¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Las buenas ondas no alcanzan para gobernar

7
1202
Un tirón de orejas para Macri
Un tirón de orejas para Macri

Digamos las cosas como son: hasta ahora el gobierno solo trató de solucionar la desastrosa herencia, que más que herencia es una hipoteca, que dejó el kirchnerismo, con el agravante de que además, la oposición -léase peronismo en todas sus formas, izquierda y el sindicalismo- está haciendo todo lo posible para impedírselo.

 

Por ejemplo: salir del default, levantar el cepo al dólar, bajar la inflación (que durante el kirchnerismo era del 40%) bajar el índice de pobreza también heredado, solucionar la crisis energética y, lo más difícil, achicar el gasto público.

La pregunta es: ¿Lo están logrando? La realidad dice que no. Pero en favor del gobierno, aquí, estimado lector, le hago otra pregunta: ¿Alguna vez, durante los gobiernos de Alfonsín, Menem, Duhalde, Néstor y Cristina, escuchó usted hablar de déficit fiscal, gasto público o reforma impositiva?

La verdad es que nunca, ninguno de estos gobernantes ni si quiera se animó jamás a si quiera nombrar estos flagelos. Un dato: ese es el verdadero problema de la Argentina.

Si bien ni el déficit fiscal, ni la reducción del gasto público están solucionados y la reforma impositiva realizada -por pura y exclusiva responsabilidad de la oposición- por lo menos ahora se habla del tema, y se dice que es lo que eso significa y que son esos los principales problemas que hay que solucionar, cosa que siempre se ocultó.

Pero la realidad también nos muestra varios desaciertos de Cambiemos, y el principal, que en realidad resume a todos, es que absolutamente todos los problemas que hoy seguimos teniendo, los tenemos porque en lugar de gobernar para quienes lo votamos, Macri se dedicó a gobernar para los que no lo votaron.

Tres ejemplos clarísimos: el primero es que muchos de los que deberían estar presos, no solo todavía siguen en libertad, sino que además conspiran y boicotean.

La lista, encabezada por Cristina, obviamente, sigue con personajes tan nefastos como Echegaray, Guillermo Moreno, Luis D´Elía, Aníbal Fernández, Hugo Moyano, y la cantidad de procesados sería casi infinita.

No nos engañemos. En nuestro país, la Justicia, siempre fue funcional al poder de turno, y esta vez no es la excepción.

Estos personajes, multiprocesados todos, están libres por la sencilla razón de que Durán Barba cree que es mejor que estén libres. Es así de simple.

Segundo ejemplo: casi la mitad de la población vive del Estado, especialmente a través de planes sociales.

Tercer ejemplo: aunque este parecería un tema menor, no lo es. No se hace absolutamente nada con los cortes de calles, rutas y “piketes” en general, algo totalmente inconstitucional.

De todas maneras, esos no son los únicos problemas que no se solucionaron. El más grave es que los índices de seguridad siguen siendo exactamente iguales, y lo peor es que no hay miras de que se solucione.

En estos días, al ser entrevistada en el programa de Diego Leuco que se emite por el canal TN, Elisa Carrió lo dijo bien claro: "Basta de globitos, basta de la buena onda, estoy harta de Durán Barba".

Y no fue Lilita la única de la propia tropa que describió la realidad de manera tan clara como cruda y real. Durante una conferencia en el evento "A Todo Trigo", que se llevara a cabo el último sábado en la ciudad de Mar del Plata, el ex presidente del Banco Nación Carlos Melconian hizo un excelente análisis de la actualidad, y dijo una frase, en referencia a la economía que en realidad se puede aplicar a toda la gestión de Cambiemos: "Boludeaste dos años con las buenas ondas y ahora vas a recoger inflación en la previa de las elecciones. Las buenas ondas no alcanzan para gobernar".

Otro ex funcionario del gobierno, en una entrevista con el periodista Marcelo Longobardi en CNN en Español, Alfonso Prat-Gay, sostuvo, entre otras cosas: "Cuando un país llega a un acuerdo con el Fondo (FMI) es un fracaso de la política y de la dirigencia política que tiene que pedir auxilio en otro lugar".

En septiembre de 2017 publicamos en este mismo portal una nota titulada "Por favor, basta de buena onda", en la que entre otros temas señalábamos:

Macri tiene dos problemas gravísimos, y alguien deberá hacerle entender que, sea como sea, los va a tener que solucionar. El primero es que es budista, y el segundo es Durán Barba.

¿Cuál es el problema de ser budista? ¿Está mal? ¿Es malo? No, ni está mal ni es malo, pero todos sabemos que el budismo se basa en la buena onda, paz y amor, y eso está perfecto para la vida personal de uno, pero no para gobernar un país, y mucho menos uno tan conflictivo y difícil con el nuestro.

Respecto a Durán Barba, el problema es que le hizo creer a Macri que resultó electo gracias a sus consejos, cuando en realidad resultó vencedor no por sus propios méritos, sino porque la mayoría estamos hartos del kirchnerismo.

Por suerte, parece que llegó la hora de que algunos están tratando de hacerle entender a Macri que, como dijo Melconian, las buenas ondas no alcanzan para gobernar.

COMPARTIR
Artículo Previo Mitos y verdades sobre el FMI
Artículo Siguiente La “patria” de papel, una metáfora de cómo somos
Armin Vans
También en
 
 

7 comentarios Dejá tu comentario

  1. Gerardo Morales debio de ser el proximo presidente. Tuvo las agallas de poner en la sombra a quien debio poner en la sombra desde el primer momento, que eso fue lo que hizo. Lastima Macri no haya hecho otro tanto. LE FALTO EQUIPO, CORAJE Y VALOR PARA HACERLO IGUAL. Empezando por limpiar el sistema de justicia, que viene estafando al gobierno actual, con rancida injusticia, haciendo creer que la hay, cuanto que desde el primer dia que asumio Macri conspiraron para hacer como que trabajan pero hasta el momento dos años y medios despues NO HAY UN SOLO LADRON SENTENCIADO, CON SENTENCIA FIRME, ENJUICIADO, LLAMADO A HABLAR ORALMENTE, NO CON PAPELITOS. Y YA CON DICTAMEN DE CARCEL PARA 20 AÑOS De momento todos comen de ese mismo roñoso plato, abogados defensores y jueces arropados en sobres bajo la mesa, todos comen de esos sucios dineros robados al erario, y mientras tanto socarronamente se oye decir " dejen a la justicia actuar, esto ya esta en manos de la justicia" QUE JUSTICIA??? NOS ESTAN TOMANDO EL PELO Y DE AHI EN MAS NO TENEMOS VALOR COMO PAIS, EL MUNDO NO CONFIA EN NOSOTROS Y NADIE PONDRA UN NIQUEL de inversion, SI NO SABEMOS RECUPERAR primero LO ROBADO Y METER EN LA CARCEL A LOS LADRONES REALES.

  2. Veamos en primer lugar: ¿A quién le interesa la democracia? A la cabeza de la lista están los políticos, que son los cortesanos del sistema. Nadie de nosotros para orientar su vida se levanta todas las mañanas pensando: ¡!que buena que es la democracia!!!!. En realidad nos levantamos igual que cuando teníamos a un general en la cima del poder. ¿Por qué? Yo particularmente estaba 100% seguro que ninguna fuerza de tareas me iba a llevar a la Esma. Me podrán decir pero si te confundían, la podías pasar mal? De la misma manera que si hoy salgo a la calle un chorro progresista me puede matar. No digo que me gusta la dictadura, pero entre la dictadura y esto no se con cual quedarme. Por lo menos en esas épocas no había políticos y eso es una bendición. Todos los cagatintas del Congreso tenían que TRABAJAR en lo que podían. Un ciudadano privado dice frases como esta: “Para mantener a mi familia debo trabajar, estudiar, cumplir…etc”. El político dice: “Con la democracia se come, se educa etc.. SE ACUERDAN?” Ahora los argentinos por decreto real de una chiruza tienen como prócer máximo a Belgrano. Antes de este azote tenían a San Martin. La argentina desde su fundación siempre fue un desastre, ningún argentino puede sentirse orgulloso de este país. Ni San Martin se sentía orgulloso. Tanto es así que decía: “Deben llamar Libertador, no a mí, sino a aquel que venga a poner ORDEN, sin importar los medios. Este malhadado Cambiemos quiere “ordenar” con globitos y cantos de amor y paz. Pobrecitos. El argentino necesita azotes y le dan una florcita. ¿Qué se puede enderezar este aquelarre? Claro que sí. Pero con el látigo no con karma. Cambiemos hará lo que la Argentina, ahora con Cardarelli, le exige. YO NO LO CREO. ¿Por qué? Este país esta más cerca del comunismo, que de la democracia republicana. Era lo que querían los K. Los que tienen el poder de facto, hoy aquí, son los que hacen huelga cuando se les da la gana, los que hacen ollas populares, los que cortan la circulación. Revisen las expresiones de esa gente y verán que él lo que quieren. Los progres hablan de estado de derecho. No se puede criminalizar la “protesta”. ¿Protestan de hambre los piqueteros con el celular 4G en la mano?

