¿Se debe legalizar el suicidio?

5
1856
DEBATE DE UN TEMA DELICADO
DEBATE DE UN TEMA DELICADO

No puede un Estado, con pretexto de considerar muy difícil cambiar un hábito social que ponga en peligro la convivencia de sus gentes, abstenerse de dictar leyes correctivas de conductas antisociales. Mucho más si estas van contra el derecho a la vida, definido como inviolable por el artículo 11 de nuestra Constitución. Es decir, no puede ser violado por nadie, ni por uno mismo.

 

El derecho a la intimidad y al libre desarrollo de la personalidad no autoriza la autodestrucción de la vida. Por eso, está prohibido el suicidio. Nadie puede interponer tutela para que le permitan suicidarse alegando el derecho al libre desarrollo de su personalidad. Quien lo permite, comete el delito de inducción o ayuda al suicidio, penalizado con prisión de dos a seis años. (Código Penal Art. 327).

Quienes son partidarios de la legalización del consumo, con tesis muy respetables, por cierto, lo hacen aludiendo siempre el fracaso que la penalización ha tenido hasta el momento. Realidad que no se puede desconocer. Pero olvidan que la esencia del Estado de derecho está en buscar la convivencia pacífica de sus miembros para proteger, en primer término, la vida.

Los consumidores de droga están atentando contra su propia vida, se están autodestruyendo, generando un serio problema social. La solución no puede ser facilitarles mecanismos para que lo hagan. Sería equivalente a legalizar el suicidio y poner ventas oficiales de venenos, armas o similares para que lo hagan rápida y eficazmente.

La prohibición de cualquier conducta que atente contra la vida, incluido el autohomicidio, es tema de orden público. No requiere reforma a la Constitución, ni de esperar resultados plebiscitarios.

Se debe hacer mediante decreto ejecutivo invocando la prevalencia del artículo 11 de la Constitución. No hacerlo, podría ser violatorio del artículo 198 de la Carta.

Aunque según un grupo de expertos en bioética, medicina clínica, leyes y políticas sanitarias y filosofía el suicidio debería ser legalizado.

El grupo afirma que es hora de que se revisen las políticas públicas sobre la conclusión de la vida y de que se inicie un nuevo debate nacional.

El informe realiza una serie de recomendaciones sobre cuidados al final de la vida, y propone una modificación del Código Penal para que se permitan la eutanasia voluntaria y el suicidio asistido.

Los expertos destacan que el apoyo a la despenalización de estas prácticas es alto entre los ciudadanos, y hace un llamamiento para lograr un sistema permisivo pero cuidadosamente regulado y supervisado sobre la muerte asistida.

En el estudio se señala que, para llegar a esta conclusión, se han tenido muy en cuenta tanto los valores de la sociedad, como la experiencia de varios países y los diferentes argumentos legales y éticos, a favor y en contra.

Según el estudio, el suicidio asistido y la eutanasia voluntaria debería ser legal para aquellas personas en pleno uso de sus facultades que han tomado la decisión, libre e informada, de que no merece la pena seguir viviendo, de modo, y eso es lo importante, que nadie pueda tomar esa decisión en su nombre.

Estos expertos aseguran que los individuos tienen el derecho moral, basado en el principio de autonomía, de tomar sus propias decisiones en lo que respecta al fin de sus vidas. Añaden que los médicos y el personal sanitario no pueden verse obligados a asistir a nadie a morir, pero que tienen el deber de remitir al paciente a quien esté dispuesto a hacerlo.

El estudio sugiere al Gobierno federal que, en colaboración con los gobiernos de las provincias y los territorios, establezca un órgano nacional de control que vigile e informe anualmente sobre los casos de suicidio asistido y eutanasia.

También indica que las solicitudes de muerte asistida y el archivo de los documentos relacionados deberían estar convenientemente recogidos en la legislación.

Aunque en la Argentina en el 2012 se aprobó una ley para la muerte digna, esta solo se basa en enfermos terminales que no quieren recibir tratamiento, pero no contempla ni la eutanasia ni el suicidio asistido.

Cada uno podrá hacer un debate interno sobre porque si o porque no hay que legalizar el suicidio asistido, habrá quien se pare de un extremo y quien del otro pero la realidad es que hay que meditar que sería mejor para la sociedad.

 

5 comentarios Dejá tu comentario

  1. El tema es de etica. Es emocional Es de toma de severas y profundas desiciones, entre el paciente terminal y su familia. Tiene que ver con la condicion y estado en que se encuentre fisicamente una persona con enfermedades avanzadas. Y este tema nunca estara correcto, en su toma o no de desiciones. Como dice la nota, es un tema re-complicado. Pero vamos a ver: como andan las cosas muchas veces en el sistema de salud....muchos semueren en el camino, en el intento de aguardar a los turnos, donde se los da en forma inmisericorde. Sin analizar la gravedad de las dolencias y los cuadros medicos. Personas sentadas en buenas sillas durante suss ocho horas de trabajo, dando turnos sin ver mas lejos que de sus hoarios de hora del mate, hora del descanso y dias de feriado, dan turnos sin sopesar ni analizar las situaciones cardiacas, de presiones altas, de desbalances metabolicos, de descompensaciones miles, de fracturas o fisuras, " venga en tres semanas" y uno va y se jode aguantanadose con dos maderas para sostenerse la parte dolorida, hasta que le vea un medico y le quieran sacar una radiografia, a ver si tiene que cosa en que hueso. He visto a una anciana quejarse asustada, contando que tiene un crecimiento en el ano y que tiene perdidas, pero que aun no la pueden atender y debe esperarse tres meses a que la operen.- Callada y discreta, asustada y debilitada. A veces, no son necesarias las planificaciones para optar por algun suicidio.Viene solo. A veces el maltrato y la reaccion al desbarajuste y la abrumadora cantidad de personas que debe de ver un medico, colapsado y frustrado hace que maltrate a los mismos pacientes que dice atender. A veces, un dia de maltrato, malos modales, tirones de puertas, ademanes bruscos, falta de tacto y de paciencia, hacen que los ancianos prefieran hacer lo que hizo ese caballero en Mar del Plata que les dejo su humanidad en las escaleras del mismo Pami, en Mar del plata. " Como para que tengan y se entretengan" Y que Dios nos recoja confesados

  2. En líneas generales comparto sus criterios. El tema es que condenar el suicidio es al mismo tiempo correcto e inútil. Las únicas consecuencias pueden ser civiles (que el suicida "pierda" su herencia, por ejemplo). De todos modos, siempre que sale uno de estos temas, es casi una autoconfesión de lo mal que está la sociedad. Cuando se pretende despenalizar el aborto (una madre matando a su hijo) es un claro ejemplo de lo mucho que falta en educación y prevención. Es una especie de "ya que no lo pude evitar lo legalizo". Lo mismo con la droga y otros tantos flagelos. Se acepta indirectamente que no se hizo lo suficiente para evitar el daño.

  3. Estimados/as: Cuando se plantea este tema, siempre hago la misma pregunta...Si vivieramos en condiciones totalmente naturales, estariamos ante este dilema ???. Pensemos, que estas dudas eticas surgen xq el avance de la ciencia permite prolongar LA AGONIA, muy pero muy baja probabilidad de salir de ese estado vegetativo. Si la persona no tuviera el "sosten" que le brinda la ciencia, no prolongaria su agonia, y la angustia de todo su entorno familiar. Saludos cordiales.

  4. No se puede condenar el suicidio porque la víctima y el victimario son la misma persona. La legislación sajona prohíbe el intento de suicidio. En algunos casos, llegaron a condenar al suicida a la pena de muerte. https://www.youtube.com/watch?v=qMTzorgM3iQ

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus