27/08/2017 | Actualidad


Juegan con Venezuela a “policía malo” (Trump) y “policías buenos” (Putin y Xinping)

Juegan con Venezuela a “policía malo” (Trump) y “policías buenos” (Putin y Xinping)

La tragedia caribeña es tan grotesca que a nadie ya le importa que se vean los hilos.

¿Para qué simular si ya las grandes potencias y los medios hegemónicos ni se cuestionan la magnitud del engaño?

El sketch no puede ser más simple: el presidente de Estados Unidos amenaza con acciones militares y ahogos financieros al impresentable régimen de Nicolás Maduro y con eso logra que el chavismo justifique su asfixia sobre la población civil y encuentre el mejor de los motivos para caer de lleno en las garras de Rusia y China, quienes se quedarán en poco tiempo con las mejores joyas venezolanas.

La mise en scene es aceptada como real y todos salen ganando: EEUU le entrega a sus antidemocráticos “socios” europeos las plataformas submarinas, redes de estaciones de servicio e infraestructura petrolera de la filial de PDVSA en el Imperio (Citgo Petroleum), mientras que los “cumpas” asiáticos se quedan con las reservas de la Faja del Orinoco (los mayores yacimientos del planeta) para poder impulsar su crecimiento económico en las próximas décadas.

Todo se hace ya a plena luz del día, sin colocarse siquiera un antifaz o una máscara para disimular el alevoso robo.

Veamos apenas cinco ejemplos que lo demuestran:

1-Entre las primeras medidas que adoptó la ilegal Asamblea Constituyente venezolana se destaca una reforma que suprime los límites de la actual Constitución chavista a la explotación extranjera de los recursos petroleros y gasíferos del país. En otras palabras, con gran audacia, se ha pavimentado el camino de los negocios de Rusia para que se queden con los despojos caribeños.

El Kremlin es propietario ya de la mitad de Citgo Petroleum. En Estados Unidos, tiene refinerías, en Texas, Illinois y Luisiana, y una red de 15 mil estaciones de servicio. Ese enorme bocado Moscú lo consiguió por un préstamo de hasta US$ 5 mil millones que proveyó la rusa Rosneft y se garantizó con esas acciones.

2) Moscú va aún más allá y como “policía bueno” ya no esconde su intención de ir también por los campos de gas y crudo Rosa Mediano, Tía Juana y Lago Lagunillas en el estado de Zulia. Gracias a la fraudulenta ANC de Maduro y Diosdado Cabello, ya no habrá leyes que protejan las riquezas que alguna vez quiso garantizar Hugo Chávez para el fallido Estado Bolivariano.

Para que no queden dudas: según el diario especializado en economía Financial Times se habilitó por primera vez a un país extranjero a comercializar el petróleo venezolano por fuera de PDVSA. Rusia está colonizando rápidamente al debilitado país aprovechando la doble crisis económica y política del chavismo, un régimen encabezado por criminales y narcotraficantes dispuestos a todo.

3-Por su parte, China es el otro “policía bueno” que ofrece una liquidez inmediata a Caracas para zafar de las “sanciones” de Donald Trump.

De esta forma, podría evitar un inminente default de su deuda y blindarse. Sin embargo, el costo será ir cediendo de forma cada vez más acelerada sus riquezas de petróleo pesado en el Este de la atribulada Nacion.

El régimen de Xi Jinmping salió al rescate de la dictadura de Nicolás Maduro siguiendo al pie de la letra el guion escrito por el nuevo oligopolio que maneja la economía mundial.

Los repugnantes gobernantes chavistas pidieron a sus funcionarios "ampliar la participación accionaria de todos los inversionistas chinos, rusos, indios y malasios" que ya tienen presencia en la Faja Petrolífera del Orinoco para "enfrentar la guerra económica" de Estados Unidos.

4-¿Cómo se hará el “salvataje” que hipotecará durante décadas a la querida Nación septentrional?

Se creará en Caracas, junto a tres bancos chinos, un subfondo para la recompra de la deuda venezolana, tanto soberana, como de PDVSA.

La estrategia por el aporte de esos dineros sería rescatar bonos que vencen en 2017 y 2018 y se han tornado impagables.

Si el subfondo chino-venezolano adquiere esos papeles evitarían la quiebra chavista y le darían unos meses más de vida a los asesinos que gobiernan desde Miraflores.

5-Como Venezuela es enormemente dependiente de EE.UU, ya que exporta hacia el gigante un 40% de su producción petrolera y le compra hasta 200 mil barriles diarios de crudo ligero para alivianar el propio, el “policía malo” podría darle jaque mate en una sola movida: cortar de cuajo las relaciones comerciales entre ambos Estados. Sin embargo, con habilidad y malicia,

Resumiendo todo lo visto: Washington prefiere dejar desangrar al moribundo chavismo para que los predadores puedan hacer su tarea a cielo abierto y a plena luz del día.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

 

Seguinos también en