¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Así secuestra y mata Esteban Alvarado, el narco apuntado por el triple crimen de Rosario

0
El prestamista Lucio Maldonado fue ejecutado en noviembre de 2018. En este video exclusivo de TN se muestra el momento en el que fue secuestrado por la banda del rival de Los Monos.
El prestamista Lucio Maldonado fue ejecutado en noviembre de 2018. En este video exclusivo de TN se muestra el momento en el que fue secuestrado por la banda del rival de Los Monos.

El cuerpo de Lucio Maldonado apareció el 13 de noviembre de 2018 a la vera de la calle José María Rosa, en inmediaciones de boulevard Oroño y Avenida Circunvalación, a metros de City Center de Rosario. Había sido ejecutado dos días antes, luego de ser secuestrado por un grupo armado en la puerta de su casa, por orden de Esteban Lindor Alvarado, el narco al que también se vincula con el triple crimen de Ibarlucea.

 

En exclusivo, TN da a conocer los videos de cámaras de seguridad que registraron el secuestro del prestamista. Las imágenes muestran a Maldonado llegar a su casa ubicada sobre la calle Garibaldi al 608, en el barrio Tablada, luego de una reunión con amigos.

El hombre de 37 años desciende de su Chevrolet Cruze blanco y, cuando intenta abrir la puerta del domicilio, es sorprendido por una camioneta utilitaria Renault Kangoo, de la que se bajan cuatro hombres armados. Lo venían siguiendo.

Mientras los hombres reducen al prestamista y lo meten a la fuerza en la camioneta, uno de ellos se sube al Chevrolet. El primer vehículo sale, y en la esquina aparece en la escena un móvil policial que sigue al vehículo en el que se encuentra cautivo Maldonado.

 

Dónde estuvo secuestrado el prestamista

La investigación coordinada por los fiscales Matías Edery y Luis Schiapa Pietra logró determinar que los dos vehículos se dirigieron a una casa quinta emplazada en el paraje “Los Muchachos”, en el kilómetro 10 de la ruta A012, en la localidad de Piñero.

Los homicidas habían borrado el registro del GPS del auto de la víctima, pero no contaban con OnStar, una empresa subsidiaria de General Motors (la casa matriz de Chevrolet) que realiza el seguimiento satelital de vehículos y conservó los datos. A través de ese registro, se pudo conocer que los homicidas estuvieron 64 minutos detenidos en la casa quinta de Alvarado.

La propiedad estaba a nombre de los hijos de Alvarado y era un lugar de esparcimiento utilizado por los miembros más importantes de la banda. En ese mismo lugar, según el expediente, el sicario Mauricio Laferrara remató de cuatro disparos (dos en la zona lumbar y otros dos en la cabeza) al prestamista. Luego, arrojaron el cadáver en el lugar en el que lo encontraron.

Más tarde, cerca de las 3 de la madrugada, los captores volvieron con Chevrolet Cruze, escoltados por una Amarok blanca, a la casa del hombre asesinado. Estacionaron ambos vehículos y entraron a la vivienda, en la que estuvieron por media hora. Luego, se retiraron en la camioneta, mientras que el auto del prestamista quedó estacionado en el lugar.

 

“Con la mafia no se jode”: el mensaje sobre el cadáver de Lucio Maldonado

En la cartulina que los homicidas dejaron en el cuerpo de Maldonado, se podía leer un claro mensaje: “Con la mafia no se jode”. El prestamista todavía tenía atadas las manos con la soga con la que los captores lo habían sujetado. La ropa que vestía no era la misma que llevaba cuando fue secuestrado.

El momento en el que descartaron el cuerpo también quedó registrado por las cámaras en la Autopista Rosario-Buenos Aires: las imágenes muestran la Amarok, cerca de las 5 de la madrugada del 11 de noviembre, circulando por la colectora y detenerse en el punto en el que dos días más tarde encontrarían al prestamista.

Con diferentes maniobras, Alvarado intento desviar la investigación del crimen de Maldonado hacia su máximo rival, Ariel “Guille” Cantero, pero la apertura de su celular permitió acceder a 4500 audios de Telegram, en febrero de 2019, que desnudaron el plan.

 

Quién es Esteban Lindor Alvarado, el narco que asoma detrás del triple crimen de Ibarlucea

Esteban Lindor Alvarado, de 43 años, es el principal competidor de Ariel “Guille” Cantero, líder de Los Monos.

Es el jefe de una organización narco que operaba, al menos, desde el 2012 y que contó con cobertura policial: como miembros de su banda, detuvieron al exjefe de Drogas Peligrosas de Rosario, Gustavo Spoletti y a Luis Quevertoque, el comisario que lideró la investigación contra la banda liderada por el clan Cantero.

Además, Alvarado se caracteriza por atentar contra los miembros de su propia banda que cometieron el error de traicionarlos. Cuando ordenó el crimen de Lucio Maldonado, cumplía libertad condicional putlior el robo de autos en Buenos Aires. Estuvo prófugo algunos meses hasta que fue capturado en Córdoba.

El 21 de febrero comenzará el grupo criminal que lideraba comenzará a ser juzgado por el homicidio de Lucio Maldonado, una serie de atentados contra edificios del Poder Judicial, la casa de una funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que lo investigaba; un triple crimen en Granadero Baigorria cometido en abril de 2018 y otros dos homicidios.

Para Edery y Schiappa Pietra, Alvarado ejerció el liderazgo “de todo un entramado de empresas y relaciones comerciales y humanas, lícitas, ilícitas y en muchos casos verdaderas empresas criminales”.

También lo juzgarán por asociación ilícita.

En la Justicia federal, está en etapa de juicio por narcotráfico y debe ser indagado por lavado de dinero. Está preso en el penal de Marcos Paz, donde fue trasladado tras la fuga de ocho internos, tras el ataque a la cárcel de Piñero.

En septiembre de 2021, el nombre de Alvarado volvió a sonar por el crimen de Carlos Argüelles, su exmano derecha y testigo clave en la megacausa en su contra.

Ahora, su intervención es una de las hipótesis detrás del homicidio de Maximiliano “Cerebro” Giménez, su pareja Erica Romero y su pequeña hija de un año, Elena. Creen que Alvarado podría haber ordenado el crimen tras la pérdida de un cargamento de marihuana en noviembre pasado.

En ese entonces, cinco panes de marihuana habían sido encontrados a la vera del río, pero no tendrían relación con el caso. Se rumorea que Gimenez nunca perdió el cargamento, sino que trató de engañar a Alvarado.

 

El triple crimen de Ibarlucea, tras la boda narco

El 29 de enero fueron asesinados, en una emboscada, Maximiliano “Cerebro” Giménez, su pareja Érica Romero y su hija Elena cuando salían de la boda de Brisa Leguizamón y Esteban “Pinky” Rocha a bordo de un Audi TT, cerca de las 4 de la madrugada. Los sicarios se movilizaban en una Amarok blanca.

La fiesta del casamiento se desarrolló en el salón de eventos Campos de Ibarlucea, a 10 kilómetros de Rosario. La novia, con prisión domiciliaria, no tenía autorización para casarse. La acusan de pertenecer a la banda de Olga “La Tata” Medina. Su flamante esposo, excarcelado, también está procesado en la misma causa. Ambos continúan prófugos.

Para investigar el triple crimen, se conformó un equipo de fiscales comandado por Luis Schiappa Pietra e integrado por Gastón Ávila, Matías Edery y José Luis Caterina.

 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok
Cómo funciona el servicio de RSS en Tribuna

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme