¡Recién Publicado!
cerrar [X]

SEPARAR LA SOJA DEL TRIGO

0
2138
INTERESANTE CARTA ABIERTA
INTERESANTE CARTA ABIERTA

SEPARAR LA SOJA DEL TRIGO

    Me parece nefasto el tratamiento que se le da en la sociedad y en grandes cúpulas de dirigentes en este país respecto al llamado conflicto “del campo”. Este gobierno no es ni la revolución socialista, ni es ajeno a tener errores, como tampoco han faltado casos de corrupción. Pero si estamos discutiendo la necesidad de tener un país en serio, tengámoslo en serio. El Estado es el garante –y no lo cuestionan tampoco quienes hoy en día se manifiestan- de velar por el interés general por sobre el particular.
    Aquellos que se manifiestan en las rutas lo hacen por no querer pagar un impuesto al que consideran abusivo. Cortan la circulación, impiden el normal funcionamiento del país, y llevan a otros sectores de la cadena productiva a cesar sus actividades. Pero repito, lo hacen porque creen estar siendo expropiados. Quienes los siguen, repiqueteando las cacerolas y otros elementos de cocina, creen o creen creer por qué lo hacen, pero verdaderamente lo hacen por un “sentido común” que se arrogan en “representación de la verdad”.
    Los cortes totales, la falta de normal abastecimiento, pone en jaque la vida misma del país. Un país capaz de producir alimentos para el mundo, que sin embargo no pudo hasta el día de hoy hacer que los alimentos sean soberanamente del pueblo argentino. A partir de esto, me acordaba de un fenómeno nuevo de hace más de una década llamado Cutral-Co. Personas que por la racionalidad económica neoliberal, fueron vanguardia cortando una ruta, desesperados, sin tener absolutamente nada. Con los años, esos fogoneros que luego comenzaron a llamarse piqueteros, hicieron masivo un método de protesta, pero el normal abastecimiento de un país anestesiado ante el vaciamiento imperante, continuó funcionando. La diferencia con la actual protesta es notable, no sólo porque quienes se quejan hoy no están realmente en una situación desesperada, sino porque además aquellos eran piqueteros, “negritos”, frente a los “buenos ciudadanos” que no podían desarrollar sus tareas cotidianas, y su derecho a la libre circulación. Sin embargo, esta protesta es legítima. Pregunto entonces si alguno de los que corta la ruta en estos cien días de vorágine ha levantado la voz en nombre de ellos, los pobres a los que las Fuerzas de Seguridad no les tuvieron compasión, y que con libre circulación de tránsito y de dinero, tampoco les llegaba la comida a su hogar.
    La protesta actual no deja lugar a segundas opciones, la libertad de elegir, pues es una imposición de un sector, que no deja libre albedrío al resto de los ciudadanos: si ellos paran, “el país se debe parar”. Los “ciudadanos, o productores”, obligan al resto, mientras que los “piqueteros”, o sea los pobres, dejaban generalmente un carril entorpeciendo pero no deteniendo la libertad de circular. ¿Será que hay grupos interesados detrás de todo esto? ¿Por qué nadie hacía publicidad de la lucha piquetera?
    Bienvenido entonces sea este conflicto, para poner sobre la mesa dos temas importantes a discutir, y separar la soja del trigo: Que el gobierno se vea impulsado por la presión “popular” a redistribuir realmente la riqueza socialmente generada, y que se haga pública no sólo la cuestión del campo, sino la cuestión del resto de los recursos que posee nuestro país, y se discuta el problema energético en general como nuestro petróleo y gas, nuestros recursos mineros y marítimos, para poder hacer por fin una Argentina de cara al futuro.
    ¿Para qué producir millones si no llegan a todos? En esta disyuntiva, el gobierno perderá legitimidad de poder si vuelve atrás, ya que quedaría demostrado que este sector es capaz de representar a la sociedad. En cambio ¿qué pasaría si el gobierno comenzara a hacer anuncios de reformas estructurales? Recibiría el apoyo de quienes están siendo silenciados en este momento.

 

Daniel Blinder

COMPARTIR
Artículo Previo UNA NUEVA ZONCERA
Artículo Siguiente ¿LA ARGENTINA QUE SOÑARON NUESTROS ABUELOS?
Armin Vans
 

0 comentarios Dejá tu comentario

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram
Tik-Tok

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme