¡Recién Publicado!
cerrar [X]

Vicisitudes de la reforma cubana, la dictadura más larga de América

5
1268
La cosa va más lenta de lo esperado
La cosa va más lenta de lo esperado

Con la llegada de Raúl Castro al poder, sumada la anunciada renovación generacional, se despertaron genuinas perspectivas de cambio en Cuba tras más de medio siglo de totalitarismo de izquierda. Hasta ahora, las reformas económicas han sido leves, pero este año se renovaron las esperanzas con el proceso de reforma constitucional.

 

En julio pasado, los “diputados” de la Asamblea Nacional aprobaron por unanimidad un proyecto de reforma. El mismo deberá ser aprobado por la población en referéndum. Se intenta, de esta manera, construir un maquillaje democrático poco creíble, dado que todo el proceso se lleva a cabo en un marco de ausencia de libertad de expresión, de plena concentración del poder y de régimen de partido único.

Empero, es importante conocer en qué medida este nuevo maquillaje puede dar lugar a ciertos espacios de libertad muy limitados que, sin embargo, puedan servir de resorte para una eventual movilización social y democratización política en el futuro. Un partido político o Estado totalitario no se extingue a sí mismo pero, a veces, en el intento de adaptarse a los nuevos tiempos, puede terminar colapsando. Esto le ocurrió a la URSS.

Cabe preguntarse, asimismo, hasta qué punto las reformas que se aprueben se cumplirán de manera efectiva. No sería la primera vez que se anuncian reformas en Cuba que no significan nada en la práctica. Sin embargo, llama la atención que uno de los puntos a reformarse le haga decir a la Constitución cubana que el país deja de ser un “Estado comunista”. De concretarse, el gobierno cubano ya no podrá, se supone, objetar la formación de otro partido político no comunista. Dicho sea de paso, esto parece ser una confesión total de que el Estado comunista es incompatible con la democracia. El partido único sería un ingrediente esencial para que un Estado sea comunista.

Otra de las reformas que se proyectan es el reconocimiento de la propiedad privada. Hasta qué punto llegará esto, nadie lo sabe. Por lo menos, se encontrará en la Constitución. Ya existe la propiedad privada en la gastronomía y en algunos servicios turísticos. Empero, será necesario que se la reconozca en la posesión de la tierra para volver a impulsar la producción azucarera, que se redujera de manera catastrófica a partir de su estatización cuando Guevara era ministro de industria.

No hay que esperar una reforma como la ocurrida en China. En primer lugar, porque desde un punto de vista geoestratégico, la inversión ideal para Cuba sería indudablemente proveniente de EEUU. Pero esto significaría el desmentido rotundo de uno de los argumentos más constantes de la revolución cubana. Además, el partido comunista cubano no ha sido más que una prolongación de los Castros. En cambio, el partido comunista chino, pese a ser dictatorial, ha tenido renovaciones etarias que le han dado una mayor independencia de pensamiento, lo cual le ha permitido rectificar errores y conducir al país por otros caminos en ciertas ocasiones.

Los más optimistas, pero no nos incluimos entre ellos, expresan que, como ahora el Estado cubano se denominará “socialista”, y además la reforma habla de que en un futuro se nombrará un primer ministro, ven la posibilidad de una evolución al estilo de la socialdemocracia europea. Sin embargo, lo único que parece en cierto modo factible, en el mejor de los casos, es que el gobierno proceda a liberar los presos políticos y a reconocer el derecho a la libre circulación. No sería poco, pero estaríamos todavía lejos de una verdadera democracia

Cuba sigue y seguirá siendo, a pesar de las reformas, la dictadura más larga de América. Una dictadura a la que el mundo y la región se encuentran tristemente acostumbrados, pero que los cubanos de carne y hueso sufren a diario en la forma de violencia, persecución, miseria y opresión. Sería bueno que los países latinoamericanos nos desacostumbremos a dicha dictadura y que, en la medida de nuestras posibilidades, presionemos y ayudemos a la población cubana para que pueda desembarazarse de una vez por todas del yugo totalitario.

 

5 comentarios Dejá tu comentario

  1. Recomiendo el documental "Operación Ofensa" en Netflix, ya en los 80' Cuba y Venezuela eran narcoestados y traficaban droga hacia europa y EEUU.

  2. La Constitución de Cuba actual dice en su art 1 que es un Estado Socialista y lo mismo repite el proyecto. Y el art 5 de este último declara igual q la actual q el partido Comunista único es la fuerza dirigente superior del Estado y la sociedad. Lo q parece contradecir lo expresado en la nota http://www.cuba.cu/gobierno/cuba.htm http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/07/30/descargue-el-proyecto-de-constitucion-de-la-republica-de-cuba-pdf/#.W6WWfaC700M

  3. Cuba, ve con preocupaciòn como el proyecto que tenìa con el gobierno de Obama, se ha demorado dramaticamente. En CUBA, tienen en claro que "LA REVOLUCION" es un recuerdo mas que un plan de accion VIGENTE. Es mas, necesitan desmantelar rapidamente ese sistema, antes de que la "revoluciòn" se les vuelva en contra. Pues al caer el aislamiento, con el resto del mundo SU POBLACION se dà cuenta de las OPORTUNIDADES PERDIDAS, sobre todo para los que nacierondespuès de los 60 ¡y para que hablar de los nacidos despuès de los 70, que crecieron con la preparaciòn de tener que pelear contra el "imperialismo Yanqui" y ver ahora como sus dirigentes, NO QUIEREN ROMPER VINCULOS CON EUA, por mas que Trump los bastardee y no sepa que hacer para cerrar la embajada en La Habana. China, Vietnam y ahora Corea del Norte se abrazan al CAPITALISMO como salida. Vemos a China como el abanderado del CAPITALISMO SALVAJE, pidiendo LIBRE COMERCIO EN TODO EL MUNDO, SIN CONDICIONAMIENTOS, mientras tanto se apodera de continentes como sucede con Africa y seguirá Suramérica, sino se le pone freno. Al final, Cuba terminarà siendo COMPLICE de la ocupaciòn CHINA en Venezuela, pues ese sistema tirànico de gobierno es una imagen del Cubano, solo que de hace 50 años atrás y no para el siglo XXI. El ahogamiento de Venezuela benefició también a Rusia a través de ROSNEFTque se quedó con la "joya de la abuela" Venezolana, CITGO, la empresa petrolera derivada de PDVSA en EUA. TAmbien fuè por la "crisis" auspiciada por La Habana. Por algo Pepe Mujica, al referirse a los Chinos decía: "Hay que comercial con todos,....el pez grande se come al pez chico,...., no sea cosa que terminemos extrañando a los Gringos"

  4. Muchas gracias a todos por los comentarios. Hago algunas aclaraciones. No podemos olvidar que al triunfar la Revolución Cubana Castro no ocupó inicialmente ningún cargo de gobierno y que en sus discursos se mostraba favorable a un sistema parlamentario con reconocimiento de todos los partidos políticos. Poco después, cuando salió del gobierno Urrutia y asumió él, nadie pudo imaginar que su gobierno duraría más de 40 años y que sería sucedido por su hermano, cual si se tratara de una herencia familiar monárquica. Y no es necesario aquí agregar que el sistema establecido por castro fue tan opresivo que difícilmente, una vez consolidado en su poder, resultara sencillo sacarlo de ahí. Un altyo porcentaje del pueblo cubano tuvo que escapar de la isla arriesgando su vida en altamar con barcazas improvisadas. La única salida hubiera sido una intervención armada violenta de EEUU, que hubiera implicado una guerra con la posibilidad de estallar un conflicto más amplio en el marco de la Guerra Fría. Gracias a todos. Y gracais por el dato del documental. Saludos.

Dejá tu comentario

El comentario no se pudo enviar:
Haga click aquí para intentar nuevamente
El comentario se ha enviado con éxito
Tu Comentario
(*) Nombre:

Seguinos también en

Facebook
Twitter
Youtube
Instagram
LinkedIn
Pinterest
Whatsapp
Telegram

Recibí diariamente un resumen de noticias en tu email. Lo más destacado de TDP, aquello que tenés que saber sí o sí

Suscribirme Desuscribirme

Municipio de Moron. Corazón del Oeste
Cynthia Gentilezza. Analista en seguros


 

Notas Relacionadas

Cuba cambia de apellido… ¿qué más cambiará?

Que por primera vez desde 1959 no mande un Castro en Cuba no significa que cambie el sistema. Es un acontecimiento histórico, pero la dictadura continúa con otro nombre y apellido: Miguel Díaz-Canel, el primer civil en seis décadas. El trámite, cumplido tras la...