10/01/2013 | Investigacion


Darín: entre el intelectual artista y la paja

CONFRONTANDO POSICIONES

Darín: entre el intelectual artista y la paja

“No puede ser, tanta mala leche”, dije por fin cuando conseguí, después de varios minutos de furiosa incredulidad, aceptar que lo que ocurría estaba, nomás, ocurriendo”Eduardo Sacheri. “La pregunta de sus ojos” (novela llevada al cine como “El secreto de sus ojos”) 1

Como manifiesta el multifacético Gustavo Contarelli en su impecable crítica al film “El secreto de sus ojos” “en esta (…) obra, se instaura mediante un revisionismo histórico, la búsqueda de la verdad por parte de los protagónicos, como usina generadora de múltiples relatos. La no conformidad, el meterse hasta la manos, y la solución positiva a la problemática jugada, imprimen de vértigo a la historia”. 2

Sin pensarlo, el especialista de Tribuna de Periodistas rompe el espacio-tiempo histórico y aporta una valiosa metalectura al imaginario social actual. Su enunciado es vívido y puede provocar diversas lecturas para repensar varios tópicos que se articulan con el uso de los lenguajes que pululan por los medios de comunicación.

Como fijan un grupo de investigadores al referirse a la representación del mundo en los medios: “las formas gramaticales, el léxico disponible, las clasificaciones de género, los recursos para indicar tiempo, espacio o distancia ya muestran una concepción del mundo. Por eso es que pueden y deben ser criticados. Dada esta realidad, el uso que se hace de las formas lingüísticas en los medios-diseño, diagramación, redacción, intervención, reportajes- tampoco puede ser neutral (…) debemos analizar y controlar qué representaciones particulares de las diferentes situaciones sociales construyen los medios dentro de esa concepción del mundo, qué seleccionan, qué omiten, qué actores e instituciones eligen”. 3

A lo que agregan que los medios de comunicación “cumplen la función de comunicar. Pero además (…) construyen, ante todo, un espectáculo. Forman parte de una gran industria cultural (…) que produce mercancías para ser consumidas durante el llamado ‘tiempo libre’”. 4

Sumado a esto, el gran periodista y escritor Ryszard Kapuscinski destaca que “la información es un gran negocio” y “un instrumento de lucha política”. 5 Además, “una vez que hemos creado la información-espectáculo, podemos vender esta información en cualquier parte. Cuanto más espectacular es la información, más dinero podemos ganar con ella”. 6

Cabe destacar que estas premisas valen para todos los medios de comunicación, estén a favor o en contra del gobierno de turno.
La “cuestión Darín” se inicia en la portada de la revista “Brando”( de “La Nación”), nro. 83, de enero de 2013, que reproduce el rostro del actor con gesto adusto y dos textos relacionados con/contra la política. A saber: Y vos ¿de qué lado estás? De ninguno dice. Harto de las batallas del poder, el actor se rebela contra el griterío de la política”. Y anexa una cita textual del actor “Escuchar solo a los que piensan como nosotros es como hacerte la paja”.

 

El copete de la entrevista transparenta la intencionalidad del medio: “Eran agitados esos días de diciembre del encuentro con Ricardo Darín. El 7D, como una suerte de Y2K -¿se acuerdan del colapso del mundo por el cambio de milenio?-, estaba a la vuelta de la esquina. Nadie sabía demasiado qué consecuencias traería para el hombre común ese día, esa ley, ese cambio, pero la presencia omnímoda de esa fecha les daba a aquellas horas frenéticas un hálito de inminencia inquietante. En ese panorama, posterior al cacerolazo del 28N, Darín se paraba como quien quiere observar y opinar sobre dos ejércitos gritones que van a estrellarse de frente”. 7 [la negrita corresponde al original]

Todas las preguntas apuntan al Gobierno. Darín parece que no quiere o no puede escapar. Más bien: no quiere. Se lo nota verosímil, cómodo.
Un día después, “Clarín” reconstruye la entrevista de “Brando” y selecciona desde la titulación los fragmentos coincidentes con su línea editorial:

Darín: “Que alguien me explique el crecimiento patrimonial de los Kirchner8 y —por causalidad— omite un interesante fragmento de la nota original: “A mediados de 2012, Darín fue como invitado al programa televisivo TVR. El espacio, alineado con el Gobierno y cuya temática es la televisión misma, presentó un informe en el que el periodista Jorge Lanata era demonizado, caricaturizado y demás. Sereno y poco complaciente, cuando a Darín le tocó intervenir, dejó bien en claro que lo que había en el aire era una suerte de batalla entre dos grupos de poder (Gobierno y Clarín) y que parecía que todos querían empujarnos a que nos alineáramos con algún sector. 9 (la negrita corresponde al original)

Lamentablemente, ambos conductores, Pablo Rago y Gabriel Schultz, no aprovechan la oportunidad de tener al galán en piso y optan por el silencio, que es otra forma de comunicar…

De la misma manera, al “gran diario” se le pierde en el “copio-pego selectivo”, la opinión del astro sobre la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, acerca de la cual observa: “ Yo creo que está bien que haya una ley de medios, yo creo que está bien que no haya un pulpo que se quede con todo. Lo que no comparto tanto es que esté todo direccionado a combatir un aspecto nada más y no se considere el resto del panorama. O que se esté beneficiando a otro sector para convertirlo en el sustituto del monopolio que vos querés combatir. Lo que no me gusta es la demonización, la caza de brujas”. 10

Está claro que “los propietarios y directivos de los medios son personas y (…) tienen una concepción del mundo (…) de todos los hechos, seleccionarán aquellos que consideren apropiados para informar y construir sus mensajes. Los redactores, guionistas, tituladores, etc, también seleccionarán de acuerdo con su concepción del mundo y la que le indiquen o corrijan sus jefes. Las empresas y las personas tienen, además, intereses sectoriales y particulares que pueden defender y/o querer difundir, que condicionan a su vez la concepción que poseen del mundo. En la Argentina se ha producido en los últimos años una importante concentración en la propiedad de los medios (…) esto implica una menos cantidad de emisores y (…) menos concepciones del mundo en circulación, menos posibilidades de selecciones diferentes”. 11

Como paradigma de lo señalado supra basta recordar una vieja “entrevista exclusiva” de “Brando”, número 22, de julio de 2007 al actor de “El hijo de la novia”, que se visibiliza como: “Talento, honestidad, seducción, el hombre admirado por todos”. Allí está Contarelli con el “revisionismo histórico”, “la búsqueda de la verdad” y “el vértigo a la historia”.

Además, agrega “Brando” es “El director, el callejero, el seductor, el hombre sensible, el que llegó a Cannes: una vuelta completa por la vida del gran actor argentino. 12

Sólo que, por esos tiempos, la agenda temática de la entrevista no incluye la contrapolítica. Favor de leer bien. No se insinúa “politiK”.

Es indudable: busca “la verdad” que a él le preocupa. Sectoriza esa verdad, la atomiza en los Kirchner, así como algún otro medio también la fracciona y la convierte en “su verdad”, como puede ser publicar sólo los frecuentes desaciertos del macrismo, frecuentes en “Página 12”/”Tiempo Argentino” y cuasi inexistentes en “Clarín”/ “La Nación”.

Es probable que algunos de los familiares de los delegados de la Comisión Interna de “Clarín” aprueben que Darín cuestione el atraso en los pagos de los sueldos de diciembre de 2012. También, puede que la periodista Marcela Pacheco se sienta mal porque el actor no expone su traumática salida de la TV Pública. Se entiende que desconoce ambos tópicos.

De cualquier manera, Darín, como todo habitante de la Nación, merece saber la verdad, así como gozar de varios derechos, entre ellos: peticionar a las autoridades, publicar sus ideas por la prensa sin censura previa, enseñar y aprender.

Es obvio que el medio elegido para enunciarlo no es inocente, ni transparente. Es tan subjetivo como el diario “Clarín”, que lo resignifica al extrapolarlo de su contexto prístino. Es tan subjetivo como las audiencias de los diversos medios. Y tan subjetivo como este comunicador que escribe en Tribuna de Periodistas desde el 13 de diciembre de 2003 e investiga “el poder oculto” de “Clarín” desde el 13 de noviembre de 2007.

Por supuesto que realizar un análisis crítico del discurso sería difícil y tedioso. Simplemente, se puede rescatar como paradigmática la manera en la que el protagonista de “Tesis sobre un homicidio cae, sin quererlo tal vez, en el discurso dominante al mencionar en la entrevista la existencia de culturas más civilizadas” y que “desde afuera se ve que estamos en el fondo del mar”. Sin embargo, plantea cuestiones interesantes que no son retomadas por los ofendidos.

El ser humano está sumergido en un universo simbólico bañado por el saber cultural. Las inquietudes del otrora muy joven actor de “La fiesta de todos”, como sostiene Contarelli “instaura[n]” una “usina generadora de múltiples relatos”. Y vaya que los genera.

A lo que también se puede coincidir con el crítico de Tribuna que el protagonista se mete “hasta las manos”. Ni qué hablar del “vértigo” que imprime a la historia, entendiendo a esta como un pasado-actual articulado y sin fin. Por ello, hay quienes quieren desaforadamente que se olvide el pasado. La historia es aquí y ahora, pero con el peso pretérito.
Tal vez, resulte interesante resaltar que en este mundo histórico-sociocultural irrumpen nuevos tipos de intelectuales. En el caso del actor principal de “La Luz de tus ojos” (SIC “Clarín”) se devela como intelectual artista, en donde “su legitimidad provienen del campo artístico, y sus principios de legitimación y de apreciación del mundo funcionan sobre la base del ideal romántico y carismático del talento individual”. 13

Su decir vale por lo que dice y cómo lo dice, pero también por la importancia de su imagen en los medios de comunicación. Como sujeto portador de las creencias de su engrupo, como nuevo intelectual, como imago-logo centrista, acumula poder a través del entramado de la sociedad en los mass media. Así, según el sociólogo Marcelo Urresti y otros estudiosos, esta forma de representación se la reconoce como videopolítica. Los medios masivos saben de su poder de llegada y no pierden oportunidad de intentar pegar primero y en reiteradas oportunidades. Ya sean hegemónicos o contra-hegemónicos, pugnan por validar su discurso. Al decir del filósofo francés Michel Foucault, los polos del poder y de la resistencia no son estancos, laten y se enfrentan.

Por buena fortuna, la “videopolítica tiende a desarrollarse con toda su fuerza allí donde los sistemas democráticos renuevan elecciones periódicamente, situaciones altamente propicias para recurrir a los medios masivos de comunicación”. 14

Para finalizar, parafraseando a Contarelli, con quién se inicia este análisis, se concluye que “merece destacarse el protagónico de Ricardo Darín, que ya es tradición y también es superador” 15 o concordar con el actor y “hacerte la paja”.

 

Néstor Genta

Citas bibliográficas y reconocimiento a los autores:

1. Sacheri Eduardo. La pregunta de sus ojos. Galerna. 2005. Buenos Aires.p. 198.

2. Contarelli Gustavo. Crítica cinematográfica.

3. AA.VV. La caja de Pandora. La representación del mundo en los medios. La Crujía Ediciones. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 2008.p. 9.

4. Ibid. p.11.

5. Kapuscinski Ryszard. Los cínicos no sirven para este oficio. Sobre el buen periodismo. Editorial Anagrama. Barcelona. 2002. P.35.

6. Ibid. p.36.

7. Perantuono Pablo. Ricardo Darín: "Somos un país niño"

8. S/A. Darín: “Que alguien me explique el crecimiento patrimonial de los Kirchner”.

9. y 10. Op. Cit. Perantuono Pablo.

11. Op.Cit, AA.VV.La caja de Pandora. La representación del mundo en los medios. p.15.

12 . Perantuono Pablo y De Pineda Iván. Entrevista a Ricardo Darin.

13. Algasi Roberto y Vanoli Hernán. El descentramiento de los intelectuales. En Las tramas del presente, desde la perspectiva de la sociología de la cultura. Editorial Biblos. Buenos Aires. 2011.P. 64.

14. Urresti Marcelo. Transformaciones de la dominación. En las tramas del presente, desde la perspectiva de la sociología de la cultura. Editorial Biblos. Buenos Aires. 2011. p.41.
15. Op.Cit. Contarelli Gustavo

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo


10 de Enero de 2013

Un ártículo medio espeso , y da dispepsia leerlo.

Dax
10 de Enero de 2013

Llegué al segundo párrafo y me dormí. ¿Me lo podés pasar en limpio, resumido?

Gustavo Contarelli
12 de Enero de 2013

Brillante análisis Néstor!!!

Hacen falta más profesionales de la comunicación como vos, que hagan tan acertada exégesis del lenguaje. No sólo una semiología de los discursos sino de la imagen al mismo tiempo y vincularla a los otros dispositivos (gestos, silencios, imagen, discurso, etc).

Me quedo con tu pensamiento; "Su decir vale por lo que dice y cómo lo dice, pero también por la importancia de su imagen en los medios de comunicación"

abrazo querido amigo y colega

Gustavo Contarelli
pensamientocritico@hotmail.com

 

Seguinos también en