  3. Coincido en general con lo que dice Dócimo, y voy a contestar la pregunta que espero no haya sido retórica porque en ese caso tiene muy mala memoria. "Pero en favor del gobierno, aquí, estimado lector, le hago otra pregunta: ¿Alguna vez, durante los gobiernos de Alfonsín, Menem, Duhalde, Néstor y Cristina, escuchó usted hablar de déficit fiscal, gasto público o reforma impositiva?" En efecto, durante todo el gobierno de Alfonsín se habló hasta el cansancio, y por todos los medios, de achicar el Estado y bajar el gasto público. La campaña a favor de una moda privatizadora totalmente dogmática fue brutal, literalmente porque fue de brutos y para brutos. Las privatizaciones fueron un saqueo a precio vil empezando por la venta o regalo a precio de libros de los activos inmobiliarios en todo el país como los de los bancos o los de Entel o las eléctricas. El mismo Neustadt, preguntado luego de los resultados que ya no se podían negar se limitó a decir, "a mi me dijeron que diga eso". La cosa es que eso es lo que llevó a Menem con el estandarte ideológico de Alsogaray y el seudo modelo de Cavallo: Con Alfonsín las polillas peronistas se estaban comiendo el Estado. Con Menem fue poner a las polillas a manejar la mueblería. Pero Dócimo se equivoca en esto. En los noventa hubo préstamos del Banco Mundial en un programa que financió supuestas reformas impositivas y presupuestarias. La cosa se movió, incluso estaba el Coqui cuidando la parada de la mafia peroncha en el tema tributario. Se comieron la guita en contratos de consultoría y las supuestas reformas una vez más fueron encapsuladas por la mística peronista. Pero la mística no le impidió a Menem despedir al 70% de los empleados públicos sólo exceptuando a las fuerzas de seguridad. De ahí viene el anacronismo de los Kirchneristas que se acordaron de criticar a los neoliberales veinte años después de haberlos aplaudido. Pero esto viene de muy largo, tiremos algunas muestras: Los milicos pagaron el doble la presa del Chocón porque la hicieron arriba de una falla y hubo que repararla, Alfonsín puso a un sindicalista al frente de Agua y Energía y después la fundieron porque dejaron de pagarle la energía producida. En el gobierno de Alfonsín los cueveros del microcentro eran los que le ponían el precio al dólar. Eso lo solucionó Cavallo en una mañana cuando anunciaron que iban a consolidar oferta y demanda todos los días en el BCRA para determinar el precio del dólar. Ahora ni en el gobierno se pusieron de acuerdo para que alguien les explique que dejar de subsidiar un dólar a $9 a comienzos de su mandato cuando todos los precios estaban con una paridad de histórica $15 no fue realmente una devaluación. Lo mismo les acaba de pasar cuando se durmieron planchando el precio dólar y generando con esa torpeza un escalón que generó una corrida innecesaria. No hay corrida con el dólar a $27 que es el equivalente a enero de 2016, y no había ninguna necesidad de tirar reservas ni de préstamos ni del FMI. La inflación tiene otras causas que no son el precio del dólar.

  4. El sindicalismo está defendiendo el poder adquisitivo del salario igual que la izquierda. Hay varios peronismos, están los traidores como Pichetto , Schiaretti, etc. que no les importa el bienestar del pueblo. Está el kirchnerismo que votó en contra del saqueo a los jubilados y promueve que las tarifas se ajusten igual que los salarios. Me parece muy bien que no se avale este ajuste y este endeudamiento, por que el endeudamiento tiene como única razón facilitar la fuga de capitales. Macri se dedicó siempre a fugar capitales, la prueba son las offshores que tiene. Además todos los argentinos nos hicimos cargo de la deuda externa de la familia Macri en 1982.

  5. María para defender los salarios de la inflación lo que hay que defender es el valor del peso. El enriquecimiento ilícito de los sindicalistas también es una forma de desvalorizar el peso y bajarle el sueldo a la gente. Porque el que la gana fácil no tiene problemas en pagar de más para vivir como rico y lavar lo robado. Eso sube todos los precios o, lo que es lo mismo, baja los sueldos.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Por favor, basta de buena onda

Decididamente, Mauricio Macri está empeñado en tratar de gobernar a la Argentina como si fuese un país normal, cuando la realidad dice que nuestro país, de normal, no tiene casi nada, y menos el funcionamiento de la política. Los políticos argentinos...