20/05/2017 | Cartelera


La puta de arriba

UN DESENCUENTRO AMOROSO DE VECINOS

La puta de arriba

Ficha Técnica / Artística:

Título  original: La Puta de Arriba.

Dramaturgia: Maxi Escalante – Dirección: Sergio Lombardo. 

Reparto: Gia Bellotti (La Cindy), Noelia Mellea (Sheila) y Maxi Escalante (Franklin). Género: Comedia.

Voz Over: Sergio Lombardo, Hernán Darío Statuto.

Producción General: Iván Leiva. – Arte y Escenografía: Sebastián Varela.

Vestuario: Diego Spiridione. Diseño gráfico: Nicolás Blum.

Fotografía: Pablo Schroder  – Coreografía: Gia Bellotti.

Prensa y RR.PP.: Alfredo Monserrat / www.alfredomonserrat.com.ar

Sala: Sala Colette, Paseo La Plaza,  Av. Corrientes 1660 / CABA.

Tel: 6320-5346   Día y horario: sábados: 21.30 hs.  

Costo localidades: $ 180 País: Argentina – Año: 2017 Duración: 75 min.  Fecha de estreno: 06-05-2017.

ElTeatro Off” es un circuito alternativo en pleno crecimiento en la cartelera porteña. Estas propuestas de creadores independientes con distintos formatos, y en muchas ocasiones con dramaturgia de actores del mismo elenco. Con escenoplástica rudimentaria y modesta producción, pero de amplia llegada popular. Este es el caso de “La Puta de Arribaen su segunda temporada con autoría de Maxi Escalante, también protagónico de la pieza.

Argumento. La Cindy (Gia Bellotti), es una joven mujer de dudosa moral: una oportunista que no da puntada sin hilo para sacar provecho. “No hay nada en esta casa”, se queja; histeriquea a Franklin (Maxi Escalante), su vecino y amigo para tener información de su “novio”, que la engaña con la vecina de su amigo.  La Cindy se aprovecha de la bondad de Franklin, y una noche de ocio se convertirá en un auténtico delirio de ocurrencias y situaciones disparatadas. Es una historia de un mal entendido, no todo es lo que parece ser.  Gia Bellotti, Noelia Mellea y Maxi Escalante, nos proponen una intimista comedia de situación, con pinceladas surrealistas. No es poco.

El autor de “Las Chicas Cocodrilo” (2015), presenta la segunda temporada de la obra. Dueño de una prosa llana y explosiva, en un sólo montaje y un “acto-secuencia” (sin elipsis) tensiona y tracciona el triángulo amoroso. Son tres actores en escena y una voz  over que siembra sospecha y dramaturgia. El lenguaje teatral es difuso y de confronto: mediadores como las nuevas tecnologías de la información (guiño a celulares y redes sociales). Con Franklin, un personaje hipocondríaco; que coquetea con su indefinición sexual; aparecen citas de farmacología (“Amoxicilina”) y un completísimo botiquín y  su trastorno de déficit de atención. Tal es su perfil psicológico.

En una historia minimalista de equívocos, todo juega, se potencia y articula: es el caso de los objetos en escena (el “Atrezzo”). Ante una atmósfera de pobreza franciscana, el plan narrativo asocia los objetos y los anima: un maniquí  usado como fetiche la mesa ratona, un par de  teléfonos celulares, las pelucas, no mucho más,  adquieren importancia en la retórica de autor. Los dos personajes centrales (los vecinos), se definen por opuestos, se sacan chispas.  Ahí yace el interés del público.

El demérito del texto es el rol del tercer actor: Sheila (Noelia Mellea). Que si bien cumple con creces la tarea guionada, su dimensión en la trama no  cierra, no condensa, agregando dispersión a la comedia. Un error en la dramaturgia del autor. No obstante, hay un exitoso trabajo del “Régisseur” en el tránsito de salida o entrada a escena, asegurando la calidad del producto teatral.  Sheila, pasa de ser la “villana”, a una dulce cosmetóloga y tarotista. La historia se diluye y entra en una encrucijada que la eclipsa.

En el rapport de la obra, los tres actores cumplen con suficiencia la representación. Inclsuso hasta un acertado  ensayo de un musical, más un corrrecto juego de luces dan el plano fusión.  Luego decae el ritmo, y por consiguiente la dinámica grupal. Con todo, el personaje que se pone al hombro la comedia es sin dudas el protagónico de “La Cindy”, Gia Bellotti.  Por su ubicación y explotación del espacio escénico;  el uso de las emociones; la composición del personaje; el poder de repentización, su rol de actor trasciende y condensa el éxito de su teatro. El juego de representar lo lleva en su epidermis.

Cae el telón de la obra, y la cancelación abierto del relato impregna el escenario. Es el público que visualiza la suerte de “La Puta de Arriba”. El «rendezvous» de baja intensidad suma al desconcierto.  Punto final para una comedia dislocada, disparatada y digna, sobre las relaciones interpersonales en un desencuentro amoroso de vecinos.  ElTeatro Off” como disparador de ideas en el asedio de la posmodernidad.

 

La prosa  llana  y surrealista de Maxi Escalante, en una comedia de enredos sensible y digna.

                                                                                                      
Gustavo Contarelli

Puntaje de la obra de teatro: 3 Tribunas

Puntaje actor protagónico: Gia Bellotti (La Cindy) 5 Tribunas ¡Excelente!

Referencias:

5 Tribunas: excelente /imperdible

4 Tribunas: muy buena

3 Tribunas: correcta / buena

2 Tribunas: regular

1 Tribunas: mala /pésima

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

Santiago Fenles
21 de Mayo de 2017

El Teatro OFF en Estados Unidos es muy preciado. De ahí surgen los aclamados actores del futuro. Sirve como escuela formativa.

 

Seguinos también en