que no protegen su historia, no forjan su identidad. Uno necesita conocer su historia.

Ud. es un ciudadano emprendedor a tiempo completo: Inundados de Luján   y otras asociaciones y actividades; un gestor cultural y social.

¿Cómo debe ser el ciudadano virtuoso que desea producir o gestionar algún emprendimiento en su ciudad? Me da algunos tips…

Efectivamente, presido también la Asociación Civil de Inundados de Luján -todo tiene que ver con todo  – cuando uno quiere a su ciudad trata de brindarse al lugar donde nació y se crió. Muchas veces acompañando a mi padre (cuando era pequeño) en la restauración de los carruajes, le decía: –¿papi, hay necesidad de quedarse hasta altas horas de la noche por nada? y me respondía: –mirá hijo, yo me crié en estos patios, en este barrio, vos te estás criando en estos lugares. Él consideraba que tanto el Museo, como los patios como el barrio era propiedad de cada uno.

Tene que ser así. Hace al bien común, estar dentro de la Asociación de Inundados es proteger a la ciudad, al vecino, dar lo mejor por el vecino, es cuidar su salud. En Luján, cuando hay desbordes masivos, toda la ciudad se afecta. No sólo la parte edilicia, sino lo emocional, la salud de nuestros vecinos. Uno lucha por eso. Hay que comprometerse y que nuestros funcionarios se muevan y se logren cosas para todos los lujanenses. Obviamente que uno para lograr esto, tiene que estar metido en otras asociaciones también. Eso hace que se movilice a la ciudadanía y que se visualice la problemática y encontrar las respuestas en los funcionarios y presionar con los medios de comunicación que nos apoyan mucho para que las cosas se logren.

¿Quiénes lo acompañan en su trabajo, en sus múltiples actividades?

Quienes me acompañan (las comisiones directivas), vienen de actividades muy variadas: desde jubilados, herreros, productores, empresarios, mecánicos, estudiantes, una gama de edades desde los  22 a los 80 años. Con un sólo objetivo: tener un mejor museo. La virtud que tienen todos, “la de amar al museo”.

I have a dream”... (“Yo tengo un sueño”) decía el mítico Dr. Martin Luther King. El mío es más simple: mi sueño es el protagonizado por Ben Stiller en el film “Una noche en el Museo” (Shawn Levy/ 2016). Es mi “fetichismo museológico”. Consiste en pasar al igual que el protagonista, una noche en el Museo de Luján como cuidador (gratuitamente). Lo tengo mucho antes del estreno de dicha película. Es Interactuar con ese mundo mágico del acervo cultural. ¡Lejos de mí, cualquier excentricidad! ¿Me lo puede gestionar?...

Con respecto a esta inquietud, de pasar esa “Noche en el Museo”, deje que lo consulto con el Director del Complejo Museográfico a ver qué posibilidades hay. El mismo vuelve de vacaciones el lunes (27/01/2020), así que lo hablaré.

¿Quisiera agregar algo más que crea de interés para el público?

Agradecer mucho la entrevista, la difusión de un periodista como Ud. hace que se difunda nuestro trabajo, y lo principal es que se conozca nuestro museo. Queremos que nos visiten, que nos conozcan, que sepan nuestra historia, son muy placenteras nuestras visitas guiadas. Porque cada objeto que se coloca ahí tiene su historia su relevancia en nuestro país. ¡Que nos visiten! El Complejo Museográfico está abierto de miércoles a domingo de 10 a 18 hs. Como decía Udaondo: “visitar el Museo de Luján es un deber nacional”. Invito a todas las familias a acercarse al Complejo que está recuperando el esplendor de años atrás. El objetivo en el tiempo, es lograr un museo autosustentable, con una excelencia singular en el país.


Asociación Civil Museo Histórico “Enrique Udaondo”

Aquí su página en Facebook

Agradecimiento: Complejo Museográfico Provincial “Enrique Udaondo”. Lezica y Torrezuri 917, Luján / E-mail: cmudaondo.direccion@gmail.com

 

2 comentarios Dejá tu comentario

  1. ¿Como, y Heidi que se ocupaba de todos y ...todas, no era que estaba ocupada y preocupada por los problemas de la provincia, en especial escuelas y centros culturales? Ah....claro, regalaba comisarías a las abuelas para hacer museos y se olvidaba de los que ya estaban. Y no nos olvidemos de Sciioli, que por lo que veía en las propagandas, era un muy buen administrador y gestionador de la provincia. Ahhh...me olvidaba, Don Scioli, jugaba fútbol en La Ñata, y no esta en su camino, por eso no los vio. Ah... y la señora se transportaba en Helicóptero por eso no pasaba por la Ruta 6 y Lujan, por eso se le escapó este detalle del Museo. Pero ahora con Axel, veremos, a esperar, por ahí tenemos un tapado. nunca se sabe.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme