05/04/2014 | Carta de Lectores


¿Debe haber justicia por mano propia?

DE LINCHAMIENTOS Y OTRAS YERBAS

¿Debe haber justicia por mano propia?

La justicia por mano propia no debe ocurrir, porque no es justicia. Pero cuando vemos, leemos o escuchamos, que los delincuentes roban, matan gente anciana, mujeres y niños para robar, o mutilan a las víctimas, que entran y sales de prisión como de un hotel, o que se fugan con la complicidad de sus guardias, solo para mencionar algunos casos, sobreviene primero la ira, luego la frustración, y como consecuencia, la espontánea reacción de linchamiento, que se produce en distintos lugares, casi simultáneamente, cuando logran prender un delincuente, lo que debe ser interpretado como un problema que puede agravarse. Basta leer y entender los comentarios en las redes sociales. Sra presidente, hasta aquí, nunca se le escuchó hablar del problema de la inseguridad, salvo cuando dijo que era una sensación. Ahora da la impresión que Ud. justifica el accionar de los delincuentes, porque ellos sienten que su vida no vale 2 pesos.

¿Esto es también defensa de los delincuentes? ¿No será que el pueblo se cansó, que como resultado general, los delincuentes entran y salen de prisión, como si hubiera una puerta giratoria? Señora presidente, el gobierno debe defender a los hombres y mujeres decentes, que trabajan y producen y pagan sus impuestos, lo que permite entre otras cosas, la existencia de su cargo y del resto de los funcionarios, que parecen mirar para otro lado, o no hacen nada para no contradecirla.

Y será mejor, que comience a preocuparse, una cosa es la venganza individual que puede tomar una persona, y otra el linchamiento lizo y llano, cuando el pueblo logra sorprender a un delincuente ipso facto.

El ajusticiamiento se produce, por el cansancio de la gente, que no ve a las autoridades hacer lo conveniente para detener y procesar a quienes parecen tener patente de corso para delinquir.

El linchamiento ha llegado para quedarse en nuestra sociedad, hasta tanto su gobierno tome las medidas necesarias, para sacar de circulación a los delincuentes. Hay que tomar medidas de cortísimo plazo, ahora ya, este es un principio de incendio, que puede ser controlado. Si se convierte en una hoguera, el fuego puede quemar hasta los cimientos.

 Las preocupaciones por reinsertar a los delincuentes dentro de la sociedad, deberá postergarlas hasta tanto, vuelva a regir la ley, que se entiende por ello, cuando la población goza de libertad para circular, reunirse y vivir sin estar enjaulados por el temor a ser asaltados, violados o muertos. Cuando los jueces, tengan en claro, que primero está la vida de los ciudadanos, que las penas deben ser ejemplarizadoras, y que no pueden dejar en libertad, hasta que se substancie la causa, a cualquier delincuente que comete un delito con armas.

Preocúpese, y envíe un proyecto de ley declarando en emergencia al país por la ola de inseguridad que nos aqueja. Queme en una hoguera en plena plaza de mayo, el proyecto de Zaffaroni, y que De Vido se ponga a trabajar, hay que construir más cárceles, preparar personal para esas cárceles, hacer una profunda investigación en toda la fuerza, policial y guardia cárceles, y meter presos a todos los malos agentes. Tiene que cambiar la ley, los reincidentes no pueden volver a la calle, cualquiera sea el grado de peligrosidad, deben ser condenados y cumplir las condenas a cabalidad, los menores delincuentes incluidos, porque la ira popular, no pide documentos de identidad a los delincuentes en el momento de apresarlos, ni les pregunta cuantos años tienen. El segundo paso del pueblo, puede ser, formar brigadas armadas para vigilar los barrios, con los desbordes que esto puede ocasionar. La vida y los bienes de los ciudadanos, son el primer deber de un gobernante, y el terminar con los delincuentes, significa todos los delincuentes, también los de guante blanco, y muy especialmente los funcionarios que aprovechan su posición para delinquir.

Si esto parece imposible, con más razón insisto. Entonces el problema es mucho más grave de lo que aparenta. Únicamente, la más severa condena, desde su posición de primera mandataria, y la decisión política de parar la matanza de gente inocente, puede tranquilizar al pueblo, y si no está dispuesta o carece de la fuerza necesaria, renuncie y deje el lugar a otro, que quiera hacerlo.

 

Braulio Antonio Quevedo
DNI 4.871.150

Compartí este artículo

Artículos relacionados:

Comentarios: RSS de este artículo

BASTAAAA
05 de Abril de 2014

SALGAMOS EL PUEBLO A LAS CALLES Y RECLAMAR A CRISTINA Y SU MAFIA QUE NO EXISTE EN ARGENTINA DISNEILANDIA.QUE LA NACION SE HAGA CARGO.
BASTA DE MENTIRAS.

A LAS CALLES CON RECLAMO EN PAZ

NESTOR
05 de Abril de 2014

TOTALMENTE DE ACUERDO BRAULIO!!!

NO DEBE HABER JUSTICIA POR MANO PROPIA.......EN UN PAIS CIVILIZADO Y CON GOBIERNO DECENTE.

AQUI,DONDE LA JUSTICIA EXISTE SOLO PARA DEFENDER Y EXONERAR A UNA CATERVA DE CORRUPTOS,ASESINOS Y LADRONES.....ARTICULO 21 DE LA CONSTITUCION

QUE ES NI MAS NI MENOS QUE LA JUSTICIA POR MANO PROPIA DEL PUEBLO.

YO SOY VIEJO,POR TU DOCUMENTO PARECE QUE VOS TAMBIEN....¿TE ACORDAS DE LA TUERCA ,EL SKETCH DEL BANCO CON LOS JUBILADOS?"

....LLAMAMO A LA POLICIA LLAMAMO.....SI NO VIENE LE DAMO CON EL FIERRO"....Y POR LAS DUDAS ANTES QUE SE SCAPE TAMBIEN LE DAMO"

Indomitus
05 de Abril de 2014

Los chorros (desde el chorizo hasta la presidente) solo entienden un idioma.

Esto va a tener un solo desenlace. Y en buena hora.

Se viene la hora del basta. Ya se esta poniendo tibio el caldo.

Adri de Mardel
06 de Abril de 2014

Uno puede tener un reflejo de auto defensa ante un hecho delictivo, o ante la agresión a un ser querido, pero nunca convalidar los linchamientos. Se supone que somos civilizados y esperamos que la justicia de los hombres sea eficiente.
El problema no es la pobreza, el problema es la impunidad, y ante esto se produce una reacción de la sociedad por miedo, por tener un gobierno inoperante que justifica el delito.

NESTOR: El problema es que no tenemos un gobierno decente.
Nací en Rosario, recuerdo en las noches de verano jugar con mis amigos en la calle hasta la madrugada, y eran los años de la dictadura.
hoy esos mismos amigos, que siguen viviendo allí, me cuentan que están encerrados en sus casas, con sus hijos sin jugar como nosotros, con miedo y enrejados.
Nuestra vida es cada vez peor, en la década "de mayor inclusión" el delito aumentó y nuestra vida se ha transformado en una pesadilla.

carancho
06 de Abril de 2014

Sencillamente, la gente se hartó de la chorrocracia imperante.
Creo que el 1er aviso fue diciembre en Córdoba y Tucumán, cuando las hordas subhumanas salieron a saquear y robar. La gente se defendió, se unió y vio que pudo con los delincuentes.
De mi parte, tengo claro que el chorro se ingresa a mi propiedad come plomo. Y que el juez de la corte sodomita y cafiolo se desgarre las vestiduras.

Curly
06 de Abril de 2014

A MI ME PARECE QUE ESTA "PREOCUPACION" DE TANTO DIRIGENTES, SE DEBE QUE VEN LA POSIBILIDAD QUE EN ALGUN MOMENTO LES TOQUE A ELLOS SUFRIR EL ESCARNIO DE LA GENTE.

MUCHOS MUERTOS HA DEJADO ESTE GOBIERNO, MUCHOS MUERTOS.

Y HAY QUE PAGARLOS. POR SUERTE LA GENTE HA DESPERTADO, LA VERDAD ES QUE NO CREI QUE FUERA POSIBLE, PORQUE VEO QUE LA MAYORIA AGUANTA Y AGUANTA.

NO HAY QUE DEJAR QUE ESTOS ASESINOS DE GUANTE BLANCO TERMINEN Y SE VAYAN A DISFRUTAR DE SUS FORTUNAS MAL HABIDAS Y MANCHADAS CON SANGRE DE MUCHOS ARGENTINOS QUE COMETIERON EL ERROR DE CONFIAR EN ESTA GENTUZA.

NATASHA
07 de Abril de 2014

Unidos venceremos a estos delincuentes sobreprotegidos por el gobierno:Basta!!!ojo por ojo. !muerte a estos criminales!o los matamos o nos matan!!

Guillerdi
07 de Abril de 2014

Estos linchamientos no son tales, son solo palizas.
Están mal, pero es lo único que tenemos.

 

Seguinos también en