24/04/2017 | Actualidad


Southern Winds, el regreso de las narcovalijas

INSÓLITO PEDIDO DE UNO DE LOS CONDENADOS

Southern Winds, el regreso de las narcovalijas

Walter Beltrame, hijo del exjefe de seguridad del Aeropuerto de Ezeiza y condenado a cuatro años y medio de prisión por el envío de 60 kilos de cocaína en valijas a España, reclama la prescripción de su pena desde la clandestinidad, puesto que está prófugo desde agosto del año pasado.

El insólito planteo del hijo del comodoro Alberto Beltrame, entonces jefe de Seguridad del aeropuerto de Ezeiza hasta que fuera desplazado por el escándalo, fue rechazado por el Tribunal Oral en lo Penal Económico Número 3 con los votos de los jueces Luis Imas y Karina Perilli.

Jorge Pisarenco, tercer integrante, votó en cambio por concederle el pedido y decretar la prescripción de la condena de cuatro años y seis meses de prisión.

Beltrame hijo está prófugo desde el 8 de agosto de 2016, cuando el Tribunal dispuso su captura al no haberse presentado ante la Justicia, luego que le fuera confirmada su condena impuesta el 27 de diciembre de 2007.

En ese veredicto, el Tribunal 3 lo encontró responsable a Beltrame, entonces encargado de "pasajeros frecuentes" de la empresa Southern Winds (SW), de haber ordenado el envío de valijas el 17 de septiembre de 2004.

Ese día llegaron en un vuelo de Southern Winds al Aeropuerto de Barajas en Madrid, cuatro valijas que tenían membrete de la Embajada de Argentina en España y que contenían 58.900 kilos de cocaína.

Beltrame hijo llegó al juicio en libertad ya que había sido detenido el 17 de febrero de 2005 pero fue excarcelado el 15 de diciembre de 2006, con lo cual sólo cumplió 22 meses detenido de los 54 en total que se le fijó con la condena.

Es que pese a la condena que recibió en 2007, recién la Cámara Federal de Casación y luego la Corte Suprema la confirmaron en 2009 y 2012, respectivamente.

En 2012, la Justicia pidió que se presente para ejecutar la condena, o sea ir preso, pero Beltrame no lo hizo y a cambio reclamó la prisión domiciliaria, ante lo cual el Tribunal, entonces con otra integración, insólitamente suspendió la ejecución de la condena hasta tanto se resolviera ese planteo.

El fiscal en lo penal económico Marcelo Agüero Vera se opuso a la prisión domiciliaria y reclamó que vaya detenido, lo que se terminó de sellar el 15 de julio de 2016 cuando la Sala I de Casación le dio la razón, y nuevamente se activó la orden de detención.

Ahora, Beltrame insiste con la prescripción de la pena justificando que desde que la misma quedó firme, allá por 2012, hasta la fecha, superó por lejos el monto de cuatro años y seis meses de condena que recibió.

"Es un nuevo intento de no cumplir con la condena, pretendiendo su defensa hacer valer el plazo en que se encontraba prófugo pero la Fiscalía volvió a oponerse y el Tribunal resolvió en consecuencia. Hoy Beltrame es un prófugo más pese a todos los artilugios legales intentados por su defensa oficial", dijo el fiscal al ser consultado por Agencia Noticias Argentinas.

En efecto, el Tribunal rechazó tener en cuenta que el tiempo en que estuvo prófugo opere en su favor para prescribir la condena y, en cambio, ordenó su búsqueda a la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Gendarmería Nacional.

Distinto fue el voto del tercer juez, Pisarenco, para quien sí el lapso de tiempo transcurrido más allá de que esté prófugo opera en su favor, lo mismo que no contar Beltrame con antecedentes penales, pero su pronunciamiento fue en minoría.

Compartí este artículo

Comentarios: RSS de este artículo

goyolin
25 de Abril de 2017

4 valijas con 58.9oo Kilos ???? Le ganó a cualquier cartel colombiano.
Me parece que si estan bien escritos los kilos, se merece mucho mas tiempo de condena.

maria
26 de Abril de 2017

Que vergüenza esta Justicia, dejando libre a un narcotraficante.

ZetaWest
26 de Abril de 2017

Estimadas/os:
En otros países, el hecho de que un ajusticiado se fugue, le agrava la condena (es decir, le suma tiempo en prisión). Aqui, por la legislación vigente, el hecho de fugarse, no le suma años a la condena, y encima (por lo visto) algunos integrantes del poder judicial, consideran que un reo fugado, por el solo hecho de que pasaron los años de condena (sin que los cumpliera), amerita para que quede libre !!!.
Acá hay que corregir dos cosas: 1) La ley, para que sea mas precisa y no dé a lugar a interpretaciones tergiversadas, y 2) Ese juez debe ser llevado ante el consejo de la magistratura y destituido.

Saludos cordiales.

 

Seguinos también en