04/07/2017 | Economia


Las "mafias" de la economía juegan en la campaña

JUICIOS LABORALES Y OTRAS YERBAS

Las

El Gobierno confía haber iniciado una ofensiva final sobre la "industria del juicio" en materia laboral, aunque el principal escollo le surgió en un distrito imprevisto, la provincia de Buenos Aires, donde María Eugenia Vidal tiene dificultades para lograr que la Legislatura acompañe la ley nacional de Riesgos del Trabajo.

Mientras a nivel país el aumento de juicios en mayo fue del 20%, en la provincia de Buenos Aires se situó en el 104%.

La razón: como la provincia no adhirió a los cambios a la ley que buscan ponerle freno al negocio de los juicios laborales, esa modalidad se concentró en esa gigantesca geografía que alberga buena parte de las pymes del país, sobre todo en el sur y el oeste del conurbano.

Por eso, la UIA se sumó al gobierno y reclamó a las provincias adherir a la nueva ley, no sin antes advertir que la litigiosidad excesiva "atenta" contra el empleo y "condiciona la supervivencia de muchas pymes".

La central fabril señaló la "necesidad de que los poderes provinciales avancen en el ordenamiento del sistema de riesgos del trabajo" y pidió que adhieran a la nueva norma, la 27.348, para cumplimentar el orden procesal federal vigente".

Este escenario confirmó que la política ya no es el único tablero donde las "mafias" son señaladas desde el gobierno de Cambiemos, que carga contra la feria La Salada, el narcotráfico y los intentos de instaurar Estados paralelos, con suerte dispar.

El acento discursivo del presidente Mauricio Macri en los últimos días —con teleprompter recién estrenado— demostró hasta dónde llega la preocupación de la Rosada por la problemática que representa para las pymes el acecho de estudios jurídicos que desde hace décadas se dedican a hacer negocios con las desgracias de los trabajadores.

Macri incluso le puso nombre y apellido a uno de los señalados por la Casa Rosada, cuando recordó la vasta experiencia que el estudio de Héctor Recalde, jefe de la bancada kirchnerista de diputados y mano derecha de Cristina Fernández, tiene en lo que hace a juicios laborales.

Lo dijo así: "Este grupo de estudios jurídicos, conducidos por Recalde, le han hecho mucho daño a la Argentina". También le apuntó a jueces del fuero laboral, aunque en este caso sin dar nombres.

Recalde durante años fue el hombre que dio soporte jurídico al camionero Hugo Moyano, hasta que el entonces líder de la CGT se peleó con Cristina y el abogado optó por cambiar de jefe, cobijándose bajo el ala de la ex presidenta.

Macri le apuntó con todo al sostener que era uno de los ejemplos de los estudios detrás de la "industria del juicio" que año a año provoca la desaparición de decenas de pymes en la Argentina, al no poder sostener el pago de millonarias indemnizaciones por accidentes laborales ciertos, y a veces no tanto.

En la jerga judicial se denomina "carancho" a ciertos abogados que se ocupan de buscar negocios en la desgracia ajena.

Hasta una película protagonizada por Ricardo Darín lleva ese título: la historia, escrita por Pablo Trapero, narra la relación entre una médica y un abogado sin matrícula, y se vincula con las víctimas de los accidentes de tránsito y el negocio de las indemnizaciones.

El empresariado pyme venía advirtiendo sobre la necesidad de poner un marco a las indemnizaciones por juicios laborales, porque era la única manera de tener cierta previsibilidad: si una empresa no sabe cuánto podrá costarle aproximandamente un juicio, mal podrá prevenir su ecuación de negocios.

Hasta hace poco, en que se reordenó el sistema con una nueva ley, las demandas podrían llegar a niveles estratosféricos y carecían de un encuadre que les brindara un marco de racionalidad.

La maquinaria que alimentó la "industria del juicio" deja una curiosidad: por ejemplo, los litigios contra las ART provenientes de trabajadores de pequeñas empresas crecieron el 150% en los últimos seis años, a pesar de la caída de los accidentes y los fallecimientos.

"El fenómeno de la judicialidad laboral en la Argentina presenta características peculiares y propias que no se verifican en otros países, ni siquiera con economías semejantes o complementarias.

No sólo por el número enorme, sino también por su incesante y sostenido crecimiento", explica un estudio en poder del gobierno. Es decir, hay ´gato encerrado´ detrás de tantos litigios.

De las 127 mil demandas ingresadas a las ART en 2016, 39.805 provinieron de trabajadores que se desempeñan en empresas de menos de 50 trabajadores.

Es que la pyme es más vulnerable que una gran compañía con un ejército de abogados a disposición.

La tasa de judicialidad de las pequeñas empresas es un 18% superior al resto de las entidades, y además el crecimiento de esa tasa casi multiplica por dos a las del resto.

En los últimos seis años, mientras creció 150% para las empresas de menor porte, en las medianas y mayores aumentó algo más de la mitad, 86%.

El secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer, advirtió sobre el crecimiento de los juicios, en especial en la provincia de Buenos Aires, y cuestionó al Frente Renovador por "no apoyar en la Legislatura bonaerense la nueva ley de Riesgos del Trabajo".

"Ellos hablan mucho de las PyMEs, pero que hayan frenado esto es realmente una mala noticia. Esperemos convencerlos y que recapaciten", dijo el funcionario.

La pelota quedó ahora en la cancha del massismo, que busca hacer pie en un distrito clave en el que se librará la madre de todas las batallas en octubre próximo, y donde la posible polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo emerge como su peor enemigo.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

KURT VON SORENGA
04 de Julio de 2017

EL PROCESO ES SENCILLO
STURZE DAÑA A LAS PYMES CON LAS TASAS ALTAS Y EL DOLAR PLATA DULCE
LAS PYMES SE ACHICAN Y ECHAN GENTE
LOS ECHADOS HACEN JUICIO

Miguelito
05 de Julio de 2017

Simple: si se cumple con la ley no hay juicio que valga.

Ahora si no cumplís con la ley, es lógico que te hagan un juicio.

osvaldo60
05 de Julio de 2017

No siempre, a veces la ART se hace cargo de la atención medica,de los medicamentos y los salarios caidos, y una vez dado de alta el trabajador, confirmada el alta por las juntas médicas establecidas por la ley, invocan un grado de discapacidad no reconocido e inician nueva demanda en el fuero laboral, así a pesar de cumplirse con la ley, nunca se termina de pagar.-

maria
05 de Julio de 2017

Así que el gobierno de Macri arremete contra las Mafias. ¿Por que no informan los medios Los vínculos con el Narcotráfico del intendente de Cambiemos de Paraná , Sergio Varisco, apoyado oportunamente por Frigerio y Macri y cuya campaña se financió con dinero del narcotráfico,donde funcionarios municipales aparecen vendiendo droga utilizando los camiones de la recolección de basura como delivery. Están presos algunos traficante pero Bulrrich no fue a sacarse ninguna foto en este procedimiento como sí lo hizo en Córdoba. Muy buenos el razonamiento de Miguelito, cuando una empresa toma un trabajador nuevo, informa el "Alta Temprana" a la AFIP y allí ya informa una ART contratada. El empleado le hace juicio a la ART, ante cualquier accidente, incluso las ART ante un accidente les hacen prestaciones médicas hasta el alta, si queda algún grado de incapacidad allí se indemniza de acuerdo a la formula que determina la ley de riesgo de trabajo.La ley de riesgo del trabajo es una ley nacional lo que tienen cada provincia es un código de procedimiento laboral.No confunda no hay una ley de riesgo del trabajo en cada provincia, le sugiero que hable con un abogado laboralista.

Juan39
06 de Julio de 2017

Simple: las ART no quieren pagar...y obligan a iniciar juicio. por otra parte si las empresas tuvieran a todos los empelados en "blanco" (correctamente registrados) se evitan el 90% de los juicios.
Que hagan como en España: te cazan con un trabajador que no está en regla, te cierran el comercio.
Si las cargas son altas para los empleadores, que pidan bajar las cargas, que saquen incentivos para crear nuevos puestos de trabajo, etc. El mes pasado el gobierno hizo la expo jóven para la creación de 10.000 puestos...fueron 200.000 jóvenes: ni uno consiguió laburo (pero quedó para la foto que iban a tomar 10.000)...todo mentira.

ZetaWest
06 de Julio de 2017

Estimadas/os:
El argumento con el que quieren meter miedo, es que "Principalmente afecta a las Pymes", pero no cuentan como es la historia...
Una gran proporción de las Pymes INDUSTRIALES y de CONSTRUCCION, son proveeedores o subcontratistas de las grandes empresas. Las grandes empresas, para no "comprometerse" con personal, contratan los servicios de estos proveedores y/o contratistas AL MAS BAJO POSTOR, por lo que el empresario pyme, para que el negocio le sea rentable, deja de lado gran parte (o todo) de los requerimientos de seguridad.
Cuando alguno de los empleados tiene un accidente, la ART se niega a pagarle, porque el empleador (pyme) no tiene todo en regla, y ante esto, al empleado no le queda otra que hacerle juicio a la ART, y si esta no lo reconoce, al empleador (pyme). Obviamente que los abogados van a pedir una "alta" indemnización, porque para bajar, hay tiempo, y es la forma standard de negociar.
Si la provincia de Buenos Aires adhiere a la nueva ley de ART, entonces quedarán miles de trabajadores totalmente desamparados.
Por último...quienes son los mafiosos ???, los trabajadores y sus abogados laboralistas ??? o las empresas que no tienen a su personal en condiciones ??? o las grandes empresas, que contratan a pymes, sabiendo que no cumplen con los requisitos, por lo poco que les pagan ???.

La verdad, que Macri la pifió grave cuando acusó a Recalde de "Mafioso", porque se puede ser peronista o antiperonista, pero ese tipo (Recalde) dió sobradas muestras de honestidad, al no aceptar (y denunciar) las coimas de los tickets canasta.

Saludos cordiales.

Maralerod
06 de Julio de 2017

MA$$A

 

Seguinos también en