¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Argentina Works, crónica de un negocio sectario

157
77929
CONTUNDENTE TESIS SOBRE ESTE PELIGROSO GRUPO
CONTUNDENTE TESIS SOBRE ESTE PELIGROSO GRUPO

El que no quiere razonar es un fanático;
el que no sabe razonar es un necio;
el que no se atreve a razonar es un esclavo.
-
William Drumond

 

Un fanático es alguien
que no puede cambiar de mentalidad
y no quiere cambiar de tema.
-
Winston Churchill

Una investigación a fondo

Este es el documento final sobre el caso Argentina Works (AW). Este trabajo fue realizado en conjunto con el programa Telenoche Investiga. Luego de más de un año y medio de investigación, con las entrevistas efectuadas, las denuncias que nos hicieron llegar a través de nuestro correo electrónico, de investigar por dentro este tipo de organizaciones, estamos en condiciones de afirmar que AW representa un peligro para la salud mental de mucha gente.

La investigación fue un proceso largo, pero con todas las ganas de llegar al final para dedicarle esta nota a todas las personas que se vieron afectadas directa o indirectamente con la manipulación sectaria de AW.

Develamos el misterio: qué hay detrás de cada curso (Intro, EIP, GAP, y Master), los talleres de sexualidad y familia, los coaches (los pagos y los no pagos), sus dueños, cómo nació, los escándalos, el EIP Adolescente, y todo los secretos de esta secta que a tantas personas perjudicó.

Nota: el presente trabajo está basado en testimonios. En el mismo encontrarán las argumentaciones críticas del proceso de captación y coerción de esta secta. Asimismo, para entender este informe, recomendamos los siguientes artículos de ASALUP:


Breve introducción a Argentina Works

AW se presenta como una empresa para el cambio, como una nueva panacea para este mundo posmoderno, dinámico y multifacético, "brindando el acceso a una nueva forma de ser que permite lidiar con tan exigentes cambios". AW nos enseñará a desarrollar habilidades tales como responsabilidad, comunicación, intención y cumplimiento; como les gusta decir a ellos: acción, reacción y compromiso.

Su discurso nos habla de crear el futuro y transformar la realidad. Los cursos están basados en la premisa de que cada uno de nosotros tiene la capacidad de desarrollar y ejecutar las herramientas para mejorar su propia calidad de vida. El curso se basa en 3 niveles y un master, y a cada persona que termina el curso se lo llama "graduado".

El cambio nos llegará en los cuatro cursos, o tallares vivenciales, que serán los siguientes, en orden de nivel ascendente:

  • Intro
  • EIP (Experiencia Inter-Personal)
  • GAP
  • Master

Cada uno tiene distintos tipos de dificultad, horarios y precios; y dentro de cada nivel hay normas de oro a cumplir que hay que respetar a rajatabla.


Haciendo historia: ayer y hoy de Argentina Works

Cuenta la historia que allá por el ‘95, un tal Gabriel Nossovitch fue a hacer un curso a Lifespring en los Estados Unidos. El negocio era tan bueno que se le ocurrió instalar un centro de coaching, similar a los que ya estaban funcionando en la Argentina: Insight y la famosa Escuela de Vida de la doctora Espinal1.

La idea fue muy buena y armaron en 1996 una sociedad comercial y accionaria. Contaban entre los accionistas, además de Nossovitch, a los norteamericanos Joanne Brady y John Douglas Perasso (Doug). Todos estos ya tenían experiencia con el coaching. A través de Brady pudimos descubrir que ella ya había sido colaboradora de Escuela de Vida, y tanto ella como Doug y Jeff Cosby (su "entrenador estrella") habían dictado cursos para Lifespring.

Se establecieron en un pequeño departamento del microcentro, contrataron un traductor de inglés (Enrique Parentini, o "Kike" el seminarista) para que los alumnos argentinos pudieran entender las enseñanzas del País del Norte, y constituyeron una sociedad anónima a la que llamaron Aworks. Los primeros meses fueron duros (no tenían plata ni para fotocopias), pero fueron realizando cursos en salones de hoteles, y comenzaron a salir adelante. La publicidad de boca en boca los hizo crecer, y pronto Nossovitch partió para expandir el negocio en el exterior. Más adelante rompió la sociedad con Doug, quien permaneció a cargo del negocio en la Argentina con gran éxito, con una nueva razón social: LATC S.A. (Latin American Training Center). La categoría telefónica pasó de línea comercial a PyME. Debido a los constantes aumentos de impuestos, Doug especuló con iniciar una fundación, cosa que no fue posible por razones legales. Sin embargo, el éxito económico continuó. Por supuesto, como toda empresa que factura, y mucho, AW tiene un staff al que se lo conoce (los entrenadores o coaches) y otro al que no se lo ve; un cuerpo administrativo y gerencial que en plena fiesta menemista ganaba entre US$1.500 y US$3.000 (mucho más para las altas esferas). Hoy por hoy Doug está completamente retirado a un nivel administrativo (ya no dicta cursos) y hasta vendió sus acciones a Carlos Stajcer, su nuevo socio y testaferro. Sin embargo, Doug es el presidente en la práctica, y Pablo Chioccarelli es el director general.

Por falta de espacio (y por las quejas de los hoteles que les alquilaban salones y no soportaban los gritos hasta las 2:00), se mudaron de su pequeña sede administrativa de 25 de Mayo 611 1º, oficina 3, a un lugar muchísimo más grande2, Bernardo de Irigoyen 972, entre Estados Unidos y Carlos Calvo. Este lugar cuenta con dos salones. Uno inmenso, casi de estilo fabril. El otro se asemeja más a un salón de fiestas, que de hecho lo es, pues ahí se reciben los graduados de Intro, EIP y GAP, mientras un DJ3, que es del staff, los va llevando de la música emotiva hacia la música que suena en todas las discos.

En todas las actividades que se realizan ahí adentro, desde los talleres hasta los guardarropas, todos los colaboradores (desde las azafatas que te guían en tu primer día del Intro hasta los que se encargan de "estafear"4) son ex-cursantes y trabajan para AW por amor al arte. Solo los coaches y los administrativos (los únicos que "tocan" la plata) cobran un sueldo.


El reverendo coaching de tu hermana

Como sabemos, en Argentina Works se aplica el coaching alienante o coercitivo5, que no es otra cosa que el lavado de cerebro sin champú. Es tan extremo y directo que a través de los 5 días del Intro, los 5 días del EIP y los 3 meses del GAP, producen efectos en la base de la personalidad; es decir, manipulan nuestra realidad en condiciones que prácticamente resultan ser alienantes y sumamente estresantes. A los "coacheados" se les altera progresivamente la base del ser.

La reforma del pensamiento o cambio conductual se da en forma de juegos, mensajes, factores y situaciones6 que poco a poco van a ir lastimando nuestra personalidad en un punto tal en que los entrenadores (coaches) van a ir entrando en nuestra personalidad, y podrán dictarnos sus propios objetivos.

Cuando las personas llegan a AW, se les advierte que estén preparados para transformarse en nuevas personas: transformarse uno mismo para transformar la realidad, negar el concepto de verdad para adquirir el concepto de poder, el cual comienza en poder sobre uno mismo, pero termina siendo poder sobre los demás individuos a los que se coachea.

De las miles de personas que hicieron el curso y se entregaron a tal tipo de manipulación, relativamente pocos son críticos hacia AW. Los motivos son muchos, como haber encontrado un grupo de contención, amistades y pareja, asimilación y aprendizaje amortiguado por distintos factores, posible solución de problemas sociales y laborales (que los habían llevado a AW en un principio), o simplemente fueron enajenados de tal manera que hasta el día de hoy no sepan por qué fueron ahí. O lo que es peor, aún no saben qué problema solucionaron, pero esto no nos interesa. Estuvieron o están contenidos en un ambiente forzado y simulado, pagaron, y son felices por pertenecer.

Pero, ¿qué pasa con las otras miles de personas que se sintieron afectadas por AW? Los que fueron humillados hasta el hartazgo, los que tuvieron descompensaciones psíquicas o crisis emocionales severas, o los familiares, novios, novias y amigos que observan cómo esa persona querida va perdiendo el carisma que tenía antes de empezar el curso. Nada. Ellos están "afuera".

Los que se someten al coaching de coerción y las técnicas de desestructuración de la personalidad sufren un vacío, el cual el coach podrá llenar con sus interpretaciones. El coaching tomado en extremo como se aplica en AW, puede ser nefasto y llevar al suicidio (como ocurrió en los Estados Unidos) y como se cree que posiblemente haya ocurrido en nuestro país. Esto es alienante aún cuando pueda traer beneficios a su esclavizado practicante, por eso cuando en AW se refieren al "proceso de aprendizaje vivencial", es nada más y nada menos que lo que llamamos lavado de cerebro.


Un día con Jeff

Jeff, un norteamericano cincuentón, es como una caricatura grotesca de Bill Clinton. Junto con la simpática Guada, su traductora, y su "pichón de coach" Fernando Martín7, imparten las órdenes del Intro, el primer escalafón del graduado de AW. El Intro fue creado y patentado por Jeff, y, según dicen, fue diseñado al modelo del "yo argentino".

El Intro es la primera experiencia de los novatos con AW. La mayoría de los que empiezan este primer curso sólo escucharon acerca de AW por parte de un graduado de GAP que les habrá insistido hasta el hartazgo para que hicieran el curso como fuere. En muchos casos hasta les habrán ofrecido el dinero para pagarlo.

Cuando uno se anota por primera vez en el Intro y toma contacto con AW, se inunda con una serie de impresiones que por lo general llevan al escepticismo: "este lugar parece un centro evangelista"8, "me quedo en la primera charla y me voy", "es demasiado caro y no lo voy a poder pagar", etc., etc. Y no es para menos; la ficha que tenemos que llenar, las advertencias sobre absoluta reserva acerca del curso, las alusiones a todas las formas de pago, y los personajes que irán apareciendo, hacen dudar a más de uno.

Los personajes pertenecen al staff. Casi todos son graduados del tercer nivel (GAP), y todos trabajan en forma gratuita. Controlan desde el guardarropa hasta si uno sale del salón para ir al baño. Ellos son los que te ubican en las sillas donde se va a dar la primera charla presentación, además están ahí para solucionar todo tipo de duda o miedo escénico del momento.

En los días previos al pago de $650 (con un depósito mínimo de $100 que tiene que ser abonado 10 días antes de que comience el curso para reservar el lugar), ya habríamos de leer la información que AW nos da, y habremos charlado con nuestro futuro capitán de grupo. Los materiales que nos dan son: El curso introductorio: preguntas y respuestas; Datos y recomendaciones durante el curso (hay que devolverlo firmado), Días y horarios, fichas de inscripción y Reglas de participación.

Los horarios del Intro son:

Miércoles de 19:30 a 1:00
Jueves de 19:30 a 1:00
Viernes de 19:30 a 1:00
Sábado de 11:00 a 23:00
Domingo de 10:00 a 19:00

Mientras nos vamos amoldando a los 5 días que vamos a vivir con AW, las personas del staff nos recuerdan los reglas severas que hacen que nuestra estadía no resulte demasiado placentera:

  • Mantener la confidencialidad
  • No divulgar procesos
  • No grabar ni tomar notas
  • No compartir las experiencias con gente que no hizo el seminario
  • No hablar con los vecinos de silla
  • No fumar, comer ni beber dentro del salón
  • No salir del salón por ningún motivo
  • Llegar puntualmente al curso

Todas las reglas de los seminarios de AW están diseñadas para generar emociones en las personas, y el curso Intro no es la excepción. Todas generan conflicto y todas se interrelacionan. Nada del producto final está librado al azar, pero recordamos que el producto final es la ganancia económica de AW y no siempre de su potencial cliente.

Y llegó el día. Después de entregar la planilla de inscripción con las 3 metas principales, nos adentramos al salón principal con alrededor de 150-200 personas. Nos encontramos con un cartel tipo pasacalles que nos dice "qué pretendo no saber", que a lo largo de los 5 días aparecerá más grande. Hay que sentarse antes de que termine la música de 2001 Odisea del Espacio, pues quien no lo hace será humillado por Jeff, un gran manipulador, de mirada severa y capaz de lastimarte con su lengua aunque no se le entienda (sólo nos habla en inglés, su lengua de origen). A Jeff no le gusta la impuntualidad, y busca la complicidad del auditorio para que uno se sienta culpable cualquiera sea el motivo del retraso, porque llegar tarde es faltarle el respeto al grupo.

Además de Jeff, que a lo largo de los 5 días será más que una voz en off, aparecerán los capitanes de grupo, que son ex gaperos9 que se "esmeraron" y dieron todo de sí para que AW los premiara permitiéndoles trabajar con ellos (aunque gratis): ahora ya están listos para entrenar a los demás.

El primer ejercicio que hacemos con Jeff es una especie de feedback llamado "confío / no confío en vos". El ejercicio consiste en dar vueltas en el salón y cuando Jeff dice "¡alto!", tenés que mirar a la persona que queda frente a vos y decirle: "yo confío en vos", o "yo no confío en vos", según lo que te inspira esa persona. En ese momento los graduados se paran en el medio del salón y arman los grupos de entre 6 y 7 personas, incluyendo el graduado. Ahí cada uno se presenta y dice cuáles son los objetivos personales que se propuso cuando entró en el curso. En teoría esto se comparte sólo con su grupo.

Sin embargo no es así, ya que cada persona que entra en los cursos es estudiada minuciosamente, y cada cosa que decimos y pensamos es divulgado a los coaches, para que sepan a lo largo del curso cómo pincharnos y obtener información sobre nuestra vida. La información que a medida del curso van a ir obteniendo es seleccionada para ir tomando nota de los posibles cuadros que le van a servir a AW, y no para verificar la salud mental de los participantes. Luego aparecen los ejercicios:

  • Nos sentamos frente a frente con otra persona (del grupo o no), y uno de los dos tiene que decir algo que quiere hacer y por alguna razón no lo hace, y el otro debe preguntarle varias veces ¿y qué es lo peor que te puede pasar si no lo hacés? Uno responde, el otro contesta hasta que al final te dice ¿qué es más importante para vos? ¿hacer eso que tenés ganas o enfrentar lo peor que te puede pasar?
  • Otro ejercicio en pareja es que uno se sienta en una silla y el otro tiene que mirarlo primero desde arriba, de pie, después sentado frente a frente, y después sentado en el piso, mientras Jeff en off te va diciendo, ¿cómo te sentís?, hacé de cuenta que esa persona es tu madre, tu padre... tratate como te trataba... ¿te abrazaba?¿era distante?
  • Otro de los ejercicios clásicos de AW es el "qué querés". A cada uno se le asigna una pareja. El que está sentado dice lo que quiere en la vida, y el otro tiene que gritarle fuerte al oído sin parar: "¿QUÉ QUERÉS, QUÉ QUERÉS?". Entonces el otro va respondiendo, y cada vez siente mas presión. Uno siente que tiene que decir algo distinto y más importante.
  • Tenemos un ejercicio de confrontación llamado "Víctima vs. Responsabilidad", que se trabaja con un compañero, haciendo uno el papel de víctima y el otro de responsabilidad.
  • Otro ejercicio es de a cuatro; uno dice lo que quiere hacer y elige tres miedos que lo traban para hacerlo, así los otros tres compañeros representaran sus miedos. Por ejemplo, un padre severo, el miedo al fracaso, y el miedo al ridículo. Entonces uno tiene que decir lo que se propone, y cada uno de los miedos tiene que gritarle que no va a poder, y uno tiene que enfrentar a cada miedo hasta que "lo supera".
  • En otro, con una sugestiva música de fondo y el lugar en penumbra, Jeff en off nos lleva hacia un campo, en el que estamos solos. Experimentás esa sensación de libertad y vas contando como te sentís, y aparece tu mamá, tu papá, etc.
  • Tenemos uno en el cual tenés que elegir a la persona que más te agradó estando ahí adentro y a la que más te desagrada, y decirles de frente todo lo que pensás. Es muy llamativo que la persona que más veces se enfrentó con Jeff es la persona más desagradable del todo el curso en votación casi unánime. La manipulación es tal que el temor que causa Jeff está haciendo efecto en los concursantes.

