Por favor, basta de buena onda

19
1937
ARGENTINA SE GOBIERNA DE PREPO
ARGENTINA SE GOBIERNA DE PREPO

Decididamente, Mauricio Macri está empeñado en tratar de gobernar a la Argentina como si fuese un país normal, cuando la realidad dice que nuestro país, de normal, no tiene casi nada, y menos el funcionamiento de la política.

 

Los políticos argentinos están acostumbrados a gobernar con chicanas, con y por intereses propios. Jamás van a hacer algo que beneficie al país o al ciudadano común si eso no les da a ellos mismos algún rédito político.

Argentina, lamentablemente, se gobierna “de prepo”, a las patadas, de manera muy poco democrática y bastante autoritaria, sin esperar llegar a algún tipo de consenso, como lo hacen históricamente los peronistas.

En ese sentido, Macri tiene dos problemas gravísimos, y alguien deberá hacerle entender que, sea como sea, los va a tener que solucionar. El primero es que es budista, y el segundo es Durán Barba.

¿Cuál es el problema de ser budista? ¿Está mal? ¿Es malo? No, ni está mal ni es malo, pero todos sabemos que el budismo se basa en la buena onda, paz y amor, y eso está perfecto para la vida personal de uno, pero no para gobernar un país, y mucho menos uno tan conflictivo y difícil con el nuestro.

Respecto a Durán Barba, el problema es que le hizo creer a Macri que resultó electo gracias a sus consejos, cuando en realidad resultó vencedor no por sus propios méritos, sino porque la mayoría estamos hartos del kirchnerismo.

Eso lo llevó a cometer varios errores, y el primero ocurrió el mismísimo día en el que fue electo, cuando no quiso que se supiera que desde La Cámpora trataron de fraguar la elección.

Recordemos que cuando el recuento provisorio de votos estaba por concluir y se achicaba la diferencia entre Macri y Scioli, la Justicia electoral decidió enviar las 7.365 urnas porteñas al Regimiento de Patricios por seguridad.

Es un secreto a voces que el resultado final de la elección no fue del 51% a favor de Cambiemos, sino que era de casi el 54%. Sin embargo, Macri no quiso que eso se supiera para no generar caos y que no se agrande la "grieta".

El segundo error, y doble, lo cometió cuando al día siguiente fue a visitar a Cristina a Olivos, y ella le pidió una sola cosa, no ser molestada por la Justicia. La primera parte de ese error fue decirle que él no podía hacer nada, que la Justicia es independiente (cuando en realidad todos sabemos que no es así, y responde al gobierno de turno).

En ese momento, le debería haber dicho que si, que no preocupe, que él lo iba a manejar. Ella se hubiese quedado contenta y después dejar que la justicia actúe como corresponde. Eso es exactamente lo que hubiese hecho un peronista.

La segunda parte de ese error es consecuencia del anterior. Si no le dijo que si a cristina -real motivo por el que ella enfureció y no fue a la ceremonia del traspaso de mando- lo tendría que haber dicho inmediata y públicamente, para dejarla expuesta. Como lo anterior, también eso es lo que hubiese hecho un peronista.

El tercer error fue haber ocultado el real estado en el que cristina dejó el país. Y esto de ocultar la realidad, dicho por él mismo, era para no cortar el "clima de buena onda".

Meses después se confeccionó un informe titulado El Estado del Estado, pero ya era tarde.

Otro gran error de Macri es el de tratar de gobernar para quienes no lo votaron. Eso hace que trate de comportarse como un gobernante de centro izquierda, y como todo lo que no es auténtico, no le sale bien.

Un claro ejemplo de ello es permitir la infinidad de cortes de calles y protestas. En absolutamente ningún país del mundo se tolera lo que se tolera en nuestro país. Como dice Julio Bárbaro, cortar una calle es delito en La Habana y en Miami. Todo esto, deriva en otro error, dejarse extorsionar, tanto por las organizaciones sociales como por los sindicalistas.

En toda esta suma de errores, que no son pocos, el más grave es el de ordenar a la justicia que Cristina no vaya presa.

Hoy no es ningún secreto que tanto Cristina como la inmensa mayoría de sus secuaces están libres por orden de Macri, influenciado, como también todos sabemos, por su asesor estrella, Jaime Durán Barba.

Gran parte del equipo de Macri cree que el hecho de que Cristina siga libre, hablando, haciendo actos, participando en política e incluso presentarse como candidata favorece a Cambiemos. En honor a la verdad, es cierto, pero no es lo que el votante de Macri quería, sino todo lo contrario.

Vuelvo al principio. Los políticos argentinos están acostumbrados a gobernar con chicanas, con y por intereses propios. Macri está tratando de gobernar a la Argentina como si el nuestro fuese un país normal, cosa que no es, y además tiene dos problemas gravísimos: el primero es que es budista, y el segundo es Durán Barba. Alguien deberá hacerle entender que, sea como sea, los va a tener que solucionar.

COMPARTIR
Artículo Previo ¿A quién beneficia la desaparición de Maldonado?
Artículo Siguiente De la operación Maldonado al asesinato de Nisman
Armin Vans
También en
 
 

19 comentarios Dejá tu comentario

  1. Estimados Tener "buena onda" significa TOLERAR !!! Tuvimos que tolerar por la fuerza una dictadura que desindustrializo el pais, lo endeudo, fomemto el cancer financiero e hirio de muerte la cultura del trabajo. Tuvimos que tolerar un menemato que siguio con la fiesta financiera, rifo todos los activos del pais, y lo hizo en "alianza" con el clientelismo en las clases mas bajas y la corrupcion en las clases mas altas. Tuvimos que tolerar un gobierno de un tipo que no sabia por que puerta salir, y termino saliendo por los aires. Tuvimos que tolerar un gobierno que en los dos ultimos periodos, tiro por la borda los superavits gemelos que se lograron en un solo periodo, y fomento la vagancia con los planes. Ahora tenemos que soportar un gobierno, que se arroga el "merito" de sacar al pais de la corrupcion y de "sanear" la economia, siendo que el 90% de quienes lo integran se enriquecieron corruptamente desde la dictadura hasta hoy, y lo siguen haciendo. Este gobierno declama "no volver al pasado" , pero estan aplicando los mismos lineamientos economicos que la dictadura y el menemato !!! Y sabido es que estas politicas economicas son el caldo de cultivo para que luego vuelvan los regimenes "populistas" del pasado que ellos dicen combatir. No puedo creer que haya tanta gilada , que defienda a quienes nos estan llevando al mismo camino que Venezuela !!! De que "biena onda" me hablan ??? Cuando todo "estalle" ellos ya habran enviado toda su guita afuera, a costa de endeudarnos a nosotros, y se les van a reir en la cara a todos los boludos que con "buena onda" los defendieron. Saludos cordiales.

  2. Coincido con lo que expresa Pablo Dócimo y se podrían agregar varias cosas como por ejemplo que este país sigue poniendo plata para hacer ideología kirchnerista en las universidades y en el CONICET como si fuera ciencia. O sea que por distracción o ignorancia, quieren gobernar con buena onda pero siguen poniendo nuestra plata para alimentar el odio el resentimiento el carisma el caos y la usurpación como valores supremos.

  3. En lo que no coincido es en que Argentina se gobierna de prepo y que haya una sola forma de gobernar. Es cierto que hay medio país que sueña con la prepotencia, pero eso no debiera ser decisivo. Si la intención es gobernar mejor, lo que falta es terminar de decir la verdad sobre muchas cosas y dejar de alimentar mentiras con cargo a los contribuyentes.

  4. Zeta, probablemente sos demasiado joven y hablás de no que no viste. El país nunca estuvo industrializado, los intentos que hubo fueron apenas un comienzo y muy caros e ineficientes por muchas razones. El primer golpe directo a la industria lo dio la guerrilla marxista guevarista, que en pleno renacimiento de la actividad y el empleo apareció para secuestrar empresarios y comerciantes con la propaganda de que toda forma de industria es capitalismo y por lo tanto es el enemigo del PUEBLO. El plan del orejón fue también bastante dogmático, en general el argentino peca de soberbio por subestimar sus falencias y limitaciones mucho más que por ambición. La economía no se dicta desde un gobierno, sino que es el resultado de como funciona un país. Si somos ineficientes corruptos improductivos y tendemos a regalar o malvender nuestro patrimonio no hay forma en que un gobierno pueda cambiar los efectos de eso sin cambiar las causas. No hay planes económicos ni soluciones mágicas; ningún país puede salir adelante si su entendimiento de la economía y sus principios de política económica son anteriores a la revolución industrial. No se genera riqueza pagándole sueldos a los científicos sino registrando patentes y explotando ese patrimonio sin regalarlo o robarlo. No se genera riqueza con el consumo de tecnología sino con el desarrollo de tecnología y su explotación. En cuanto al engaño kirchnerista; no se genera riqueza fomentando el consumo personal ni "redistribuyendo" lo que producen algunos hacia los que no producen nada con el único resultado de que sean cada vez más los que no producen nada. El Keynesianismo no es la panacea, es apenas un empujón para arrancar después de una recesión (si se necesitan todo el tiempo dos tipos para empujar, entonces no es un auto). Lo que hay ahora es un intento de zafar entre las presiones de una gran parte de la población en riesgo y que no trabaja acostumbrada al subsidio como derecho adquirido, la presión de una industria de medios acostumbrada a vivir de la pauta oficial, un sistema legal y adminsitrativo que no permite proteger ni resguardar el patrimonio del estado ni el de los privados, un sistema educativo muy costoso que enseña todo lo que no hay que aprender, fuerzas de seguridad que están para cobrar sueldos pero que no hacen su trabajo, y sigue la lista. Todo eso da por resultado lo que mide luego la economía. Excepto en casos delirantes como la guerrilla o el kirchnerismo, los principios de la economía son siempre los mismos, las causas del fracaso también. La intención de tener un gasto público razonable, hacer que las industrias se valgan pro si mismas y no sean una fachada de algún subsidio estatal, promover una cultura del trabajo, castigar el enriquecimiento ilícito para promover el lícito, medir los resultados de la inversión pública, son principios elementales de cualquier buena administración. Además tienen que disimular y que si hay miseria que no se note. Si hubieran devaluado como Duhalde para buscar los superávit gemelos que recibió el tuerto, los kernerolos descerebrados le hubieran prendido fuego al país. De modo que va con el gradualismo, y sigue manteniendo el turismo delirante y los negocios de los importadores todo para que no se quejen mucho. El asunto es que si no se combaten las causas del fracaso no hay plan económico que funcione.

  5. Y si, seguimos gastando guita del Estado para alimentar ficciones como los "principios hegelianos" que son la religión de Héctor W. Todavia siguen enseñando eso como si fuera un método de razonamiento infalible y no se dan cuenta de que es un fraude al nivel de la lectura de manos o la bola de cristal. Cualqueir cosa del pasado se puede "explicar" con la dialéctica, pero eso no significa que sea una explicación útil o verificable. Los opuestos son siempre arbitrarios y tan cercanos como el alcance de la vista del observador. De modo que cualquier cosa que salga de eso es tan limitada como su origen. En fin, el absurdo de los jóvenes del idealismo absoluto. Por eso seguimos en la república de Weimar esperando un Fürer que nos salve.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
En unos minutos lo verá publicado en este artículo
Haga click aquí para enviar otro comentario
Tu Comentario
(*) Nombre:
Escriba el texto de la imagen

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
Google Plus

Notas Relacionadas

El kirchnerismo sigue haciendo campaña para Macri

En las elecciones de 2015 se dio, una vez más, un clásico argentino: Votar por descarte al menos malo. Por lo tanto, si decimos que Mauricio Macri resultó electo Presidente gracias al desastre generado por Cristina durante sus ocho años de gobierno populista...