¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Es hora de decir basta

11
¡A las barricadas!
¡A las barricadas!

Si ganamos, ¡qué importa morir!; y si perdemos, ¡qué importa vivir!”. Consigna en la guerra civil española

 

Como ya conté, estoy colaborando para lograr la unidad de las fuerzas opositoras con vistas a las elecciones legislativas de octubre de 2021, en las cuales es altamente probable que el oficialismo pierda las cómodas mayorías de las que hoy dispone. Sin embargo, ante la constancia de la aceleración del kirchnerismo aprovechando el confinamiento, y con la certeza de que el “largo plazo” en la Argentina es sólo la semana que viene, también debemos actuar para impedir que, finalmente, esas elecciones no se produzcan o que sean amañadas, como tantas veces hicieron los criminales regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Las luces rojas están ya todas encendidas en el tablero de control nacional, no sólo por el manotazo a Vicentín o por el hartazgo de Latam ante la prepotencia de La Cámpora y los gremios, sino por los trascendidos que hablan de la intención de suprimir las primarias y, más que nada, por la generalizada convicción de que el kirchnerismo recurrirá a cualquier ardid para perpetuarse en el poder, como única forma de garantizar la impunidad de su jefa pero, en especial, por la vocación de ésta por convertirse en la líder latinoamericana del socialismo del siglo XXI. El fracaso de Nicolás Maduro y la asfixia económica de la gerontocracia cubana habilitan esas ensoñaciones, sobre todo si a ese escenario se incorpora un “dinero-ducto” proveniente de China; detrás del ya previsible default y la extensión indefinida de la cuarentena -con su falsa opción “vida o economía”- que destruye la moneda y el futuro, está la voluntad revanchista de Cristina para cerrar todos los caminos alternativos y llevarnos a ese brete.

Enrique de la Torre me propuso una brillante idea; para llevarla a la práctica necesitamos la ayuda de todos los ciudadanos de bien de la Argentina. Se trata de nuclear, en todo el país, en cada pueblo, barrio y ciudad, grupos de ciudadanos que, con banderas y consignas aceptadas por aquellos que nada queremos de este ladri-populismo gobernante, se transformen en una verdadera red para defender la Constitución Nacional.

Bajo esos pabellones esenciales –libertad, democracia, república- los ciudadanos de a pie exigiremos a nuestros representantes de todos los colores que se pongan a la cabeza de ese combate contra el proyecto del Foro de San Pablo se llevará puesta a la Argentina, confirmando que ésta ha dejado de ser un país independiente y viable. Cuando digo ‘todos’ me refiero a Pro, Coalición Cívica, UCR, MID, NUC, Uni2, Recrear, Peronismo Federal, a Milei, Lavagna, Espert, Gómez Centurión, etc., pero también a las entidades del campo, a los empresarios, intelectuales, economistas, educadores, periodistas y organizaciones no gubernamentales que bregan por la transparencia y contra la corrupción reinante. Ya habrá tiempo de contar los porotos de cada partido político de cara a esas elecciones tan lejanas.

Sólo con una red capilar única así podremos eludir el colapso definitivo de la democracia y de la república en nuestro país. Tenemos que gritar, en cada rincón de la Patria, “no pasarán” ante cada avance del kirchnerismo sobre las instituciones, ante toda negociación espuria entre los legisladores de distintos partidos, ante toda tentativa de trucar las normas electorales para permitir la eternización del castro-chavismo en la Argentina, ante cualquier pretensión de desconocer la propiedad privada, ante todo intento de sojuzgar a la prensa independiente, ante la renovada genuflexión de los jueces frente a los corruptos, ante el renovado saqueo a las cajas del Estado, ante la tentativa de adoptar el “garantismo” a favor de los delincuentes, ante la pretensión de “democratizar” al Poder Judicial, ante la utilización de los recursos del Estado para domesticar a la población.

Si lo logramos, si conseguimos frenar a esta banda de delincuentes a la que hemos permitido –con nuestro imbécil voto- hacerse con el poder, podremos avanzar hacia una Justicia independiente, seria y veloz, modificar el sistema tributario para hacerlo más simple y efectivo, impulsar la transparencia y la competitividad de nuestra economía, volver a confiar en nuestra moneda, recuperar la educación y la salud pública, dotar a nuestras fuerzas de la capacidad de defender nuestras fronteras y recursos naturales; podremos, en definitiva, presentarnos ante la faz de la tierra como una nueva y gloriosa nación, tal como soñaba nuestro Himno original.

Hoy, precisamente, se cumplen doscientos años de la muerte del General Manuel Belgrano, tal vez el más indiscutido de nuestros próceres y de cuya memoria pretende arteramente apropiarse el Instituto Patria, quien sacrificó vida y hacienda en el altar de la libertad. ¿Qué mejor que forma de honrarlo que salir en caravanas con banderas por todo el país para reclamar por esas mismas libertades que vemos asfixiadas por las maníacas aspiraciones de la jefa de la asociación corrupta más grande que haya conocido la Argentina? Porque terminó la ficción: Alberto Fernández, es nada más que un Presidente delegado y el vocero, disfrazado de contemporizador, del siniestro relato kirchnerista.

 
 

11 comentarios Dejá tu comentario

  1. Duró menos de 6 meses Alverso. Ya está totalmente desdibujado , sin ningún poder y cayendo día a día. Difícilmente termine el mandato.

  2. Loable tarea la suya de querer unir a la oposición. Tarea casi imposible en nuestro medio. Pero suerte con ello. Al paso que vamos no se sorprendan que la cuarentena dure hasta el comienzo de las legislativas y no haya campaña o se suspendan. Y esto lo digo porque saben los Kchorros que pueden perder. Lamentablemente el arco opositor no tiene rumbo, no dan señales de vida y esto favorece a los criminales de lesa humanidad que nos gobiernan. La República está perdida. Lo digo con dolor pero es así.

  3. Sumaria una tarea adicional; Reducirles la financiación allí donde uno pueda, por mínimo que sea la unión de todos determina el volumen. ¿Por qué no comprar combustible allí donde no signifique dinero para la caja K?, ¿Por qué no viajar de otra manera que no sea en la aerolínea K?, ¿Por qué no dejar de operar con ese banco "cooperativo" que solamente coopera con las campañas K? y así, prestando atención, seguramente podremos también encontrar otras oportunidades donde no pueden obligarnos a aportar.

  4. Lo positivo para la Argentina es que la sociedad ha descubierto EL PODER DE LA CIUDADANIA que no necesita "ISMOS" para expresarse, reclamar y EXIGIR. No está embanderado con NINGUN "AMO U AMA" de ningún partido. Puede ser un Santafesino,Jujeño,Tucumano,Cordobés, Porteño,Mendocino, Bonaerense,Entrerriano mas los manifestantes de otras Pcias, en las que todos tienen ESCASOS DENOMINADORES COMUNES. "REPUBLICA, JUSTICIA Y BASTA DE CORRUPCCION". Son TRES EJES sobre los que los CIUDADANOS se han vuelto HIPEREXIGENTES y eso es buen sintoma, porque A TRAVES DE ESAS MANIFESTACIONES, LES RECUERDAN A LOS POLITICOS QUE SON ELLOS LOS GENUINOS DUEÑOS DEL PODER. SIN SU VOTO, ELLOS SE QUEDAN EN SIMPLES CANDIDATOS Y NO MAS. A los DIPUTADOS Y SENADORES, también hay que RECORDARLES que representan al ELECTORADO QUE LOS PUSO EN ESE SITIAL, incluidos los Senadores, por mas que representen a la Provincia.Resulta insólito que LOS SENADORES se alineen en un contubernio con UNA DIRIGENTE PARTIDARIA que con LOS CIUDADANOS QUE LOS VOTARON para defender sus intereses. ¿Qué es eso que una TRAICION A LA VOLUNTAD POPULAR? ¿A quién le deben "obediencia"?

  5. apoyo totalmente es hora basta delincuentes tanto les gusta Venezuela que dejen puerto madero y se vayan y devuelvan todo si este no es el pueblo el pueblo donde esta los trabajadores comerciantes profesionales productores cuenta propistas empleadosempleados et

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Notas Relacionadas

Por qué el de Alberto y Cristina es el peor gobierno de la historia

En plena campaña de 2019, quien hoy ocupa la presidencia de la Nación prometió, entre otras cosas, aumentar los sueldos, aumentar los ingresos a los jubilados y bajar impuestos. No solo nada de eso ocurrió, sino que hizo exactamente todo lo contrario. Ahora bien...