Al final de cada ejercicio, el que quiere cuenta su experiencia y la comparte con todos. Darse a conocer es muy bien visto bajo los ojos de los jefes.

  • Uno de los ejercicios que también es relatado en el libro La Argentina Embrujada es el del basural: una terrible regresión hipnótica donde nos sumergimos en un basural apestoso y maloliente que no es otra cosa que nuestros recuerdos. Salvaje por donde se lo mire, Jeff es un experto en crear esa situación y llevarte a lo más desagradable de tu ser.
  • En otro ejercicio en pareja, se sientan uno frente al otro y el otro es tu mamá, y vos tenés que decirle todo lo que sentís por ella, todo los reproches y todo lo bueno; y después a tu papá.
  • Uno de los ejercicios del último día: música de fondo, todos echados en el piso y los ojos cerrados, Jeff en off te va diciendo que vayas construyendo tu casa en un lugar que elijas, y que estés atento a cada detalle que le quieras poner.
  • Después estás en un barco y Jeff está al timón, y te dice que de repente él se va y vos tenés que tomar el timón de tu vida, y que vos vas a pasar a ser el comandante.
  • Llegando al final tenemos el sorprendente juego del Rojo-Negro (ver detalles en el Apéndice); acá se pondrán a prueba las capacidades de cooperación de los grupos. Este juego generará discordia ya que nadie entiende cómo se juega y la clave de los coaches es hacerlos perder a todos.
  • Si de juegos tontos se trata, uno difícil de digerir es la "Caminata de intención", en el cual todas las sillas del salón forman una especie de pasarela y los participantes deberán pasar por ahí caminando de una forma distinta y sin repetir lo que hacen los demás. Si acaso alguien osara repetir, los coaches le espetarán una serie de abucheos e insultos.
  • Se realiza un trabajo de "ensoñación" llamado "El taller" donde tenés que escribir una carta diciendo "mi sentimiento a mi taller es..." y luego te dicen que el taller es tu vida.

Durante todos los ejercicios se hace hincapié en "expresarse desde adentro", desde las entrañas y no desde la cabeza. Cualquier tipo de intelectualización está mal, no corresponde. Y Jeff se encarga de hacérnoslo saber con gritos e insultos. Simplemente, lo que Jeff pretende es que la persona que está hablando o haciendo una confesión termine contando su peor experiencia y explote en llanto. Jeff invierte mucho tiempo del curso en estas confesiones o "compartidas" y solo se siente satisfecho cuando el escenario se convierte en una imitación del programa de Moria Casán. A la vez, menosprecia cualquier tipo de experiencia pasada que podamos tener. Jeff las llama "creencias" y debemos abandonarlas para avanzar y destrabar nuestras vidas. Por supuesto, se llega al extremo en que la gente considera que nada de lo que aprendió en su vida sirve, y que debe empezar de nuevo con lo que Jeff enseña, con una vida "vivencial" y "expresada desde adentro". Con este mecanismo, rápidamente logran que cientos de personas desarmen su personalidad. "Si todo lo que aprendí en mi vida es malo, entonces tengo que hacer borrón y cuenta nueva", piensa la mayoría.

Uno de los últimos ejercicios es la ronda de abrazos. Todos de pie, uno frente al otro en rueda a lo largo del salón, la consigna es mirar a la persona de enfrente, y Jeff dice look, choose, vote, do it. Allí uno tiene que marcar con los dedos de la mano su votación, por ejemplo, cuatro dedos es darse un abrazo, tres es tocarse el hombro o darse la mano, dos es solo mirarse y uno es ignorarse. Cuando Jeff dice look, mirás a la persona que tenés enfrente; choose, elegís que querés hacer; vote, le mostrás tu voto al que tenés enfrente, con los dedos de la mano, y con do it hacés lo que votaste. Si tu voto y el de la persona que tenés enfrente no coinciden, terminan haciendo el menor de los dos. Por supuesto, todos terminan abrazándote y a medida que vas rotando terminás abrazando a casi treinta personas en un par de horas.

Al cabo de todo esto, todas tus emociones están a flor de piel, estás hipersensible. Y esto se potencia cuando aparecen en escena los graduados de GAP en lo que se llama vuelta olímpica. La emoción está al rojo vivo, y sobre todo cuando aparece la persona que te enroló, pero esto no termina ahí. Para el último día te dicen que podés invitar a quien quieras para que te vaya a recibir en tu graduación del Intro. Sobre el final, después de todos los golpes bajos, aparecen tus familiares. Entran y se ubican frente a vos, que estás con los ojos cerrados, mientras el salón está oscuro y suena de fondo "Sueña" de Luis Miguel. Jeff anuncia que se pueden abrir los ojos y estalla la emoción, todos llorando, en un salón colmado, mientras las luces continúan bajas y las letras de la canción te hacen lagrimear a más no poder. Todos se abrazan con todos, nadie recuerda los gritos de Jeff, nadie recuerda que fue guiado hasta lo peor de su ser. Después de haberla pasado tan mal, el sentimiento de euforia es tanto, que nos parece el día más feliz de la vida. El Intro llegó a su fin.


EIP, o cuidado con el seminarista

Una vez que te "graduaste" del Intro, recibirás presión extra para enrolarte en el EIP, podríamos decir, el encaje clave con tu relación con la empresa. La presión consiste en una entrevista con más graduados del GAP que (trabajando gratis y sin comisión alguna) te comentarán las bondades del 2º nivel y te alimentarán el sentimiento de culpa si no te enrolás. Pero la cosa no termina ahí; tus propios compañeros graduados van a ir a buscarte para seguir creciendo juntos en EIP, no dudarán en decirte que sos un fracaso si no lo hacés, o que tenes miedo de enfrentar tu vida así como el curso.

Y tal vez tengan razón, porque Jeff va a ser un lindo recuerdo cuando conozcas a Kike, el ex seminarista.

Kike se va encargar de que esa semana tu vida sea un parto y que puedas atravesar "lo que estaba entre vos y tu relación con los demás". Kike tiene la habilidad de saber cómo sos, con solo mirarte, que es algo así como la lectura en frío de los parapsicólogos. A Kike nadie se le puede resistir. Sus dotes histriónicas, el excelente manejo de la lectura en frío y sus días en un seminario católico: armas poderosas para todos los concursantes, quienes se arrodillarán quebrados a sus pies. Sin embargo hay algo que se rumorea entre todos los nuevos EIP: Kike no es tan duro como parece, tiene su costado sensible10, muy sensible.

Para empezar EIP deberemos pagar, por culpa de la devaluación, $1.050, tener una nueva entrevista con gente del staff para saber si estamos aptos o no para soportar el segundo nivel, y estar jugado al todo por el todo. EIP es el corazón de la maquinaria AW y de tu vida, por eso las reglas de participación se ajustan como un cinturón de castidad.

Los ejercicios de EIP llevarán a los concursantes a grados de estrés y de enajenación tales que muchos no estarán capacitados para seguir con el curso, y abandonarán al principio.

Al comenzar el curso escuchamos y vemos por todos lados el mensaje "esto no es el Intro", y nos aparejarán con un buddy ("compañero" o "amiguito", en inglés). Nos advierten que a nuestro buddy no debemos dejarlo ni a sol ni sombra ("cuidá a tu buddy" nos dicen), y que debemos sostenernos afectivamente para llegar al domingo, porque "si tu buddy se va, vos también te vas", y "si tu buddy llega tarde, vos también llegaste tarde". Constantemente nos dicen esto.

Después de 30 minutos de espera donde no pasa absolutamente nada, la primera aparición de Kike será muy escénica, inspirará temor, gritará y repetirá nuevamente "¡esto no es el Intro!", y "¿qué hiciste en la primera media hora de tu EIP?". Amenazará con expulsar en ese mismo momento a quien no preste atención (Continuará).

 

Federico Resnik 

 
 

157 comentarios Dejá tu comentario

  1. Federico Resnik, te hago un pregunta (sin defender ni culpar a nadie) ¿Vos hiciste los cursos o estás relatando solo lo que te contó el 0,1% de los que lo hicieron?

  2. La forma maliciosa en que está redactado este artículo me sorprende. Parece que ahora es malo que la gente quiera tener un crecimiento personal; parece que es malo abrazar a alguien o decirle que lo querés!! Es decir, vivimos tan pero tan mal que si uno es un hijo de puta sin escrúpulos es lo "normal", pero si queres evolucionar, demostrar tus sentimientos y, una vez que lo lograste, invitas a tus seres queridos a que lo hagan para que se sientan tan bien como vos te sentiste, es que "te lavaron la cabeza". Soy una persona grande, una profesional, con una buena vida, una buena familia y un excelente trabajo, sin embargo, sigo interesada en crecer y superarme. Los cursos del Creo Argentina me ayudaron un montón en eso y no dudo en recomendarlos a quien pueda. Mi evolución a partir de ellos fue maravillosa.

  3. Un familiar un curso en Pro CP llevada de los pelos por una amiga que esta muy comprometida. Me parecio muy raro que me dijera que no podia contar nada de lo que habia sido el curso. Hice coaching, y verdaderamente no hay secretos. Me parecio muy raro por eso investigue en INTERNET . gracias a las publicaciones, pude hacerle leer y se dio cuenta, en cierta medida, de la estafa que estos cursos significan. Tengo una gran indignacion por toda la gente que realmente necesita ayuda, y me gustaria que esta gente fuera presa. |Me pregunto si existe forma de hacerlos responsables por el fraude. Muchas gracias por el articulo

  4. es que realmente nos e si sea un fraude, pero que no se tenga en cuenta que no todas las personas son capaces de soprotar ese tipo de entrenamiento me parece peligroso. y estoy preocupado por mi amigo ue fue y ya hizo el primer curso. no quiero que se pierda su carisma, su escencia... si asi queres decirlo. entonces... porque no se aclara todo esto antes de iniciar el curso? porque no te cuentan que vas a recibir este tipo de situacion y que la persona decida si uiere ir o no? hoy dia no todos podemos pagar o no podemos ir. y manipular emociones es un tema delicado. no pongo en duda que este tipo de coaching funcione, solo que deberia ser revisado y controlado. porque, seamos sicneros, si realmente hay algo que pueda ayudarnos a crecer como personas, que nos llevaran al exito personal y vivieramos como nos mercemos, ya habrian otros grupos muchos mas grandes dedicados a eliminar este tipo de empresas, que solo generan libertad de pensamiento y el sistema economico se veria comprometido ya que no podria seguir lucrando con nosotros. es para pensarlo...

  5. AP, estoy cursando en ProCP y estás muy equivocado, lo entiendo porque no lo hiciste y no sabés cómo es. Y no es como describen acá en varios puntos fundamentales.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros